Pastéis de Belem

Ordenar por:

relevancia fecha

11/12/2017

Recién hechos saben mejor!

Exquisitos! Nos dijeron que sabían mucho mejor que los de cualquier otra pastelería de Lisboa. Los auténticos y originales. Y llevaban razón. Hay grandes colas para llevarse pasteles, pero si vas a tomar algo las colas son mucho menores y sólo tienes que buscar sitio para sentarte.

02/03/2016

Deliciosos

Los tan famosos pastelitos de Belém. Salones y salones de mesas esperandote para merendar.

05/05/2014

Brutales pasteis... mas que imprescindible . Pendiente de comentario

Gath

Sitio obligado en Lisboa. ¡ Que buenos están !

5 de mayo de 2014

31/03/2013

El sitio original de los famosos pasteles de Belem

Además de comprar pastelitos -de los que tienen copyright- puedes comer y beber un montón de otras cosas, más o menos elaboradas, en una sucesión de salas que no parece que tenga fin.

21/06/2011

No todas las turistadas son malas

Al llegar veréis mucha cola, pero ¡atención! esa gente generalmente se amontona ahí para comprar pasteles para llevar.

Si queréis tomar un café y probarlos tranquilamente en una mesa, entrad porque -aunque a primera vista no lo parezca- dentro hay tres mil quinientos salones donde sentarse. (Bueno, igual no son exactamente 3500, pero entendéis lo que quiero decir, no?)

Los salones están llenos de los artilugios que se utilizaban en 1837 para hacer los pasteles. El servicio es excelente y los pasteles riquísimos (y eso que no me gusta la nata). Las milfolhas (milhojas) también. Super recomendado.

09/03/2011

los mejores pasteles del mundo

¡¡que ricos los pasteles de belem!!, la pastelería es muy bonita y espaciosa pero está siempre llena, los pasteles siempre están recién hechos, exquisitos.
el año pasado los probé en madrid, en el mercado de san miguel y no tienen nada que ver.
si vais a belem no os perdais esta delicatessen, seguro que repetireis, la confitería es un museo, interesante.

10/06/2010

los mejores pasteis de nata

hasta mi tercera visita a la ciudad del tajo no habia pisado la famosisima pasteleria del barrio de belem por pereza (siempre habia cola en la puerta) y por desconfianza (pensaba que era el tipico sitio que vive de las rentas y de aparecer en guias turisticas), pero estaba en un grave error.

una mañana de miercoles una amiga lisboeta me llevo a que probara sus famosos pasteis de nata y he de decir que realmente magnificos, los sirven recien hechos crujientes por fuera y cremosos por dentro. posteriormente los probe en otros sitios pero no estan igual.

entre semana se puede ir, los findes mejor olvidarlo.

el local es bastante grande y curioso.

25/03/2010

Un merecido descanso tras la torre de Belem y los Jerónimos, aunque quizá hubiera sido mejor contratar el hotel sin desayuno y dedicarse a probar las pastelerías de cada barrio.
Es una cafetería enorme, llena de gente aunque es facilísimo encontrar una mesa libre. Los camareros recuerdan a los de la mallorquina: siempre mosqueados pero les perdonas todo si te traen un dulce... No obstante, éstos son mucho menos eficaces, tardan horas en cobrarte!!
Cada pastel cuesta 0,90 € y el café algo menos. Dos cafés y dos pasteles no superaron los 4 €.