Olé Lola es un curioso maridaje de lo cañí con lo cosmopolita, la tradición con la modernidad y la elegancia, un bombardeo de estímulos visuales, olfativos y auditivos que pretende reinventar el concepto tradicional de tasca. Cocina creativa con tapas elaboradas y originales, una amplia carta de vinos con referenci...

Ordenar por:

relevancia fecha

16/04/2017

Buen afterwork para diario, bonito local

Fui a este sitio un lunes sobre las 22:30 porque otros ya cerraban y entré por casualidad, esta bastante mono montado con distintos espacios, barra, mesas altas a la derecha, tambien unas mesas de dos y de mas comensales para cenar y unos sofas.

Yo iba con un amigo para charlar un rato, nos acomodamos en el sofa y pedimos unos vinos. Buena atencion, nos abrieron una botella de vino Habla.. y al servirla se veia que estaba picado.. y sin decirles nada nos pidieron disculpas y fueron a por otra (vamos lo que tiene que ser). Habia gente, no mucha porque era un lunes.. pero estaba tranquilo, musica y ambiente en todos los espacios..gente cenando gente en barra.. unos pocos en cada lugar...

Bueno el sitio me parecio interesante porque tiene varias espacios y varias posibilidades, he vuelto alguna vez para tomar un vino tranquilamente...durante la semana

Precio creo que sobre 3 o 4 euros una copa de vino, tienen extensa carta de bebida, tambien hay vertmu, sobre el resturante ni idea

Posiblemente vuelva, esta ok para un plan tranquilo de charla

22/10/2015

Que guay!!

Un sitio precioso,que admite reservas on line.
Me gustó mucho la originalidad de sus menús,como los pimientos rellenos,mejor compartir ,porque llena mucho.
Hay cócteles,si te gusta el alcohol y los hay sin alcohol.
Está fenomenal.

18/07/2014

decoracion, copas, comida y ambiente!!!

Carta de comida, solo una pagina, pero con platos mas que suficientes para todos los gustos. Ademas se agradece que si pides mini hamburguesas, sois 5 y normalmente el plato trae 4, te visan y te añaden una mas, y lo mismo con el resto de platos.

Decoración retro, hasta la carta lleva encaje, ambiente genial, gente de cañas, de copas o de cena y copas.

Precio mas que razonable, cena de 5 personas, 3 cañas cada una, y 5 platos a compartir 16 € por cabeza y encima con la oferta del cocktail, sale mejor todavia.

La oferta sirve para cualquier cocktail de la carta, los gintonic de manzana o los de champagne, estan espectaculares.

Repetiré muchas veces

30/03/2015

Cócteles originales y buen ambiente

Aunque fue imposible encontrar mesa, mereció la pena quedarse de pie. El garito tiene una descoración muy curiosa -casi casposa según se mire- pero el conjunto es muy original, y los cócteles, para todos los gustos, deliciosos. Para volver seguro.

22/03/2013

De raciones, o para tomar un copa

Olé Lola es un concepto de local que resulta muy práctico tener en la agenda (o en mente) por su versatilidad para sacarte de un apurto. Vale tanto si buscas cenar en un sitio "apañao", pero en plan informal a base de raciones, como si tienes que buscar un sitio donde tomarte un coctel en plan tranquilo, por ejemplo con los compañeros después del trabajo por hablar de algo concreto.
Tenéis varios ambientes, desde la zona de sillones de la entrada, a la mega-mesa que hay al fondo, ideal para un grupo grande porque se queda como un reservado, pasando por las mesas-barra, la zona de pufs y el mega-sofá con cojines cojines al fondo o el comedor.
En cuanto a la comida en si, os recomiendo que probéis las bravas, porque las troquelan dándoles forma de vasito y rellenan ese hueco con la salsa, resultan curiosas y están buenas. Las croquetas también están bastante bien y son de diferentes rellenos (la de carne es la que más me gusta con diferencia). La entraña tampoco está mal y además es raro encontrarla fuera de los restaurante argentino, asi que no os echéis atrás por el nombre porque es un corte superjugoso y aprovechad para probarla. Las minihamburguesas sin embargo no van a entrar en mi lista de favoritos. La carne está buena, pero venían escasas de todo lo demás (al levantar la tapa para ponerle la mostaza se intuía algo de cebolla frita y queso...) y al final es un bocado tan escaso que no merece la pena respecto al precio que tiene.
Cenar a base de raciones sale por unos 25€/px sin pedir bebidas alcoholicas. No es especialmente barato pero no está mal porque el sitio tiene su puntillo y al final eso, no guste o no, va en el precio.
Lo dicho, para tener en cuenta.

07/04/2013

De tapeo , copas (y charla según la hora)

Actualización Abril/2013
Ayer estuve con dos amigas cenando: Recomendables las berenjenas, las piruletas y las mini hamburguesas. Totalmente prescindible la ensalada. En horario de noche ya no es un sitio para una charla tranquila como puse en mi comentario anterior ya que el volumen de la música lo impide ( ¿o será que me estoy haciendo mayor?). El chico que hace los cocktails es una pasada. Pedid el mango colada (como piña colada pero con mango ), le sale de escándalo. Camareros y camareras súper amables.Me enteré de que tienen intercambios de idiomas un día por semana, así es que me acercaré a probar algún día.
____________________________________________________________
____________________________________________________________

Es un sitio con una decoración chula y que invita a la charla mientras te tomas dos vinos y pruebas una de sus tapas. Nosotros probamos la degustación de mini hamburgesas y estaban buenísimas.
Solamente un fallo: No se si será lo habitual pero estabamos sentados en la primera mesa al lado de la puerta, la que da a los ventanales y hacía un frio que pelaba, tuvimos que estar con las chaquetas puestas. Pero lo demás muy bien.
No puedo hablar de precios porque fui invitada ;) .

adolfo muñoz

a ver si me acerco un día a probarlo!

9 de julio de 2013

09/12/2013

Multiusos

Cañeo, comidas, sobremesas, picoteo precena, cena etc
Me gusta más de bar que de restaurante.
Croquetas ricas, arroz regulero. En cualquier caso salva la ocasión en un local muy agradable.

07/12/2012

Bonita decoración, el sitio es muy bonito la verdad. Amplia zona de mesas altas para picar algo y al fondo una zona de sofás para una primera copa. El restaurante está más al fondo.

La carta tenía un poquito de todo pero no me ha convencido. Un poco subidita. La gran mayoría de los parroquianos eran turistas extranjeros y eso, a mi personalmente, ya me causa un pelín de rechazo.

Para aprovechar uno de los sofacitos con vistas a la calle y tomar una copa está bien, pero ojo al clavazo de las copitas. Tabla rasa en precios. Da igual que pidas una copa de una botella de a 20 que de una de a 35.... Y para mis conocidos un detalle: usan tónica Nordic, asi que a rascarse el bolsillo (más) y a pedir Fever con suplemento.

26/03/2010

Yo de copas, pero no vuelvo.

Ayer después de cenar en el muy aceptable Next Door (11870.com/pro/asiana-next-door) fuimos a este bar a tomar una, yo había estado antes y la verdad es que el sitio no me pareció que estuviese mal. Eramos cuatro, pedimos una ronda, nos la bebimos y cuando pedimos la segunda nos dijo al camarera, cerramos en media hora la barra, pedimos tres copas y cinco minutos después pedimos la cuarta (algunos nos beben tan rápido como seria aconsejable) nos quedamos de piedra cuando la camarera nos dice que lo sentía que había cerrado la caja (1.30 de la noche) y que no ponía mas, le explicamos amablemente que hombre que podían dejar el cash que le pagásemos en un lado y meterlo en la caja de mañana (dos de los comensales son los dueños de un bar restaurante de bastante prestigio y sabían de que hablaban), la rubia nos dice que no podía porque era la encargada quien tenia que decidir y que estaba en la oficina haciendo la caja y no se la podía molestar (el comentario de la afectada sin copa fue, pues no creo que hacer una caja sea hacer logaritmos de tercer grado que no se la puede interrumpir un segundo, el comentario en el momento tuvo bastante gracia), bueno el caso es que esperamos que la encargada se desocupase de hacer la mencionada caja y cuando salio le pedimos que si podíamos hablar con ella, la tía en principio no quería que la molestásemos (seria el esfuerzo) y cuando finalmente se animo le explicamos que nos había dicho la camarera que cerraban en media hora y a los cinco minutos ya no nos sirvió, que habíamos pedido tres copas y que estaban prácticamente sin tocar por lo que tampoco era el caso de uno que entraba por la puerta y pedía una copa a 10 minutos de cerrar, la tía nos dijo de bastantes malas maneras (la camarera fue correcta en todo momento) que allí era ella quien decidía cuando se servían copas o no, a lo que mis acompañantes dueños de bar / restaurante le dijeron algo así como que se notaba que no estaba el dueño porque ellos primero no tratarían al cliente así y sobre todo no dejarían pasar una venta aunque fuese de una copa cuando las circunstancias eran como las nuestras y ademas que el cliente merecía algo mas que le dijesen una cosa y por poder irse antes (era un miércoles) la jefa, la camarera o el otro camarero que miraba cruzado de brazos o quien fuese. La encargada nos dijo que no le gustaba nuestra actitud (que prometo que fue extremadamente educada (estaba el bar vació ademas) y que nos fuésemos, tan bien es cierto que ya era la hora de cerrar en ese momento), no pedimos la hoja de reclamaciones porque eramos conscientes que hoy no la íbamos a llevar a consumo.

Personalmente entiendo que un negocio el cliente es Dios, o debería serlo y la falta de profesionalidad de la gente que nos atiende y nos cobr es alucinante, que una falta de esa profesionalidad te puede joder una noche en un lugar que las copas no las regalan precisamente y que ya te putean suficiente en la vida en general como para aguantar a una señorita gerente que se ofende porque le explico que así no se trata a un cliente. en fin, muy mal.

Personalmente no pienso volver y voy a mandar este comentario a la empresa dueña de bar para que sepan por lo menos del incidente. Porque 4 clientes no son nada, pero grano hace granero

Hugo García

Hola rafallano! Te había contestado pero veo que no se ha guardado mi comentario. A grandes líneas te decía que como responsable de comunicación de Grupo Moby Dick, y por tanto de Olé Lola, te pido disculpas si vuestra experiencia en nuestro local el pasado miércoles no fue del todo satisfactoria.
Me gustaría indicar que nuestros empleados tienen estrictas órdenes sobre el cierre de caja y sobre las consumiciones que se sirven antes de éste. No pueden servir copas una vez cerrada la caja, ni dejando el dinero para la mañana siguiente ni cosas así. En ese sentido es política de la casa y ni el encargado puede alterar esto. La normativa municipal es férrea y las multas cuantiosas (lo sabemos por experiencia) por lo que no podemos exponernos.
Me sorprende que saques a relucir el acento porteño de uno de nuestros empleados. En nuestros locales podrás oír acento no solo porteño sino también rumano, chino, peruano, italiano, alemán, búlgaro... y estamos orgullosos de ello.
Por último, volver a pedirte disculpas: te aseguro que una abrumadora mayoría de los mensajes y comentarios que recibimos son felicitaciones, en gran parte por el servicio recibido, frente a los que recibimos de queja o sugerencia, por lo que te animo a que vuelvas en otro momento y nos des una segunda oportunidad.
Muchas gracias!

Hugo García

26 de marzo de 2010

nindiola

Disculpame por lo del acento portueño, lo borrare de mi comentario, como indico el problema no es que nos pongan la copa o no, ni siquiera que cierren la barra media hora antes de la hora oficial de cierre impuesta por Gallardon, el problema es que te digan que cierran en media hora y que cinco minutos después viendo que hay poca gente y para poder salir por la puerta los empleados al momento de cerrar el local no cumplan su palabra (después de poner 3 de 4 copas y cobrarlas). Y el segundo problema es la falta de educación de la encargada, insisto hay poca política del "cliente tiene la razón" y lo mínimo que esperas al intentar hablar con la responsable es que te atienda y no.

Como te digo no te voy a decir si puedes o no consentir que tus empleados cierren la caja media hora antes de poder hacerlo, lo que si te digo es que tus empleados atienden muy mal a sus clientes y todos esos que ponen por las nubes el bar (que es bonito y ademas no poneis garrafa) evidentemente no estaban el martes 24 de marzo a las 12.30 entrando por la puerta del Ole Lola.

26 de marzo de 2010

Le espartano

Es indignarte el poco respeto que hay por los clientes en la hostelería hoy por hoy. Este no es mas que un caso de lo que es de uso corriente, porteros mal encarados y perdonavidas, camareros que creen que son el ombligo del mundo, encargados endiosados... en fin, es tan facil como vetar alla donde te traten mal, estamos a años luz de Barcelona....

26 de marzo de 2010

Jaime

Me parece vergonzoso que los empleados tengan estrictas ordenes sobre el cierre de las cajas y que no sea así sobre el horario del local cuando aun hay clientes dentro y menos aun sobre el trato, la educación y el respeto que hay que darle a los mismos.
Si esa "señora" no sabe cumplir con una parte tan importante y esencial de su trabajo que es el trato al cliente, igual o mas que el cumplir el cierre de caja, debería estar trabajando en otra cosa, tal vez pastoreando cabras se le daría mejor. Pero tan culpable es ella como aquellos que la contratan, permiten y excusan su comportamiento.

No había ido nunca a este local, y me había pasado por esta sección para leer acerca de los comentarios con la idea de celebrar ahí una celebración. Desde luego, ahora ya, idea completamente descartada.

1 de julio de 2011

nindiola

Ole

27 de febrero de 2012

Marta Ramirez

Pues a mi me parece increíble que te digan que queda media hora para el cierre y no pidas en ese momento si vas a querer otra, porque tu amiga bebe 'más lento'. Tu amiga puede beber al ritmo que le dé la gana pero los bares se exponen a multas de hasta 6.000 euros si se pasan de la hora de cierre y si te ponen la copa, te las vas a querer beber al ritmo que quieres y te va a sentar mal que te echen cuando llegue la hora de cierre (total ya las has pedido cuando han cerrado caja ¿por qué respetar el cierre?) y la multa a ti te da exactamente igual ¡¡los 6000 euros no los pagas tú!! y eres un cliente osea que eres Dios. Mas respetar el trabajo de otros y menos querer que te traten como a Dios y decir que te arruinan una noche porque no te quieren servir una copa con la caja cerrada porque saben que no te iras a la hora pactada. Pues si por eso te arruinan la noche.....

9 de marzo de 2012

Marta Ramirez

Y hablo de multas, pero aunque no hubiera multas, la gente tendría derecho a marcar una hora de cierre. ¿A ti no te molesta si te dicen a última hora en el trabajo que te tienes que quedar más tiempo? pues imaginate que cada persona desconocida que entrará en tu oficina o donde trabajes, pudiera decidir que te quedaras más tiempo.
Y si, claro, me parece tan feo este comentario porque he trabajado de camarera en un bar y me he tenido que enfrentar (solo muy de vez en cuando, la mayor parte de gente es maja) a personas que se creen (tú mismo lo reconoces) Dios y, por tanto, el mundo su cortijo. Y pueden poner el grito en el cielo porque no sé les pone una copa cuando ya está cerrada la caja (que se cierra media hora antes porque si sirves después y sin avisar de la hora, la gente se puede molestar de qué no les des tiempo a tomar su consumición, tus amigos deberían saberlo). Y felicitar al local por el que dice que ya no va a hacer una fiesta allí porque ese te iba a traer problemas con lo que pone en su comentario.

9 de marzo de 2012

nindiola

No se si no te has leído mi rollo (que no me extrañaría porque me da pereza hasta a mi) o me explique mal, no era la hora de cierre, había cuatro gatos y la moza de la barra y la encargada querían pirarse de allí, cuando nos fuimos seguía abierto, todo esto paso media hora antes de cerrar (que por cierto nos habían avisado que a las dos todos a la rue...), el problema aquí viene porque se pusieron a hacer la caja antes de cerrar (lo cual me la sopla siempre que como cliente no me afecte), y el trato déspota de los empleados del bar con los clientes (y compañeros en el caso de mis acompañante pues son los dueños de dos famosísimos restaurantes de nombre idéntico que no te digo cuales son porque sino uno con poco pelo me corta las criadillas) y donde en la santa vida te darían un trato así (ademas de amigo soy cliente suyo).

11 de abril de 2012

Le espartano

que no se justifica, que sitios en Madrid sobran y con ese trato denigrante lo que tenian que hacer es sencillamente la gente dejar de ir,

8 de septiembre de 2012

María Fernández Sedeño + seguir 84 sitios, 5 seguidores

28/01/2012

Estuvimos anoche y fuimos muy bien recomendados por un chico que estaba como coctelero con unas bebidas en promoción. Nos aconsejó genial y nos encantaron todos los cócteles.

Hubo dos notas que no fueron muy agradables, la primera de ellas, nos dirigimos al fondo del local y vimos una mesita alta libre rodeada de mesas donde la gente tomaba copas y picaba algo. Cuando estábamos instalados nos dijeron que nos moviéramos pues era un sitio para cenas (aunque eran las 12 y pico y la mayor parte de la gente de alrededor ya sólo tenían bebidas). Bueno, nos movimos, no hay mayor problema pero sería un puntazo que lo avisaran antes de quitarte los abrigos, reunir sillas y etc.

Después, en la barra, nos dieron una carta y decidimos, y al ir a pedir el camarero se hizo un poco el longui y nos dijo "Esperad, tenemos esta otra carta con los cócteles de oferta a 6€" por suerte era la carta que manejaba el otro chico que vino a asesorarnos tan bien.

Eso sí, nota negativa, se nos cobró 9€ por cóctel finalmente sin más explicación. Asíque, claro, lo de la promoción no lo entendimos.

Volveremos algún día porque el sitio y el local y su carta están interesantes, pero deberían cuidar esas cosillas porque los clientes nos quedamos un poco chof con ellas.

11/04/2012

Un sitio que merece la pena, por lo menos ir una vez y probar. La decoración es muy bonita y la comida, de tipo ración, está bastante bien (un poco sosa, pero algo que se soluciona con una pizquita de sal), aunque tiene un pero que te lo puedes tomar a risa: la mayoría de las mesitas son un poquito pequeñas, con lo cual acabas jugando al tetris con el camarero cuando llega con más de tres platos alargados, y también bajas, por lo que corres el peligro de hacerte diana en ti mismo con alguna de las pinchadas.
Las ensaladas y el arroz meloso están bastante ricos y las tortillas dejan un poco que desear, pero en conjunto bastante bien y el precio no está mal para un sitio tan de diseño.

10/11/2009

rico rico

Entre Tribunal y Alonso Martínez, tasca moderna, con tapas bastante curiosas y ricas, y cócteles para acabar la velada :D
Los domingos arroz y flamenco en directo :D de 13:30 a 16:30.
Gente de lo más maja la verdad.
De lo que yo comí recomiendo todo :p, desde las patatas bravas (distintas y realmente buenas), minihamburguesitas, presa ibérica (rica rica), arroz con foie, una especie de sandwich con queso de buffala y trufa (imprescindible), mención aparte los postres, y todo regado con un vinito de Toro, Cyan recomendable.
Tienen 2 cartas, privamera - verano y otoño - invierno :D
Entre 25 €, 30 € por persona más menos.
ACTUALIZACIÓN: repitiendo, y casi comiendo lo mismo, para 2: presa ibérica, patatas bravas, minihamburguesitas, sandwiches con buffala y trufa, mousse de chocolate, pan, 2 cervezas y agua, 45 €.

Corchito Tattinger + seguir 4 sitios

15/07/2013

Buen genero

Buen ambiente tranquilo, bonito,
buen vino. Y chicas guapas y simpaticas. Para treintanieros y cuarentones

03/09/2011

Es el mejor sitio para poder degustar unas tapas super originales y deliciosas, a un precio asequible, puesto que fui con mi pareja y nos prepararon un menú degustación exquisito. Además debo decir, que con la oferta de cuando pasas de los 15 euros por comensal te invitan al cocktail que tu quieras está genial!Lo mejor es el staff, gente joven con ganas de trabajar y ayudarte o aconsejarte, y la verdad que cuando fuimos nos atendieron estupendamente y sé de buena tinta, que trabaja una de las mejores cocineras del mundo, que siempre está con una sonrisa!Lo dicho, para mi, es un sitio al que ir siempre que me apetece disfrutar de la compañía, con una comida y cocktails auténticos y de calidad-precio estupenda!Recomiendo a todo el mundo ir a este magnífico lugar, ya que no hay lugares asi en Madrid con este encanto tan especial!

02/06/2011

Agradable

Fui por una oferta de Arroz & Fandango esperando que hubiera algún tipo de espectáculo de fandango pero no era así. Pedí unas croquetas muy buenas, el arroz de verduras pasable pero por lo que cuesta se acepta. Trato muy amable en todo momento. El sitio muy bonito decorado incluso los cuartos de baño. Y nos regalaron un chupito de violetas que estaba delicioso. Recomendable.