Ordenar por:

relevancia fecha

11/02/2017

Cocina de producto

7/2/2017

Situado a 1 minuto asi del Guggenheim nos encontramos con una sala bastante sería y casi vacío, normal ya que Bilbao un martes por la noche parece estar entrando en escenario 3 de radiación nuclear.

Cocina de producto donde destacan sus pescados a la brasa.

Como aperitivo nos pusieron crema templada de calabaza, con algo de apio y gengibre. Sin más.

BERBERECHOS BRASA, muy buen tamaño, abiertos al calor de la brasa, riquísimos.
TARTAR DE VIERAS, Emplatado individual, con el tartar en medio y desde una jarritan añaden un gazpacho, recurso demasiado visto, y personalmente este tipo de emplatados no me gustan. Las vieras y el gazpacho eran incompatibles, la acidez del gazpacho se llevaba todo el protagonismo, por separado funcionaba mejor.
SAN PEDRO A LA BRASA, san Pedro, San Martín, que más da, pescado de 1,5 kg aprox. delicado muy bueno pero la brasa no le da tanto como a otros pescados.

CORTES DE IDIAZABAL para terminar el vino, los cuarto últimos ganadores del concurso de Idaizabal.

Llega la cuenta, apuestas para adivinar el precio justo.... 75€ p.p todo estuvo bien pero sin grandes alardes, lo que está claro es que comer bien en Bilbao sale caro.

Avelio

Cuenta, cuenta...

hace 8 meses

19/05/2016

Apetecible pero pelin caro

Una cocina de mercado actualizada con algunas fantasías bien conseguidas , y un dominio de las brasas muy bueno, en todo verduras, pescados y carnes.
Me lleve de recuerdo un pulpo asado con patata moradas y mango, único.
La bodega es muy interesante en lo que se refiere al vino como al champan, y una cava de puros curiosa, como la decoración y estructura del local en L
El otro recuerdo que me lleve fue la cuenta que no fue tan agradable 75€ persona que quizás es un poco alta, pero merece al menos conocerlo.
Cerca hay muchos restaurantes muy buenos y no tan caros pero había que conocerlo y no me arrepiento. Gran Cocina Unái.

03/02/2015

MUY BUEN PRODUCTO. BRASAS. CARO

30-1-2015

La verdad que tenía muchas ganas de ir. Tiene mucha fama y muy buenas valoraciones. Sin embargo no me ha llevado a darle cinco estrellas. Y creo que es por pequeños detalles. A pesar de que tiene otros muchos del máximo nivel.

El sitio es muy bonito, acogedor, creo que muy adecuado para ir a cenar en pareja. Para ocasiones especiales. En mi caso fue una comida de cuatro amigos y para eso creo que puede haber otros sitios más apropiados. Pero en cualquier caso el local es de diez.

El servicio muy atento y correcto. Sin problemas en ese sentido.

Tiene menú degustación y carta. Nosotros optamos por carta. Realmente es caro. En algunos casos muy caro. Vale que ellos "venden" que ofrecen producto del máximo nivel (no hay más que entrar en su web y ver como enfatizan en ello), pero de ahí a cobrar por ejemplo a 54 euros el kilo de chuletón creo que va un abismo.

Tienen una gran oferta de pan que incluso te dan a elegir con diferentes variantes de aceites. Desconozco si lo cobran o no por cuanto fui invitado ( menos mal ya que la broma ascendió a 100 euros/pax)

Pedimos percebes al carbón, hongos con yema de huevo a baja temperatura, y una ostra por cabeza. El toque de carbón de los percebes la verdad que les aporta una nota totalmente diferente, si bien los percebes no eran muy grandes. Los hongos espectaculares, sin palabras, los mejores que he comido en mi vida. La ostra pues rica pero sin más.

Después pedimos besugo y chuletón para compartir entre los cuatro. Sin duda un producto impecable pero ni lo uno ni lo otro son los mejores que he comido. Y sin embargo son los que más caros he visto en carta.

Los postres, pedimos tres a compartir, con un toque creativo, ricos. Pero yo realmente soy más del postre de toda la vida, sin adornos especiales. Pero estos estaban muy ricos.

La verdad es que es un sitio que no descarto en absoluto repetir, pero en ocasiones muy especiales y porque creo se genera un ambiente más íntimo para cena en pareja.

26/05/2014

Dominio de la brasa

El pasado dia 12 volví a ir a uno de mis restaurantes preferidos de Bilbao. El Porrue, que regenta Unai y que me parece que es uno de los que mejor domina la brasa en la ciudad.
Los berberechos abiertos de esa forma mantienen un olor especial sin perder un ápice de sabor y la parrillada de verduras es difícil comerla mas rica.
El Porrue es un sitio de pescado aunque también he comido carnes magníficas, pero hoy toco un besugo de casi dos kilos extraordinario. Fui por temas de trabajo y mis invitados me comentaron que no habían probado uno así nunca lo cual siempre es de agradecer.
Para finalizar la mamia (cuajada) que hace al momento con un reloj de arena para marcar el tiempo es una mezcla de tradición y modernidad estupenda.
Unai se encargó de maridar el asunto y sus dos recomendaciones fueron de 17 € y 22€ Un txakoli y un tinto cuyos nombres no recuerdo pero que estaban en su punto.
No es barato. Cuatro personas con postres, etc. 279 €.
Si quieres cerrar el círculo y no tienes que conducir, pide un gintonic en florero. Impresionante. El servicio impecable.

21/12/2012

Excelente

El Porrue no es un restarante barato (preparaos para pagar al menos 70€ por persona) pero mola.

Comida sabrosa, diría que se especializan en pescados, por la cantidad que tienen en carta.

El cocinero te toma la comanda, y si hace falta te enseña la pieza de salmonete que tiene para ver si te gusta.

Buen pan, casero, nada de bollos congelados.

Solo un pero, el agua, es de... ¿Inglaterra? ¿De verdad hace falta traer agua de Inglaterra con el agua que tenemos aquí? Me parece pasarse de guays, la verdad.

¡Queremos agua del grifo en los restaurantes!

02/09/2011

Sin carta. Carnes y pescados a la brasa con toques originales

Un pequeño restaurante decorado en plan modernillo muy cercano al Guggenheim con una comida a base de carnes y pescados a la brasa pero cocinados con toques de originalidad.

Cuando te sientas el chef Unai Campo, sale de la cocina y te canta lo que tiene ese día, sin carta. Es un tipo simpático que se ve que disfruta con lo que hace. Me encanta que me canten los platos, siempre de tan más información que la simple descripción de los platos, pero me gusta que me canten los platos si también cantan los precios. Si no me dicen los precios pues casi prefiero leer la carta, uno que es así de mirado.

Están muy orgullosos de poder hacer casi cualquier plato a la plancha y nos estuvo bromeando que incluso piensa hacer unos callos a la plancha. Habrá que verlo. Quizá lo más creativo y original sean los primeros. De segundo de todas formas yo tomé un estupendo lenguado y los otros comensales una buena carne. Los pescados los hacen por grandes piezas enteras de modo que tienes que negociar un poco en la mesa qué pescado te tomas. Me invitaron a comer pero calculo que debe andar en torno a los 60-70 euros.

Manteles y servilletas de tela.

Mis restaurantes en Bilbao
11870.com/jesusencinar/geo/es/bilbao

02/08/2010

Pues que quiere que le diga?

Lo cierto es que en diciembre aproximadamente logre reservar para cenar y segun nos sentaron en una mesa en la entrada nos levantamos y nos fuimos porque habia un viento de la leche (la puerta de sobre hoja muy modelna pero poco eficiente) que entraba por la puerta y de verdad que no se podía estar

Recientemente en un viaje de trabajo (pensé que no volvería a Bilbao en un par de años luz) de esos que llegas cenas con un cliente y por la mañana te vuelves a Madrid, ¡sorpresa! de vuelta al Porrue. En esta ocasión la mesa estaba mejor situada.

Desde mi punto de vista otro restaurante pretencioso donde se va a ser visto mas que a comer, bien es cierto que la comida no estaba tan mal como uno esperaba por eso de estar de moda y por la actitud de los camareros (de otros que no debes ni esperar una sonrisa ). Tome cocochas que están bastante bien y a mi alrededor se tomo una carne que no estaba mal. Por lo que pude ver (no pague) precio desproporcionado.

Al lado del Guggenheim.

Sinceramente si fuese de Bilbao me imagino que por donde va Vicente va la gente iría mas de lo que me gustaría, si estuviese en Bilbao de visita, este desde luego no seria el lugar para comer o cenar. Yo sigo recomendando casa Rufo.

09/05/2010

calidad que se paga

Suscribo todos lo que ha dicho chigui comilona sobre este sitio. Decoracion moderna, servicio super buneo y calidad de diez pero desde luego no es ningun regalo!!! Y eso si no te sacan ni un chupitoooo! Pero las kokotxas y sobre todo los hongos eran de llorar! Todo en su punto!! Recomendable pero desde luego por poco mas prefiero irme al etxebarri que son brasas tb y es una experiencia religiosa! Eso si..necesitas coche claro!!

10/09/2009

Carlos Maribona lo descubrió en septiembre de 2009

Un rincón divertido

Restaurantito pequeño, muy moderno de decoración, con una agradable barra en la entrada, en las inmediaciones del Guggenheim.
Ha abierto hace muy poco. Tienen una carta breve con platos modernos, y algunas cosas más tradicionales como unas buenas anchoas albardadas o unas estupendas croquetas.
Buena carta de champanes y vinos.
Adecuado para reponer fuerzas tras una visita al Museo.

07/05/2010

brasas ricas q se pagan!

Es un restaurante decorado moderno al lado del guggenheim q creo debe llevar como un año abierto.El cocinero especialidad en brasas (trabajó en el kaia de getaria y en otros punteros)
Está bien en general: comida rica,calidad y originalidad en su justa medida.Servicio muy amable.Como punto divertido tiene una pantalla d plasma donde ves las brasas de la cocina en directo y como se va haciendo la comida q has pedido
Los peros: no hay carta sino q el cocinero te lo canta y luego t llevas sustos con la cuenta.
De aperitivo tienen algo q yo no habia visto y es buena idea para mí: medio gintonic,q en realidad era algo así como un frozen gintonic muy bien preparado y q entra solo!
La comida eramos un grupo de 8 y pedimos varios entrantes pa compartir todo a la brasa:almejas muy buenas (pero a 36 euracos cada una,q si llego a ver en carta el precio no hubiese pedido),boletus con yema de caserío por encima y otra ración:kokotxas riquisimas
De segundo pedimos un rodaballo y 2 chuletas todo para probar los 8 un poco de todo.El rodaballo espectacularrrrrrr y las chuletas buenas también.
Salimos a 67 euros persona con dos botellas de txakoli y una d tinto bastante normalitas;2 raciones de almejas,2 de hongos y 2 d kokotxas,las 2 chuletas y el pescado y postre.
Es caro pero si sabes q vas a pagar eso no te decepcionará pq la comida riquísima,sólo q yo odio lo de q no haya carta,de hecho no pedimos unos percebes a la brasa por miedo al ostión,ni besugo en vez de rodaballo pq te pueden peinar con raya en medio!Y a mi me gusta controlar lo q pido!