Restaurante Avant Garde

Ordenar por:

relevancia fecha

14/08/2010

V. Sirin lo descubrió en julio de 2009

Alta cocina en pequeñas dosis y precio aceptable

La familia Loya traslada en esta ocasión sus clásicos y buen hacer al restaurante del nuevo hotel NH Gijón.
El invento se basa en una carta de pequeños platos en su mayoría que pueden formar una comanda flexible y original. Un modelo de servicio informal, pero con la calidad habitual y a un precio acorde con los tiempos.
Presentaciones interesantes, con elementos de cocinas varias, y chispazos de emoción rubrican alguna de las creaciones de Javier Loya.
Los ajustes de servicio habituales en un nuevo restaurante completarán una oferta que rompe moldes y ha arrancado con lleno tras lleno.

Algunos ejemplos mini:
• La mini ensalada en tarro hermético, que uno mismo agita antes de abrir
• La copa de sardina en ajoblanco, enorme invento de sopa con tropiezos crujientes
• El arroz caldoso de pixín y berberechos
• El asiático dim sum de magro de cerdo y de marisco
• El cordero confitado
... y mucho más.
Muy, pero que muy, interesante.

Sin duda, V. SIrin recomienda.

16/09/2011

No estoy de acuerdo con F. Encinar respecto al galimatias de la carta, además la camarera nos explicó con mucho gusto y acierto en que consistian las minitapas, tapas y los clásicos y los diferentes menús, es cuestión de abrirse a algo distinto al clásico entrantes, carnes, pescados y postre. Nuestra eleccion para 2 personas fué: la hamburguesa de atún (muy buena), la tempura (rica, rica), las croquetas (de jamón, queso y !oricios¡, finas finas) y el pixín (quizas algo escaso, pero excelente). Vino Barbazul ( D.O. Tierra de Càdiz, probadlo que os gustará), cafès ( curiosas las tazas, la primera vez que las veo) y unas bolitas de chocolate a la menta (me comería 50 ó100). Con esto nos quedamos más que satisfechos. Alrededor de 70 euros. El sitio está bien, la comida también, y el concepto me gusta ( desenfadado, distinto, original, para compartir platos y sin "etiquetas". Habrá que volver a probar más experiencias. Sep. 2011.

22/07/2009

Gijón se moderniza

Un sitio muy interesante en el nuevo hotel NH con el respaldo del buen hacer de la familia Loya.
Por instalaciones y por concepto de carta, revoluciona bastante el clasicote panorama gastronómico de Gijón, siempre tan tradicional.
A destacar, entre sus tapas y minitapas, la hamburguesa de atún con chips de tubérculos; la sardina en costra con ajoblanco; las verduras en tempura con salasa romesco, curry y ponzu; el canelón de carne; y el arroz cremoso de pitu de caleya. Precios contenidos y buena bodega. Estupenda terraza y además una coctelería de mucho nivel.

ana cm

La terraza la acaban de renovar.

4 de junio de 2010

El blog de MenyCia

un pelín caro para ser Gijón!

17 de junio de 2011

02/04/2010

Las tapas en su máxima expresión

Este restaurante está ubicado en el Hotel NH Gijón, aunque su gestión es independiente del hotel. Propone una gastronomía basada en las tapas, que permite tanto tomarse algo ligero como una comida completa. Las tapas son espectaculares, tanto en sabor como en presentación. Las dividen en minitapas (pequeñas pero no tanto como su nombre parece indicar) y tapas (equivalentes a una ración para compartir entre dos). Disponen de varios menús, entre ellos un menú gastronómico que por algo menos de 50 euros incluye 7 minitapas, dos tapas, quesos y dos postres (es difícil acabárselo, porque acabas lleno, pero merece la pena para probar la variedad de preparaciones que tienen) además de un cóctel de aperitivo y otro de "digestivo".

Cuidan mucho los vinos, con una carta muy amplia (aunque poco detallada en la descripción de las referencias) y a precio correcto. La pena es que no tienen una opción de maridaje de vinos para su menú degustación, aunque sería difícil elaborarlo para un menú de más de 10 platos. También se especializan en cócteles, y los dos que probé en el menú merecían la pena.

En cuanto al precio, obviamente acabas pagando en función de lo que comes. Si optas por una comida completa pagarás lo mismo que en un buen restaurante, pero es que realmente lo vale. Su especialidad es la hamburguesa de atún, acompañada de unos chips finísimos, altamente recomendable.