Ordenar por:

relevancia fecha

Te recomendamos:

31/03/2017

Sitio tranquilo, atencion correcta, actuaciones planta de abajo

Bueno este sitio ya existia alla por el 2000 (pero entoncestenia otro nombre y otros dueños, supongo) el local es igual dos plantas sillones barra ariiba, abajo la acustica es horrible.. es una cueva.. la decoracion a mi personalmente no me gusta, "los tapices esos" rollo kitsch.. me dan ganas de matar a alguien..
La atencion es buena y cuando he ido era tipo tarde noche y aunque habia gente se podia encontrar mesa y charlar tranquilo, esto en Malasaña ya es un lujo, que todo esta hasta arriba.. no he ido a comer tarta.. cuando he llegado era siempere sobre las 21:00 o mas asi que solo opino de la atencion, todo correcto.. sitio tranquilo para charlar...precio vino de la casa 2,5
El horario esta bien, cierra tarde a diario y en domingo, para ser un bar, digo

17/04/2016

Hace ya ¿10 años? que se dió a conocer este garito, sobre todo por tener a Xoel López como uno de sus socios (o al menos eso era lo que se comentaba)
Me quedó el recuerdo de sitio mega petado en el que era imposible tomarte una copa tranquila en alguno de sus sofás.

Los tiempos cambian y ahora en vez de ir a las 2 de la mañana acudes a las 4 de la tarde. Ambiente tranquilo, música a volúmen bajo y buen sitio para degustar una tarta en una tarde lluviosa. Si, ahora termino en un garito tomando una rica tarta de zanahoria. Nos hacemos mayores.

No sé por qué me sorprendo, copas perpetradas y en el caso del g&t, con tónica Nordic. Evidentemente las 3* se las llevan por la tarta, que estaba rica rica (de hecho todo el mundo que entraba era para tomar tarta, es lo que tiene un sábado a las 4)

Copas a 7€ y tarta a 4€ de rejón.

05/08/2015

Bar de Malasaña

Para tomar algo por la calle Pez cuand lo demás está petado.
Decoracion típica malasañera.
Suele estar tranquilo.
Si lo ves muy lleno, ten en cuenta que tiene una parte de abajo bastante grande.

11/11/2014

Una de estrella galicia

y otra de kikos rancios que hubo que mendigar. Sin más.