Cocina peruana auténtica donde queremos marcar diferencias tanto en atención, presentación y calidad sin alterar los verdaderos sabores de Perú .

Ordenar por:

relevancia fecha

07/10/2018

Buen peruano en el centro a buena RCP

Fuimos en grupo, por una vez. La llegada fue complicada, 9:30pm del sábado, hora crítica, parkings llenos, nervios, unos se tuvieron que ir a la plaza de los cubos y cogerse un cabify desde allí, nosotros aparcamos en el Puerta de Toledo, después de pasar por el de Bailén, Cebada y algún otro. Yo no sé qué va a pasar cuando toda esta zona la cierren al tráfico el 23N.

Bien, ya instalados en mesa alta para ocho, empezaron a llegar los piscos y cañas y luego la comida, teniendo que resolver los requisitos de un neo-celiaco que se pidió platos por su cuenta.

El ceviche magnífico, las causas, el arroz y un par de platos de carne, regado con un buen Ribera para los que son de piñón fijo y un cava rosado para mi parienta y yo, que combinaba a la perfección con este tipo de comida, buenísimo. Los postres (pedimos tres) también muy bien y todo salió por 75€ por pareja, muy buen precio, y es que en este tipo de sitios los grupos salen bien porque se comparte mucho (si bien, tampoco salimos rodando).

La sala bien, la mesa alta cómoda, apenas notamos la diferencia con mesa baja, buen servicio, alguna botella de agua pero al final pedimos vasos a discreción, no es un sitio de lujo pero cumple muy bien el papel y es interesante. El grupo Jhosef Arias tiene otros dos locales más informales.

Con la salvedad de que viniendo en finde hay que planificar bien la llegada, disfrutamos mucho, se podía conversar y la experiencia fue buena.

30/12/2018

espartano

Local espartano, especialmente la parte de fuera. Sillas y mesas pequeñas, muy apretado. Comida decente, pero nada del otro mundo si se compara con otros peruanos de Madrid. El pisco-sour 8€, rico, pero los hay mejores. Servicio lento. Como cosa buena, ponen vasos de agua. No creo que vuelva.

pandachorizo + seguir 61 sitios, 5 seguidores

26/10/2017

10/09/2015

8 apellidos incas

Haciéndome eco de la exitosa película de Emilio Martínez-Lázaro “8 apellidos vascos”, me gustaría presentaros un restaurante peruano modesto y de barrio que seguro que tirando de árbol genealógico, tiene por lo menos 8 apellidos, en este caso, incas.

Frente a los Gabilondo, Urdangarín, Zubizarreta, Arguiñano por vía paterna e Igartiburu, Erentxun, Otegi y Clemente por vía materna, en Piscomar yo creo que tienen los siguientes: Chaupin, Cancha, Vilca, Manco, por parte paterna y Pari, Sayritupac, Soncco y Yacupaico por parte materna.
Chaupin significa “en medio” y eso nos viene a decir que tipo de restaurante es, porque realmente se ubica justo ahí, entre los restaurantes más pretenciosos y los de medio pelo. Se trata de una opción honesta, fuera de circuitos comerciales pero con una cocina bastante solvente y fiel a la auténtica cocina peruana.

Leer más en...calandria.es/piscomar-8-apellidos-incas

25/10/2015

Ge-nial

Pues no sé qué deciros aparte de que tienen unos piscos espectaculares, me atrevo a decir que el mejor que he probado en Madrid. El cebiche clásico de "me sabe a perú", sabroso, fuerte, el corte del pescado francamente bueno, vamos, que nos faltó lamer el plato. Las causitas limeñas correctas (3 por plato) y el lomo salteado en su punto, con un sabor y un acompañamiento de 10 y qué decir de los postres, el mejor colofón para la comida, la cheesecake de lúcuma fue la estrella invitada seguida de cerca por Manguss (creo recordar que se llamaba el otro postre). Sin descuento tridente a 30€ pax pagados con ganas, si llegamos a tener descuento entonces hacemos la ola. Sólo una pega y fueron los tiempos entre el plato principal y los postres, que se nos hicieron de rogar, aunque la espera mereció la pena. Para repetir muchas veces y recomendar otras tantas.

Atentos que el local no es precisamente la 8ª maravilla del mundo, es espartano y eso que nosotras al ir con reserva nos tocó una buena mesa, pero las que están cerquita de la entrada son un tanto angostas, al menos las de 2 personas. Pero todo estaba impoluto y la atención fue buena.

04/11/2014

Un pedazo del Perú

Noviembre 2014. Almuerzo Domingo. 3++

Buen almuerzo hoy en Piscomar, sitio al que iba con garantías tras los buenos comentarios de @davidperezf y @juanmaycarol.

El local bonito, bonito, no es. Difícil. Mejor casi por fuera o la zona de la barra que el comedor. Y dentro de éste, la parte más modernizada con unas sillas negras indescriptibles es dura, muy dura. Mejor al fondo, en la zona más clásica, con un aire castellano sólo roto por la decoración inca que cuelga de las paredes. Por cierto que a las mesas las nombran por la iconografía que hay a su alrededor. A nosotros nos tocó Cusco, al lado del Misti y viendo Lima de lejos.

Servicio correcto, algo seco aunque fue mejorando con el tiempo como el buen vino. Mesa de tamaño correcto, mantel blanco y servilletas verde kriptonita. El resto de achiperres, bien. Absténganse pues aquellos amantes del contenedor más que del contenido.

Excelentes chilcanos a 6,5€ un poquillo suavizados quizás para acomodar al gusto de aquí pero que por si mismos justifican la visita. Es más me parece un buen plan trabajar esa barra.

Muy bueno el ceviche verdoso. Acma dice que el del Tampu le supera pero yo no estoy tan seguro. En cualquier caso a muy buen nivel, al igual que el riquísimo sudado de corvina, con esa cocción a baja temperatura y ese chupe que tanto ayuda al pescado. Por debajo en cambio el lomo saltado que, sin estar malo no alcanzaba el saborazo a wok de otros de reciente recuerdo. Tampoco enamoró la cheesecake de lúcuma, correcta en cualquier caso.

Con dos chilcanos, botella de agua y dos cafés se quedó en poco más de 53€ total para dos. Muy buen precio gracias al efecto tonificador del tenedor. Sin él serían 68€ que los vería correctos.

No le pongo 4 porque esperaba más empatía y además se hicieron muy remolones cambiando platos entre pases, hasta el punto de que al final preferimos no pedir el del paso a la carne. Eso y que esperaba algo más del lomo saltado.

Prefiero Tampu aunque ojo, con oferta y corrigiendo algunas de estas disfunciones Piscomar es un peruano muy a tener en cuenta.

Ojo que además tienen un par de menús con bastante buena pinta y mejor precio que el tenedor.

acme

Ya,ya si ya te leí y es más, por eso lo pedí. Debió ser, como dices, el día y la hora. Tampoco estaba malo pero el lomo saltado es de los mejores recuerdos gastronómicos del Perú y claro, pasa lo que pasa.

3 de noviembre de 2014

07/08/2014

Gran ceviche

Hemos visitado este restaurante en varias ocasiones y ya iba siendo hora de dejar una opinión por estas latitudes.
- La comida:
Siempre hemos pedido el ceviche clásico (aquí lo llaman me sabe a Perú), aunque en la carta ofrecen dos versiones más. Nos atreveríamos a decir que es uno de los mejores que hemos probado en Madrid. El corte del pescado es excelente, el sabor es magnífico, el toque de picante es el justo y necesario... Este es el motivo por el que volvemos a este local. Otros platos que hemos probado son el seco de cordero y el anticucho de pulpo. Ambos muy ricos. Tienen chicha morada y el pisco sour es de calidad.
- El servicio:
La camarera es muy amable, pero son un poco lentos en la sucesión de platos, especialmente cuando el restaurante se empieza a llenar.
- El local:
Normal, sin pretensiones.
- Conclusión:
Nos parece que los precios son un poco altos para el tipo de restaurante que es, pero como la calidad de los platos lo merecen, pagamos esos precios sin rechistar.

EspaciosSecretos

La semana pasada estuve yo de nuevo y tienen descuentos en El Tenedor del 30%

7 de agosto de 2014

25/04/2014

EandradA lo descubrió en agosto de 2013

Choclo, Mote y Canchitas

25 de abril de 2014

No nos decidíamos entre menú del día (9'90€) o carta, así que hicimos un mix, pedimos dos menús y un ceviche como entrante.

De aperitivo canchitas (maíz), chifles (plátano macho) y boniato frito, saladitos y muy buenos, dos heineken para beber.

Ceviche "me sabe a Perú" - no soy especialista en ceviches pero me ha gustado mucho, por cantidad mejor compartir. A parte venía boniato, choclo (maíz) y canchitas para añadir al gusto.

Ibérico con salsa nikkei - panceta de cerdo asada con verduras y salsa tipo hoisin, muy bueno este plato pero no lo veo para un primero.

Patasca - hoy he aprendido lo que es la patasca y al mismo tiempo he aprendido a no volver a pedir nunca este plato, una sopa con mote (maíz tierno), patata, carne de ternera y callos, grrrrrrrr. No es que esté malo, es que este plato no me gusta.

Pachamanca de pollo en la olla (x2): pollito rico en salsa que venía con arroz, boniato, patatas guisadas, choclo por supuesto, salsa de cilantro y mayonesa con ají. Un guiso caserote delicioso.

Los postres: crema volteada (véase flan) normalita y "pie" de limón, tartaleta de limón muy buena y con el punto justo de dulzor.

La atención ha sido muy buena en todo momento. Nos han hecho un descuento del 15% en el ceviche cuando no lo esperábamos.
Les aconsejaría reducir el uso del maíz, todos los platos llevan y se hace algo cansino.

Nos preguntaron si queríamos pan, aceptamos pero no era necesario, primero porque los platos ya tienen su acompañamiento y segundo porque el pan que ponen es terrible: bollitos congelados mal horneados.

La decoración es bastante feúcha, parece que anteriormente fue un mesón gallego o algo así y han aprovechado el mobiliario. Manteles y servilletas de tela.

Pendiente revisitar para probar más cosas de la carta.

Miss Migas

Yo fui cuando abrieron y fue un desastre, quizá deba volverlo a intentar...

25 de abril de 2014

EspaciosSecretos

A pesar de que el aspecto exterior no es muy alentador, a mi es el peruano que más me gusta (teniendo en cuenta el precio) , el ceviche es sensacional y la pareja que lo lleva es encantadora.
Además para el que le guste el Pisco Sour lo hacen muy bien.

25 de abril de 2014

EandradA

Caerán los piscos otro día. Tienen descuento del 30% en Tridente y en su propia página también te hacen un 20% y tienen algunas ofertas de pisco + aperitivo.

25 de abril de 2014

30/04/2014

con piscos todo sabe bueno

Fui a este restaurante por recomendación de un colega. Si tengo que entrar viendo la apariencia exterior, no creo que lo hubiera elegido nunca.

Estuvimos de cena varios amigos, casi todos sin ninguna experiencia en comida peruana. Yo sólo la había probado en un sitio de moda de San Francisco, La Mar, durante un viaje, pero nunca en Madrid. Aquella experiencia me gustó, pero si comparas el local de SF en un almacén de puerto renovado con vistas a la bahía y el Golden Gate, y el localito de Piscomar en una esquina de de una callecita sin ningún atractivo, pues inconscientemente te esperas algo peor (aunque sepas que eso es un prejuicio infundado)

Pedimos un variado para rookies con ceviches, anticuchos y alguna cosilla más. Y que rico, mama. Todo regüeno. Con ganas de probar más cosas.

Y todo bien regado de piscos. Que ricos los piscos. Si algo tienen en común mis 2 experiencias gastronómicas peruanas, a pesar de la distancia en kilómetros, es que en las dos me puse ciego de piscos :)

El servicio agradable y simpático. Me pareció un sitio para ir con amigos y estar distendido. Es decir, que hay ruido, risas, etc. No se si sería el día o si es siempre así. A mi me moló.

Y el precio, ajustadísimo. Salimos a veintitantos lerdos por cabeza... ¡¡si lo se pido más piscos!!

26/04/2014

Bueno y barato aunque no bonito

Jhosef y Fiorella decidieron embarcarse en la aventura de abrir un restaurante de cocina peruana en Madrid, con la idea de comenzar con platos más tradicionales con algunos toques modernos y como nos comentaron, si todo va bien, ir introduciendo algunos makis y platos más creativos. Todo esto combinado con la barra del restaurante en la que pretenden que se conozca un poco más de esa bebida tan típica de Perú como es el Pisco.

El restaurante Piscomar se encuentra situado entre la calle Toledo y la Glorieta de Pirámides. Nosotros aparcamos en la propia puerta del restaurante pero tampoco es un dato muy fiable ya que en el periodo estival se aparca en cualquier sitio. El metro más cercano es el de Puerta de Toledo.
Cebiche Me sabe Perú

La presencia “física” del restaurante Piscomar no es su punto fuerte ya que su fachada exterior no anima demasiado a entrar. Ya en su interior, una barra al entrar como la de cualquier cafetería de la capital no motiva mucho más pero no os dejéis guiar por las apariencias que el punto fuerte está por llegar.

El comedor del restaurante Piscomar está dividido en dos salones, con 6 o 7 mesas cada uno y sin apenas decoración salvo un motivo relativo al Machu Pichu en su pared y nombres peruanos sobre sus mesas.

La carta es corta aunque bien seleccionada con 6 o 7 entrantes y otros tantos principales.

Comenzamos compartiendo el Festín de causas, una cuidada presentación en la que te traen 4 diferentes tipos de causa: pulpo al olivo, langostinos al golf, limeña y pollo casero con hojas de nori. La causa es patata prensada con crema de ají amarillo y lima. No sabría decantarme por alguna de ellas en detrimento de otra ya que las cuatro me parecieron muy ricas.
- See more at: espaciossecretos.com/2013/08/11/restaurante-piscomar/#sthash.KvDmTzJ...

07/03/2015

más Perú!

No pasará a los anales de mi memoria como el mejor restaurante peruano aunque por no ser demasiadas, satisfizo las expectativas, El lugar es agradable, espacio algo reducido, y yo diría que la intención es revisar la cocina peruana con un aire algo más modernillo....lástima que se le haya ocurrido a medio mundo antes,no?...pues eso, carta algo reducida, raciones también (y conste que no suele ser para mí una prioridad) los precios no tantos....pero! sabore muy ricos.

21/10/2013

Gran sorpresa

Desde la modestia de un pequeño restaurante en una bocacalle de la calle Toledo se puede llegar a un placer gastronómico elevado.

Unos entrantes muy interesantes. Con un ceviche de pescado muy notable, menos el de marisco. El ácido del ceviche junto con el dulzor de la guarnición hacen una mezcla deliciosa. Unas patatas frías con cuatro tipos de acompañamiento, pollo, atún, pulpo y gambas muy agradables (festin de causa) cierran los entrantes fríos. Unas patatas calientes rellenas de carne fue el entrante caliente que probamos. Muy ricas.

De los segundos lo más recomendable es un arroz con mariscos con un punto chifa muy rico, y unas tiras de ternera salteadas con cebolla, tomate, patatas,... Delicioso. Los postres merecen un tiento. Las tartas deliciosas.

Si tengo q poner un pero, es el ritmo para servir. Es demasiado lento.
En resumen, un restaurante muy muy recomendable. Gran sorpresa.