Ordenar por:

relevancia fecha

05/05/2017

Peor con menú degustación

La primera vez...
Hace tiempo visité el Punto MX y salí de allí enamorada de la cocina mexicana, nunca en mi vida había comido unos tacos tan maravillosos, ni los he vuelto a comer la verdad. Todavía me acuerdo de uno de atún rojo que con el que casi lloro de la emoción. Y qué decir del carrito de guacamole que no se haya dicho por aquí! fantástico! solo recuerdo un guacamole al mismo nivel y fue en el DosCaminos de NY. Si teneis ocasión no os lo perdais.

Conociendo Mezcal lab...
Después de esa experiencia fuimos a mezcal lab (para los que no lo sepais, se trata de una cantina informal que tienen en la planta de arriba del local) y aunque la comida fue estupenda, pues como que no quedé muy conforme con salir pagando casi 50 euros por persona por comer de mala manera en taburetes y mesas bajas. Pedimos también el famoso guacamole y esta vez no me pareció tan estupendo como la primera... cierto es que arriba no hay carrito de guacamole, sino que este ya sale preparado de la cocina.

Segunda visita a punto MX (Abril 2017)
Hace un par de semanas por fin volvimos, la verdad es que no fue antes la visita porque nosotros somos poco de programar y aquí sigue siendo difícil reservar para cenas los fines de semana.
El caso es que yo iba con la idea de comerme otra vez el maravilloso taco de atún y al llegar nos anunciaron que habían cambiado el sistema y que ya no tenían platos a la carta. Así nos presentaron 3 menús degustación (corto, mediano y largo) que es lo único que se podía pedir.
Optamos por el menú intermedio que estuvo correcto de cantidad. No saqué fotos a los platillos ya que estabamos de celebración familiar así que no puedo detallar todo.
La impresión general fue buena, ya sabemos que aquí hay nivelón de cocina pero qué quereis que os diga... me quedé con las ganas del guacamole y el taco de atún.
Al final pagamos 470 euros por 5 personas o sea 94/pax que teniendo en cuenta que la cena la acompañamos con cerveza pues me parece caro caro.
Ese es el precio que pagamos en Casa Marcial en Arriondas comiendo con vino y por un menú degustación de un 2 estrellas michelín.

Le doy 4 estrellas por la originalidad y lo buenas que estaban algunas cosas pero revisando la RCP se queda en 3 estrellas.

Otros detalles a mejorar:
El restaurante está en un sótano sin ventanas.
Nos pusieron en una mesa grande al ser 5 y en estas no ponen mantel. Incomprensible que unas mesas si lo pongan y en otras no. Deberían poner mantel en todas teniendo en cuenta el tipo de local.
Cuando reservamos no nos avisaron de que era obligatorio el menú degustación.

Queridos señores del Punto MX, espero que no mueran de éxito y recuperen su esencia. Gastarse 50 o 60 euros en unos tacos y aguachiles extraordinarios en un entorno cuidado si, lo de ahora...

28/12/2016

Me encanta Punto MX
A resaltar de la última vez, el mejor plato el taco de panceta, muy bueno también el de secreto, y el que menos me gustó, el pargo, primero lo trajeron demasiado poco hecho y después pasado...
Me gustaría resaltar la labor magnífica del maitre. Camareros serviciales.

Para repetir todo lo que pueda.

27/02/2017

de otra liga ¡¡¡

Muy bueno todo; diferente. No lo puedo comparar con otro de su categoria, es decir, ni estrella Michelin, ni tipico mexicano.
La sala, considero que esta bien acondicinada.
La atención / servicio es magnifica. Excelente la maitre.
CARTA:
El carrito del Guacamole un punto, tipo cuando te preparan un steak tartar.
Aguachiles de Res.
Chilaqules ( ¡¡¡excelente ¡¡¡)
Enchilada de pato (buenisima la salsa; el pato no lo llegue a diferenciar porque pica bastante la salsa;me gusto mucho).
2 Tacos Pastor: Me resultaron inversamente proporcinal su precio a su tamaño. Ricos.
Pargo Zarandeado: Muy rico y muy caro.

Postre: Crepes de Cajeta (sin valorar; no suelo tomar postre; solo lo pruebo el de mi pareja).
Bodega: 2 cervezas iniciales y Vino (D.O. Rias Baixas) Davila L-100

Nota Negativa: Despues de pagar los precios de su carta, que te ofrezca unos totopos para los Chilaquiler y las enchiladas de patos y te cobre por ellos 3 euros, es de CUTRES .

VOLVERE? No creo; reitero: es de otra liga, y, de otro presupuesto.
RECOMENDABLE?: Pschhh. Nos gustó mucho, PERO no me parece imprescindible. Madrid, tiene una amplia oferta gastronomica

Andy + seguir

20/05/2017

La jodieron

Tienen que quitar esas fotos nada que ver a lo que era antes. Acaban de cambiar a menú degustación terrible. Se le fue la pinza al chef, yo creo que no irá bien, ya que quienes siguen con la idea de lo que era a lo que es... sin duda no volveremos. Los camameros muy insistentes cuando no te dan opción de menú solo entre tres, y no te informan bien. Fatal. Para no volver

Andy

Además se me olvido comentar que de media son como 95 por persona si pides el menú intermedio

hace 1 mes

28/08/2016

Tacos escasos

Últimamente esta muy de moda este sitio y me costó conseguir la reserva casi un mes, el sitio me pareció un poco pequeño y decorado mono en plan mucho blanco lo bueno es que las mesas son intimas, la comida bastante buena y es un mejicano muy original, pedimos guacamole como no probarlo y como todo un espectáculo te lo preparan en el momento y a tu gusto te van preguntando, eso me encanto lo malo es que da para un poco, las tortillas ummmm que ricas, también pedimos quesadilla dos empanadillas muy ricas, luego tacos de chorizo verde, muy ricos pero lo malo es que te ponen solo dos y la tortilla es bastante pequeña, lo qu menos me gusto fueron los segundos, unos tacos de cochinillo la carne no me gusto nada de nada la carne tenía ternilla y mucha grasa, increibl en un sitio así total que me lo deje entero eran solo dos tacos y al recoger ni preguntaron....lo siguiente fue que pedimos mezcal tamaño chupito a 15 euros en los cócteles se pasan un poco con los precios la verdad. En definitiva no esta mal pero caro y escaso he comido mucho mejor en otros mejicanos.

amarin

te refieres al único mexicano en España con estrella Michelin? Lo calificas de mejicano muy original; no se, me desconcierta esta crítica.

hace 10 meses

LadyTuna

Con original me refiero a que es distinto a los mejicanos en los que había estado, la comida es distinta de sabores, te preparan el guacamole in situ, van pasando con un carro de mezcal, tienen toques de originalidad que no los ves en otros restaurantes mejicanos. Gracias

hace 10 meses

10/10/2016

Bueno, bien, tú sabes..!!

comida mexicana con estrella, he ido dos veces, una con y otra sin, y las dos veces fue igual de caro.
La estrella ya de por si te sube el precio, lo sabemos, pero de ahí a que un guacamole valga 25€ pues ya veréis...
La cocina esta rica, los tacos también, y no es la típica cocina mexicana a la que estas acostumbrado, pero a mi no me terminó de convencer la verdad y mas por ese precio, hay sitios con mucha mejor relación C/P.
Ni fu ni fa

20/07/2016

Viva Mexico!

No puedo ser objetivo con este sitio, ni con Roberto, ni con Martin, ni con Tony...para mi es el mejor restaurante de Madrid.

Es incrible la progresión que ha tenido Punto MX en este tiempo que lleva abierto, cada vez que vas hay platos nuevos que te hacen volver y volver.

Entremos en detalle en la comida que normalmente pido cada vez que suelo ir:

1.Panuchos de cochinita pibil: Incriebles, jugosos, la cebolla morada perfecta.
2.Arrachera de Wagyu: No se puede decir nada mas, salvo que vayan y la prueben, es una mezcla de sabores y picores en la boca que no habia tomado nunca (mezclenlo con el tuétano, si es posible).
3. Tacos de atun rojo de almadraba: Increibles, atun en un punto perfecto hecho muy poco, casi crudo,...perfecta la salsa.
4. Chile ancho relleno: Plato excelente, novedoso, sorprendete.
5. Tacos de buey gallego: Lo mas picante de la carta, increibles taco de taquitos de solomillo.

Vengan, disfruten, y sobre todo...dejense enchilar!

Viva Mexico!

25/02/2016

Espectacular opción de Mexicano

24/02/2016

Que sigue siendo muy grande? Lo es: la estrella Michelín esta más que merecida.

¿Por qué le quito un estrella? Porque revisando en este mi tarjetero personal, me doy cuenta de que he comido con otra persona y he pasado de menos 70€ a 200€. Analicemos que ha cambiado:
- Un plato mas a la anterior vez (taco).
- Tuétano veo dos raciones en vez de una de la anterior vez (ojo, pedimos una pero vinieron dos).
- Un postre.
- Dos cafés.
- Un cocktail y una copa al final.

Demasiado diferencia en precio para esto. Seguro que tiene que ver con lo estrellado del tema, pero como dije en mi anterior vez, lo sorprendente era el pack completo. Sigue todo muy sano en cuanto a servicio, calidad, etc. pero ahora tienes que reservar para cenas con mucha antelación.

Lo del Tuétano es de enmarcar como la anterior vez. El Aguachile rojo de lenguado y langostinos muy flojo.

Amplio fotos para el personal.

12/11/2012
Carta muy variada sin caer en los típicos platos TEX MEX. Te recomiendan el Guacamole y 4 platos para probar. Con lo que cuesta pillar mesa, al menos deberías ir 5 veces para probarlo todo, y eso actualmente puede ser 1 año.

Te presentan una carta de bebidas y cockteles para empezar.

El comedor en pequeño en la planta de abajo, trato super amable de todos los camareros que vinieron a servirnos (conté 5).

- Guacamole (hecho en directo)
- Sopes de langostino enchipotlados con aguacate.
- Salpicón verde de ternera.
- Tacos de chorizo verde, aguacate y queso.
- Tuétano a la brasa.
- 5 Cervezas Pacífico.

Impresionante tanto el Salpicon de Ternera como el Tuétano. El guacamole quizá un poco escaso.

Lo mejor de todo: el precio. Con reservas a dos meses vista, un trato exquisito y una calidad excelente, no llegamos a los 37€ por cabeza.

Repetir siempre!

02/04/2017

Exportvinos

Desde la desaparición del efímero Xaman-Ek en la Avenida de Alfonso XIII se echaba de menos un mexicano de este tipo en Madrid. Experiencia inolvidable, excelente servicio, precio más que correcto teniendo en cuenta de la calidad de todos los platos. Carta de vinos no muy extensa pero muy bien diseñada. Buena coctelería y cervezas. Carrito de tequilas y mezcales muy interesante. Precio medio. 40€ más vino. Enhorabuena

20 de septiembre de 2012

22/03/2016

Un mejicano bueno y diferente

Cocina mejicana lejos de lo que estamos acostumbrados.
Ensalada de cartitas de pato muy buena.
Taco de buey madurado a 90 días: he de decir que teniendo reciente "El capricho" no estaba mal pero lo de los 90 días......
Tuetano a la brasa: delicioso!!! Y si lo pides con la Arrancherra de waygu hacen una buena combinación.
Los postres: el bizcocho de zanahoria y el postre de chocolate buenos pero prescindibles.
El servicio excepcional
El precio caro.
Merece la pena.

22/06/2015

Enamorado hasta el tuétano

Tras un debate sereno, hemos decidido bajarle la puntuación de 5 a 4. Y no es porque la comida no sea un espectáculo - que lo es - ni porque el tuétano haya dejado de ser objeto de nuestros sueños más cálidos (sigue provocándonos intensas emociones). No, es porque hemos reflexionado sobre la cosa gastronómica. Y si queremos en Madrid una escena gastronómica potente, lo que tenemos que potenciar no es tanto el restaurante de boato, puesta en escena y dolor de cartera (por espectacular que sea) sino acercar la gastronomía al pueblo. Queremos sitios de menú del día que innoven, queremos street food, queremos alternativas potentes, queremos que comer sea una fiesta y para eso tenemos que poner en el centro de todo a los sitios accesibles para cualquier bolsillo. Por eso, hemos decidido en Palacio que las cinco estrellas quedan reservadas para locales donde el precio por cabeza no supere los 30€. Punto MX es cojonudo, pero inaccesible para la clase obrera.
-----
Vamos a empezar por el final de la crónica.

¿Preparados?

¿Listos?

Señores:

CHE SPETTACOLO!!!

Qué a gusto me he quedado diciéndolo.

Llevábamos un par de años con la maldición de Punto Mx. Lo descubrimos por casualidad, paseando. Quisimos ir a comer y nos dijeron que necesitábamos reserva, acabamos en otro mexicano infame. Teníamos gusa mex y no sabíamos que esto era otra cosa. Quedó la espinita clavada.

Siguiente intento, volvemos a lo mismo, pero nos ofrecen quedarnos arriba, en la parte más bar. Nos quedamos y cenamos de manera flipante. Nos pusimos ciegos a mezcal y volvimos a casa cantando.

Tercera vez, asumimos que no habría sitio, y repetimos arriba. Mezcal, margaritas, comida cojonuda. Delirium Tremens.

A la cuarta ya había que poner orden. Le han dado una Estrella Michelín y nosotros queríamos ir ANTES de que le dieran la estrella. Era injusta esta espera. Así que me decidí a reservar, a hacer las cosas bien. Llevo fatal lo de reservar con demasiada antelación, entiendo que no queda otra en muchos lugares, pero ¡la vida es tan cambiante! Uno no sabe si de repente tendrá que ir a salvar a la humanidad o a firmar un contrato en el despacho. Me aterran las reservas con tanta antelación, me aterra saber demasiado pronto lo que va a pasar. La previsibilidad me enferma. Pero no quedaba otra. Llamamos por teléfono y nos dicen que hasta dentro de mes y medio no hay sitio, que lo más que pueden hacernos es ponernos en lista de espera y si hubiese algún hueco nos llamarían.

En esto que estoy el Lunes felizmente estudiando francés (porque como tengo poca tralla vital, he decidido volver a estudiar francés) y llama un número desconocido. Son las 13h. “Le llamamos de Punto Mx porque están en lista de espera, se ha caído una reserva, si quieren pueden venir a comer a las 14h”. Empieza momento obsesivo: esta gente insoportable que llama por teléfono a una persona, no le coge y vuelve a llamar, y como no le coge vuelve a llamar, y vuelve a llamar, y vuelve a llamar, y… Pero es que no localizaba a La Reina. Y si se hunde el mundo, pse, pero si estamos hablando de la cosa gastronómica hay que activarse, dejar todo lo que se haga e ir al Punto Mx.

Localizada La Reina nos dirigimos al local y por fin entramos en la planta baja. La puerta del cielo que tanto nos fue negada se nos abre. No nos espera San Pedro, pero nos da lo mismo. Nos atienden y nos dirigen a la mesa. Caminamos triunfantes como en la escena final del Episodio IV de Star Wars, condecorados tras nuestra batalla de Yavin. Paso seguro y música de John Williams sonando en nuestras cabezas. En realidad suena “Bette Davis eyes”, lo cuál es un petardeo que constituye seguramente lo peor del sitio (algún “pero” debe tener hasta lo mejor de la vida), todo música ochentera que no pega demasiado.

El sitio es como etereo, como una película en las que entras en el cielo y todo es blanco y viene Dios que es un señor con barba blanca y pijama blanco y te sientes protegido. No es todo blanco en realidad, pero da impresión de blanquedad. En realidad tiene más negro que otra cosa, pero es que me he flipado. Según te sientas te ponen agua, lo cuál es una constante. No paras de tener el vaso lleno de agua en todo el tiempo que pasas allí.

Nos va la marcha, venimos a jugar. Nos preguntan qué queremos y nos ponemos en sus manos. Clásica primera cuestión “¿os gusta el picante?”. Respuesta: “SÍ, pero nos gusta no como a los españoles que dicen que les gusta, nos gusta como si fuésemos Jack El Destripador en su noche más hardcore, nos gusta el picante como el gol de Miranda en la Final de Copa, nos gusta el picante como si de repente aparece Eskorbuto a dar un concierto en el salón de tu casa y rompen todo y se lía pardísima y encima te ha molado. Ponednos picante hasta morir”. Vale, he exagerado, pero ese era el espíritu de la respuesta. Estamos hartitos de esa gente que dice “sí, me gusta el picante” y luego no le gusta. No amigos, el picante es el olor de napalm por las mañanas, es Vietnam, es mirar a la muerte a los ojos. Nos tomaron nota, claro.

Nos pusimos en sus manos y empezó la cosa con un aperitivito de totopo con crema de frijoles. Comido de un bocado.

Empieza lo bueno con totopos y guacamole. Viene el camarero, un chico encantador, con un carrito y todos los ingredientes del guacamole. Aguacate troceado en un molcajete, añade cebolla, cilantro, aceite de aguacate, chile serrano, limón, sal y granada para dar un toque dulce. Nos deja probar, a ver si queremos añadir algo más, pero ha quedado perfecto. Mientras nos estamos poniendo ciegos y relamiendo con el guacamole (pocas cosas tan simples dan tanta alegría al ser humano) traen aguachile rojo de lenguado y langostinos, un ceviche con chile guajillo. Que nos aconsejan tomar junto a los totopos y el guacamole. Esto es un comienzo espectacular, una entradilla que ni la fase buena de Lost. Acompañado todo por una michelada, bebida absolutamente guarripetosa que sin embargo no puedo parar de beber en estos sitios. Convengamos todos en que la michelada es una cochinez supina, pero yo tifo por la michelada. La Reina bebe La Virgen Lager, esto es importante señalarlo, los sitios respetables deben apostar por la buena cerveza. Y redoblen su apuesta: tengan carta de cervezas y enseñen a maridar.

Después vendrán dos tacos. Que parece poca gaita, pero cambia cuando lo comes. El primer taco que llega a nuestra mesa es de atún rojo de almadraba con salsa de chile serrano y limón verde. Aquí empieza mi momento “no-quiero-que-termine”, ¡y acabamos de empezar! Me empiezo a hacer el remolón, a dar pequeños bocados. El atún es gloria, es teta de monja, tiene un toque a la brasa, cocinado lo justo, se deshace en la boca, se deshace como nos deshacemos todos en este Junio que empieza con potencia.

Siguiente taco, no es cosa menor. No es moco de pavo. Es poca broma el segundo taco. De buey gallego madurado 90 días con salsa ranchera. A estas alturas ya sabemos que no estamos comiendo la típica comida mexicana, que estamos comiendo creaciones de alguien que nos ama y quiere que tengamos una vida alegre. Este buey gallego debe estar feliz allá donde resida su espíritu, porque nos alegra el día completo. Cogíamos cada taquito de buey con los dedos, para saborearlo más. Para seguir siendo feliz, paso a fase “mescalinha”, que es una caipirinha de mezcal. Lo que hacen con el mezcal en Punto Mx merece mención especial, aunque esta vez nos contuvimos, habida cuenta de nuestro terrorífico historial pedofas en esa santa casa.

Y luego, ¡ay señor! ¡voy a llorar! Luego viene la estrella brutal de la jornada. Tuétano a la brasa con salsa molcajeteada y majado de hierbas. La cosa es la siguiente. Te plantan el tuétano en la mesa y un par de tortillas. Y la salsa. Cuando estoy analizando la situación, un annamurato del tuétano como soy, veo que La Reina ya está ¡terminando su parte! Hay un indicativo que hay que tener en cuenta cuando se come con nosotros: si La Reina ha terminado antes que yo, la comida es brutal. La Reina es una chica dulce y contenida que tiene la santa paciencia de reservar lo mejor para el final, para degustarlo más, mientras que yo soy un tragaldabas que engulle. Si La Reina ha engullido es que lo que ha probado le ha causado tal impacto que ha cortocircuitado y ha arrasado con todo. El tuétano que hemos comido es como comer el cielo, el tuétano es un ser superior. Me quiero casar con el tuétano. Este tuétano con su tortilla , su majado y su salsita es de lo mejor que he comido jamás. Se me están cayendo lágrimas rememorando el tuétano. Voy a hablar en sueños del tuétano, voy a volverme loco de remate, tuétanobsession. Tueeeeetanooo. Tueeeetanooooo. Teeee quieroooooo. Vuelveeeeeee.

¡Qué vacío cuando se acaba el tuétano! Rebañando en el hueso como paleolíticos tras la caza. Si no comíamos con las manos, si no chuperreteábamos el hueso como yonkis con monazo, era porque el sitio estaba lleno de gente muy pija y nosotros somos muy bravos pero nos venimos abajo en esos contextos. El señor de la mesa del fondo estaba hablando por el móvil de su colección de coches deportivos, habría sido punk ponerse a lamer el tuétano del hueso en plan Holocausto Canibal. Pero no.

Postres, café a la olla, que es una especie de mousse de café curioso, con helado de vainilla. Y una tarta de queso con galleta y salsa de maracuyá. Los postres estaban buenos, doy fe, sin embargo después del carrusel de jolgorio orgiastico que habíamos vivido, ya era como ver llover.

Es un Estrella Michelín, cierto, pero no es prohibitivo. 75 pavos per testa, si uno consigue reservar definitivamente vale la pena. Como decía Macario “¡qué contento estoy!”

(Punto Mx. General Pardiñas, 40)

spider72

Yo siempre he pensado que Punto MX es demasiado caro teniendo en cuenta la materia prima de la que parten...pero también es verdad que a base de ir a Cascabel me parece que aunque caro, quizá lo valga.

Yo sólo conozco la parte de arriba y me parece que ni fú ni fá.

Pero lógicamente creo que "habrá qué". Veremos.

Buena reseña, Rey Moro.

12 de junio de 2015

Miss Migas

A mí Guacamole, dos tacos por persona, tuétano y postre con cafés y micheladas/cervezas por 75€/pax me parece una barbaridad...

12 de junio de 2015

Cristina

A mi me pareció muy muy caro...

12 de junio de 2015

Antonio Álvarez

A mí me parecieron cantidades generosas, todo sea dicho. Los tacos bien cargados todos. Lo mas caro la bebida

12 de junio de 2015

CubaLibre

Ayer a raiz de este gran comentario que da unas ganas terribles de comer comida mexicana, me puse a buscar sitios buenos bonitos baratos y mexicanos y aparecio este madrid-confidential.com/a/la-tomata-urban-taco-bar que según dice la noticia es del ex maitre de punto mx y fijo que está bien. Yo todavía no he ido y no se como esta pero las críticas leidas son buenas, os lo dejo por aquí por si os interesa.

13 de junio de 2015

16/10/2015

Buen mexicano pero demasiado caro

He visto muchos comentarios sobre la (mala) relación calidad/precio. Es efectivamente un buen mexicano, distinto, "fusión" pero...

La decoración alejada del hipismo y un servicio de calidad razonable aunque no extraordinario, lo aleja del sota caballo y rey de los restaurantes mexicanos. Pero con ese salto de estilo y sobre todo, con el salto de precios, pasas a jugar en 1ª división, y ahí la comparación ya no es con otros mexicanos, sino con cualquier otro restaurante con estrellas michelin o soles repsol, y ahí la competencia es mucho más dura. Hay en Madrid muchos restaurantes que por igual o menor precio le dan sopas con honda.

Fuimos 4 y la cena nos costó 75€ por cabeza. El margarita Punto MX estaba bueno, pero a ese precio... (13€). Y las raciones bastante jusitas, así que para poder compartir el guacamole, los tamales o las quesadillas, tuvimos que pedir dos raciones de cada uno. En los platos principales, pinchamos las ai 100%. Pedimos la Arranchera de Waygu "poco hecha"... la sirvieron "al punto", Pargo zarandeado a la brasa... y estaba muy seco, totalmente pasado de cocción, y no fue un caso de mala suerte, porque fueron dos personas las que lo pidieron y estaba igual de pasado. Y yo pedí una Enchilada de Carnitas de Pato, en la que la salsa, sin ser nada del otro mundo, ocultaba totalmente el sabor de la carne.

Por hacer una comparación con un restaurante homologable, estuve antes del verano en Kabuki (Gral Perón) y por un coste parecido, tuvimos una cena donde cada plato fue un festival de sabores y asombro.

Salgo más satisfecho si voy a la Taquería del Alamillo o incluso a un sitio tan cutre (estilo mexicano) como La Taquería de mi Ciudad. Y hablo de relación calidad/precio.

Nota: Me crié en México y este restaurante tampoco es un "mexicano autentico". Las tortillas de maíz desde luego ni saben ni tienen la textura de las nativa.

29/10/2015

Mi restaurante favorito de Madrid

¿Es caro? Pues si. ¿Lo vale? Para mi, sin dudar. El 50% del precio de Punto MX está en el servicio, que ya quisieran para si otros restaurantes de más fama y empaque. Desde el detalle de darte una hoja impresa con lo que has pedido para comer, hasta el cambio de servilletas cada dos platos, hasta las propias servilletas, grandes y de calidad excepcional, pasando por que tengan cepillos de dientes de usar y tirar en el baño, todo es un placer.

Y luego está la comida. Y qué comida. A pesar de ser refinada y novedosa, da el confort de ser comida mexicana: no asusta, es accesible, cosa que en otras propuestas gastronómicas no ocurre. Me fastidia que hayan quitado los tacos de chorizo verde pero el tamal de rabo de toro lo compensa, y sobre todo están esos tacos de tuétano que son indescriptibles.

Lo peor, sin duda, lo difícil que es encontrar mesa en fin de semana.

25/01/2015

Pésimo servicio

Ha sido la peor experiencia gastronómica en lo que va de año, y no por la comida que me pareció buena, sino por el trato en la sala, las situaciones fueron tan raras que parecía que nos estaban grabando para probar nuestro aguante, en plan "to er mundo es güeno"
Fue una cena en la que 2 comensales eran expertos sumilleres, propietarios de restaurantes con más de 30 años de reconocido éxito, en fin gente que cuando sale de su casa sabe por donde anda.
Uno de los comensales le dijo al camarero que si podía traer pan a lo que este le contesto que enseguida, en ningún momento nos dijo que pan no había, ante la tardanza le volvimos a pedir pan y nos contestó lo mismo, cuando le pedimos una tercera vez pan a otro camarero nos dijo que no había, y nos reímos, al instante salió una mujer pequeñita pero muy "brava" de la cocina y con los brazos en jarras nos dijo que en su restaurante no había pan y qué quien nos había dicho que lo había, le explicamos lo sucedido y pareció muy ofendida por haber pedido pan en su restaurante.
Entre plato y plato cuando terminamos los tacos de atún y antes de servir los de buey en vez de retirar los platos sucios "vaciaron" los restos que quedaban en ellos de los tacos de atún en otro plato para en esos mismos platos sucios servir los tacos de buey, inexplicable cuando pagamos más de 75€ por persona, pedimos que nos cambiarán los platos pero sólo se los cambiaron a uno, de chiste.
Éramos 6, así que nos traían 1ración a compartir para 2, 3 raciones de cada plato al centro de la mesa pero sin cubiertos para servir, cuando pedimos los cubiertos nos trajeron un cubierto de servicio para todos, inaudito.
Quizá los más cómico de todo fue como uno de los camareros se puso a discutir-discutir con mi amigo, sumiller de profesión, sobre la graduación alcohólica de las ginebras, mi amigo quería una de baja graduación, y el camarero insistía en que ninguna ginebra tenía más de 40º, en fin surrealista.
El servicio fue pésimo, nos atendieron 4 camareros diferentes, la bebida llegaba con cuentagotas y tardaron más de 20' en servir la primera mezcalima, además de la escasa amabilidad que mostraron.
Cuando en un restaurante cobran más de 75€ esperas mejor servicio, más profesional y más amable.

acme

Madre mía cómo está el patio!

26 de mayo de 2014

cruz

Por 75€ te dan por saco, así está la cosa

26 de mayo de 2014

acme

Si es que además han subido mucho los precios.

26 de mayo de 2014

je suis béatrice

Pues si que ha cambiado este sitio, ¿siguen siendo los mismos dueños? , yo lo recuerdo con buen servicio y mucho tiempo de espera para poder reservar...En fin,una pena.

26 de mayo de 2014

spider72

Buf yo estuve cuando abrió hace ya tiempo en la zona de "tapeo" en el piso de arriba y me pareció un robo a mano armada por una comida Mexicana normalita. Vamos en Teppic la tomo igual y me cuesta 25 eur/persona.

26 de mayo de 2014

acme

Spider, precisamente cuando abrió se comía bien por 30€ pax, micheladas incluidas...

26 de mayo de 2014

spider72

yo pagué unos 40 eur por picar en las mesas bajas de arriba...hace ya tiempo

27 de mayo de 2014