Restaurante Beraia

Beraia es nombre de un nuevo café y restaurante, situado en el mismo corazón de la villa de Bilbao. Queremos proponer un toque de distinción a sus comensales. Hemos creado cada rincón del restaurante para ofrecer a nuestros clientes un marco agradable en el que disfrutar del local y degustar nuestras especialidades....

Ordenar por:

relevancia fecha

08/08/2010

ga_me tatin lo descubrió en agosto de 2010

Buena comida con carta algo corta y algo cara.

Ahora que se van aproximando las fiestas de Bilbao he recordado este restaurante, en el que cené una noche de fiestas de Bilbao el año pasado.
El caso es que aquel día no teníamos intención de cenar fuera, pero pasamos por delante del restaurante, nos gustó la pinta y entramos. No teníamos referencias previas de él.

El sitio muy bonito, muy nuevo y bien decorado, con estilo, ni minimalista ni recargado, con buena luz, muy agradable. Se estaba bien incluso a pesar de que coincidimos con una cena familiar en la que todos llevaban una...

El servicio perfecto, atento pero sin pasarse ni atosigarte. Muy amables. No nos metieron prisa (a pesar de que era tarde) y los platos llegaron en un tiempo my razonable.

Eso sí, el sitio es bastante caro. Ya no recuerdo muy bien qué comimos, y supongo que la carta habrá experimentado variaciones desde que estuvimos. No pedimos ningún entrante (nos hubiera gustado uno para compartir, una ensalada o algo así) pero para mí no era ninguno comestible- no como carne y soy algo especial para comer- y para el precio que tenían decidimos dejarlo. De modo que pedimos cada uno un plato de pescado y luego postres. Los pescados... qué decir... una maravilla, de los mejores que he comido. De sabor, perfecto, y la presentación, muy cuidadosa, con flores comestibles, todo un acierto.
De postres yo pedí un sorbete de mandarina (correcto); mi pareja no recuerdo.

La principal pega del restaurante para mi gusto es que la carta es un pelín corta (si no comes de todo se te hace un poco difícil elegir) en los entrantes y en los postres (aunque siempre puedes mirar la carta antes de ir, que está colgada en la web). La otra pega, los precios: creo que se pasan un poco con los entrantes, por ejemplo. Y se echan de menos cosas más normales, como una ensalada decente (no a todo el mundo le gustan los entrantes a base de marisco y foie).

Pero si no se te va de presupuesto me parece una excelente opción, ambiente y atención perfectos con comida de calidad.

En resumen, lo recomiendo para una ocasión especial.