Ordenar por:

relevancia fecha

19/07/2016

Confirmo lo que he leído en otras opiniones por aquí. Hay más mesas de las que se pueden atender, por lo que el ambiente es ruidoso y la sensación de caos. El personal va corriendo y se les ve agobiados. El que nos atendió nos comentó que habían 15 platos más a parte de la carta, y que puesto que eran tantos, iba a ser mejor que no los supiéramos.

No obstante, me parecieron muy amables y tienen detalles como dar una copa de cava a la entrada o dar una rosa a la mujer si la ocasión es especial (como un aniversario).

El sitio y el entorno son muy bonitos, pero la comida nada del otro mundo. Si volviera a Altea, preferiría probar otros sitios antes que repetir en este, ya que en realidad no me pareció nada memorable, por debajo de las expectativas.

De precio unos 25 € por persona.

05/08/2014

BONITO RESTAURANTE EN ALTEA

Situado en una casa típica del casco antiguo de Altea, es un ejemplo claro de sitio para ir con tu novia, mujer, chavala o escort y quedar bien. Más que nada por el entorno en el que está y lo bonito del restaurante. Ya se sabe, un voltio por el pueblo a la luz de la luna, cervecita en los alrededores de la iglesia y luego al Oustau, con su terraza esplendorosa y bien iluminada.

El servicio es joven y no lo hacen mal, aunque en algunos casos se exceden con el "colegueo". El dueño tiene tablas, atiende muy bien y se nota que disfruta.

Otra cosa es la comida que sirven. Aquí lo que importa es la apariencia, más que el fondo. Tienen carnes y pescados de cierta calidad con toques innovadores pero que a mi me dejan indiferente. Ensaladas con frutos secos, lechugas de colores, cherrys e historias por el estilo.

Lo dicho, para parejas en vías de conocerse. Conviene reservar antes, salvo que quieras emborrachar a tu ligue en una bonita y larga espera.

25/04/2014

Bueno, pero no es lo de antes

Hace muchos años era uno de nuestros restaurantes de cabecera de Altea, pero poco a poco empezó a bajar la calidad y servicio y dejamos de visitarlo.
Ésta Semana Santa hemos probado de nuevo, y sin duda, ha empeorado notablemente.

Fuimos varios amigos a cenar y para aprovechar al máximo el espacio, las mesas llegan hasta casi la entrada (en concreto donde nos ubicaron). El resultado es que mientras estés intentando cenar, un montón de gente se agolpa en la entrada esperando su mesa o bien a ser atendido para ver si hay mesa libre… Es realmente desagradable.
Además de esto, durante la cena y en varias ocasiones desmontaron mesas de nuestro alrededor quitando la tabla y llevándolas en volandas por encima nuestro para montar mesas de distinto tamaño. Desde luego, no es la idea de una cena tranquila o de un sitio agradable…

Si bien es cierto que los precios no son lo que eran, tampoco lo son la calidad o el servicio.
De todo lo que pedimos, únicamente un primero (blinis con queso de cabra) estaba realmente delicioso… el resto, muy muy normal.
Lo comentamos al dueño (siempre tan amable), y se disculpó… aunque me temo que para ellos es preferible tenerlo lleno a precios más bajos y calidad media, que lo que era antiguamente.

27/05/2013

Una Pena... de 5 ha pasado a 3

El trato sigue siendo realmente agradable (a excepción quizás de la mujer que atiende en la entrada). En relación al local, ambiente y diseño continua siendo súper acogedor, especial, y muy “cosi”.
Sin embargo, la calidad de la comida ha bajado estrepitosamente en los dos últimos años!, una verdadera pena, puesto que era sin duda un restaurante 5 estrellas, y se ha quedado en un 3 (como máximo).

En mi opinión, el Oustau ha dejado de ser aquel restaurante en el cual disfrutabas de una más que agradable cena en pareja o familia, para ser uno más del montón. Una pena…

Juan “Le Resto”

01/10/2011

Entorno romantico

Es un restaurante que puedes pasar por delante de él y no saber lo que esconde.

Dentro te encuentras en una especie de patio-jardín con enredaderas, una iluminación muy cuidada y velas que le dan un toque muy muy romántico. Eso por no hablar de las increíbles vistas que tiene a las calles con mas encanto de Altea. Aunque solo sea por la ubicación, merece la pena ir. Eso sí, no olvides reservar con tiempo, porque sino imposible.

Los platos tienen un cierto toque francés y con una denominación de lo mas sugerente. En este sentido, impecable.

Sin embargo creo que este restaurante ha puesto demasiadas mesas, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de personal que al menos, estaba esa noche. Las consecuencias de esto fueron que se equivocaron con dos platos y que tardaban muchísimo en atendernos y traernos la comida. Eso, cuando el jefe nos oyó quejarnos (a la hora del café), éste nos lo trajeron de inmediato.

Eso unido a que solo tienen dos lavabos para ambos sexos, lo que provoca que se formen unas colas de aupa, hace que no tenga un recuerdo inolvidable de él.

Sin embargo, insisto. En entorno es inmejorable.

14/09/2012

Un sitio con encanto

Para cenar con tu pareja en una noche veraniega. Aunque todos los restaurantes de Altea tienen encanto.

26/11/2010

En Altea no se prodigan los grandes restaurantes, así que no hace falta ser estrella michelín para ser considerado el mejor del pueblo, y este es el caso de Oustau.
Pegado a la bonita iglesia, una terraza con vistas a la cúpula de la misma y decente cocina afrancesada bien de precio.
El dueño muy amable aunque tenga el local hasta los topes.
En verano las reservas hay que hacerlas con tiempo.

21/10/2011

es un buen restaurante,tiene un bonito jardin....se come bien , pero , no cambia mucho la carta,me fui 4 veces en 2 años,siempre lo mismos platos y lo siento, una tartare se prepara al momento , no con antelacion .

05/05/2008

Probablemente el mejor restaurante de Altea

Probablemente el mejor restaurante del casco antiguo de Altea y uno de los más bonitos. No es barato, pero la calidad de su comida, de su bodega y de su servicio justifican su precio.
Es recomendable llamar para reservar mesa, incluso con varios días de antelación.

10/09/2010

Enrique lo descubrió en octubre de 2007

Lo conozco es un buen restaurante con una bonita terraza.
Se encuentra en el casco antiguo.
se come bien.