Restaurante Botein

Ordenar por:

relevancia fecha

13/11/2009

Creatividad y calidad a un precio bastante razonable.

Una visita relámpago a Cáceres, una única cena en la ciudad, ganas de descubrir un nuevo lugar... y mis huesos terminaron en este coqueto restaurante de la ciudad de Cáceres. El resultado, muy satisfactorio.

El local, que lleva abierto sólo un par de años, es tranquilo y agradable; de corte moderno, con mucho diseño, pero acogedor. Bastante bonito y donde se percibe concebido para que el cliente se sieta a gusto, cuidando los detalles.

El servicio, acorde con lo agradable del ambiente es atento, diligente, amable y cordial. Este es siempre un elemento importante para que la estancia sea placentera, y en este caso actúan con esmero para conseguirlo.

Su Chef presenta una cocina moderna, con toques imaginativos y con interesantes combinaciones de ingredientes y texturas. Todo lo que pude probar, preparado con materia prima de buena calidad; aunque en algún que otro caso, algo imperfecto en los puntos de elaboración. Además de la carta, ofrecen un menú degustación de siete platos a 52€, servido a mesa completa.

Tras probar un pequeño surtido de platos de la carta mi sensación final fue bastante satisfactoria, acentuada por su interesante relación calidad-precio. Lo que más me gustó: sus “Tallarines de calamar con langostinos envueltos en calabacín”, riquísimos tallarines de sabor marino conjugados perfectamente con una sutil salsa a base de tinta de calamar; suaves y sabrosos, un gran acierto; aunque fue una lástima que los langostinos que los acompañan no estuvieran a la altura. Y, sobre todo el “Costrón de cochinillo ibérico”, una verdadera delicia; suave, jugosísimo y muy sabroso, magníficamente aderezado con diferentes hierbas del campo y perfecto en su combinación de texturas; un plato que logra llenar la boca de placenteras sensaciones.

En cuanto al vino, su carta de vinos es extensa e interesante, mezclando referencias tradicionales y modernas, y con un buen surtido de caldos de la tierra. Y destacaría también el excelente cuidado en el servicio del mismo que realizan, en grandes copas y cuidando perfectamente la temperatura.

Botein es restaurante coqueto, bien montado y en el que se siente cuidado por el cliente; en definitiva, una agradable experiencia.

Además, podéis ver más en detalle mi experiencia en el restaurante en gastronomodesaparecido.wordpress.com/2009/08/10/botein

18/06/2008

Babs lo descubrió en junio de 2008

Difícil de encontrar, pero merece la pena

Este restaurante, de reciente apertura, se encuentra situado en un barrio de nueva construcción, "El Rodeo", haciendo esquina y cerca de la calle Santa Luisa de Marillac. No es fácil de encontrar, pero cuando por fin llegas comprobarás que merece la pena: Salón moderno, en tonos negros, que anticipan una cualidad: Cocina moderna, divertida y creativa. En la carta, "nada es lo que parece": Una menestra será una deliciosa parrilla, unos canelones de langostino serán unos fantásticos crepes... Además, cuentan con una buena carta de vinos y los precios no están por las nubes (30-35€). Recomendable.