En la vieja estación de ferrocarril de Cambre, en la antigua cantina y almacén se sitúa el restaurante A Estación. Un lugar tranquilo, romántico y acogedor para disfrutar de una cocina seria, actual e independiente, donde se expiden suculentas elaboraciones de mar y de cabaña autóctona, a veces con algún recuerdo e...

Ordenar por:

relevancia fecha

21/07/2016

A Estacion

Restaurante situado en la provincia de Coruña muy cerca de la ciudad y con un encanto especial, ya que está en la propia estacion de tren del pueblo.

Estrella michelin mas que merecida para esta pareja que trabaja perfectamente con la materia primera gallega y con la evolución que muchas veces esa cocina necesita.

Si estan por la zona y se quieren dar capricho, A Estación es perfecto para eso.

Dejense recomendar ya que los pescados y las carnes van cambiando.

De lo que he probado, esta entre uno de los diez mejores restaurantes de España.

31/12/2015

Diciembre 2015. Cena Viernes. 5-


Llegar a A Estación en Cambre desde la Coru es la penitencia que hay que pagar por comer "rebien". Un pequeño infierno, comparable al de tener que acercarse al, próximo, aeropuerto de Alvedro.

Incomodidades que desaparecen al entrar en la antigua estación de Cambre. Más bien en la construcción que, a modo de gran y ancho vagón, alberga la sala principal del restaurante. Anexo a la misma, un gran reservado muy a tener en cuenta. Decoración sobria y elegante, muy del palo michelenero y gruponovero. Mesas amplias, bien vestidas, espaciadas y achiperres de calidad. Todo esto junto con un servicio amable y cercano presagian lo que al final fue y todo esto sin haber probado el primer bocado.

Y eso que la cosa no empezó bien. 40 minutos de reloj desde que nos sentaron hasta que llegó el primer aperitivo. La culpa la tuvo, intuyo, una multitudinaria celebración de empresa con fácilmente 20 personas ocupando reservado y que trajo de cabeza a cocina y sala prácticamente toda la noche. Todo ello agravado por los continuos trasiegos de camareros de una punta (la cocina) a la otra (el reservado) del citado vagón. Buenas piernas debe hacer el personal. Tampoco ayuda la cocina versión liliput que se gastan. Parece mentira que quepan dentro y saquen esos peazo platos de un sitio tan pequeño.

Bueno, bien es cierto que tras la desesperación inicial todo fue aceptablemente rodado.


Sugerente carta a precios ajustados. Carta que, acertadamente, sirve de base para el menú degustación que ofertan con lo que parece que elijas lo que elijas, acertarás seguro. Visto el tamaño de las raciones que vimos pasar y con ánimo de probar lo máximo posible optamos por el menú degustación a pesar de ser cena. Y ya puestos, maridaje para el no conductor a pesar también de la interesante y ajustada en precio carta de vinos.

Menú mas largo de lo que parece, por la abundancia y contundencia de los aperitivos y también por el tamaño de las raciones, lejos de bocadito pitimini.

Destacaron muchos platos, canelón de faisán y ensalada de bogavante entre ellos. Pudimos probar los dos por la flexibilidad a la hora de introducir cambios basados en la simple apetencia. Mundial la lubina con sus verdinas, el solomillito en tataki, el tartar de atún,... ¡Ay que bien cenamos en la "esta"!

El menú cotiza a 57€ más 20 de generoso y variado maridaje que incluye desde un gin de Plymouth a un cava de xa-relo pasando por varios blancos de aquí y de allá, un más que aceptable mencía para las carnes y un moscatel de postre.

Gran rcp y merecidísima estrella para Beatriz Sotelo y Juan Crujeiras

Galicia Calidade.

22/09/2013

A Estación, Un maravilloso viaje en tren

Emplazamiento inmejorable, original, precioso, romántico, muy elegante y cuidado, con mucho encanto. Situado en la vieja estación de ferrocarril de Cambre, el local estrecho y nuestra situación junto a la ventana, nos hacía tener la sensación de estar comiendo en el vagón de un tren, nos encantó.
El servicio, muy profesional, serio, cuidado al detalle y muy atento.
En cuanto a la comida, aunque sin sorprender especialmente ninguno, todos los platos correctos, bien elaborados y muy bien presentados.
Se celebraban Jornadas Gastronómicas orientadas hacia un menú degustación, tematizado bajo el lema Compañia Internacional de los Coches Cama y de los Grandes Expresos Europeos, un menú degustación de Cocina Clásica Francesa que se servía en el restaurante de los trenes europeos de 1.912.
Nada más sentarnos y para ir picando, variados snacks: sabrosos encurtidos, palomitas con sabor a trufa y crema de ajo con barritas de pan.

MENÚ DEGUSTACIÓN:
- Consomé de ave, tapioca y verduritas de temporada.
- Vieira, patata y su marinada.
- Pescado del día al vapor, mejillones, cigala y salsa de vino blanco.
- Pieza de vaca gallega con alcachofas.
- Pularda a la Dreux.
- Espárragos do Val do Umia con salsa de yema.
- Solomillo de vaca (en steak tartar) con berros.
- Pudding de cabinet.
- Los quesos.
- Bandeja de frutas.
- Café (de puchero, muy bueno) y petit Fours.

En resumen, Correcta Estrella Michelín; si bien a la comida le faltó algo para recordar, no fue así para el lugar.

Precio: 2 menús degustación + 2 cervezas + una botella de vino + 1 botella agua, 140 €.

23/08/2010

Homenaje gastrónomico en una antigua estación de tren

Desde que le han concedido una estrella michelin los precios de este magnifico restaurante se han disparado al menos un 25%. En cualquier caso el restaurante que asemeja un gran vagon de tren, con su anexo que imita una sala de club fumadores tienen el encanto de las peliculas de los 50. El servicio es exquisito, atento y cordial. Los platos y cocina coquetean con la cocina creativa, pero mantienen la esencia de la gastronomia e ingredientes gallegos. El menu degustación ronda los 50 € está rico y es abundante. Tienen tambien una buna carta de vinos y al menos en mi caso me supieron recomendar bien.

12/05/2011

He estado en el restaurante A Estación de Cambre, me habían hablado muy bien de él así q mis expectativas eran bastante altas, quizás por ello me resultó un poco decepcionante. Ninguno de los platos que tomamos me sorprendió ni en presentación ni en textura ni en sabor. Elaboraciones correctas pero sólo eso, correctas.
El local tiene encanto, imita un vagón de tren y las instalaciones en general son agradables.
No entiendo el porque de su estrella michelín.

06/12/2009

Buen restuarante

Comida confeccionada con cariño y calidad. La chef Beatriz Solelo una gran profesional. Ambiente agradable (en una estación de tren)

26/12/2010

Es encantador, sobre todo para una cena romántica. Una buena carta y unos platos muy bien presentados.

13/01/2011

Insuperable

Desde el local,pasando por la atención del personal hasta terminar con su comida este lugar es insuperable.