De los creadores de Sudestada y Chifa, este restaurante ítalo-argentino abrió sus puertas a mediados de 2014. Aquí encontrarás pizzas ("picsas") de masa gruesa y espíritu argentino, elaboradas al horno de leña. También ofrecen otros platos como los mezzes porteños, fiambres al corte o la deliciosa fainá.

Ordenar por:

relevancia fecha

07/08/2017

Pizzas argentinas

Paseo de noche de verano sin abandonar la calle Ponzano. Hacía tiempo que no pasaba por allí, y me quedé sorprendido con la marabunta de bares de cierto postureo que han proliferado. Después de cruzar el tramo más concurrido encontramos Picsa y decidimos entrar y reponer fuerzas.

Prevenidos del tamaño de las pizzas, compartimos unas sardinas escabechadas de primero que estamos muy buenas y atacamos una pizza argentina mitad de un sabor y mitad de otro. Son pizzas de masa gorda y con bastantes ingredientes, lo que las hace difíciles de terminar (se ofrecen a empaquetarte para llevar lo que sobra). Con botellita de Prieto Picudo rosado: 42€.

Es otro concepto en el mundo pizza, pero igual de interesante. Es para volver de vez en cuando.

11/07/2016

Pizzas para hambrientos...

Debo reconocer que para tomar pizzas argentinas prefiero ir a Mastropiero, que he comentado aquí también, es bastante más barato y las pizzas estragan menos. Este local, sin embargo, está mucho mejor puesto, pero nadie come a base de decoración.
Yo creo que el principal problema de la carta es que las pizzas son enormes, si te fijas todo el mundo sale del local con una cajita con los restos. Son pizzas a una media de 25€, con 8 abundantes porciones. No estamos hablando de pizza italiana finita, no, aquí la masa es gruesa y el queso es generoso.
Ante nuestra incapacidad de consumir 25€ de pizza a las 11 de la noche y, como no queríamos pasarnos el resto de la velada con una pizza moribunda de paseo, pedimos un par de entrantes y un par de porciones. Probamos la mortadela trufada, riquísima, y el vitello tonnato (vitel tone), estaba buenísimo, es un entrante muy interesante y sólo cuesta 6.30€. Las porciones, probamos una Napolitana y otra que tenía grelos y criollos, interesantes, me reitero en mi opinión de antes, que prefiero Mastropiero, quizás son menos fashion, pero más auténticos. Además, la oferta por porciones se limita a un par de pizzas…
Dicho todo esto, salimos contentos, con cervezas pagamos 23€ por unos buenos entrantes y un par de porciones que son más que suficientes en una cena de dos.
En resumen, bien, pero no para volverte loco.

CubaLibre

Me apunto Mastropiero!

11 de julio de 2016

31/07/2016

Pizza casera

Italoargentino de los mismos dueños de Sudestada y Chifa.

El local, tamaño medio, es agradable. El servicio es bueno, camareros simpáticos y atentos.

Tiene varios aperitivos. Probamos una carne mechada con mayonesa que estaba bastante buena. Olivas de las ricas de aperitivo.

Las pizzas son tamaño medio, y de masa pan. Ingredientes caseros y cocinadas en un horno de leña que han construido para ellas. Están bastante buenas.

En resumen, una buena alternativa para tomarse una pizza casera por el barrio.

Algo subido de precio a mi entender. Estamos hablando de una pizza mediana a 25 euros. Si eres de comer, media pizza de estas se te queda en la muela. Están bastante buenas, pero lejos de ser la mejor pizza que he probado.

29/09/2016

Súper pizzas

Es que no conozco ninguna otra pizzería en el que el producto, la manera de elaborarlas, y el horno de leña sea tan espectacular como este lugar.
No falla. Vinos, quesos y cerveza también de calidad

21/07/2016

Pizzas argentinas

En Ponzano, muy cerca de Sudestada, se encuentra otro restaurante del grupo de Estanis Carenzo, en el que nos quiere traer las pizzas a la argentina...

De mas mas gorda y con ingredientes sorprendentes, yo les recomiendo que vengan a probarlo, porque saldran contentos y sabiendo que han tomado algo distinto.

13/05/2016

Ésta es otra pizza

Comimos de menú. Un entrante, dos porciones de pizza, bebida y postre o café.

El entrante escogido fueron las sardinas rulli, unas sardinas escabechadas francamente buenas. Y las pizzas, una picante con chorizo y guindilla y la otra de temporada con brócoli. Estando bien las dos, me gustó más la picante. Lo peculiar de estas pizzas es el grosor de la masa, asemejándose a un pan blandito y esponjoso. Personalmente, prefiero las pizzas al estilo italiano de pasta fina y crujiente pero es cuestión de gustos.

La atención muy amable. El local, informal y luminoso.

12/01/2016

Picsa de masa gorda

El fin de semana ideal es este: el viernes por la noche te pones el pijama y no te lo quitas hasta el Lunes por la mañana. No sales de casa. No te mueves del sofá. Lees. Ves series. Y pides comida a domicilio. Se da cuando se alinean los planetas, no hay ningún compromiso social en el horizonte, ningún cumpleaños, ninguna convocatoria de amigos, no hay partido en el Calderón. Entonces es milagro, milagro en la calle 42, milagro de “paso del mundo”. A mí me gustaría vivir en una casa en el Montgó, rodeado de pinos y libros, pero entre tanto me conformo a veces con estos fines de semana . Miro por la ventana y veo los tejados de La Guindalera pero en mi cabeza hay pinos, pinos y olor a romero. Me vale como encierro rural impostado. Y siempre queda una cosa, en las faldas del Montgó no llega comida a domicilio.

Estamos investigando, porque estamos vaguetes, estas webs de comida a domicilio. Ahora se ha puesto de moda “Take Eat Easy”, encargas la comida y un ciclista (a saber en qué condiciones laborales) va al restaurante en cuestión y recoge tu pedido. Cuando miramos en la web teníamos varias opciones, la que más nos llamó fue “Picsa”. Nuestro gozo en un pozo cuando vemos que Picsa no estaba el sábado en la lista de los disponibles. No sabemos por qué, pero es igual, llamamos directamente al sitio y terminamos antes.

Recibimos al repartidor en pijama, haciendo hambre. Es muy vago esto. Toda la mañana terminando de ver Twin Peaks (muy mal envejecida esta serie, muy mal), leyendo algún libro y pensando en las musarañas. Lo que viene siendo gastando lo justo para respirar. Llega el repartidor y se había olvidado el vitel toné, uno de los platos. Se lo dijimos, llamó al restaurante, confirmó, se fue a recogerlo, volvió con el vitel toné y de paso con escabeche de berenjenas, regalo de la casa por el retraso.


Sobre los entrantes, ambos buenos, especialmente el escabeche de berenjena. No por inesperado deja de ser bueno. Berenjena de sabor italiano, es una cosa muy sencilla de hacer. ¡Qué facil es hacer feliz a un niño! Berenjena que retrotrae a esas caponatas de Sicilia. Cosa fina. Y el Vitel Toné, lo pedimos por tener algo de proteínas en la comida, algo un poco cárnico, no hincharnos a pan.

Sobre las pizzas, o las “picsas”. Leímos en Internet que una pizza era poco para dos. Gran error hacer caso a quien escribió esto, debió ser un gordaco. Como yo tengo mentalidad de gordaco le hice caso, y pedí dos. El tema es que además de grandes, son caras. 26€ la pizza, con ingredientes de calidad. Hice caso al gordaco habiendo otros que decían que estaba bien con una, pero ya el miedo a la escasez (planteando el fin de semana como un holocausto nuclear) me hizo dudar.

Las elegidas fueron la pizza de papada de cerdo ibérico con alcachofas y la de pato e higos. La de papada de cerdo con alcachofas, muy buena aunque poca papada. Ni tan mal, mayoría de alcachofa, así rollo pizza vegetal. La de pato e higo, riquísima también. Las pizzas de Picsa se basan en realidad en tener ingredientes de alta calidad, sin estar muy sobrecargadas, y una masa gorda que supongo es seña de identidad del establecimiento. Soy más de masa fina, pero a nadie hace daño probar cosas nuevas. De entre las cosas que había para comer me quedé con ganas de probar unas cuantas, eso hace que tenga que llamar al menos una o dos veces más (o ir al local, en la calle Ponzano, 76, que es lo suyo)

Vienen ocho trozos de cada pizza y yo – que insisto, tengo mentalidad de gordaco – con cuatro comí y quedé satisfecho. Los trozos que quedan dan para uno de los mejores desayunos del mundo, “la pizza de ayer fría”. En realidad tenemos para cuatro desayunos, con un trozo de pizza sale uno bien surtido.

El precio de la comida total, algo elevado. 60€ en total. Aunque como digo, podemos decir que fueron 30€ y da para dos comidas, porque es cierto. Nos canteamos un poco al pedir, somos exagerados pero esto alimenta nuestro encierro. Lo importante es eso, el encierro. Nos faltó echar unas partidas a la videoconsola a muerte.

Para pedir de continuo no es, pero como alternativa de tanto en tanto no está mal conocer este sitio.

guindillasmutantes.wordpress.com/2016/01/10/picsa-madrid

25/12/2015

Pizza gordita y esponjosa

Menú diario sobre los 12 euretes.
Mortadela trufada muy buena.
Dos porciones de pizza. Una de peperoni muy rica, la otra de tomate seco. Super ricas las dos.

Local con horno a la vista y rollo NYC.

16/07/2015

Posibilidades como tapeo

Revisita Julio 2015

Y también en Domingo, y además con la tremenda canícula, casi la mejor opción por la zona. Volvimos a disfrutar de su rico tapeo italiano, esta vez con unas ricas sardinas escabechadas y Fainá a la Nuñez Fdez que es una especie de carpaccio sobre una base de harina de algún tipo. Ricos ambos, mucho más la sardina. Y por supuesto, una porción de pizza, que no se diga.
Acompañado de cerveza la virgen, que cada día me gusta más.

Pero ojo, llegó la china al zapato, o el error a comercializar o la tomadura de pelo, como queráis verlo. He subido la foto que vale mas que mil palabras. Cuando pides un doble, esperas que al menos tenga el doble de volumen, porque por lo general el precio si se duplica. Pues bien, observad la foto porque una cuesta 2€ y la otra 3,5€.
Ante tamaña injusticia, reclamamos, pero defendieron su postura diciendo que cabía mas de lo que visualmente se ve y no se que historia de la espuma...

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Visita Abril 2015
Local alejado de las típicas pizzerías. Cena de Domingo y ambiente tristón. Apenas 5 personas así que decidimos tomarnos algo rápido en la barra.
No obstante todo son sorpresas agradables, pedimos una berenjena escabechada deliciosa, de no parar de mojar. Seguida de unos calabacines con salsa de yogur. Ambos a 5€
Lo finalizamos con dos raciones de pizza no demasiado grandes a 3,5€ que estaban buenas, pero para nada memorables. Son ligeras y los sabores son sugerentes.
El precio de una pizza completa supera los 24€. Con ese precio has de estar a la altura de Nápoles, pero para nada.
Regado con cerveza la virgen, salimos contentos por los 23€ pagados y con intención de probar más entrantes. Pero no creo que me pida más allá de esas porciones individuales, con lo cual apoyó la idea de visitarlo a modo de tapeo

spider72

Para mi fue una decepción, tanto por local (frío y con una luz matadora) como por las pizzas, que encontré caras y no demasiado interesantes

20 de mayo de 2015

03/05/2015

Mayo 2015. Almuerzo Domingo. 3+

Domingo 15:30 y de repenete se me exige italiano o similar para 4. En Don Lisander directamente se descojonan de mi y en Manzoni ni cogen el teléfono. Acabamos en la puerta de Picsa en plan tristón solo quiere un amiguito. Llegamos a las15:50 , a las 16:00 cierra horno y las 16:30 el local. Aceptamos barco.

2 pizzas para 4. Muy rica la de queso azul y trompetas y el toque picante de la calabresa. La mexicana, con sus frijoles, me dijo menos. La masa es gorda pero no demasiado pesada. Recordad que se puede pedir una mitad de cada sabor.

16€ barba.


-----
Opción de pizzcoteo en barra

Ambientazo ayer en Picsa. Abarrotado y con algo de cola para entrar pero rápidamente te hacen hueco.

Imprescindible la cómoda barra y en especial el lado con vistas al horno y a la zona de operaciones. Si todo el mundo trabajase como el pollo que remata las pizzas, igual nos iba mejor.

De la oferta y características del género ya está todo dicho. Además no somos nosotros muy de pizzear. No obstante tomarse unas porciones (3 tipos para escoger) con unas birras en la citada barra es una alternativa en plan picoteo bastante recomendable.

La masa es gruesa sí, pero muy esponjosa con lo que no se hace pesada y hasta las porciones las tunean después de volver al horno con lo que a poco que acierten con los ingredientes pues ya les queda algo apañao.

16/06/2015

muy caro y lento

Pedimos a domicilio un lunes, una pizza, supuestamente para dos, y un entrante. Tardaron 1 hora y media en traer la comida, y eso que vivimos a 5 minutos andando. En la web pone que tardan una media hora, una hora si hay mucha gente (no creo que fuera el caso). Tampoco sabemos quién fue el culpable, si la empresa que gestiona los pedidos online (foodora) o el restaurante. Cuando llevábamos casi una hora de espera llamamos a foodora y nos dicen que el repartidor estaba llegando a nuestra casa, al cabo de un rato como no venía volvemos a llamar y nos dicen que estaba esperando en la puerta del restaurante a que le dieran la comida :S Si sabían que iban a tardar tanto nos podían haber avisado y ya decidimos si cancelamos el pedido o no.
En cuanto a la comida, al ver en la carta que era pizza para dos y los precios, pensábamos que serían enormes pero no, son de tamaño normal pero valen el doble que en cualquier otro sitio con pizzas decentes. El entrante (unas sardinas en conserva encebolladas) bastante escaso también para el precio. Estaba todo bueno pero nada espectacular. Además a mí la masa tan gorda no me convence nada, aunque es verdad que no era muy pesada.
Vaya que no pensamos volver. Le doy dos estrellas en lugar de una porque la comida no estaba mal, pero RCP muy mala y encima tarde.

Unos días después nos llamó la empresa que gestiona los pedidos online y el envío a domicilio (foodora) y nos han devuelto el 30% de lo que nos costó la cena, así que muy bien por ellos.

nindiola

90 minutos madredelamorhermoso...

4 de junio de 2015