Kagura es un restaurante japonés especializado en ramen. Casero y autentico. Ramen tonkotsu sabor original, miso y soja. Variedades frías de temporada. Ramen 100% japonés en e...

Ordenar por:

relevancia fecha

10/05/2018

Muy buen ramen a precio económico. Local a reventar.

Tres intentos he necesitado para poder probar Ramen Kagura; un día estaba completo, otro había demasiada cola y este último día, en el que ya sabiendo lo que había y aprovechando que tenía hambre, fui pronto, y aun así, a pesar de llegar a las 13:30, ya había algo de cola. Esto fue un Lunes, y a pesar de que este es un lugar muy económico, no es poco frecuente encontrarse sitios llenos este día, por lo que parece que la cosa va a mejor y no vivimos en Eritrea como parece que nos quiere hacer creer la TV.

El local se encuentra en una perpendicular de la Calle Mayor, muy cerca del mercado de San Antón (otro sitio también impracticable cualquier día, aunque en este caso debido a los turistas). El local es muy estrecho y alargado pero con bastante capacidad, y prácticamente no tiene decoración. En cuanto a la cola parece que la rotación es rápida, pero a partir de las 14:30 no se me ocurriría ir ya que hay demasiada gente. Dentro se pueden ver japoneses comiendo, lo cual es un buen indicativo.

El público es mayoritariamente joven, y al ser un restaurante de cocina japonesa no especializado en sushi es fácil encontrar a un personaje que no falla en estos sitios: el experto en Japón, caracterizado por dar la chapa a sus amigos de manera infernal con cualquier tema acerca del país nipón. Al principio los amigos están interesados, pero al cabo de una hora sus caras lo dicen todo.
Además en Ramen Kagura existe un subpersonaje del experto en Japón, que es el sorbedor de fideos. Comiendo ramen hay que sorber los fideos, y aquí hasta te lo indican en el mantel de papel, por tanto hay que sorberlos con ganas. Se conoce que si no se entera todo el local de cuanto sorbes es que no lo haces bien, así que cuanto mas fuerte mejor, que se note que lo haces como en Japón.

Está muy bien la tradición, y efectivamente así lo hacen los japoneses que hay en local, pero a mi me resulta desagradable tener a varios tíos sorbiendo los fideos como si no hubiera mañana.

En cuanto a la carta se compone de una serie de menú del día muy económicos además de una selección de entrantes a parte. El servicio es amable, aunque en algunos momentos podía estar mas atento.

Probé el RAMEN MISO, con cerdo, huevo, verduras, naruto y salsa de soja, y me gustó bastante. Con el menú la sopa viene acompañado de tres GYOZAS que están buenas y unas edamame que no me sirvieron. Tengo ya ganas de volver porque los ramen de temporada (invernal) tenían una pinta espectacular.

Fuera del menú añadí TORI NO KARAAGE o pollo frito japonés, que me parece bastante prescindible. Lo ofrecen como "tapa japonesa", pero mas que tapa es una ración grande y se puede compartir perfectamente.

El postre si viene incluido en el menú, y terminé con una correcta CHEESCAKE (a la japonesa según ellos). El formato así de pequeño me parece ideal para acabar con algo dulce sin llenarte.

Sin duda el éxito de Ramen Kagura es fruto de lo bueno que está su ramen, pero además el precio es imbatible. Con un precio tan económico el éxito está asegurado. Pagué 15,5€ y me sobró el pollo, y si bien es cierto que los sitios de ramen son baratos no deja de sorprenderme este disfrue a precio mas bajo que franquicias de hamburguesas.

Vendría muchísimas veces, lástima lo mal que me viene la zona y hacer cola. Ojalá abriesen otro mas céntrico.

20/10/2016

Ramen bien por el precio de menú del día (11€)

Octubre 2016

Comida para 4 con un ramen correcto dentro del precio del menú del día (11€ con gyozas ricas fritas, bebida y postre) del probado de temporada con miso y el shoyu clásico, buen chashu tierno y con sabor.

Los otros platos de carta bastante prescindibles con un pollo nanban con un grueso rebozado y un chashu-don muy dulzón.

Servicio de sala lluvioso, como el día en el que fuimos.

1Falces

Lo de ese huevo es de juzgado de guardia.

20 de octubre de 2016

10/04/2017

Auténtico sabor japonés

Gratamente sorprendida con el ramen del Kagura. Receta sencilla, sin grandes pretensiones ni fusiones extrañas, consigue un sabor resultón y verdaderamente auténtico a un precio inmejorable.
La carta incluye también algunos de platos base de la comida japonesa de izakaya (edamame, gyozas, karaage, curry...) con los que es imposible equivocarse.
A la hora de la comida o en fin de semana tendrás suerte si no tienes que hacer cola, aunque esta avanza bastante rápido.
¡Repetiré seguro!

30/03/2017

Sigo buscando mi ramen perfecto.

Correcto, me mola. De hecho me mola más que algunos que ponen por las nubes, y no voy a dar nombCHUKA. A ver que no son la leche, pero que te cobran por ellos un precio más que razonable y que sales satisfecho.

Yo suelo pedir el bol de tamaño normal, el grande me parece exagerado. Dependiendo de la estación suelen tener alguno especial jugando con los ingredientes.

20/06/2018

OK-ish

We sat at the bar along one of the walls, and ordered chicken and vegetable gyozas (5), small tuna maki-sushi (6), cold noodles with some tempura, and tap water. The menu is somewhat limited. The food we ate was acceptable, but we got the impression that in warmer seasons, when one does not enjoy hot ramen so much, these places don't have much good to offer...

Felipe

Tripu, he encontrado la bebida a la que haces referencia. Se llama Chu-Hi, y es una bebida que corresponde con tu descripción.

en.wikipedia.org/wiki/Ch%C5%ABhai

Venden por ejemplo en Yokaloka

hace 11 meses

07/02/2017

Rico y a buen precio

Ramen muy rico y a muy buen precio. Como no aceptan reservas puede haber cola en la puerta, pero va relativamente rápido

14/03/2016

volga lo descubrió en julio de 2014

Ramen 101

13-3-16
Nueva visita a Ramen Kagura, después de un año. Mucho ha mejorado desde mi anterior visita, así que aprovecho para subirle una estrella.

Comida de domingo y ya al llegar primera sorpresa: hay cola en la entrada, hasta la calle. 10-12 personas delante. Buena noticia, que el sitio se haya hecho un hueco y tenga éxito. La cola va relativamente rápido, y en 15-20 minutos es nuestro turno, ya que somos sólo 2. De hecho podríamos haber entrado antes porque preguntaron por gente que quisiera sentarse en barra. Luego vi que la barra era mejor de lo que sonaba, porque es una barra baja a un lado del pasillo, pero a altura de una mesa, y con asientos cómodos (pero de cara a la pared). No es mala opción. Pero claro, las mesas del comedor del fondo son muuucho mejor opción que la barra o las mesas de la entrada, ya que el comedor tiene ventana, y es más amplio y agradable, a pesar de que el olor a comida está muy presente.

Han cambiado el diseño de la carta, que originalmente tenía un diseño muy parecido a la que puedes encontrar en las tabernas de Japón, pero se hacía difícil de leer por la distribución. Ahora todo está ordenado y es fácil de leer y entender las opciones, las posibilidades de añadir extras, los acompañamientos, bebidas, etc... Además los manteles de papel también incluyen recomendaciones de cómo pedir o sugerencias (como por ejemplo, que si después de comer tu ramen te sobra mucho caldo puedes pedir otra ración extra de fideos para terminártelo). Alguien que viene de nuevas sin saber de ramen o cocina japonesa necesitará un par de aclaraciones de los camareros sobre los platos pero para el que sí que está familiarizado le será muy fácil.

En la carta han incluido algo de makizushi (sigue sorprendiéndome la necesidad de meter sushi en todos los japos pero bueno). Pero lo importante es el RAMEN, y parece que han mejorado bastante la receta y las posibilidades. En cuanto a vajilla e instrumentos, aunque siguen sirviendo algunos ramen en los platos hondos blancos poco ortodoxos, también sirven ya otros ramen en unos cuencos negros más propios. Lo mismo con las cucharas, que ya no tienen las pequeñas de loza tipo chino, sino tienen unas grandes de plástico con un diseño similar a las tradicionales.

En cuanto a opciones, tienen el tonkotsu ramen clásico (con caldo de sal), el tonkotsu de miso, un tonkotsu con soja, 2 mazesoba (fideos sin caldo, uno con carne y otro solo vegetal). A estos, se les puede denominar clásicos, y vienen con lo típico: un naruto, algo de chashu (rodajas de cerdo), medio huevo pochado, cebolleta... El chashu estaba muy rico y el huevo también estaba en su punto, con la llema aún blandita, semilíquida. Lo único que no entiendo es lo de meterle una rodaja de limón al tonkotsu, que siguen haciéndolo. Todas las opciones se pueden pedir en versión 100 g. de fideos, 200g. o 400g. (o añadir 100g. más como extra a cualquiera de ellas desde el principio o al final)

Además para los más habituales o aventureros, 2 opciones más especiales de ramen, de temporada, en opción solo de 200g. o 400 g.
En mi caso probé uno de los de temporada de invierno, el Tantanmen, que es un ramen picante, con carne picada, y un caldo espeso de miso y sésamo, a la que le añadí como extra chashu y medio huevo. BUENÍSIMO, el sabor del sésamo y el caldo más espeso, casi de puré, con el picante no excesivo lo hacen distinto al ramen clásico y muy recomendable.

De beber pedí Calpis con soda (refresco típico japonés raro pero que todo el que le he recomendado que lo pruebe le ha gustado).

Y de lo peor de la comida, probamos de postre los mochi, unos daifukumochi industriales, rellenos con helado, y para colmo adornados con sirope de chocolate y nata montada, como si fuera el típico flan de menú del día de bar. Mal, y se cargan el sabor del mochi (que ya de por sí no está muy bueno, porque no tiene nada que ver con un mochi artesano). En los postres tienen que mejorar mucho.

Pues eso, en general una buena taberna, muy informal, para comer ramen, a un precio decente. Con aperitivo de edamame, los 2 ramen de 200 g. (con extras), 2 calpis, y postre salimos a 38€ 2 personas y salimos llenos.

---

Seguramente sea el mejor sitio en Madrid si nunca has comido ramen y quieres probarlo por primera vez donde lo hagan bien y hacerte una idea de lo que es el ramen clásico. Hacen un ramen casero, muy correcto pero también muy muy básico.

Si ya has comido mucho ramen quizás le falte personalidad y profundidad al caldo y algo de originalidad a los toppings.

Tienen cerveza sapporo de grifo, bebidas japonesas (calpis, ramune, te verde frío), algún postre casero (tarta de queso), arroz frito, gyozas y tori no karaage como acompañamiento para completar un menú...

Pero vamos, un sitio básico que mantiene muy bien el concepto de ramen-ya de comida de diario en Japón. Local austero pero agradable, servicio rápido y un ramen para comer y seguir camino.

Si tuviera que ponerle alguna pega, el ramen no me llegó demasiado caliente, y creo que los toppings que vienen por defecto en el tonkotsu ramen son un poco pobres (huevo, cerdo, cebolleta, un naruto...). Hasta para que venga con una hoja de nori hay que pedirlo como extra.

Aprovecho para incluir que tienen un horario interesante, ya que de jueves a domingo es horario ininterrumpido de 12.30 de la mañana a 00.30 de la noche. De lunes a miércoles en cambio, tiene horarios de comida (12:30-16:00) y cena (20:00-00:30), cerrando entre medias.
De los cocineros de Hanakura.

Alexo

Buen descubrimiento.!!! En Madrid hay pocos sitios de Ramen. A ver como se lo monta esta gente!

22 de julio de 2014

Alexo

Aunque inaugurar un local de sopas en Madrid, en pleno mes de agosto.... No se yo...!

22 de julio de 2014

volga

Sí, he pensado lo mismo, que no han pensado bien el momento de abrir. Igual tienen algo de fideos de verano, tipo soba o tsukemen, porque si no sudaremos.

22 de julio de 2014

EandradA

Ay qué calor me entra solo de pensar en el ramen.

22 de julio de 2014

spider72

ya te digo...

23 de julio de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

yo me comería ahora mismo un plato. HUmeante y todo

23 de julio de 2014

spider72

Piti la dieta!!!!

23 de julio de 2014

Avelio

Vengo de comer allí. Hemos pedido dos menús de Ramen y hemos salido rodando, pues además de los fideos con caldo y carne te ponen de acompañamiento un plato de gyozas, pollo, arroz... Terminas como si te hubieses comido un cocido madrileño. Bebiendo agua y con una cerveza (y con el descuento del 50%) la cuenta ha ascendido a 16 euros (todo!). Ya estáis tardando en ir a probarlo!

24 de julio de 2014

EandradA

Con esta calorina...

24 de julio de 2014

volga

Me alegro que sea un buen descubrimiento! A ver si me puedo pasar el viernes o el sábado, antes de que acabe la oferta.

Ean, que hay fideos en frío!

24 de julio de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

oferta where?

24 de julio de 2014

volga

Piti, lo pone al final de mi opinión: "Del 23 al 26 de julio en plan inauguración carta al 50%", y añado que te dan un vale de 5€ de descuento para la siguiente visita:)

24 de julio de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

gracias Víctor! muchas ganas de probarlo.
Fuckin' bikini operation!

24 de julio de 2014

Alexo

El ramen estará bueno, pero el nombre.....Cagura... no es muy fino que digamos!

24 de julio de 2014

EandradA

Es lo que te da cuando te comes un ramen tipo cocido madrileño.

24 de julio de 2014

volga

Bueno, técnicamente nadie ha dicho que esté bueno el ramen. Avelio es el único que lo ha probado y dice que es barato y abundante. Lo de bueno, aún no lo sabemos!
Y lo del nombre... Habiendo nombres y apellidos japoneses incluso más divertidos, como Tomoko, Kagura me parece casi casi normal.

24 de julio de 2014

Avelio

Victor, aunque no somos expertos, a nosotros el ramen nos ha gustado mucho. Igual de bueno que el que te ponen en Yokalola por ejemplo (aunque la ración aquí es el triple). La pasta no estaba blandengue, el caldo era sabroso y las verduras ricas. Aunque es verdad que en verano resulta un poco pesado, mejor pedir el somen (los fideos fríos).

24 de julio de 2014

Alexo

Creo que con esto de los nombrecitos me quedo con mi nabo!!
11870.com/pro/minabo ja,ja,ja!
Mmmm que rico esta Minabo.... !

29 de julio de 2014

Pilar Monfort

Completamente de acuerdo, Victor. Ramen muy básico que a mi me sirvieron con un trozo de limón dentro que no entendí (y que dotaba al caldo de un sabor cítrico que no me gustó nada) y un huevo frio de nevera que habrían metido en el caldo con el ánimo de calentarlo consiguendo que el caldo bajase su temperatura. El resto de toppings sin más... Para completarlo, nos pusieron unas Gyozas congeladadas, una bola de helado de te verde de bote sin decoración ninguna a 3€... y pedí un Oi Ocha a la camarera y se me quedó con cara de pocker... No volveré a no ser que me muera de ganas de Ramen (y creo que preferiría Chuka que al menos tiene un postre decentes y algún bao rico).

Después de probar este y el de Chuka, sigo pensando que necesitamos un ramen como Dios manda en Madrid, así como existe Hiro en Barcelona...

22 de marzo de 2015