Este restaurante asador, propone una carta donde la protagonista es la carta. Su objetivo es crear una experiencia que repercuta en todos los sentidos desde una privilegiada localización que en si provee parte de la magia, pasando por los aromas y sabores de una forma de cocina a la que rinden culto.

Ordenar por:

relevancia fecha

04/03/2017

Carnívoro

Carne carne y carne. No hay más que decir de este sitio.

Local de hotel, intentando estar bien puesto, metido en un sótano en un hotel perdido. Vale, pero a 6 min andando del curro, así que ideal para comenzar el fin de semana con alegría.

Personal regulín en el que veo que ya se han marchado los de la casa madre (justo en marzo ya abren la temporada), dejando aquí lo bueno, las carnes.

Teníamos muy claro que veníamos a probar varias carnes y picotear algo al centro, así que aprovechando la oferta del kviar empezamos con unas cervezas y unas aceitunas a la espera de completar la mesa.

La oferta sólo incluye vinos de la casa y gaditanos así que aprovechamos para darle a un rico Garum, que además ya tenía buen precio sin el dto (15€ la botella), vino con cuerpo que conocíamos de vacaciones pasadas en Cádiz y quedó muy bien. Cayeron dos botellas

De picoteo inicial nos quedamos con cecina, cortada a máquina, normalita (cierto es que no la tenían en carta, sólo como ingrediente de una ensalada y solicitamos la ración) y una tabla de quesos muy buenos, destacando el payoyo en manteca. Muy bien

Nos decantamos por dos cortes de lomo alto, el primero de ternera sevillana de raza frisona que se llevó por delante por sabor y textura a la más cara, la ternera rubia gallega con 90 días de maduración.

Terminamos con 3 postres distintos, hojaldre, crema de almendras al amontillado (imperceptible) y una invitación a chupitos, no postre.

41 euros por cabeza con dos botellas de vino, varias cervezas y descuento mediante. Correcto por calidad. No salimos rodando y si no es día laborable hubiéramos atacado otra pieza de carne y otra botella de vino. Sin descuento rondaría los 55 euros y ya son cosas mayores, no porque la carne no lo merezca pero si por todo lo demás.

Lo dejamos en en 3+++ que casi podrían ser 4--- por la carne y la RCP del vino. No atravieso Madrid para esto pero si se tercia otra de compis de curro, volveré.

Sergiete

En este sitio, y en la casa madre de Vejer, la gallega más insípida. La Retinta TOP TOP TOP

5 de marzo de 2017

Sr Rodriguez

Apunto. Queda pendiente nueva visita y probar la retinta

6 de marzo de 2017

Sergiete

Yo dejaría la siguiente visita para el local de Vejer y me apunto contigo ;D

6 de marzo de 2017

Sr Rodriguez

compro !

6 de marzo de 2017

16/02/2016

Pssssss

El primer gran pero que YO le pongo a raza 7, es sin duda, no solo lo a desmano que esta (me imagino que si vives en la Alameda de Osuna o Barajas, esto no aplica), pero si la yincana que hay que sufrir para llegar hasta la puerta.

Los dueños pueden respirar tranquilos sabiendo que los GPS funcionan fenomenal.

En local esta metido en el sótano de una suerte de galería comercial en los bajos de un hotel de esos que toda ciudad tiene alrededor de los aeropuertos y por alguna extraña razón Madrid no tiene demasiado. Un poco deprimente el camino desde la puerta hasta el restaurante, con la mar de locales cerrados y con papel en los escaparates no dejando ver el interior.

Desde mi punto de vista la visita fue un poco decepcionante.

Pedimos de primero una muy básicas y no excesivamente sabrosas alcachofas con queso gratinado.

El restaurante esta especializado en carne, de hecho tiene una magnifica carta. La carne que yo pedí, un lomo vaca de retina estaba bien, la verdad es que esperaba un bastante más, pero bueno mala no estaba.

La gente en la mesa tomó una gran pieza de solomillo cada uno, que según dijeron estaba bien.

De postre tomamos una tarta de queso que si no era industrial, lo parecía.

El servicio atento, aunque un poco insistente con los primeros, me recordó un poco a VIPS. El camarero le tuvimos que insistir que era tarde y no teníamos tanta hambre como para tomarnos un segundo y un primero.

En fin, no creo que vuelva, El restaurante no me impresionó y estando donde esta para volver tienes que haber salido babeando.

09/05/2015

Luces y sombras

Mayo. Comida de viernes

3 estrellas y media. Un sitio que prometía pero no acaba convenciéndome del todo por distintas razones.

- CHISTORRA mientras esperamos al resto (de tapa con la cerveza fueron unas aceitunas). Bien, buena sin más.
- De aperitivo cuando ya estábamos todos nos pusieron un pequeño salmorejo. Muy bueno.
- MOLLEJAS DE CORDERO. Ricas porque las mollejas están ricas, pero eran algo escasas y estaban demasiado pasadas y resecas.
- ALMEJAS finas salteadas en aceite de perejil (13€). Muy buenas y la salsa muy buena, aunque vienen poquitas.
- CESTILLA de hojaldre rellena de carne. Estaba bastante rica y el toque picante le iba muy bien a la carne. No es un plato que yo pediría pero estaba bastante rico.
- LOMO de vaca retinta (21€). Abundante. Buena carne, tierna, muy roja y oscura con sabor intenso.
- LOMO de macho castrado de raza parda gallega (24€). Abundante. Una buena carne muy tierna pero algo insípida comparada con el retinto. Siendo la más cara no me acabó de convencer y al lado de la retinta deslucía por completo.
- Un postre a compartir de yema de orujo o algo similar. Ni fú ni fá.

Con una botella de Barbazul y otra similar porque ya no les quedaba Barbazul, Cervezas y aguas y un Gin Tonic bien puesto 56€ por cabeza.
El precio no es excesivo, pero valorando todo, la localización y la calidad global tampoco me parece barato.

ME GUSTA:
- La atención.
- Algunos platos y su presentación bastante cuidada.
- El pan es abundante y bastante bueno (aunque se paga)
- El precio por kg de la carne es bastante aceptable.
- La decoración del local

NO ME GUSTA:
- La localización del local. En unas galerías subterráneas junto a un pub o discoteca y otros comercios, todo ello bajo un hotel. El submundo.
- Si quieres ir al baño te tienen que dar una tarjeta para acceder a los baños de la galería subterránea junto a la escalera que no están digamos en el propio local del restaurante. Da una sensación un poco cutre de ir al baño del aeropuerto y el tener que pedir la tarjeta, aunque los baños no estén mal.
- Algunos entrantes son un poco escasos.

Con ganas de visitar Vejer porque el cambio de localización de una mala a una maravillosa, sumado a la brisa gaditana, seguro que lo pone en 5*. A este no creo que vuelva.

acme

coño, pues yo estaba ya con un pie allí...

9 de mayo de 2015

Miss Migas

Lo de la tarjeta para ir al baño me ha dejado helá.

9 de mayo de 2015

acme

en el primer abastos 2.0 había que llamar al vigilante para que te llevase al baño del mercado.

9 de mayo de 2015

Fatboy

la localización como comentas es lo que le falla por completo, aunque después el local en si esta muy bien, pero en comparación con el de vejer no tiene absolutamente nada que ver, cambia por completo.

13 de enero de 2017

16/02/2015

volga lo descubrió en enero de 2015

El templo gaditano de la carne se viene a Madrid

Añadidas fotos de la carta (con precios), por cortesía del scout Sr. Rodriguez. Es LA MISMA carta que la de La Castillería. Mismo diseño, mismos precios que el año pasado en Cádiz (diría que se han traído las cartas del otro restaurante, vamos).

---

Buena noticia para los fans de La Castillería, el peazo restaurante especializado en carne de Vejer de La Frontera (Cádiz): desde el 27 de diciembre, está abierta su sucursal en Madrid.

Se llama Raza 7 y como sea igual de bueno que el original, va a ser un éxito.

Está en los bajos del hotel Diana, en Alameda de Osuna (cerca del aeropuerto)

Como La Castillería de Vejer cierra en invierno, el propio dueño, Juan Valdés, y su esposa Ana Lucía Melero, están en el de Madrid ahora, con su equipo. Cuando vuelvan a abrir en Cádiz, se quedará en Madrid un equipo formado por ellos, manteniendo Valdés la dirección creativa y la maduración de las carnes.

Capacidad para 60 personas, decorado con fotos y el logotipo del restaurante original.

La carta se mantiene igual que en la sede gaditana, y está centrada en carnes de vacuno, entre ellas el retinto de la provincia de Cádiz, y también tienen algo de cerdo, todas divididas por procedencia, año... como si de una carta de vinos se tratara.

A mí el original me encantó 11870.com/~ISi6

spider72

Joé que sitio raro...el Hotel Diana...pero la zona se anima: Aparte del Taberna y el Ni sí ni no...ahora éste.

5 de enero de 2015

spider72

Me parece buen precio, pero...está en un sitio raro de narices...

5 de enero de 2015

Sr Rodriguez

Raro es poco. No sólo está en el hotel Diana, está en el sótano del hotel Diana.

5 de enero de 2015

volga

El original está en un sitio más raro e inaccesible, equiparable al sótano del Hotel Diana de Madrid. Subiendo por un monte, escondido...
Eso sí, el encanto que tiene el comedor al aire libre bajo la sombra de un árbol de La Castillería con vistas a Vejer, no lo tiene un sótano, por muchas fotos que pongan.
Supongo que si les funciona el rollo "escondido", y el boca a boca de su clientela habitual, tendrán éxito, si no, se van a perder en la competencia de Madrid.

5 de enero de 2015

spider72

no si no niego yo que el sitio sea chulo...pero vamos entre un monte perdido (pienso por ej en el Doña Filo que está a 60 kms) y un sótano en el Hotel Diana!! hay que echarle un par de narices con la de locales que hay en Madrid, sobre todo si te sales un poco de la almendra...en fin sus razones habrán tenido.

5 de enero de 2015

01/04/2015

Y que viva el chuletón de retinto

3 estrellas y media.... por producto le daría 5

Hace unos días que fuimos a conocer Raza 7, el restaurante que han abierto en la Alameda de Osuna de Madrid los propietarios de La Castillería de Vejer de la Frontera. Las sensaciones por lo general fueron muy positivas.

Para los que no lo conozcáis, hace varios años que escribí sobre La Castillería, que es un emblemático restaurante de la provincia de Cadiz cuyo idílico entorno y sus magníficas carnes lo convierten en uno de esos lugares en los que hay que reservar mesa con antelación si uno quiere comer allí.

La Castillería es un lugar al aire libre y un negocio estacional que depende del clima por lo que sus propietarios han decidido complementarlo con esta apertura en Madrid, no en vano son muchos los madrileños que en la época estival acuden cada año a su cita en La Castillería. Yo mismo conocí el restaurante cuando vivía en la zona y cada año vuelvo al menos una vez.

El restaurante Raza 7 busca replicar el modelo de la casa madre y en gran parte lo consigue.

El restaurante se encuentra situado en el sótano del Hotel Diana en la Alameda de Osuna muy cerca del aeropuerto. Si bien a mi personalmente su localización no me disgusta no deja de ser un lugar apartado del mundanal ruido y más teniendo en cuenta que el hotel en el que se encuentra da una sensación desoladora cuando llegas, con prácticamente todos sus locales cerrados. Tener que bajar a un sótano tampoco ayuda.

El local que ocupa Raza 7 es bonito, con muchos detalles ornamentales que recuerdan a La Castillería y con cuadros de la misma sobre las paredes y con una cristalera que permite ver la carne y como la preparan desde el exterior.
La carta de Raza 7 está replicada prácticamente en su totalidad donde el protagonismo lo tenemos en el apartado de la carne donde se explica perfectamente su procedencia y su edad.

En nuestra visita y tras un aperitivo comenzamos con una ensalada de cecina, aguacate y piña que nos gustó mucho y más teniendo en cuenta que los entrantes nunca han sido el fuerte de La Castillería.

- See more at: espaciossecretos.com/2015/03/31/restaurante-raza-7/#sthash.SyBcE9tM.dpuf