Opium Madrid

Ordenar por:

relevancia fecha

09/03/2015

Un descacharre absoluto. Pleno: ni cocina, ni servicio, ni sala. Los guapos comen mal.

Noche de I+D con aroma a Pearl Harlbour (siendo nosotros los japoneses), es decir que ya nos olíamos que no saldríamos indemnes de la experiencia.

Opium, antiguo MOMA, al final de José "Atascal", ahora reconvertido en local de copas + restaurante. Mismo grupo que monta el Opium Barcelona, una discoteca pegadita a la playa de la Barceloneta.

Desde el minuto uno está claro que esto no es un restaurante: luz de discoteca (es decir escasa) y la jefa de sala parece la protagonista de la peli Underworld.

Sala no muy grande, mesas de dos infames, enanas y pegadas a las paredes. El resto o bien normales o bien con silloncitos tipo descalzador Luis XIV versión glitter, que son los que nos tocaron a nosotros.

Servicio de sala indescriptible. Vestidos con traje pseudo-armani, pinganillo y corbata de spaguetti rollo Jude Law no han visto más platos que los de un DJ.

Carta clavada a la del Nuba en Barcelona. Clavada significa exactamente los mismos platos. Hay un poco de todo, asiática, caza, pescados...todo con un toquecito de fusión.

También cuenta con una barra de sushi a la entrada. No tuvimos narices. Somos valientes, no suicidas.

Carta de vino más pretenciosa que un tele-maratón de José Luis Moreno. Referencias carísimas para un local de estas características, aunque correctas de precio.

NUESTRA OPCIÓN:

GYOZAS DE POLLO Y VERDURA. SIn duda directamente de La Sirena. Perdón, de "La Silena", que era rollo asiático. Fritanga pura y aceitazo a go-go (nunca mejor dicho que esto es una disco).

RISOTTO DE QUESO MANCHEGO. Pues lo mejor de la noche. No estaba mal. El sabor del queso manchego estaba conseguido. Mira hasta le doy el aprobado.

BROCHETAS KOFTA DE CORDERO CON HUMMUS. Incomible. Lo he probado mejor en cualquier sitio guarro de Kebabs. Una especie de mojón de carne, de aspecto y sabor terrible. Malísimo.

CANELÓN DE FAISÁN CON FOIE Y TRUFA. Comibles. Pura bechamel, pero vamos que comparado con el resto, pues en fin, que al menos estaba caliente.

PALLARDA DE POLLO CON CHUTNEY Y ARROZ BASMATI. Arroz precocido de esos de taza de microondas. Vasito de chutney y la pallarda resultó un filete de pollo a la plancha mondo y lirondo. Triste.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

La lista es interminable:

- El servicio de sala es de lo peor que hemos visto, llegando a cotas surrealistas cuando sirven el vino, llenando las copas hasta las trancas y luego sólo había vino para dos y se le queda una vacía.

- Las copas son de Bar Paco y cuando pido que nos las cambien, me las traen de Bar Manolo (es decir un poco mejores pero poco más).

- Es curioso que en la carta haya Caviar Beluga Imperial.

- Público femenino al 80%. Chicas etéreas de veintitantos mezcla de modelo y jugadora de baloncesto.

Todo lo anterior, y con descuento de Kaviar que hubo que reclamar: 124 euros con un postre que no consigo recordar y sin café 3 personas humanas. Hay que decir que no fue caro, porque nos doblamos dos botellas de Predicador a 33 euros. Como el nombre del local indica, hay que adormecer los sentidos para aguantar.

Sin Kaviar 177 euros.

NOTA 2: como bar de gintos, la discoteca está muy chula, pero las copas a 18 euros un jueves es algo que se sale de mi understanding.

CONCLUSIÓN: macro-discoteca. Si te gusta el chunda-chunda pues vale, pero comer, lo que se dice comer, aquí no se come.

06/03/2015

Quién dijo miedo? Cocina del infierno en un ambiente más que cool

La verdad es que tengo que reconocer que hacía mucho tiempo que no comía tan mal a precios tan escandalosos, así es que las 3 estrellas en realidad son 3---.

Local impresionante donde antes estaba el famosísimo MOMA. Se repiten todos elementos que debe tener un restaurante de moda para que funcione. Decoración cuidada hasta el último detalle, poca luz (aquí la comida no es importante), camareros con pinganillo (deben estar escuchando máxima FM), mucha niña mona, y cocina prefabricada a precio de escándalo.

Nosotros nos pusimos la vacuna del descuento de Kviar, que ir a pecho descubierto hace que la broma pueda salir a unos 55 euros persona.

Empezamos por unas Gyozas de pollo y verduras. Infames, no sé si las habían frito, tostado o no sé. Incomibles. Ayudadas por una salsa de soja saladísima se dejaban pasar, pero sólo se dejaban. 14 euros 8 piezas congeladas.

Canelones de faisán con foie y trufa. Único plato con algo de saborcillo de la noche, una ración con 3 canelones por nada más y nada menos que 18 euros.

Risotto de queso manchego. Arroz duro, salado y sin mucha gracia. 16 euros.

Pallarda de pollo con curry y chutney de mango. 16 €. Pollo a la plancha con dos cuencos de salsa de bote y un cuenco de arroz. De menú de barrio.

Kofta de cordero con hummus. Aquí no hubo egg a probar el hummus. Amasijo de carne de cordero con muy poca gracia. El plato original lleva 2 brochetas pero nos sirvieron 3. Buen detalle. 22 euros precio de carta, no sé si cobraron adicional por la brocheta extra.

No nos fuimos a los platos caros del local, y pedimos todo para compartir pero ojo, los precios de la comida japo son tipo Sushi 99 y los principales están a una media de 26 euros, así es que cuidado al elegir.

Todo esto con postre, 2 cafés y 2 botellas de Predicador unos 173 euros sin el descuento tirando a platos baratos.

Con descuento al final quedó la cosa en unos 40 pax, que siendo el sitio medio mono y teniendo ambiente chulo le proporcionan la tercera estrella.

Sin descuento es para quemar el local.

Después de las dos botellas de vino y animados por el ambiente (a las 12 abren unas cortinas y aparece la discotecaza), nos quedamos a tomar unos gintos. No lo hagáis, te soplan 18 palos por cada uno. Id a Fox, lo mismo a 10 euros.

Ya os hemos hecho el I+D, nosotros no volvemos.

Gath

Cuidadin, cuidadin....

17 de febrero de 2015

Lady Spider76

Nos hemos rajado!

20 de febrero de 2015

Lady Spider76

Jose Luis la cabra tira al monte

5 de marzo de 2015

Gath

Como bien dices en el titulo: ¿Quien dijo miedo? ...

5 de marzo de 2015

Avelio

Lady, ten en cuenta que con Kviar da menos miedo....

5 de marzo de 2015

Lady Spider76

Los precios Avelio, son escandalosos, el bacalao por ejemplo cuesta 29 euros....ahí es nada.

6 de marzo de 2015

EandradA

Vaya par de exploradores!!!

6 de marzo de 2015

Eduardo

2 botellas de vino entre dos?, no está nada mal.....

6 de marzo de 2015

Eduardo

supongo que sería para hacer mas amena la mala comida...;)

6 de marzo de 2015

Avelio

Siento la experiencia Sres. Araña, explorar es bonito pero tiene sus riesgos... gracias por la info!

6 de marzo de 2015

Lady Spider76

Entre 3, entre 3...y la segunda costó....

6 de marzo de 2015

1borja1

Me sorprende q un sitio que se coma mal tenga 3*. Y si encima se come mal y caro...

6 de marzo de 2015

Lady Spider76

No puedo decir que no me gustara, se come mal, pero cuando uno va a estos sitios sabe a lo que va. el ambiente y la decoración es bueno, así es que para mi "está OK" por eso indico -- (estaba entre 2 o tres estrellas). Creo que mi acompañante no le va a dar más de 1.

6 de marzo de 2015

Gath

Buena y aleccionadora reseña. Tomo buena nota.

6 de marzo de 2015

Yanzoo

La vida del explorador es muy dura y muy cara!!!. Y lo que yo me ahorro leyendo el 11870 :-)

6 de marzo de 2015

Lady Spider76

Jajajaja yo tenia ciertas esperanzas...hasta que llegaron las gyozas

6 de marzo de 2015

spider72

Joe me he dejado el postre. Es verdad y luego pensé que habíamos pagado menos...debe ser el Opium, que hace que se me olviden las cosas.

9 de marzo de 2015

18/03/2015

Sorpresas inesperadas

Sorpresas inesperadas y cena espectacular en Opium, donde antes estaba Moma.

Genial para una cena especial con amigos para luego quedarse en la discoteca.

Más info y fotos, aquí:
theluxonomist.es/2015/03/05/lo-ultimo-cenar-en-una-discoteca-premium

spider72

anda que...os habéis pasao 3 pueblos...5 estrellas...

18 de marzo de 2015

Madrid Muy Chic

cena inmejorable. Palabra de honor!

30 de marzo de 2015