Om Cafe & Club

Calle Oyon-oion Kalea, 14, Vitoria-Gasteiz

cómo llegar

+34 945 42 72 13

He ido bastantes veces porque vivo en el barrio, y a distintas horas del día y la noche. Como bar de copas no voy a poner ninguna pega, pero como restaurante es otra cosa... ...

03/03/2013

De lo mejor para café, pintxos o cenar por Zabalgana

Nuestra experiencia en este local es diametralmente opuesta a las que he leído en este site. Siempre nos han atendido muy bien y a tiempo. La carta no es muy amplia pero los platos son abundantes y correctos. El café por las mañanas está muy rico y tienen una buena selección de vinos y cervezas. Las camareras siempre han sido muy atentas y la música por las noches está bastante cuidada, con sesiones de DJ en vivo en algunas ocasiones.

05/02/2012

He ido bastantes veces porque vivo en el barrio, y a distintas horas del día y la noche. Como bar de copas no voy a poner ninguna pega, pero como restaurante es otra cosa...

La comida del Om ha variado mucho en calidad las distintas veces que he estado: algunas veces muy bien y con ganas de repetir, y otras veces mediocre o incluso mal. Los precios, respecto a la calidad, bastante elevados.

Pero no es eso lo peor, sino el trato del personal en algunas de las ocasiones. El servicio por lo general es lento, y más de una vez nos ha tocado una camarera bastante borde...

Por todo ello, dejé de ir hace unos meses, sin salir de la zona hay sitios mucho mejores para comer o cenar.

04/07/2011

ga_me tatin lo descubrió en julio de 2010

Restaurante-club de moda en Zabalgana

Agradable cafetería-restaurante con estilo en un rinconcito de Zabalgana.
Este sitio, además de cafetería y restaurante es un club que se está haciendo un huequecito en las noches vitorianas.
Como restaurante, aunque tengo ganas de ir, ya que la carta parece más que interesante, todavía no me puedo pronunciar. Os puedo decir que es un sitio con no muchas mesas y bastante popularidad, por lo que conviene reservar. Ya os contaré. Podéis echarle un vistazo a la carta en internet.

Por fin he ido a comer al Om. He llamado a la mañana para reservar mesa aunque no sé si hubiera hecho mucha falta (he ido tarde). De todas formas, me ha sorprendido que había otras tres mesas comiendo (el sitio es pequeño, como mucho tiene seis mesas en la parte del comedor).

El camarero ha estado bastante lento
... opinión completa »