Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes cocina creativa en Madrid

Pajarita - CERRADO

No todo en la vida es diversión, pero comer sí que debería serlo, o por lo menos eso pensamos en Pajarita. Hacemos cocina fusión contemporánea, influenciada por cocinas de tod...

Ordenar por:

relevancia fecha

12/12/2016

Buen menú del día

Recomendación de @jorge y la verdad es que muy bien.

10,95€ el menú. Que viene con aperitivo, primero, segundo, postre y bebida.

Mi opción zanahoria inversa, un dos tres malasaña, que son unas patatas con acompañamiento muy rico, el baozi de cebón muy rico, y de postre papa francisco I, que es una mousse de chocolate. Con agua.

Muy buena opción para comer por la zona. Cantidad correcta, y bastante rico.

15/03/2018

Merece la pena repetir

La carta cambia cada cierto tiempo y merece la pena volver para ver qué hay ese día. Es cierto que el sitio es pequeño, pero eso lo hace encantador. En perores lugares hemos tomado copas y no nos quejamos.

El menú tiene muchos platos y veo difícil que no hay algo que te guste. El precio es bajo y el trato muy bueno. Así que yo creo que merece la pena volver de vez en cuando. No se puede poner el mismo listón de medir a un menú de 20eur que a otro de 50eur.

19/05/2016

Para repetir y repetir

Me chifla este sitio. Y me chifla porque los vinos son buenos, originales y a buen precio. La cocina es original, muy muy rica y no se pasan con los precios. Las raciones son pequeñas, para probar muchas cosas, y aún no he probado nada que me disgustase. Un gran trabajo en cocina y servicio. Ya he pasado dos veces por aquí y volveré mucho. Sólo le pondré una pega: que cambien los taburetes infames de las mesas altas. Son muy incómodos para estar dos horas cenando.

26/12/2017

Mucho mejor de lo que me esperaba. Se come muy bien y el servicio es muy atento.

29/03/2015

Bonito sitio con una comida original y una imbatible RCP

Cena en PAJARITA, una casa de comidas moderna, abierta en la calle Apodaca, muy cerca del Mercado de Barceló. Local de tamaño medio, que no puede ser más “hípster”, madera, suelo de baldosa hidráulica, bombillitas de filamento, etc., todo ya visto pero aun así muy mono. Barra, mesas altas y bajas y cocina acristalada. Sábado noche y el restaurante lleno.

Carta a base de tapas de fusión para compartir y comer con las manos, a cual más original. Además también ofrecen un menú degustación, con los platos más representativos de su cocina.

Íbamos sin mucha hambre, pero nos pareció que estaba todo tan bueno que nos fuimos picando y acabamos pidiendo seis platos para dos personas. Nuestra opción fue:

Los famosos huevos divorciados. Bizcocho de clara de huevo acompañado de sus yemas, arroz salvaje, habas, galleta de frijol y de tomate y cristal de albahaca. Se remueve todo y a comer.

Dos “baozis” de cebón: elaborado con pan chino al vapor relleno de carne, con un alioli de chiles secos, que le daban un agradable toque picante.

Dos quekas. Que son unas quesadillas de champiñón en chiplote, con cilantro, pesto de pipas y flor de calabaza.

Sashimi de berenjena. Presentada glaseasa con miel, caldo de ave tostado y compota picante de tomate.

Picanha coqueta. Una especie de tataki de lomo bajo, servido con una compota de frutas
tropicales y granitos de granada.

De postre un “papa Francisco”. Un mousse de chocolate negro con bizcocho de cacao.

Todos los platos originales y muy logrados, destacando los huevos divorciados, los “baos” y la picanha.

Carta de vinos breve pero bien escogida a precios muy comedidos. Elegimos un tinto de Toro, Asterisco, servido a su temperatura.

Mesas sin manteles, como menaje un plato por comensal con una pajarita hecha con una servilleta de papel de color negra, entrelazada en unos palillos asiáticos de madera.

Servicio muy correcto a cargo de unas simpatiquísimas camareras. Todo servido a su tiempo y sin esperas. Ricardo, cocinero y uno de los dueños, muy pendiente de que las mesas estuviesen bien atendidas, y explicando los platos.

La minuta del festín no llegó a 50 euros. Nos ha gustado mucho, un sitio bonito, con una cocina muy original y una imbatible relación calidad-precio. Volveremos y lo recomendaremos.

acme

Este sitio debe tener también dos cocineros, como Izariya. Y tú y yo hemos ido cuando estaba el mismo.

29 de marzo de 2015

Avelio

La verdad es que a nosotros nos ha gustado, y pensamos repetir para probar más platos. Por lo que leo en otras reseñas, la cosa cambia (a peor) si vas entre diario y de menú...

29 de marzo de 2015

spider72

Sí este sitio es polémico...love it or hate it.

30 de marzo de 2015

07/01/2015

Urgente: hay que ir

Enero 2015. Cena Viernes. 4+

Viernes la nuit, vencida y desarmada la pereza, tirando de chorbiagenda encontramos este garito de nombre poco agraciado ¿por qué tengo yo esto anotado? y previa reserva media hora antes para allá nos fuimos a inaugurar la temporada.

En Malasaña outskirts, al lado del Mythos y enfrente de la popular (así va el país) Petisqueira II. Local bastante majo, plan maderitas pero con toques eclécticos que lo hacen distinto. Paredes forradas de la espumilla ésa de los estudios de grabación, cocina vista y tres espacios: mesas altas a la entrada, barra y dos pequeños comedores al fondo. A mi me gustó a pesar de las mesas desnudas, y las servilletas y palillos marca acme. También el servicio, informal, joven y amable.

Ofertan variedad platillos de entre 3 y 10€, pensados todos para compartir. Recomiendan pedir dos por comensal pero estaba todo tan bueno que al final terminamos pidiendo 6 en total para dos. Ofrecen además un menú degustación para dos (32€ total) o para cuatro personas, todo por 62€.
Todo apetecible, sugerentes fusiones con presencia de variadas cocinas, presentaciones muy visuales, rico-rico y a precios contenidos. Éxito seguro.

Nos encantaron los huevos divorciados, con una base de arroz salvaje y un crujiente de tomate que le daban una textura brutal. Y no hacia falta pan para mojar porque la propia clara del huevo hacía de bizcocho. Un plato espectacular.
Atención al sashimi de berenjena, glaseada con miel y con una riquérrima compota de tomate picante al lado. Sobresaliente también.

Estupendo el macarón de cochinita pibil, mejor que el de mole y rico también el Baozi de cebón con Bao casero y alioli de chiles secos para potenciar un bocado que tiene mucha competencia ya en la capital.
Y tuvimos que ampliar la comanda para disfrutar de unas delicias de bacalao donde me quedo con el toque Jospersopleteahumado que le quedada de la hoxtia y acabar con unas flautas de buey de mar, con sabor pero que fue lo que menos nos gustó. No hubo sitio para postre pero también prometen.

En cuanto al bebercio, carta corta pero escogida con intención y oferta suficiente por copas.

6 platos 6 con dos copas de cerveza y dos de Asterisco (DO Toro para los infieles) más dos cafés, atención, 47€ total para dos. Muy bien gastados y ojo que se puede comer por menos. Telita

Ojito con estos chicos que lo van a petar fijo. Se admiten apuestas.
Lo único malo que puedo decir es que abusan del alioli y del tomate .

Ticket restaurant, para más inri.

Vayan.

...y marcho que teño que marchar (con mayúsculas esta vez)

PS: ya me podéis agradecer lo de la carta que he estado haciendo collage virtual y ya no tengo edad.

Miss Migas

Mola mucho!

3 de enero de 2015

Martingala

Pintón!

3 de enero de 2015

Sr Rodriguez

Apuntado lo tenia y ahora mas

3 de enero de 2015

Gath

Pues sí que tiene buena pinta.

3 de enero de 2015

je suis béatrice

... Y según la información, abren los Domingos!! Pues habraque.

3 de enero de 2015

Yanzoo

El primero que me guardo del año!

3 de enero de 2015

Javier B.

Salvando las diferencias, es una idea similar al 80°

3 de enero de 2015

Ramon Garcia

Yo también lo tenía apuntado, y ahora con más ganas

3 de enero de 2015

Gath

Acme, acabo de ver que se te ha olvidado puntuar.

3 de enero de 2015

acme

Gracias José Luis, corregido.
David, 15 minutejos a paso veloz...

3 de enero de 2015

Fernando Pisón Solan...

qué bueno y encima tickets restaurante

4 de enero de 2015

acme

Don Fernando, he estado por sus dominios. De haberlo sabido...

4 de enero de 2015

Fernando Pisón Solan...

jejej, sí sí, ya he visto.

5 de enero de 2015

acme

Menú a la carta o cómo?

7 de enero de 2015

acme

bueno, al lado, al lado,.....

7 de enero de 2015

juanma & carol

Apuntado queda

7 de enero de 2015

Fredovic

El sábado voy...

8 de enero de 2015

Cristina

Ayer mandé a "Cristino" y se comió media carta, le encantó, no había mucha gente pero le comentaron que los fines de semana ya se está llenando y hay que reservar..

13 de enero de 2015

acme

O sea que mandas al pobre chaval en plan infantería... Lo que tenemos que aguantar :-)

A mi me gustó mucho, sobre todo por el precio. La materia prima es normalita pero los tíos se lo curran. Y el servicio a mi me fue bien pero fue un colega y dijo que a alguna le faltaban más tablas que... que.... un hervor que a que a....

13 de enero de 2015

03/01/2015

lugar a apuntar

Comí el sábado día 3 de enero de 2015. Éramos cinco y ampliando un poco el menú Armonías II tuvimos suficiente. El chef mexicano (de Guanajuato) tiene talento y creatividad. Los precios son asequibles y espero que pronto cuente con una clientela en aumento. Dos pegas (siempre para mejorar). De la carta deben eliminar lo que ya no sea de ella (vinos o platos). No hacerlo así da la sensación de abandono. Otra cosa que espero sea temporal: la persona que nos recibió (un chico con barba) debe mostrar otra disposición (hoy no se encontraba muy bien físicamente y eso le disculpa, sino fuera así habría sería preocupante).

18/01/2015

Visualidad, con mas altos que bajos

Cena Sábado Enero 2015

Local pequeño y con ambiente bullicioso. Mesas pequeñas tirando a mínimas. Mesas altas en la entrada y bajas en los dos siguientes ambientes. También puedes comer en la barra.
Gran cristalera que da a la cocina. Personal amable y eficiente, pero con varios despistes (perdonables)
Sensación continua de altibajos, pero afortunadamente mas altos que bajos.
La oferta es apetecible, dan ganas de pedirte toda la carta de corrido, algo que es de agradecer, no hay bostezos, no hay pulpo a la brasa ni hamburguesa ni tartar.
Ofertan dos menús por 32 y 61€, pero echamos la cuenta y no significaba descuento por pedir de esta manera, así que pedimos por libre.
Que pedimos:
Huevos divorciados(6€), sorpresa visual, las yemas por un lado, las claras se transforman en pan bajo una cama de arroz salvaje, sin embargo el plato resulta soso y aceitoso.(subida y bajada)
Macarons mejicanos (5€), sorprendente y rico. Contraste del dulce con el mole y la cochinita.
Alitas de vuelo ligero(6€). Con una apetecible salsa.
Baozi de Cebón (6€). Los bocadillitos de Bao nos los vamos a acabar encontrando en el VIPS.. en este caso la carne no aporta apenas sabor. Prescindible
Llegados aquí sufrimos un parón de 20 minutos... Nos da tiempo a encapricharnos de mas platos de los vecinos y pedimos los Padrón Popper. Nos piden disculpas y continuamos.
Padron popper (3€). Imaginativo y a la vez terriblemente sencillo, consiste en inyectar crema de mejillones en escabeche en pimientos de padrón y freirlos. El resultado es espectacular. Para mi el mejor plato.
Sashimi de berenjena (4,5€). También de lo mejor, berenjena glaseada. Genial
Picanha (8€), servida con granada y otra salsa que no recuerdo. Fuera de carta. Algo escaso para el precio. Rico
Copas de un rico tinto de Toro, asterisco a 2€. Sin embargo la bandeja de pan, con 4 rebanadas del chino resulta infumable.
De postre Cotton club (5€), que visualmente resulta atractivo, pero flojo de sabor, no es dulce ni rompe por frescura.

Total 50,5€.

Completamente recomendable. Comida muy visual, raciones pequeñas pero acordes al precio. 4 estrellas redondas