Ordenar por:

relevancia fecha

09/02/2017

Asturiano "de toda la vida"

Orbayo es un restaurante de los de “toda vida” de mesa y mantel de cuadros con decoración sobria de estilo viejuno. Carta tradicional y reducida, centrada especialidades del norte, principalmente asturianas y con buen producto de fondo. Aunque hay algunas otras cosas en la carta, es un sitio para ir a comer fabada, chuletón, cachopo, merluza y arroz con leche. También entrantes ricos como la cecina, croquetas, pulpo a la gallega, picadillo o lacón. He estado comiendo con un grupo numeroso y tuve la oportunidad de probar bastantes platos de la carta y creo que es mejor no salirse mucho de los platos clásicos que digo.
La fabada está muy rica, con fabes muy tiernas, buen compango y servida en una fuente abundante que da para repetir varias veces. El lomo lo sirven sellado al carbón y fileteado para terminarlo en los platos de barro caliente en la mesa, no soy muy aficionado a esta forma de presentación por el olor y el humo que produce en un local pequeño como este, pero es cierto que permite comer la pieza caliente de principio a fin. Anunciado como “buey” está sabroso aunque desde luego no alcanza la altura de los de de Ca Joan o Raza Nostra que rozan lo sublime, tampoco el precio es el mismo ,claro: una pieza de unos 700 gramos, que sirven para compartir, son 36 euros. El cachopo es también buena opción, muy tierno y sabrosos. La merluza a la sidra o a la plancha también está bien.

Pocos vinos en la carta, pero a precios no disparatados. Como todo en este sitio, referencias clásicas. Nosotros comimos con un muga que es siempre un valor seguro. Si no siempre se puede pedir sidra natural, que en el fondo es lo suyo para acompañar las fabes.

De los postres caseros destaca el arroz con leche, a los que les gusta, que no es mi caso, dijeron que estaba muy bueno.
Para ir dos personas no es mala idea compartir una de fabada, el lomo de buey y algún postre casero si no se quiere salir rodando

El servicio correcto, con camareros “como los de antes”, algo lento pero atento en todo momento

El precio sobre los 35 euros está muy bien. No se puede pretender comer buen producto, bien preparado que las raciones sean abundantes como es el caso y pagar la mitad. Creo que la relación calidad precio es un punto fuerte de este sito.

Un sitio para “comer bien” y olvidarse de cocinas creativas, pescados crudos y demás exotismos.

Repito seguro.

29/04/2007

maripili lo descubrió en abril de 2007

Regular

Esperaba que este restaurante fuese estupendo, ya que me habían hablado muy bien y lo cierto es que me decepcionó un poco. Poca variedad en los platos, local un poco oscuro y cerrado y carillo (38 €/persona, con entrantes, plato principal ,postre y vino). Eso sí, el arroz con leche me gustó bastante...

Espero que sólo fuera el día