Pimpi Florida

Ordenar por:

relevancia fecha

25/04/2011

Inigualable, malagueño, malagueño y divertidísimo!

Inigualable, malagueño, malagueño y divertidísimo!

Desde luego, no puedes irte de Málaga sin pasar por el Pimpi Florida. De toda la vida, estrecho, con su barra de metal, sus empanadillas aparte de todo el marisco, sus coplas y su ambiente único...
Siempre a reventar pero todo el mundo, es pasar por el umbral de la puerta, y el carácter se te anima, el espíritu se te infla, vas al baño manteándote y sales, por supuesto, a cuatro patas...
Qué más puedo decir de este sitio??? Cinco estrellas no, diez!

30/11/2010

Auxi Barea lo descubrió en septiembre de 2009

Gambas y marisco a ritmo de copla

No es un lugar amplio. No es un lugar cómodo. Y siempre está lleno. ¿Por qué? Porque ir al Pimpi Florida y no divertirse es imposible. Su especialidad es el marisco, fresco como ninguno, acompañado de vino dulce semiseco (creo). Todo a ritmo de la música más cañi. Dado la afluencia de gente y la estrechez del lugar, al final todo el mundo se divierte y se hace amigo del de al lado. Recomendable llegar temprano (antes de las 9) para coger un buen sitio. Eso sí, si prefieres una comida tranquila, relajada y cómoda no vayas.