Ordenar por:

relevancia fecha

26/05/2017

Pensado para grupos

Cena para dos en el comedor de dentro. Local con mucha luz pensado para grupos grandes. Tuvimos que pedir que nos cambiaran de sitio porque teníamos justo el aire acondicionado encima y nos estaba dando la noche.

Antes de nada quiero decir, que esta bien que los sitios estén pensados para grupos y que no se sirvan medias raciones. Pero es que no te pueden poner una tortilla de patatas o una empanada igual para 8 personas que para 2. Al final te ceban a base de tortilla y empanadas y no te dejan con hueco para pedir algún producto de más calidad.

Empezamos con una empanada de marisco (11 €). 8 trozos de empanada, que esta buena pero cuando llevas 2 trozos ya no necesitas seguir comiendo. Correcta, buena de sabor. Se deshacía en la boca. El marisco eran zamburiñas.

Seguimos con una tortilla (8,25 €). Aquí ya podríamos haber terminado la cena. Continuando con lo de antes, no tengas medias raciones de todo, pero no le pongas el mismo trozo de tortilla a dos personas que a ocho. Me parece burro y opulento. La tortilla lo tiene todo. Un aspecto que te invita a coger un trozo de pan y devorarla, y un sabor y una jugosidad que acompañan ese aspecto. Fantástica.

Gracias al camarero que nos avisó que con esos dos platos estaríamos listos, pedimos unas navajas (16,50 €). Antes de poner pensado para grupos como título de la opinión quería haber puesto comete la tierra, ya os podéis imaginar el resto. Producto pésimo y muy mal ejecutado.

En cuanto a sabores, de tortilla y empanada sería un 3 estrellas, pero como no está pensado para ir dos personas le pongo un dos. Para ir un grupo mediano o grande sitio bueno, con buenos sabores de su comida más castiza, empanada y tortilla.

14/01/2018

Bien para grupos

Como siempre se suele hacer en todos los grupos de amigosen fechas navideñas abundan las comidas y cenas, en mi caso me toco visitar este restaurante con los antiguos compañeros de la uni.

Menú a 30 pavetes muy interesante en el que no falto la comida ni la bebida. Croquetas, empanada, tortilla, pulpo y carne asada, no recuerdo si me dejo algo en el tintero. Bastante bien de calidad, de hecho la tortilla (de las que se pueden beber con pajita) me pareció muy rica igual que la carne asada.

No había nada espectacular pero nada que estuviera malo, me parece una buena opción por El Barrio de Salamanca para comer bien sin que te metan un puñal en el corazón.

09/06/2019

Ocafú. El Imperio de la taberna gallega.

Ya son cinco, y no son pocos, los locales que ocupa esta taberna de tintes gallegos en la capital. Su éxito, una sencilla y bastante correcta cocina gallega a precios correctos también. Estas son sus luces, pero también tiene sus sombras.

Y es que al ritmo actual comer bien por debajo de los 30 lereles se está convirtiendo en todo un reto en nuestra «exquisita» capital. Obviamente esta debe ser una de las razones de la más que buena acogida de la propuesta que hoy nos ocupa.

A esto le tenemos que sumar la privilegiada ubicación de cada uno de los locales (nosotros visitamos el de la calle Jorge Juan), así como la amplitud y comodidad, además de la decoración moderna y chic en la que envuelven su oferta.

Llegados a este punto nosotros también le sacaremos sus pegas. El servicio. Lento, descoordinado y en algunos momentos algo abandonado. Al menos el que nos cayó en suerte a nosotros. Sin duda muy mejorable.

Menos mal que nos coincidió con un día de exigencia algo más relajada y el resto de factores vinieron con el viento a favor…

Sigue leyendo en...

gastrobloggia.com/2019/06/ocafu-el-imperio-de-la-taberna-gallega

03/02/2018

Buena cocina gallega

Hace unos días quedamos a cenar un grupo de amigos en Okafú de la calle de Jorge Juan (creo que tienen otros dos locales en Madrid). No era la primera vez que comíamos en este restaurante gallego e informal y, como siempre nos gusto mucho la cena y, además nos lo pasamos muy bién.

Probamos de todo, desde platos de cuchara como el pote gallego, hasta unas riquísimas filloas caramelizadas y rellenas de crema. Pero sobre todo comimos una muy buena tortilla de patatas como las hacen en Betanzos, jugosa, con la patata muy frita y mucho huevo, nos encantó.

Pero también compartimos varios platos: empanadas de mariscos de bonito, pulpo a la brasa, brocheta de gambas y rape, navajas a la plancha, almejas a la marinera, chipirones a la plancha y croquetas de ternera asada, todo muy bueno. Las ensaladas, regular.

Para finalizar tomamos rape a la gallega y unos buenísimos tacos de solomillo a la plancha con unas ricas patatas fritas.

De postre, como he comentado más arriba, unas filloas rellenas de crema, buenísimas, una rica tarta de Santiago y leche frita.

Un sitio recomendable para pasar un buen rato comiendo cosas ricas.

22/05/2016

Buena opción para picar algo en plan informal; me gusta mucho la cerveza servida en copa de cristal fino, nada de vasos con cristal grueso con el logro de la cerveza que se despacha. Con cada consumición doble aperitivo, hoy albóndigas y patatas fritas de las buenas.
Tortilla de patata estilo Betanzos, ricas croquetas y buena empanada. Precios moderados para zona.
Servicio súper amable y efectivo, Volveré a probar el resta.

04/03/2016

La Penela Low-Cost 2

De los propietarios del Grupo La Penela con restaurantes en Coruña y Madrid llegó la idea de abaratar un poco el concepto de restaurante con Okafu. Ya que el restaurante de La Penela en Juan Bravo con Velázquez era excesivamente grande lo partieron en dos y abrieron el primer Okafu que no es más que una taberna de base gallega moderna y adaptada a los gustos del Barrio en el que se encuentra.
Hace sólo unos meses abrieron este nuevo Okafu en Jorge Juan, pegadito a Albora. La misma idea que había detrás del primero pero con más zona de barra: mesas y sillas altas entre la entrada y la barra. Bonito, agradable y no es caro.
Cada consumición la sirven acompañada de patatas fritas de churrería y mejillones en escabeche casero (también bien).
Carta de raciones corta y sencilla de especialidades gallegas más típicas que la cerámica de Sargadelos donde predominan los mariscos, casi todo para compartir.
La caña, que es doble de Estrella de Galicia, a 2,50 EUR y los vinos por copas a 3 EUR. Pinchan en los vinos; de tinto sólo tienen un Ribera y un Rioja, ninguna variedad, esto hay que mirárselo.
Hacen la tortilla de patata igual que en La Penela, poco cuajada, bastante buena aunque a servidor el corte de la patata le gusta un poco más grueso y aquí la cortan casi como para freírla para patatas chips.

A 7,5 EUR la tortilla pequeña (sobra para dos) y a 14 EUR la ración de navajas a la plancha, que no estaban tan frescas como para contarte chistes verdes pero estaban bastante bien.

Repetible si uno se deja caer por la zona y no se le ocurre dónde picar algo.