Uno de los clásicos de Madrid. Es el restaurante más antiguo del mundo segun el Libro Guinness de los Records y uno de los referentes de la cocina tradicional de Madrid.

Ordenar por:

relevancia fecha

21/11/2016

LAMENTABLE.

Escrito en 2011.

Típico restaurante que sobrevive de su fama y ha degenerado a restaurante para guiris. Fuimos con unos amigos de fuera de Madrid "por cenar en el restaurante mas antiguo del mundo" y fue lo que nos esperábamos, un sitio bonito, una basura como restaurante.

Fue totalmente decepcionante tanto por el servicio (el peor recibido) como por la comida, exceptuando casos, y por el precio de algunas cosas.

El PAN debía ser de cuando fundaron el restaurante, y encima te lo cobran a 2€.

De entrantes pedimos MANITAS DE CERDO, REVUELTO DE TRIGUEROS Y CROQUETAS. Sin mas.

De segundo, SOLOMILLO BOTÍN (al champiñón) que la verdad es que estaba bueno, bien de punto.

De postre TARTA DE QUESO CON CHOCOLATE BLANCO, lo mejor entre tanto despropósito.

El servicio como bien he dicho fue absolutamente lamentable, nos trataron mal desde el principio y creo que fue por el simple hecho de ser jóvenes (en general nos suelen tratar peor, como si no tuviésemos derecho a ir a cenar por ahí sin nuestros padres o algo por el estilo).
La gota que colmó el vaso fue cuando mi amigo pidió un chupito de cognac con su café, le preguntaron que que cognac quería y respondió que le daba igual, entonces el camarero puso cara de asco y le trajo la carta como diciendo "mira los precios chaval...".
¿Sabéis cuanto costaba el chupito?...¡¡25€!! ¡Debía ser Louis XIII! Al final pidió un Frangelico sin mirar el precio. Total, 7€ la broma.

La gota que colmó el vaso fue al irnos. Dejamos el dinero justo y nos fuimos cuanto antes, y al subir las escaleras va y dice el payaso del camarero al otro camarero joven: "ve a mirar rápido". Pues les tenía que haber caído el simpa a los imbéciles estos.

Lo peor es que nos trataron así porque les da igual que no volvamos ya que por su fama van a tener el restaurante lleno de guiris y de gente que solo va para conocer un restaurante de hace siglos.

Al final 40€ por barba sin vino. Me sentí maltratado, humillado y sodomizado económicamente. El peor servicio que he recibido nunca.

EandradA

¡Qué cutrones! Si es que el nombre Botín no puede traer nada bueno.

13 de febrero de 2014

16/03/2016

Buen cordero

Si se va es para comer el cordero o el cochinillo, no vale la pena arriesgarse con otros platos cuando asan también las cosas.El revuelto de patata y morcilla esta muy bueno,el jamón no tenía mucho de ibérico,las croquetas no estan mal.Pero lo mejor el cordero,rico y abundante,las patatas muy buenas.
Postres normalillos.
No fumadores en todo el local.El servicio es correcto.
Lo malo fue que nos pusieron en la 3ª planta e ivamos con mi abuela y le costó bastante subir las escalerasasi que si tene´s algún problema avisad para que os pongan en la 1º.

19/10/2015

Timazo los entrantes, platos principales ricos, muy guiri

25/07/2014

EL RESTAURANTE MÁS ANTIGUO DEL MUNDO

Y yo no lo sabía!
Siempre creí que el restaurante más antiguo del mundo era el Procope, en París, incluso estuve allí en una ocasión, haciendo un exceso y disfrutando de estar en tan singular sitio (a pesar de la comida que fue basta y sin interés). Pues mira por donde, hablando ayer con unos amigos japoneses me entero de que el restaurante más antiguo del mundo está a un paseo de mi casa! Que tiene el Récord Guiness del Mundo! Así somos en España, lo de fuera siempre nos parece mejor...
Está decidido, iré a disfrutar de un lugar con tanta historia, aunque la comida no sea para tirar cohetes (que no lo sé), vivir la experiencia de comer allí merecerá la pena, seguro.

14/02/2013

Perfecto para disfrutar en familia

Tengo especial predilección por Botín.

Hace 13 años, este restaurante permitió la entrada a unos chicos jovencísimos que se acercaban a su puerta con la intención de celebrar su primer aniversario de novios. Sin reserva, con cara de niños, pero con mucha ilusión, mi mujer y yo pretendíamos cenar en un restaurante bonito. Podrían habernos dicho "está todo completo", pero el maitre buscó la opción de encajarnos en algún lugar y atendernos con delicadeza y cortesía, con lo que ganó unos clientes de por vida.

Botín se ha convertido así en un lugar al que ir a disfrutar de comidas en familia los fines de semana. Un lugar al que ir a comer cochinillo y cordero, y en el que recordar con cariño cómo nosotros, ya padres, vivimos hace años experiencias muy bonitas entre sus paredes.

Recientemente observé cómo un camarero resultó la mar de desagradable con nosotros en una de nuestras visitas en la planta de abajo, algo que me disgustó soberanamente, porque siento este restaurante como algo muy nuestro y pienso, sinceramente, que alguien que brinda un trato así en un lugar como este debería de ser automáticamente despedido. Afortunadamente el suceso no se ha vuelto a repetir en las sucesivas visitas, y quiero que esto no sea motivo para una mala valoración, pero sí como advertencia para que si Botín lee este comentario, tenga bien presente que quieres frecuentamos este lugar por tradición familiar, no queremos comportamientos de este tipo pues nos disgusta profundamente.

No obstante, y dejado de lado lo anecdótico, decir que estamos ante un restaurante hogareño, familiar, acogedor y en el que se respiran multitud de historias.

Un clásico indiscutible de la vida madrileña al que ya mi familia está encantada de ir a comer y cenar, y lo seguiremos haciendo espero que durante toda la vida.

Les mando al equipo un fuerte abrazo y les felicito por su increíble labor a lo largo de todos estos años.

Un 9 sobre 10.

je suis béatrice

Me encanta, el primer aniversario de novios en Botín y primer aniversario de casados en Horcher.Genial.

20 de mayo de 2014

EandradA

Cuánta nostalgia de juventud tiene este hombre.

20 de mayo de 2014

je suis béatrice

Si no fuera por estos ratitos... lo que se está perdiendo David por estar en China...

20 de mayo de 2014

Alexo

Surrealismo total.... Puro Spanish Bizarro!

20 de mayo de 2014

acme

Estoy por bajarle una estrella

20 de mayo de 2014

EandradA

Utiliza más adverbios en "mente" que yo.

21 de mayo de 2014

08/12/2013

Debido a la historia que tiene este restaurante, decidí acudir con mi mujer a degustar su apreciado cochinillo. Indicar que, a excepción de un grupo de 4 españoles que entraron cuándo dejábamos el restaurante, las restantes 5 mesas eran turistas extranjeros. Nos ubicamos en la bodega por recomendación de uno de los camareros.

Degustamos:

- Ensalada Riojana: aunque parecía una piscina estaba buena de sabor, con espárragos trigueros y buenos trozos de atún que, lejos de los típicos rebosantes de aceite tenía un tenue sabor a escabechado. Además, llevaba pimientos rojos asados caseros.

- Croquetas de pollo y jamón: creía que estarían repartidas entre pollo y jamón. Sin embargo, al conocer que eran mixtas sentí un poco de rechazo. Nada más lejos de la realidad, buen sabor sin estar excesivamente jugosas pero compactas y nada saladas.

- Cochinillo: Las raciones eran irregulares, observaba además en las mesas colindantes sin entender el criterio de las raciones. Bajo mi punto de vista estaba un poco seco y excesivamente ahumado, probablemente del horno de brasas que utilizan.

No tengo intención de volver.

21/07/2012

Un clásico para guiris

Estuvimos por el antojo de un familiar, aunque el interés por ir al restaurante mas antiguo del mundo también nos movía.
Y precisamente eso es de lo que adolece, el que esté muy volcado hacia el turismo. Carta del menú en diferentes idiomas que te puedes llevar a casa, paseos por las diferentes zonas del restaurante (bodega, etc), fotos por aquí y la tuna cantando por allá... (imperdonable)
La comida es similar a la de cualquier meson segoviano pero con precios inflados, el menú cerrado de 42€ constaba de sopa castellana (normalita), cochinillo ( escaso pero aceptable) y una triste bola de helado, vino incluido.
El lugar es sin duda original, aunque similar a otras cavas de la zona. Las mesas bastante juntas y ambiente turista.
Para ir, ver y no repetir

17/02/2012

SOLO APTO PARA GUIRIS

Hace unos años, en una visita de mis padres a Madrid, decidimos probar Casa Botín ya que es como Lucio, toda una institución en la capital.

Pues bien, no he vuelto desde entonces y no creo jamás que vuelva.

En un sitio como este deberían poner en la entrada: SOLO APTO PARA GUIRIS.

Es q seas guiri o no, están tan acostumbrados a que la clientela sean turistas que han leído en sus guías como recomendación casa Botín, que aunq seas español te tratan como un guiri.

LO más famoso de aqui es el cochinillo que puedes comer en cualquier otro sitio mejor ya q está seco.

A un guiri le puede parecer una delicia pero a un buen español no le engañan.

Eso sí, el sitio tiene bastante encanto y eso lo hace más atractivo. La verdad es q si no fuera por el encanto del sitio no valdría absolutamente nada.

28/04/2011

El restaurante mas antiguo del mundo

Cerca de la plaza Mayor en la calle Cuchilleros esta ubicado el restaurante mas antiguo del mundo, en una de las ventanas se puede ver la hoja del libro guiness que lo acredita. Dentro parece que no ha cambiado nada; con mas de una planta para comer, a nosotros nos pusieron en la mejor que es el sotano, al lado de la bodega. Servicio atentisimo, servilletas de tela. Para comer increibles las croquetas y las almejas Botin; buen jamon se come en muchos sitios y despues tambien magnifico el cochinillo y el solomillo Botin. Carta de vinos extensa con excelentes caldos y postres de lo mejor la tarta de queso y chocolate blanco. El precio alto pero acorde con todo. Solo una pega: mesas demasiado juntas. No se puede ir uno de Madrid sin comer aqui aqui y ver un poco de historia!!!

08/12/2012

in secula seculorum

Restaurante de los mejores, la tradicion de lo bueno siempre es por algo. Un acierto tanto para ir en pareja, con amigos o con la familia. Siempre lleno por lo que hay que tirar de telefono para reservar.

13/04/2011

Un clásico

Según el libro Guiness es el restaurante más antiguo del mundo ya que fue fundado en el 1.725.

Un local de cocina castellana, al estilo de Casa Lucio pero mejor que este ya que tiene más encanto y mejor servicio. Quizá se está conviertiendo en un sitio algo para guiris (hay un fotógrafo que retrata a los comensales y luego vende las fotos) pero la calidad de la comida es soberbia.

Nosotros comimos croquetas, morcilla y cochinillo, algo duro pero muy bueno y crujiente. Todo ello con vino de la casa (suele cambiar cada dos meses, a nosotros nos tocó Rioja Crianza) y cafés, costó 40€ por personas.

Merece la pena ir y comer en un sitio que aparece en libros de Perez Galdós o en greguerias de Gomez de las Serna.

Mas en elenaprieto.es