Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes cocina creativa en Madrid

Pajarita - CERRADO

No todo en la vida es diversión, pero comer sí que debería serlo, o por lo menos eso pensamos en Pajarita. Hacemos cocina fusión contemporánea, influenciada por cocinas de tod...

Ordenar por:

relevancia fecha

19/04/2015

Quieren pero no pueden.

cena de viernes 17/4/15

Después de varios intentos fallidos para encontrar mesa (siempre llamamos el mismo viernes a las 20h) ayer por una cancelación pudimos ir.

El local es pequeñito con decoración rollo underground, a lo malasaña; con mesas pequeñas y pegadas.

El servicio joven y simpático, pero perdido en muchas ocasiones. Te sirven el vino caliente, 10 minutos para que te pongan una cubitera; no saben llevar timings entre plato y plato,( o te servian demasiado rápido o te dejaban 15 minutos esperando).

La carta tiene propuestas muy interesantes fusionando cocina internacional a precios muy bajos, entre 4 y 9€ por plato. Proponen 2 menús degustación para 2 (a 32€) y 4 personas. Nosotros lo pedimos para no pensar mucho, que es viernes por la noche y queremos las cosas fáciles.

Empezamos con una COCA GUANAJUATENSE (4€) se supone que era un crujiente de chimichurri con puré de aguacate (guacamole vamos) frijol, queso de cabra y tomate raf. Sabía a guacamole y queso rallado el caserio.

- Bombitas de camarón (6€), camarón, curry, cusa limeña y aguacate (otra vez) puede ser el plato más elaborado de los que probamos, recuerdos de cocina thai, peruana y mexicana, pero tampoco está para tirar cohetes.

- Huevos divorciados (6€), yema de huevo, habitas, arroz crujiente y un trampantojo de miga de pan, que en verdad es la clara del huevo. Original la puesta en escena, pero de sabor no me dijo nada.

Estos tres platos nos los sirvieron seguidos y aquí se produjo una pausa largísima, tanto que reclamamos el siguiente plato del menú, que era el Macaron Mejicano (5€), nos comentan que se les ha acabado (el 99,99% de la gente que va a este restaurante pide el menú degustacion, me parece flipante que se les acabe el género a las 22,30) y que eligiéramos lo que quisiéramos para cambiar el plato; pedimos algo de carne, al rato nos traen unas Quekas (4€) diciendo que ese era el plato que sustituía los macarons; no dijimos nada pero me pareció un detalle feísimo, además te cambian por un plato de importe inferior. Echando un vistazo a los precios de carta, me percaté que los menús no compensan, te sale igual que si pidieras los platos a la carta, a nosotros nos salió un euro más caro por el cambio de plato (que el euro te da igual pero el detalle es imperdonable).

-Aún con todo las Quekas fue lo mejor de la cena, una quesadilla de champiñón con pesto de pipas y pico de gallo, sabia a quesadilla con pico de gallo y punto.

-Baozi de cebón 2uds (6€) el baozi mas pequeño y feo que haya visto, era como la mitad de lo normal. La masa no estaba mal, pero el relleno era normalito.

-Cotton Cake (5€) el puto aguacate hasta en el postre. Esta bueno.

Quieren hacer grandes cosas y deberían dominar primero los básicos, si lograsen hacer lo que pretenden sería un local muy a tener en cuenta. Ticket medio de unos 20€, que espero no volver a pagar.

Avelio

Siento la mala experiencia. A nosotros nos gustó, aunque con este sitio hay opiniones encontradas...

18 de abril de 2015

fresandco

totalmente david, debería de haber una asociación que velara por el uso controlado del aguacate, Amigos Verdes o algo así jajajajaja

19 de abril de 2015

fresandco

pues iba con ganas de que me gustara Avelio, pero ya ves que fracasó el plan.

19 de abril de 2015

29/03/2015

Bonito sitio con una comida original y una imbatible RCP

Cena en PAJARITA, una casa de comidas moderna, abierta en la calle Apodaca, muy cerca del Mercado de Barceló. Local de tamaño medio, que no puede ser más “hípster”, madera, suelo de baldosa hidráulica, bombillitas de filamento, etc., todo ya visto pero aun así muy mono. Barra, mesas altas y bajas y cocina acristalada. Sábado noche y el restaurante lleno.

Carta a base de tapas de fusión para compartir y comer con las manos, a cual más original. Además también ofrecen un menú degustación, con los platos más representativos de su cocina.

Íbamos sin mucha hambre, pero nos pareció que estaba todo tan bueno que nos fuimos picando y acabamos pidiendo seis platos para dos personas. Nuestra opción fue:

Los famosos huevos divorciados. Bizcocho de clara de huevo acompañado de sus yemas, arroz salvaje, habas, galleta de frijol y de tomate y cristal de albahaca. Se remueve todo y a comer.

Dos “baozis” de cebón: elaborado con pan chino al vapor relleno de carne, con un alioli de chiles secos, que le daban un agradable toque picante.

Dos quekas. Que son unas quesadillas de champiñón en chiplote, con cilantro, pesto de pipas y flor de calabaza.

Sashimi de berenjena. Presentada glaseasa con miel, caldo de ave tostado y compota picante de tomate.

Picanha coqueta. Una especie de tataki de lomo bajo, servido con una compota de frutas
tropicales y granitos de granada.

De postre un “papa Francisco”. Un mousse de chocolate negro con bizcocho de cacao.

Todos los platos originales y muy logrados, destacando los huevos divorciados, los “baos” y la picanha.

Carta de vinos breve pero bien escogida a precios muy comedidos. Elegimos un tinto de Toro, Asterisco, servido a su temperatura.

Mesas sin manteles, como menaje un plato por comensal con una pajarita hecha con una servilleta de papel de color negra, entrelazada en unos palillos asiáticos de madera.

Servicio muy correcto a cargo de unas simpatiquísimas camareras. Todo servido a su tiempo y sin esperas. Ricardo, cocinero y uno de los dueños, muy pendiente de que las mesas estuviesen bien atendidas, y explicando los platos.

La minuta del festín no llegó a 50 euros. Nos ha gustado mucho, un sitio bonito, con una cocina muy original y una imbatible relación calidad-precio. Volveremos y lo recomendaremos.

acme

Este sitio debe tener también dos cocineros, como Izariya. Y tú y yo hemos ido cuando estaba el mismo.

29 de marzo de 2015

Avelio

La verdad es que a nosotros nos ha gustado, y pensamos repetir para probar más platos. Por lo que leo en otras reseñas, la cosa cambia (a peor) si vas entre diario y de menú...

29 de marzo de 2015

spider72

Sí este sitio es polémico...love it or hate it.

30 de marzo de 2015

05/02/2015

Como menú del día ligerito y original no está mal...

Jueves comida/diciembre 2015.
(3 estrellas y media pero no llega a cuatro de momento)
Vaya por delante que mi crítica se refiere solo al menú del mediodía de un día entre semana. Se me ocurre que un picoteo con unos vinos en las mesas altas de la entrada puede estar bien, pero eso está por ver...
Si vais en pareja y queréis sentaros en mesa os van a arrinconar en una zona donde están todas las mesas de dos juntas, un poco agobiante, la verdad. Así es que mejor ir tres que te darán la zona buena.
Menú del día a 10'95 compuesto de aperitivo, primero , segundo y postre. Platos pequeños y te quedas con sensación de no haberte llenado mucho, así es que no apto para tragones.
Aperitivos:
- Dos cocas guanajuanquenses. Flojitas, nada especial.
Primeros:
- Quesadillas (Quekas): Muy buenas, vienen dos pequeñitas por plato.
- Sashimi de Berenjena. Pues ni fu ni fa.Berenjenas con miel acompañadas de una salsa aparte ligeramente picante. Más visuales que sabrosas.
Segundos:
-Bombitas de camarón: Otro que a mi ni fu ni fa, una especie de mini causa limeña con gamba.
-Baozi de Cebón: Muy bueno, vienen dos por plato y me hubiera comido otros dos.
Postres.
- Gominola de Pera al vino. Postre diminuto pero dulcísimo, Lo he probado y se lo he pasado a mi pareja que no tiene límite para el dulce. Para mí pasaba el umbral del dulzor aconsejable.
- Laminas de caqui con helado de almendra.Pues otro que no deja huella.
Conclusión: Por 10'95 con bebida no te puedes quejar porque es un menú que incluye platos de la carta apetecibles y se sale del menú del día típico. Habrá que probar un día de picoteo a la carta.

spider72

Joé 10,95 con bebida es realmente barato-barato-barato.

5 de febrero de 2015

je suis béatrice

De precio está muy bien y te sales del menú del día normal. De beber copa de vino tinto Asterico de Toro (esto va por Rodriguez) y he visto botella de Follador (esto va por ti) aunque no se si esta última la incluirán en el menú pero se vendía también por copas, a mi es que con ese nombre me ha dado corte preguntar....

5 de febrero de 2015

spider72

Va por mí dice...y ale ahí en "abierto"...jjajajaja

5 de febrero de 2015

Lady Spider76

En cuánta estima tienes a Spider jajajaja

5 de febrero de 2015

je suis béatrice

Que mal pensados sois...y mejor no lo explico porque va a ser peor....

5 de febrero de 2015

07/01/2015

Urgente: hay que ir

Enero 2015. Cena Viernes. 4+

Viernes la nuit, vencida y desarmada la pereza, tirando de chorbiagenda encontramos este garito de nombre poco agraciado ¿por qué tengo yo esto anotado? y previa reserva media hora antes para allá nos fuimos a inaugurar la temporada.

En Malasaña outskirts, al lado del Mythos y enfrente de la popular (así va el país) Petisqueira II. Local bastante majo, plan maderitas pero con toques eclécticos que lo hacen distinto. Paredes forradas de la espumilla ésa de los estudios de grabación, cocina vista y tres espacios: mesas altas a la entrada, barra y dos pequeños comedores al fondo. A mi me gustó a pesar de las mesas desnudas, y las servilletas y palillos marca acme. También el servicio, informal, joven y amable.

Ofertan variedad platillos de entre 3 y 10€, pensados todos para compartir. Recomiendan pedir dos por comensal pero estaba todo tan bueno que al final terminamos pidiendo 6 en total para dos. Ofrecen además un menú degustación para dos (32€ total) o para cuatro personas, todo por 62€.
Todo apetecible, sugerentes fusiones con presencia de variadas cocinas, presentaciones muy visuales, rico-rico y a precios contenidos. Éxito seguro.

Nos encantaron los huevos divorciados, con una base de arroz salvaje y un crujiente de tomate que le daban una textura brutal. Y no hacia falta pan para mojar porque la propia clara del huevo hacía de bizcocho. Un plato espectacular.
Atención al sashimi de berenjena, glaseada con miel y con una riquérrima compota de tomate picante al lado. Sobresaliente también.

Estupendo el macarón de cochinita pibil, mejor que el de mole y rico también el Baozi de cebón con Bao casero y alioli de chiles secos para potenciar un bocado que tiene mucha competencia ya en la capital.
Y tuvimos que ampliar la comanda para disfrutar de unas delicias de bacalao donde me quedo con el toque Jospersopleteahumado que le quedada de la hoxtia y acabar con unas flautas de buey de mar, con sabor pero que fue lo que menos nos gustó. No hubo sitio para postre pero también prometen.

En cuanto al bebercio, carta corta pero escogida con intención y oferta suficiente por copas.

6 platos 6 con dos copas de cerveza y dos de Asterisco (DO Toro para los infieles) más dos cafés, atención, 47€ total para dos. Muy bien gastados y ojo que se puede comer por menos. Telita

Ojito con estos chicos que lo van a petar fijo. Se admiten apuestas.
Lo único malo que puedo decir es que abusan del alioli y del tomate .

Ticket restaurant, para más inri.

Vayan.

...y marcho que teño que marchar (con mayúsculas esta vez)

PS: ya me podéis agradecer lo de la carta que he estado haciendo collage virtual y ya no tengo edad.

Miss Migas

Mola mucho!

3 de enero de 2015

Martingala

Pintón!

3 de enero de 2015

Sr Rodriguez

Apuntado lo tenia y ahora mas

3 de enero de 2015

Gath

Pues sí que tiene buena pinta.

3 de enero de 2015

je suis béatrice

... Y según la información, abren los Domingos!! Pues habraque.

3 de enero de 2015

Yanzoo

El primero que me guardo del año!

3 de enero de 2015

Javier B.

Salvando las diferencias, es una idea similar al 80°

3 de enero de 2015

Ramon Garcia

Yo también lo tenía apuntado, y ahora con más ganas

3 de enero de 2015

Gath

Acme, acabo de ver que se te ha olvidado puntuar.

3 de enero de 2015

acme

Gracias José Luis, corregido.
David, 15 minutejos a paso veloz...

3 de enero de 2015

Fernando Pisón Solan...

qué bueno y encima tickets restaurante

4 de enero de 2015

acme

Don Fernando, he estado por sus dominios. De haberlo sabido...

4 de enero de 2015

Fernando Pisón Solan...

jejej, sí sí, ya he visto.

5 de enero de 2015

acme

Menú a la carta o cómo?

7 de enero de 2015

acme

bueno, al lado, al lado,.....

7 de enero de 2015

juanma & carol

Apuntado queda

7 de enero de 2015

Fredovic

El sábado voy...

8 de enero de 2015

Cristina

Ayer mandé a "Cristino" y se comió media carta, le encantó, no había mucha gente pero le comentaron que los fines de semana ya se está llenando y hay que reservar..

13 de enero de 2015

acme

O sea que mandas al pobre chaval en plan infantería... Lo que tenemos que aguantar :-)

A mi me gustó mucho, sobre todo por el precio. La materia prima es normalita pero los tíos se lo curran. Y el servicio a mi me fue bien pero fue un colega y dijo que a alguna le faltaban más tablas que... que.... un hervor que a que a....

13 de enero de 2015

29/07/2015

Fusióname otra vez

En el Bar Pajarita son capaces de fusionar cocinas como la gallega, la peruana o la del sudeste asiático y salir bien librados. ¿Y lo mejor? El sitio es divertido (su propuesta es de picoteo para disfrutar entre amigos) y los precios son más que democráticos.

Victor Alenar y Ricardo Andrade son los dueños del Bar Pajarita y ellos han diseñado la carta (Ricardo, que es el jefe de cocina, trabajó en EEUU y en México, su país de nacimiento, y eso se nota). Y, ¿en qué consiste exactamente su propuesta? Pues en una serie de tapitas resultonas y muy divertidas, pensadas para ir directas al centro de la mesa y compartir entre amigos (lo recomendable es pedir 3 o 4 por persona, ¡son muy pequeñas!). Si no te aclaras con tanta idea, te facilitan las cosas con un par de menús para dos (32 €) o para cuatro personas (61,5€) en los que se combinan algunas de sus mejores sugerencias.

¿Y qué tal su cocina? Pues, en general, rica. Como dice Jordi Luque en El Comidista, algunos de los platos tienen “un punto guarrindongo muy bien resuelto” y nos sorprendieron y encantaron a todos (como las quekas, el sashimi de berenjena, las bombitas de camarón o el baozi de cebón). Otros, la verdad sea dicha, nos dejaron un poco más fríos. En cualquier caso, fuimos 6 a cenar y todos salimos contentos después de pasar un rato divertido y pagar una cuenta más que justa por lo (¡muchísimo!) que comimos.

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/bar-pajarita

Buen provecho e Eat & Love!

26/01/2015

Muy buena opción para grupos, aunque una "mijita" cuadriculados..

Diez personas, viernes noche, inicialmente éramos ocho, aunque no hubo problema en colocar a dos personas más que se unieron a última hora..

Pedimos bastantes cervezas y bastante vino (5 botellas), y probamos un poco de todo,

-Padrón popper; pimientos del padrón rellenos de crema de mejillón, unos diez mejillones por ración, ricos aunque el relleno no se percibía en exceso..

-Coca Guanajutense, muy rico.

-Quekas, buenas también, 4 por ración, por mucho que solicitamos que éramos 10 sí podían poner dos más nos dijeron que era imposible, no igual paso con las Cocas y con otros platos..

- Un, dos, tres Malasaña, patatas fritas crujientes que se mojan en huevo, y posteriormente en polvo kikos y en polvo de torresnitos... original y rico.

- huevos divorciados, con un arroz salvaje crujiente muy bueno, y un bizcocho hecho con la clara de los huevos..

- macarons mejicanos, tanto de mole como de cochinita pibil, me gustaron más los de mole que eran un poquito picante, además eran menos psicodélicos que los de acme, porque no eran azules..

-alitas de vuelo ligero, alitas de pollo con una salsita un poco picantita, adictivas..

-baozi de cebón, un bocadillito con pan al vapor que se va a convertir en la nueva mini hamburguesita, por las fotos pensé que iba ser más grande pero era bastante pequeñito, aunque también nos gustó.

De postres tomamos;

Dos bizcochos muy esponjosos de los que no recuerdo el nombre, uno de chocolate y otro sin chocolate y dos "kakis de vaquis" que eran helado de yogurth con caqui que era prescindible, Cristino lo tomo cuando fue y le gustó mucho, pero en esta ocasión no tenía caqui maduro con lo cual fue un poco caqui de vaqui...

Cuenta total 21€ por cabeza, muy barato, no comimos a reventar pero probamos un poco de todo y la opinión general fue positiva, aunque no logró entender el porque ser tan cuadriculado y no querer poner una pieza por persona, obligándonos a pedir de menos o de más...

Puntuacion 3++

11/01/2015

Precios bajos y original pero no me gusta

Recomendado por el foro en el que escribo, asistí a cenar noche de viernes. A tope de gente! Esperamos en la barra tomando un tinto de verano con limón (lo tienen de botellín, pero pedí que me hicieran uno), un camarero con más corazón que cabeza, pues el mismo venido de México, no llevaba una semana según nos dijo. Es un restaurante de mezclas, de gente, clientes, camareros y sobre todo comida. Con una cocina internacional, platos fusión mexicano-francesa, asiática, peruana, española con el buey gallego, etc. Pedimos unos pimientos padrón rellenos de crema de mejillones “padrón pepper”. Muy buena presentación al igual que el resto de platos. Cuando nos los trajeron, ya habíamos encontrado mesa, pequeña eso sí, un pelín arrinconados, pero con la cocina a la vista viendo al propietario, el jefe de cocina, un gran profesional como dirige desde dentro tanto la cocina como la sala. Los pimientos, bien, originales, pero resulta que pensábamos que iba a ir a más la calidad y salvando el bocado de baozi, el resto de platos defraudaron. Todos los platos originales, buen precio y mejor presentación pero al saborearlos no me sorprendieron. Seguimos entonces con el baozi de cebón, que se trata de entraña con ajetes tiernos en pan bao con alioli y chiles secos; original, exquisito, pequeño bocado que teníamos que haber repetido. Seguimos con la delicia de bacalao, sobre una cama de causa limeña puesto que no era según nos dijeron como viene en la carta con batata. La mayonesa flambeada por encima, tenía demasiado toque a gas. No nos gustó. El siguiente plato, los huevos divorciados, muy logrado, bonito, y fácil de comer. No me decepcionó como en el anterior pero tampoco me encantó. Es una forma distinta de comer huevos con yema y clara separada, haciendo un bizcocho con la clara y acompañado de tomate, habitas y granos de arroz. Terminamos con los macarons rellenos de cochinita pibil, pollo en moles poblano y guacamole. La pasta del relleno muy buena, pero al morder esto en macaron, es algo distinto, original, una mezcla de dulce y salado pero a mí sinceramente no me gustó. Realmente el orden en el que habíamos pedido los platos fue dejar para el final el baozi, pero fue de lo primero que nos sacaron. Un poco revuelto todo y a la vez los 3 últimos platos. Podría haber modificado el sabor final del menú. Tomamos otra caña y otro tinto de verano. Pedimos la cuenta y eso sí, no te puedes quejar, 41 euros para 2 personas. Mesas pequeñas y quizás un poco de ruido en el local. Servilletas de papel. Vinos pocos pero seleccionados acorde al restaurante. El servicio correcto, a algunos se les ve que están empezando pero el jefe de cocina, que es Mexicano, se le ve que sabe bastante. No tengo tan claro que triunfe este local, y si lo hace es por los precios.

Lady Spider76

Desde luego la RCP es brutal!

11 de enero de 2015

03/01/2015

lugar a apuntar

Comí el sábado día 3 de enero de 2015. Éramos cinco y ampliando un poco el menú Armonías II tuvimos suficiente. El chef mexicano (de Guanajuato) tiene talento y creatividad. Los precios son asequibles y espero que pronto cuente con una clientela en aumento. Dos pegas (siempre para mejorar). De la carta deben eliminar lo que ya no sea de ella (vinos o platos). No hacerlo así da la sensación de abandono. Otra cosa que espero sea temporal: la persona que nos recibió (un chico con barba) debe mostrar otra disposición (hoy no se encontraba muy bien físicamente y eso le disculpa, sino fuera así habría sería preocupante).

18/01/2015

Visualidad, con mas altos que bajos

Cena Sábado Enero 2015

Local pequeño y con ambiente bullicioso. Mesas pequeñas tirando a mínimas. Mesas altas en la entrada y bajas en los dos siguientes ambientes. También puedes comer en la barra.
Gran cristalera que da a la cocina. Personal amable y eficiente, pero con varios despistes (perdonables)
Sensación continua de altibajos, pero afortunadamente mas altos que bajos.
La oferta es apetecible, dan ganas de pedirte toda la carta de corrido, algo que es de agradecer, no hay bostezos, no hay pulpo a la brasa ni hamburguesa ni tartar.
Ofertan dos menús por 32 y 61€, pero echamos la cuenta y no significaba descuento por pedir de esta manera, así que pedimos por libre.
Que pedimos:
Huevos divorciados(6€), sorpresa visual, las yemas por un lado, las claras se transforman en pan bajo una cama de arroz salvaje, sin embargo el plato resulta soso y aceitoso.(subida y bajada)
Macarons mejicanos (5€), sorprendente y rico. Contraste del dulce con el mole y la cochinita.
Alitas de vuelo ligero(6€). Con una apetecible salsa.
Baozi de Cebón (6€). Los bocadillitos de Bao nos los vamos a acabar encontrando en el VIPS.. en este caso la carne no aporta apenas sabor. Prescindible
Llegados aquí sufrimos un parón de 20 minutos... Nos da tiempo a encapricharnos de mas platos de los vecinos y pedimos los Padrón Popper. Nos piden disculpas y continuamos.
Padron popper (3€). Imaginativo y a la vez terriblemente sencillo, consiste en inyectar crema de mejillones en escabeche en pimientos de padrón y freirlos. El resultado es espectacular. Para mi el mejor plato.
Sashimi de berenjena (4,5€). También de lo mejor, berenjena glaseada. Genial
Picanha (8€), servida con granada y otra salsa que no recuerdo. Fuera de carta. Algo escaso para el precio. Rico
Copas de un rico tinto de Toro, asterisco a 2€. Sin embargo la bandeja de pan, con 4 rebanadas del chino resulta infumable.
De postre Cotton club (5€), que visualmente resulta atractivo, pero flojo de sabor, no es dulce ni rompe por frescura.

Total 50,5€.

Completamente recomendable. Comida muy visual, raciones pequeñas pero acordes al precio. 4 estrellas redondas

05/02/2015

Estupendo, éxito asegurado

Pues efectivamente, como decían mis contactos por aquí, este sitio tendrá éxito seguro.
El local es agradable y acogedor, el personal bastante joven, informal, y amable. La carta, concepto platos pequeños (y precios) para que pruebes muchas cosas. Para dos nos aconsejaron 6 platos. Mezclas distintas e interesantes, mucho sabor y gran influencia mexicana. Me gustaron especialmente las quekas y el un dos tres malasaña, que son patatas que mojas primero en huevo y luego en una mezcla de ¿corteza y kiko picado? Riquísimo!

27/01/2015

Para variar un poco

Hecha una primera aproximación con el menú del día, digamos que está bien. Lo veo como un sitio informal para comer a base de tapitas originales con influencia mejicana, salvo que el picante, cuando lo hay, sea absolutamente testimonial.