Ordenar por:

relevancia fecha

21/05/2012

El paraíso en la tierra

El local es ruidoso y siempre está lleno de gente, pretende minimalismo pero en realidad parece diseñado para que entre el mayor número de cabezas de ganado, el sistema para hacer un pedido consiste en alcanzar la barra como bien se pueda y lanzar una mirada de desesperación, de súplica o de hambre al dependiente.

No importa. Como en el amor, todos los defectos son invisibles. Por lo menos mientras dura la bandeja llena de Princi productos: panes, pizzas, pastas o postres.

Puedo dar fe de todo aquello que lleva harina. Dicen que las ensaladas son maravillosas pero, ay mísera de mí, no siento ningún placer al comer cosas que no engordan.

23/12/2008

Antonio Guerrero lo descubrió en diciembre de 2008

Una cafeteria genial. La alternativa a Starbucks en Londres

En pleno Soho, tocando al barrio gay, se encuentra esta genial pastelería que fue todo un descubrimiento para mi durante mi última visita a Londres.

Es una alternativa genial al clásico y a veces aburrido Starbucks que es tan abundante en la ciudad.
Tienen infinidad de pastas, pasteles y dulces, a un precio muy asequible (más barato que Starbucks).

El aspecto de la pastelería es inmejorable. Un espacio amplio, moderno, despejado, con algunas mesas y una barra dispuesta a lo largo de la pared del local. Entre la barra y la pared hay un canal donde cae el agua de numerosas fuentes que surgen del techo. Algo relajante y que refresca el aire más cercano.

Los camareros y camareras son italianos. Muy profesionales y cercanos, además de bien coordinados entre ellos.

Debo insistir en la cuestión de las pastas porque realmente eran excepcionales. No pude probar más que el croissant, el pan au chocolat y el pan de leche con birtuas de chocolate, pero todo lo demás tenía igualmente una pinta impresionante.
Aprovechando el magnífico horno de leña de que disponen, también se atreven con el pan y, aunque no pude probarlo, debo decir que los panes tenían una pinta igualmente genial.

Como ya he dicho, una buena alternativa a Starbucks. Muy agradable para sentarse y leer The Guardian tranquilamente con un cappuccino y un buen croissant :D