Restaurante de cocina madrileña, situado en una auténtica Posada de 1642, que fue inaugurado hace más de 25 años y que desde entonces ofrece entre sus especialidades el cordero asado en leña, el cocido madrileño de puchero (por encargo), los callos, la gallina en pepitoria y los postres típicos de Madrid. Dispone de...

Ordenar por:

relevancia fecha

08/02/2016

aceptable cocido en bonita sala

Visita dominical para zampar cocido en La Posada de la Villa encargado con antelacion.

El restaurante ocupa todo un caserón en la cava baja. La entrada impresiona con el tremendo horno presidiendo la planta baja. Nosotros hemos estado en la primera planta, junto a una ventana. Me ha parecido que en cuanto a decoración/ambientación, el lugar está muy conseguido; tiene atmósfera de posada rústica. Mola el detalle de las sillas con nombre de personajes famosos que han visitado el restaurante. Me ha tocado Matías Prats , permiteme que insista ;)

De entrante por cuenta de la casa nos han puesto unas ricas croquetas y aceitunas de Campo Real (mis favoritas)

Después, cocido en dos vuelcos. Primero sopaza buenísima, desgrasada lo justo.
Después todo lo demás en dos bandejas. Siendo 4, encargué cocido para 3, porque ya me conozco como se calibran las raciones en estos sitios, y estas bandejas me han dado la razón. Podría haber comido una persona más, aunque me ha parecido que habia descompensación en las cantidades de cada elemento, tal como explico más abajo.

Buenos y abundantes garbanzos (aunque los he probado mejores), muy buen pero escaso repollo, correctas patatas y zanahorias pero también un poco escasas. Poco tocino aunque muy rico. Un sólo hueso de caña con tuétano. No daba para cuatro. El tuétano del copón de rico. Bien el morcillo, tierno y en cantidad adecuada. Bastante pollo que no me ha dicho ni fu ni fa pero es el ingrediente que menos me gusta del cocido de siempre. Chorizo normaleras y muy buena morcilla, sin problemas de cantidades. Apenas un trozo de tocino con veta, y no he visto punta de jamón aunque puede que estuviera entre los garbanzos que han sobrado. En resumen, un segundo vuelco bastante descompensado sobre todo en cuanto a cantidades. Creo que deberían mejorar esa parte.

En líneas generales, es un buen cocido donde destaca la sopa sobre lo demás, pero creo que mejorable.

De postre hemos probado requesón con miel y cuajada casera. En ambos casos, bastante buenos.

Botella de vino de la casa (vino madriñeño de la zona de Villamanta) aceptable.

El servicio amable pero un poco lento.

La cosa ha cotizado a unos 35€ per cápita.

Creo que volveré pero a probar los asados que he visto en otras mesas que pintaban y olían muy bien. Para cocido, prefiero otros sitios

17/01/2016

buenas raciones en la barra

Poco nos gustan la mayoría de los sitios cercanos, demasiado pensados para el visitante ocasional, no hemos llegado a comer sentados en el restaurante, dicho sea de paso esta bonito en plan posada tradicional, pero con lo amigos que somos de las barras y de descubrirlas en sitios en los que quizá no me sentaría a pagar una pasta, nos hemos acercado a la de este sitio en alguna ocasión con decente resultado, buen pisto con huevo sobre todo. Agradable.

03/01/2013

El olor del Madrid antiguo

Reseña Diciembre 2012
Cuando el grajo vuela bajo... toca meterse calorías para el cuerpo, y esa fué la excusa para volver. Bueno, eso y que los que ibamos teníamos todos buen saque jejeje
Como siempre, y sobre todo en esta época de año, se agradece el calor y olor a leña que vienen del horno y que te envuelven nada más entrar. La verdad es que tuvimos suerte, porque no presentamos sin reservar un sábado cerca de la hora de comer y nos dieron mesa (estaba complemente lleno cuando nos fuimos).
Para quitarnos el frío empezamos por unos platos de cuchara, en mi caso, sopa de ajos con su pan, su huevo escalfado al fondo... de efecto inmediato. Luego pedimos, para compartir, un pisto que estaba muy muy rico. Y de plato principal, la especialidad de la casa: cordero asado... de los mejores que he comido en la capital, se deshacía. Para tres personas nos pusieron un cuarto y una ración (el mínimo es un cuarto para dos personas), acompañado de unas patatas panaderas que no estaban mal. Cerramos la comida con un surtido de postres.
A destacar, además de la calidad del asado, el servicio, atento y efectivo, incluso cuando estaban a tope.
Con vino de la casa, la comida costó en torno a 50€/px
Muy recomendable, como siempre.

---
Comentario Original Agosto 2011
¿Quién no se ha preguntado paseando por la calle Toledo y la Cava Baja de donde venía ese olor a asado? Seguramente vendría de este restaurante que es uno de los clásicos de la Capital.
Asador con horno de leña. Creo que la mejor época para ir es a finales del otoño o durante el invierno, para poder disfrutar a gusto del exceso de calorías. Cordero, cochinillo, carnes a la brasa, chorizos, morcillas... todos los productos de la tierra, biencocinados y bien servidos, los podéis "regar" con unos estupendos vinos.
El precio es razonable si se tiene en cuenta la situación, el tipo de comida y la fama del local (50-60 €/px). Mejor sin coche.

02/02/2012

De toda la vida

Data del año 1642, cuando era un molino que se reconvirtió en posada para viajeros. Hoy en día, y tras una rehabilitación completa en 1980, la Posada de la Villa es un horno de asar lleno de sabor y de calidez. Tanto por el olor que inunda el establecimiento (¡qué bien huele el cordero asado!!) como por las personas que lo atienden y que están pendientes de las necesidades de sus comensales.

He estado allí en familia y pasamos un gran rato...

Seguir leyendo en yosilose.com:
yosilose.com/familia-restaurantes.php?articulo=1338

20/03/2012

Es un restaurante que me ha sorprendido muy gratamente, porque pensé que era muy turístico. recomiendo de entrantes el pisto ( está buenísmo y no es todo cebolla como suele ser en algunos sitios), los callos y las croquetas ( vienen 10 en la racción, son chiquititas y están ricas) y la sopa de cebolla, muy rica. De segundos el chuletón está muy bueno, y de postres recomiendo el surtido en el que hay leche frita, milhojas y bartolillos. Como no destacable, el vino y el cordero , todo lo demás francamente bien

10/01/2010

asador en pleno centro

Totalmente recomendado, barato no es pero la calidad se paga, y el servicio también, muy bien pagado la verdad.

Ya nada más entrar el trato es excelente, la ambientación del salón realemente merece la pena, todo son detalles.

La comida genial, te dan ganas de pedir todo, el olor del asado... en fin, volveré seguro :D

La comida, para dos, 2 cañitas para hacer hambre, con 4 croquetas de aperitivo, una de jamón de bellota, un braseado de gamo (muy rico), la ración de cordero asado en horno de leña no podía faltar claro, leche frita flambeada de postre, uno de los platos con anís y el otro con pacharán, 2 chupitos (muy bueno el detalle de la botella envuelta en una botella de 5 litros de hielo), regado todo con un condado de haza, recomendado y muy bien recomendado, rico, rico. El precio 150 €

Al salir te dan la llavecita característica.

ACTUALIZACIÓN: regreso, pero nocturno, así que un poco más ligerito.

Estuvimos en el salón de abajo, al entrar a la derecha, para no fumador, es muuucho más chulo el de arriba, en fin, al tema, para dos personas: unas cañitas para esperar la comida y las croquetas que te ponen ellos de entrante, 2 por persona. El pan muy rico. Tres platos a compartir, surtido de ibéricos, chistorra de Navarra y braseado de Gamo, cantidad más que suficiente para dos, al preguntar ibamos a pedir otro plato, pero nos recomendó que mejor esto y si nos quedabamos con hambre pedir más, y menos mal :p. Para beber, un tinto, pesquera crianza, Ribera del Duero, muuuuy rico, y de postre un flan y unas milhojas, como quedaba el último trozo y era pequeño, invito la casa, todo un detalle, al final mientrás esperas la cuenta te dan unas rosquillas muy ricas. Precio: 105 €.

La carta de vinos es muy variada, pero no son baratos.

08/02/2013

MUY TÍPICO!!

Hace tiempo mi empresa celebró allí una comida de Navidad y todo estuvo estupendo. Creía que por la situación iba a ser un restaurante bastante turístico pero me sorprendio gratamente.

05/05/2013

otro clasico

Buenos asados. El sitio es muy bonito sobre todo la planta alta.

06/03/2011

cenamos en la primera planta y la verdad que las mesas estaban muy juntas, había un barullo tremendo, además era a mediados de diciembre, con todas la cenas de navidad...etc, creo que no era el mejor momento para disfrutar del lugar, eso sí cené un cochinillo de lujo. al resto de la familia (tres) no les gusto lo que eligieron.

06/01/2010

Cordero a lo segoviano en el centro de Madrid

Yo de este sitio destacaria dos cosas, por un lado el fantastiquisimo cordero y por otro lado la gracia de que marcan en cada silla que ha comido un famoso, no famosillos al estilo tele5 o algo asi sino gente de peso tipo Harrison Ford o Brad Pitt o Isabel Allende. Por lo demas un poco enfocado a guiris, gente de paso en Madrid, etc.