Es el nuevo restaurante del grupo Larrumba (Marieta, Pipa&Co, Frida, Juanita Cruz).... Oferta casual y precios moderados. Más de 800m2 de estilo industrial-colonial. Un espaci...

Ordenar por:

relevancia fecha

29/04/2016

Comida de Vips en un local espectacular. Buen ambiente de copeo. Caro.

Le subo a 3 estrellas en cuanto a las copas, que aunque no me vuelve loco el cómo las ponen, mi whisky en un vaso como un dedo de gordo, pues el local en sí no está mal como local de primera copa.

Precios nada baratos de copas, ojo, aunque buena variedad de oferta...Talisker 13 euros (que mira que es malo) y el que gusta a mi, Hibiki a 23 euros (ojo que éste sí que está a buen precio).

*******************************

Segunda visita en Perrachica esta vez para cena en familia.

Cuando uno va a un local de este estilo ya sabe que la comida no es el centro del sarao, pero en este caso no llegamos ni al mínimo de su categoría, locales "bonitos con buen ambiente".

Parafrasando a Pamplinero, esta peli tiene muy buena fotografía. Poco más.

Como ya hemos mencionado, el local es espectacular: organizado en varias alturas, dos barras, estilo industrial con toques coloniales...una verdadera gozada. Becara a su lado parece el Ikea. Eso sí, el cuidado que se ha puesto en la decoración es inversamente proporcional al ruido que hay con la sala llena. Llévense un Ibuprofeno (de 600) que lo van a necesitar. Insoportable. Luz correcta aunque en según qué mesas uno come en penumbra.

Carta muy interesante...informal, divertida y con algún toque étnico como puede ser Kebab de Jarrete. Carnes, pescados, arroces...un poco de tó.

Ojito que esto no es Pipa & Co...aquí los precios son peligrosos...si bien los entrantes están en un rango comedido entre 9 y 12 euros, muchos de los principales superan con creces los 20 (el top son unos canelones de pato de 24 eurazos o un lomo de cebón a 23 eur nada menos).

NUESTRA OPCIÓN

CROQUETAS DE RABO DE TORO. Ricas pero carísimisismas. Una ración de 6 nano-bolitas a 10,90 euros y de 3 a 5,45 euros, ergo a 1,80 euritos el bocado. No es de recibo en un local de este corte.

KEBAB DE JARRETE MARINADO A 60 GRADOS CON SALSA DE YOGUR Y TOQUES DE MENTA. El nombre es chulo, ¿eh?. Presentado en un papel de cuadros, solito, sin una misera patata/whatever de acompañamiento. Si esto me lo ponen en un foodtruck, pues vale, pero en un local como éste a uno se le queda la cara de gil. Con esto uno no come, aunque no es caro. 9,90 eur. Bien de sabor. Triste.

BURGUER DE POLLO CRUJIENTE. Un plastazo seco. Presentado igualmente en un papel estilo hamburguesería reguleras. Mad Grill al lado de esto emplata como Álbora. Mal. 9.90 euros.

BURGUER RELLENA CON QUESO BRIE. El relleno ni estaba ni se le esperaba. Se preguntó el punto para luego traerla más cruda que un parte de guerra. Regular. 10.90 eur.

PERRAGRANDE BURGUER. Llega con bacon, salsa Tzaltziki, queso edam, lechuga y ketchup casero (será de La Casera). De nuevo se pregunta el punto y de nuevo la traen más roja que la Letra Escarlata. Servida de nuevo de una forma terrible con un puñado de patatas estilo VIPS. Mal. Ojo: 14,90 euros.

LUBINA AL PIBIL CON CEBOLLA ENCURTIDA Y CHILE HABANERO. Que no se diga que hay miedo...como cabía esperar, de nuevo un plato insípido, seco y sin ningún interés más allá del estético. Ni chile ni habanero. Nihilismo puro. 12.90 euros.

Además de eso pedimos Gyozas (muy correctas aunque escasas de nuevo) y un tiradito que no entró mal como mini-entrante.

POSTRES. Si la calidad en PerraChica es como su nombre, con lo postres uno confirma lo que ya nos enseñó la crisis. Cuando uno cree que ha tocado fondo, sacas una pala y te pones a escarbar. TARTA FELIZ CUMPLEAÑOS (ya la habíamos probado en Marieta y molaba, pero los años no le han sentado bien y ha pasado de ser una señorita de chocolate a una señora mayor recalentada y con mal humor), CRUMBLE DE MANZANA (lo mejor sin ser nada del otro mundo) y TARTA OREO (sí, era de la de los polvos. Impresentable en continente y en contenido. Más artificial que un abeto navideño (artificial, se entiende).

165 euros 6 personas. No es caro pero salimos con hambre y pidiendo los platos más baratos de la carta...

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

Servicio lento, perdido. Local a reventar, hay que estar reclamado de forma continua aguas, vino...en fin. Regular.

Cuando se pide que quiten algún elemento de las hamburguesas el camarero nos dice que "lo pedirá pero que le regañarán en cocina". O son muy puristas o ya tenemos todas las hamburguesas prefabricaditas...decidan ustedes.

CONCLUSIÓN: Yo no esperaba tener una cocina de calidad, pero sí un local divertido con unos platos apañados (y baratos) que me funcionaran para ir con la family o con los amigos. Fuera de lo de moda que pueda estar este local y que se llene o no, ni la calidad ni los precios funcionan.

A otro perro con este hueso.

************

Ya está reservada la mesa, así que veremos qué tal se cena.

Tenemos que decir que este local es quizá lo más espectacular que hemos visto en la capital, por delante de otros localazos (desde el punto de vista estético, entiéndaseme) como Tatel, Marieta o Quintín.

Básicamente un Pipa & Co con un chute de anabolizantes. Un local enorme, decorado a la perfección. Hipster-Colonial-Industrial. Vamos, muy muy chulo. Personal joven y lleno de dientes. Amabilidad y bastante más profesionalidad de lo que uno pued esperar en un local como éste.

Publico también muy youngster, mid 20s-early 30s. Aquí llevas a la novieta del cole y pillas yes o yes.

Posiblemente la cocina no sea de estrella michelín, pero en la barra el vino estaba a temperatura correcta y las tapas de aceitunas gordales eran muy ricas. Con eso y el entorno, 4 stars a la espera de la expe de cena.

Muy recomendable como after-work para gintos o similares en la zona.

Hay un nuevo sheriff en la ciudad. Lo van a petar seguro.

Pamplinero

No puedo esperar a la reseña.

14 de octubre de 2015

Pamplinero

Esa cita ha hecho subir varios puntos la reseña. 24 euros un principal en un sitio así, ¡están locos estos romanos!

19 de octubre de 2015

spider72

je je je yes, fue un poco de vergüenza.

19 de octubre de 2015

Sr Rodriguez

¿qué tal lo ves para una copa entre semana? a mi me parece que para comer ya me han visto...

19 de octubre de 2015

Lady Spider76

yo para copas y/o vinillo en barra sin para ver ambiente lo veo. Eso si, vino sin picar nada o alguna cosilla para pasarlo.

19 de octubre de 2015

spider72

la barra es recomendable...

19 de octubre de 2015

Javier B.

Yo lo he probado para café en la barra de la entrada. Bueno el café, pero excesivamente caro, la minibollería roza los 2€.
Por cierto, en la esquina de enfrente están abriendo una sucursal (o copia) del Joint burguer, el mismo que todo dios visita y recomienda en Nueva York

19 de octubre de 2015

Avelio

Perrachica para copas mola, eso es así

29 de abril de 2016

22/08/2016

Un lugar precioso con varios ambientes

He ido 3 veces. Una para desayunar y 2 para merendar, y las 3 veces me ha gustado mucho por la decoración y por la carta.

Tal vez resulte un poco ruidoso, especialmente dentro, donde se oye demasiado el ruido de la batidora, pero merece la pena ir a verlo. Es muy amplio y con diferentes ambientes. En todos ellos la decoración está muy cuidada.

Me gustaría volver para comer o cenar.

02/05/2016

Para palmeros que no les importa lo que les ponen en el plato

A Perra Chica comer lo que se dice comer no se viene. Se viene a ver un local bonito, muy chulo y bien puesto y donde lo importante es ver y ser visto, chafardear y a reírse muy alto. Porque la cocina es lo de menos, no es a lo que viene uno. Porque lo que comes da igual y no es el sitio donde deberías esperar que disfrutes comiendo. La hamburguesa (siempre pido hamburguesa cuando está en la carta porque para mí es un "tour de force", hay que tener mucha confianza en uno mismo y si en una carta propones hamburguesa, hay que hacerla muuuy bien) es nefasta. Si no consigues hacer medio decentemente una hamburguesa para qué lo propones? El steak tartare igualmente es una decepción, congelado, mal condimentado y con la única gracia de un huevo frito encima. ¡Un huevo frito? La oferta de vinos por copas, en un local que pretende estar en el top de Madrid, es pobrísima: un ribera y un rioja. Ya? Sí, ya :( Cualquier bistró pequeñito tiene más y mejor variedad en vinos. Pero claro hablamos de gente que suele amar el vino, no de analfabetos vinícolas

Solo me reconcilié con un postre de queso marcarpone con Oreo realmente estupendo, ma-ra-vi-llo-so! El servicio es amable y atento. Algo es algo. De los sitios más caros de Madrid en relación calidad - precio. Servicio súper amable, eso sí.

Pero supongo que habrá que darle una segunda oportunidad. Suelo ir a los sitios nuevos cuando ya llevan cierto rodaje por probarlos ya en marcha. Igual necesitan más tiempo. Volveré

nindiola

Sinceramente, despues de leer tan ocurrente titulo, podía haber obviado la critica. ;-)

hace 8 meses

22/06/2016

Estuve con amigas por la tarde en el patio de fuera. Todo muy bonito puesto. Sin embargo, la carta de meriendas es muy escueta (la cocina abre a las 20:30, señores) y lo peor es que los camareros son lentisimos. Parecía como si hubieran decidido no atendernos. Después de llamarles varias veces e ir dentro a preguntar ("ahora va alguien a atenderos") tuve que ir a buscar a un camarero e impedirle literalmente irse sin pasar por nuestra mesa. Si nos hubiéramos ido sin pagar no se habrían dado cuenta.
La comida estaba buena pero no tanto como para que me den ganas de volver.

17/04/2017

dagger

menudo tugurio brother, llega una hora de la noche en la que no sabes si pedir postre, una copa o directamente subirte a la barra en plan coyote bar

hace 6 meses

Félix Blanco

xDD las gyozas de cocido compensan el postureo instagramero, hazme caso

hace 6 meses

11/02/2016

¿Para cuando las 2,5 estrellas?

(No le puedo poner 2 estrellas de "no me gusta" porque es un sitio al que volvería si la ocasión lo requiriese, pero tampoco creo que se merezca las 3)

Bajabragas.

Sí. Así es como nos definió este sitio el hermano de uno de los comensales. No en plan -qué buena la comida- o -qué local tan bonito- o -cuánta gente guapa- No. Bajabragas. No estoy muy en la onda de los tempranos tuentiagers pero me hago una idea de lo que quiso decir.

Otro nuevo del grupo Larrumba. Había que probarlo simplemente por conocer ya el resto y no dejar este atrás. Como cuando te ves la nueva película de la saga Saw (sí, van a sacar Saw 8) porque te has visto las otras 7, y la 7 la viste porque te habías visto las otras 6…y así sucesivamente.

Así que reservamos un viernes, 25 de diciembre (fun fun fun) con idea de cenar y empezar ahí la noche. Reserva para 3.

Antaño era una sucursal de banco pero ni rastro: la primera impresión al entrar es “bonito es poco”. Entra por los ojos. Ayuda también la terraza en la entrada, cerrada con una enorme cristalera, estilo invernadero y que habilitan para fumadores, que casi te da pena hasta no fumar. Preside la entrada una zona de sofás y una gran barra central alrededor de la cual se colocan las mesas a diferentes alturas.

La carta muy del estilo del grupo Larrumba, aunque esta con algún precio más elevado de lo que acostumbra (24 por unos canelones de pato o por el lomo de cebón, que espero que estén para morirse).

Nada más sentarte, traen una jarra de agua for free. Mira, mini punto.

A compartir entre 3 pedimos:

- Huevo poché salsa de boletus y trufa rallada: puesto que lo pedimos para compartir, le preguntamos a la camarera si nos lo podía servir en un plato en vez de en bote pues nos sería más fácil el cuchareo. Y voilá! nos sirvió un huevo poché sí, pero el de parmentier de patata y no el de boletus. Al reclamarle su error se limitó a mirarme como vaca que mira pasar un tren y no atisbé intención alguna de cambiarnos el plato por lo que realmente habíamos pedido. OLE TÚ, MAJA. El huevo y la parmentier además estaban fríos; al comentárselo nos dijo que perdía temperatura por servirlo en plato y no en el vasito típico.

Habría pasado todo esto por alto si el plato hubiese sido una delicia, pero no fue el caso. De sabor muy soso: parmentier muy plana y aceite de trufa más bien poco o nada, aunque he de decir que el huevo sí que estaba en su punto.

- Ventresca de atún, parmesano, tomate rosa y pimiento rojo asado: Muy buena. Tomate pelado, terso y con sabor; los pimientos bien asados; buena ventresca y parmesano en lascas.

- Tiradito de vieiras y lubina: de pinta acompaña poco y de sabor tampoco mejora. Debe ser que el pescado lo han tenido demasiado tiempo marinando en la salsa porque tenía una textura correosa. Este también sosus máximus.

- Tartar de atún rojo: este sí, rico rico. Buen corte, buen atún, aliño suave con sésamo y algas, acompañado de huevito de codorniz, patatas paja y una mayonesa picante de Sriracha al lado para mezclar al gusto.

- Kebab de jarrete con yogur y menta: opinion completa lesamp.tumblr.com/post/139110206090/perrachica

06/03/2016

Realmente no es un restaurante...

La noche empezó mal, nuestra reserva para dos hecha con mes y medio de antelación se convirtió en una mesa "alta" pegada a una animada barra. Tengo que reconocer que los taburetes eran cómodos y que sufríamos los mismos niveles de ruido y agobio que el resto, con la ventaja de estar un poco más elevados.
El local es impresionante, con distintos ambientes y enorme, un 10 por la decoración. La música va cambiando conforme pasa el tiempo, incluso apareció un DJ a las 12. El trato fue muy bueno, y me impresionó el poco tiempo que pasó desde que pedimos hasta que nos trajeron la comida. Es más impresionante si se tiene en cuenta que el local está petado como lo estaría un bar de copas.
De la comida hay poco que decir, es correcta, una hamburguesa maja, un kebab interesante aunque algo pequeño y una riquísima tarta de manzana. A destacar los cocktails, un acierto y nada caros, para el local y el servicio.
En resumen, no es un restaurante, es un sitio para ver y ser visto, no creo que repitamos, pero la experiencia fue interesante. Salimos a 30€ por persona, con vino y una copa. Merece la pena verlo, como quien va al zoo o al parque de atracciones.

22/03/2016

Un muy bonito local y poco mas

Aparte de darle un 10 al local/decoración.
La comida no está mal pero caro para lo que es.
Croquetas de rabo de toro: muy buenas
Tartar de salmón con una base de algas: bueno
Croquetas de chipirones: buenas
Pincho de huevo: original presentación pero no merece la pena.
Postre: tarta de manzana muy rica y la de cumpleaños (chocolate con galletas) buena.

31/03/2016

Haciendo caso a los spider, solo barra y sin comer.
Le tenía más ganas al Burger Joint Madrid