Se trata de una nueva panadería artesana que ofrece pan saludable, con aromas, texturas, migas esponjosas y cortezas crujientes. Ubicada en la zona de Las Salesas, abogan por el "pan de toda la vida" para hacer frente a la industrialización del sector en las últimas décadas.