Restaurant Blau

Ordenar por:

relevancia fecha

22/10/2011

Uno de los peores restaurantes a los que ido. Elegimos el Menú Cocktail Ego pensando que pagar 30€ por la cantidad y calidad que se le presuponía al leerlo merecía la pena. Pero cual fue nuestra sorpresa a medida que llegaban los platos.
APERITIVO
• Mojito y caipirinhas - En vez de esto vino con hielo
• Dado de patatas con salsa brava. Normalito
PLATOS
• Montaditos de jamón serrano. Normalito
• Embutido de la Cerdaña. Mas bien del Lidl de la C/Cerdaña
• Croquetas caseras surtidas. No sabemos si eran surtidas ya que no eran comestibles
• Brochetitas de cherrys y mozzarella al aceite de albahaca. Una por cabeza y compuesta por un tomate cherry y un dado de mozzarella.
• Degustación de quesos europeos. Si entendéis por quesos europeos unas cuñas de queso semicurado, queso de cabra y roquefort entonces comeréis lo que dicen.
• Rissotto parmigiano hecho en rueda de Grana Pagano. Era arroz blanco seco con “algo” que lo compactaba y sin noticias de la rueda.
• Tacos de solomillo de ternera con salsa de setas. El peor solomillo que me han servido por lo duro y poco gustoso. La salsa de setas era de una seta que se acaba de descubrir, claro.
• Chipironcitos, verduritas y calamarcitos en tempura. Normalito
• Fondue de quesos con brochetitas de pollo. Una brocheta por cabeza de tres piezas de pollo en una “salsa” aceitosa y sin rastro del queso.
• Hamburguesitas en tosta con reducción de cabernet. Una hambuegesita muy normalita en una rodaja de pan con reducción de nada.
POSTRE
• Fuente de frutas naturales y chocolate fondant. No nos lo acabamos.
• Brownie de chocolate. No nos lo acabamos.
BARRA LIBRE DE BEBIDAS
Vino tinto
Vino blanco
Cava Brut Nature
Refrescos
Aguas
Todos muy normalitos. Cuando pedimos los cafés pedimos carajillos de Baileys y nos dijeron que no tenían pero que tenían otro tipo de crema de whisky,
Para finalizar un restaurante al que no debéis ir si no queréis sentiros estafados.

28/08/2007

Erzsebet lo descubrió en agosto de 2007

Perdido en el barrio de Sants está este un restaurante que además de comedor cuenta con una terraza-jardín interior para aprovechar el buen tiempo de Barcelona.

Cocina de mercado, mediterránea y creativa por aproximadamente 20€ por persona, vamos, lo que se lleva ahora.

Un lugar agradable.