Ordenar por:

relevancia fecha

04/02/2016

Sano y fresco pero poco mas

Sitio muy pequeño con mesas incómodas y una mesa central para sentarse en compartiendo. El menú es como un plato combinado de varias posibilidades.

Muy buenas las verduras y el punto tanto de arroz como del ceviche.

Con bebida (cerveza) y cafe 15€ por cabeza

09/12/2015

Por lo menos en The Hovse, es buena opción

No he ido al restaurante en concreto pero sí he comido en su zona en The Hovse este año y el pasado y también en la Cantina del Matadero en varias ocasiones. Y me gusta sí, aunque no le doy más puntos porque creo que se suben a la parra con algunas cosas (como la limonada) y porque han bajado la cantidad (en ambos sitios).

En The Hovse este año eché un poco en falta más atención y detalles, y eso que no había mucha gente cuando fui. Ah, y si decís que se puede pagar cuando terminemos de comer, o bien tenéis una buena memoria o bien os lo apuntáis, pero luego no os quedéis mirando como si mintiéramos, que es un poquito desagradable :)

18/07/2015

Desayuno y comida sano y natural

Para el desayuno, Riquísimos los huevos revueltos con verduras y el surtido de panes con degustación de aceites y tomate natural.
¡Tienen leche de soja!

Para la comida 100% recomendables los ravioli de calabaza y cualquier mezcla con granos, tanto el bulgur como la quinoa o el cuscus lo hacen bueno.

No se puede pagar con tarjeta.

13/02/2014

Super natural food

Super natural food, for breakfast, brunch or lunch (they close at 6pm). The Santa Teresa place is tiny, but really gorgeous. They have a cool system to make your own menu, choosing one salad, one vegetable dish and a main dish. 15€ more or less for a really healthy and tasty food made with love.

There are 4 tables: one in the middle of the room, to share with 8-9 people, another shared table for 6 people, and two independent lovely tables for 2, one of them looking at the open window to the street, great in Spring time.

They also own the Cantina in Matadero, a really special place in Madrid, and now, thanks to Olivia te cuida, with a great kitchen.

06/04/2014

¡Qué ganas tenía de ir a este sitio! Y, una vez conseguido, muy bien. Tal vez un poco menos de lo que me esperaba pero bien.

Para comer tienen una opción de plato combinado en la que puedes mezclar distintos platos de la carta, uno de cada sección (ensaladas, grano, platos principales y otro que no recuerdo).

Nosotras dejamos esa opción del combinado para la próxima y al final nos decantamos por una ensalada de espinacas y pipas de calabaza. Muy rica.

Y después dos platos de ravioli de calabaza. Ricos aunque un pelín aceitosos.

De postre una tarta de chocolate. Muy rica.

En total 40 euros, con un doble y una coca cola. Sensación de un pelí caro, aunque pensando plato a plato lo que habíamos pedido estaba bien.

03/02/2014

La idea del local respecto a la comida me gusta. Los tipos de platos, la combinación de ellos, según ingredientes y así varía su precio. A mí me gustó la comida y mucho he de decir, me gustan los mini muebles porque creo que todo es más pequeño de lo normal. He ido un par de veces a comer y con el buen tiempo, por lo que al menos, las ventanas/puertas estaban abiertas, y el sitio resultaba menos claustrofóbico. Respecto al persona, nos atendió un chico, muy amable y atento, pendiente de si necesitábamos, servilletas, agua... más espacio? Eso me temo que es lo peor del lugar, es casi claustrofóbico. Incluso la mesa comunal es pequeña. Pero lo peor es la mesa. Una cosa es que tengas que compartir una mesa y otra que el/la desconocido/a no respete al menos un mínimo de espacio vital... me pone de mala leche, por eso supongo que no me suelo sentar en ese tipo de mesas, aunque en Maricastaña, me pasa y sigo teniendo aire para respirar y en Boccondivino (Milán), dejaban un cubierto en medio para así dar y permitir aire, la posibilidad de respirar y algo de intimidad..

Repito, si es por la comida, me gusta, por el espacio, ok por ser buena....

30/06/2013

El restaurante es muy chiquitín y no es apto para gordos o personas grandes, ya que difícilmente van a encontrar espacio. Es una habitación compuesta por 2 mesas pequeñitas para dos, una mesa grande comunal en la que cabrán como mucho 10 personas y una barra pegada a la pared en la que pueden comer otras 4 personas, más o menos. Está a pie de calle, en verano abren uno de los ventanales y es muy agradable.
Tienen 3 menús diferentes en función de la elección de 3 ó 4 platos de diferentes secciones de la carta (ensaladas, vegetales, grano o plato principal), con precios que oscilan entre los 8 y 11 €. En realidad no son 3 ó 4 platos diferentes, si no porciones que te sirven en un mismo plato, por lo que la cantidad puede ser algo escasa. La materia prima es buena, es de primera calidad y está todo muy bueno. A destacar: berenjena asada, salteado de judías, tirabeques, calabín y setas, atún en costra de cilantro, ceviche de lubina, etc. Aviso: sólo abren a mediodía y no admiten pago con tarjeta, aunque sí con Ticket Restaurant.

23/01/2012

APTO SOLO PARA CHICAS QUE SE CREAN COOL (Y NO LO SEAN)

ATENCIÓN ATENCIÓN A LAS MAMONECES QUE HA ESCRITO LA GENTE SOBRE ESTE SITIO, NO TIENEN DESPERDICIO:

Si entras en Olivia te cuida, parece que has abandondado Madrid;

Ambiente slow motion (qué coño significa eso) para relajarse y dejarse cuidar.

Parece que estás en Londres, París o Nueva York si comes en la mesa de la ventana.

La mesa central es muy del estilo NY.

Es uno de mis sitios favoritos.

Yo no sé adónde va este país. Ya no se puede fumar, cada vez las discotecas cierran antes, cada vez prohiben más fiestas, tiene trabajo Kiko Rivera (que por cierto se casa con Jessica, aborta y divorcia en un mismo día) pero no un ingeniero de caminos y encima la gente, Jhony, está tan loca que hace estos comentarios sobre Olivia Me Cuida. ¿No creeis que la gente está cada vez más loca? Yo miro a mi alrededor y la gente está triloca!!

Tenía ganas de conocer este sitio así que he ido este mediodía. Se puede reservar, así que me dieron mesa a las 3.

El sitio es más pequeño que el salón de muchas casas.

En el centro hay una mesa como para 8-10 personas donde te sientas y comes con desconocidos pegados a ellos. Hay que ser muy hortera para decir que eso es como estar en Manhattan.

Luego hay una mesa en la entrada y otra en la ventana. Decir que "sentarte ahí es como viajar a París" es más patético que el carril bici de la calle Serrano. Desde esa ventana lo único q ves es una calle normal y corriente con cohes aparcados...sí sí hijo, igualito que ver el Sena! Anda, que te pires!!!

Yo me senté en lo que llaman "la barra" que es una mesa al lado de la cocina donde te sientas en un cubo. No se puede estar más cómodo! Estaría horas sentado en ese cubo disfrutando de las preciosas vistas de la ventana!!!

Llega la comida. Como no podía ser menos, es comida sana, biológica, aunq hay carne (carrillera de ternera y pollo) y pescado (atún).

Debo decir que la comida no está nada mal. No es el Celler de can Roca, pero para comer al mediodía está mejor que la mayoría de los sitios de la zona. Digo comer porque no da cenas.

Hay ensaladas, vegetales (calabaza, berenjena), granos (cous cous, arroz) y principales (carne y pescado).

Existe un meú por 12 euros que puedes mezclar uno de cada. Yo he optado por la berenjena, el cous cous y el atún. Te lo sirven todo junto y coño, estaba bueno. Me ha gustado. El atún, que son 3 bocados, estaba muyyy bueno.

De postre, la tartaleta de merengue y limón me ha encantado.

Si todos los postres están a este nivel, es un buen sitio para merendar.

Debo adevrtir que en absoluto es un sitio relajado y la Olivia esa en absoluto te cuida como si fuera su casa. Eso son chorradas que habrán dicho amigas de Olivia o gente a la que se le ha pirado realmente la cabeza.

No es agradable porque es enano, está lleno y es incómodo, ¿quién da más?.

Yo solo lo veo como opción para: (i) ir a merendar tranquilamente a las 5 de la tarde, cuando esté más vacío, y si es que estás de compras por la zona; (ii) para ir a comer sano si vives/trabajas por la zona; o (iii) para desayunar por igual motivo.

No hay otra explicación por la que alguien pueda acuidr a tan agobiante y diminuto sitio.

Comer sale por unos 15 euros/barba.

POR CIERTO, QUE LA REVISTA GQ LO INCLUYA ENTRE LOS 50 MEJORES DE ESPAÑA ES PARA CERRAR LA REVISTA.

Elena Campanilla

Estoy de acuerdo contigo, yo fui a desayunar el otro día. Para empezar nadie sale. Decir hola cuando llegas, había un olor nauseabundo a tubería, además, debían estar preparando un catering y estuvieron durante 15 minutos corriendo escalera arriba y abajo para preparar las cosas y abriendo y cerrando la puerta para llevarse todo, siendo tan pequeño el local, más que relajarte, lo que hacen es estresarte con este follón.
Lo de la mesa comunal es un horror porque es pequeña y estás pegándote con el de tu lado, es una idea guay, pero debería ser más grande.
El desayuno muy bueno, pero muuuuuy lentos.
En fin, que ni Londres, ni Paris, ni NYC... También pienso que son unas cuantas amigas bloggers las que han dado esas opiniones y lo han puesto "de moda"

24 de enero de 2012

Laura

No creo que el comer en una mesa con gente que no conoces sea de mal gusto. Es otro concepto de bar, simplemente.

2 de febrero de 2012

ALBERTO DE LUNA FANJ...

Perdona Laura Peach, no tengas la típica actitud que tan está de moda ahora que por ejemplo dices "qué hijo de puta" y ya saltan 4 palurdos a decir q a ver por qué te metes con las putas. No vayas a la movida fácil, te lo ruego. En ninguna parte de mi comentario digo que comer en una mesa con gente es de mal gusto. He dicho que hay q ser muy hortera para decir q comer con 10 personas en la mesa sea como estar en Manhatta; que es totalmente diferente a lo que tú has puesto en mi boca. Me cansa, y mucho, ver como en este país uno ya no puede usar expresiones de toda la vida como marica, hortera, etc, xq entonces te saltan 4 indignados que solo se quedan con la palabra marica y te acusan de meterte con los maricas. Un saludo

2 de febrero de 2012

Helsinki

Es un sitio espantoso. No he visto camareras tan antipáticas en mucho tiempo.

13 de mayo de 2012

Jonathan Mendez

jajajaja genial descripcion! es como haber estado alli ya, pero que no me esperen....

26 de abril de 2013

17/10/2012

pura sensibilidad

Ayer fui al OLIVIA te cuida y quede absolutamente sorprendido, es un lugarcito con mucho encanto, donde aquí que venir con la mente muy abierta y ganas de experimentar, teniendo muy claro que es un sitio informal y sobre todo que se puede comer muy bien y muy sano desde 7,5 euros.

Esta dirigido por su propietaria Esther, un cielo, elegimos la opción de dos platos de tres grupos de entradas más un principal por 9,5 euros y quedamos encantados, encima tuvimos la suerte de sentarnos en la mejor mesa, la de la segunda puerta.

La materia prima es muy buena, con base vegetariana y fusión de varias culturas, con dominio de técnica y con muchos pequeños detalles.

El ceviche de lubina y la crema de mascarpone estaban deliciosos.

Pasamos dos horas muy felices, digestión rápida y estoy deseando volver a probar sus desayunos...

Entre los diez primeros en mi ranking de menús con encanto.

05/12/2011

Desayunos, comidas, entrehoras y caterings

Es cruzar el umbral de la puerta de este local y parece que has abandondado Madrid; ambiente slow motion para relajarse y dejarse cuidar. Efectivamente, el nombre es de los mejores elegidos que conozco; Olivia y sus colegas se encargan de que tu experiencia sea única. Además, el espacio público del local es como el salón de estilo bohemio de la casa de tu mejor amigo.
Este local abre para dar desayunos, comidas y meriendas de lunes a viernes. También se puede reservar para comidas y cenas privadas o contratar un catering.
Una vez allí puedes elegir comer en la mesa central comunal, muy al estilo neoyorquino, que compartes con desconocidos, dos pequeñas mesitas para dos personas, una de ellas junto a la ventana que es una maravilla y una mesa situada contra la pared al fondo.
La novedad hasta que termine 2011 es que están abiertos los sábados. No os perdáis su cesta de panes con cata de aceites, su bizcocho de zanahoria o cualquiera de sus tés.
+Info: madridcoolblog.com

15/02/2014

Acogedor

Un local pequeñito con un ambiente familiar.
Me gusta para desayunar o comer.
Platos frescos y se nota que Olivia quiere cuidarte ;-)