El buque insignia de Paco Quirós en Madrid, en Cañadio se puede tanto picar algo en la barra como disfrutar de su fantástico salón. Sus platos son tradicionales pero llenos de suculencia, con producto de primera y siempre cuidados hasta el extremo. Un espacio versátil con el que nunca fallaras vayas con quien vayas.

descripción completa de Restaurante Cañadío

Ordenar por:

relevancia fecha

28/11/2016

Originalidad en Santander

Ir a Cañadio en Santander es como intentar buscar o entender los origenes de lo que es uno de los grupos de restaurantes mas importantes de Madrid.

No defraudo para nada, comida en la barra pero nos sirvieron platos de restaurante:

1. Alcachofas con jamon
2. Solomillo con pure de patata y foie
3. Costilla confiatada

Lo mejor, por sorprendente, la costilla confitada.

Tocara volver!

18/09/2016

De este Cañadío no me fío

Lleno, llenísimo, barra en "L" llena de pinchos casi clavaita a la de Madrid pero con grandes diferencias:

- En Madrid el servicio es rápido, aquí lento lentísimo. A parte, el descontrol en el servicio es más que evidente.
- Los pinchos están buenos pero no son premium.

Eso sí, las rabas y la tarta de queso son idénticas, las clavan.

Hemos llegado a cenar en otro sitio y hacer hueco solo para ir a Cañadío para la tarta de queso, SÚPER ADICTIVA.

Como crítica constructiva, para que el chaval cambie de actitud o de empleo, presenciamos unas cuantas borderías de un camarero que la mayor parte de las veces estaba fuera de la barra, tratando al cliente con un desprecio que pocas veces hemos presenciado. Las víctimas fueron un matrimonio con hijos y una pareja de abueletes, y el camarero un chico negro alto. Se notaba que el chaval iba de John Wayne perdonando vidas, es feo decirlo por aquí pero viendo las caras de las "víctimas" nos quedamos con muy mal sabor de boca. Ni que decir tiene que la valoración nada tiene que ver con esto.

RCP. Pasable.

amarin

Lo del camarero negro chungo...creo que con haber apuntado al servicio de sala hubiera sido suficiente

18 de septiembre de 2016

Bermar

Ya estamos con las tonterías... de chico negro alto a "camarero negro chungo" (esto lo dices tú).
Pensaba que en el siglo XXI se podía decir negro, blanco, rojo y azul sin faltar a nadie. Ese no es el dato que quiero remarcar, y creo que lo sabes, y si no háztelo mirar...

No se me ocurriría apuntar a todo un servicio cuando solo UNA PERSONA cometió esa afrenta. El dato que te gusta sacar de contexto era para distinguir a la persona en sí, si hubiera sido rubio, pelirrojo, moreno, bajo también lo habría dicho... o mejor si hubiera sabido su nombre. En fin... no sé ni porqué te contesto...

18 de septiembre de 2016

1Falces

Llevo sufriendo a este camarero desde hace un par de meses... y he prometido que no vuelvo. Es un gañán. Nada que ver con la jefa de barra, que es terminator para bien.

hace 1 mes

Alexo

El camarero es negro, no? Porqué no va a decirlo para que los demás podamos distinguirlo.....? La censura mejor dejarla en casita.......

hace 1 mes

06/08/2016

Merece la pena

Tanto habia oido hablar de su sede en Madrid, que al final lo he vistado, pero en Santander, origen de todos los locales actuales del grupo, aprovechando unos dias de vacaciones por la zona

Tiene dos partes diferenciadas, una de tapeo, y otra de restaurante, en la que estuvimos. Muy buen ambiente en todo el local

Sabrosas las croquetas de centollo y muy distinto a los que habia probado (y muy rico) el pastel de puerros

A los segundos, espectacular la lubina, y en parte pinchazo cin el rape, lo pedi (dada mi predilección por este pescado) sin preguntar por la preparación, a la barqueresa, una salsa de marisco espectacular de sabor pero para mi gusto demasiado potente, tapando la estrella del plato, el rape.

De postre, muy buenas la torrija y la tarta queso

Los niños devoraron el cordero, que estaba espectacular

Buena la relacion calidad precio, sobre los 110 euros, de esos sitios que merecen mas visitas para conocer bien su cocina, habrá que volver

Ahora queda pendiente el local de Madrid del mismo nombre

20/07/2016

Como en Madrid

Cena Lunes Julio 2016 (En Barra)

Hasta la bandera, como en Madrid. Local algo más pequeño.

Los pintxos muy elaborados, buenos, aunque a pesar de estar lleno eché de menos algo más de rotación. El de merluza correcto sin más, el de champiñón muy sabroso y con sustancia. La tortilla de bonito muy buena. Unas buenas anchoas. Pulpo a la plancha rico rico. Buñuelos de merluza muy buenos. Tarta de queso como siempre e-s-p-e-c-t-a-c-u-l-a-r

ATENCION. Rápida y muy eficiente.

PRECIO. Con un par de pintxos por cabeza, un par de raciones para compartir, tarta de queso por cabeza, copas de vino y agua. 28€ por cabeza. De nuevo la genial RCP que tanto éxito les está dando.

22/08/2015

Como restaurante son comparables pero en barra, a pesar de que los pinchos aquí tampoco están mal, la secuela madrileña le da en este caso mil no, cien mil vueltas al primigenio. Firmado: yo
Sigamos de farra.
----------
El sitio está bien puesto y se come muy bien tirando a fenomenal. Es cierto que la carta es corta y que lo peor es el servicio, profesional sin duda, pero que parece permanentemente cabreado.
Modernillo, con cocina a la vista, muy buena presentación de los platos y de precio, barato no es.

El bonito notable alto, así como la carrillada. La tarta de queso estupenda

11/06/2015

Tradición bien elaborada

Junio 2015. Qué bien se come en Cañadio y que RCP tan buena tiene.

10/09/2015

Su fama es más que merecida. Buñuelos de merluza espectaculares, de los mejores que he tomado nunca. La tarta de queso colosal, similar a las de La Tarta de la Madre de Cris en Granada, pero con base de galleta y el centro más cremoso. Se puede ir de pinchos, tomar raciones para compartir de muchos de los platos de la carta o ya en plan formal.

01/04/2015

Un obligado en Santander

Nos quedamos con las ganas de comer en el restaurante, pero en la barra nos llevamos la prueba de lo que sería dentro! Alcachofas, perfectas de textura y sabor; croquetas chorizo y bacalao, las de bacalao las mejores que he tomado en mi vida; hamburguesa de atún, muy muy logrado plato, entre tartar y tataki, y por supuesto la tarta de queso. Yo ya la había tomado en Madrid, y creo que ésta era incluso mejor, vamos que te haces un viaje sólo,por tomarla!

11/03/2014

zama lo descubrió en noviembre de 2007

de lo mejorcito de Santander

Ahora mismo está entre mis restaurantes favoritos de Santander. Según entramos nos recibe una barra repleta de buenos y abundantes pinchos. En el salón, muy elegante, las mesas se encuentran bastante separadas y el ambiente es acogedor. De aperitivo por parte de la casa, sorbete de gazpacho y buñuelos de bacalao. Los entrantes espectaculares, ensalada de ventresca, foie fresco con piña... De segundo el pescado de la esperanza (plaza de venta de pescado en Santander) es el del dia. Las carnes de platos abundantes y en su punto. De postre un coulant de chocolate acompañado de un chupito de crema de orujo. Espectacular. $$$
---------------
Revisión marzo 2014
Mención especial merece también su barra, repletita de pinchos magníficos, en cuanto al tamaño y a la calidad. Está siempre hasta la bandera pero los camareros son profesionales y son de los que atienden incluso si estás en tercera fila. Las copas de vino a buen precio.

01/08/2013

No quieren niños en el restaurante

Haciendo turismo por Santader decidimos ir a este local, nos lo habian recomendado muchos locales. Un dia laborable, a las 2 de la tarde, tres adultos y dos niños (10 y 6 años). Pedi una mesa para cinco, en un comedor vacio y la jefa de la sala me recomendo que ya que venia con niños me sentara en la zona del bar, a pedir unas tapas, que el comedor era "formal", no para niños. Me quede helado y salimos corriendo del local, me quede con las ganas de probar su comida. He comido con mis hijos en muchisimos sitios, muchos de ellos mas "formales" que Cañadio. Una lastima que este restaurante no quiera familias en sus mesas.

spider72

Jo-der...vale que les haga más o menos gracia...pero que lo digan así...y además 10 y 6 años ya no son bebés!!!

12 de agosto de 2014

Sr Rodriguez

Igual por eso...

12 de agosto de 2014

Michael Milken

A mí me dejó de piedra, entiendo que el perfil del sitio no es de un "local familiar", con parque de bolas y tal, pero de ahí a echarte (muy educadamente, eso sí)... Ellos se lo pierden...

12 de agosto de 2014

Lady Spider76

Tema espinoso el de los niños....pero hay ocasiones en las que no saben (culpa de los padres) comportarse.

A mi nunca se me ha dado el caso de que me nieguen la entrada a un restaurante con mis hijas. Pero si me pasa alguna vez, me mosquearia....

13 de agosto de 2014

30/07/2013

DE LO MEJOR DE SANTANDER. COCINA TRADICIONAL CON TOQUE DE AUTOR A PRECIOS RAZONABLES

A Cañadío Madrid ya he ido varias veces desde que abrió hace no mucho y siempre me ha encantado, convirtiéndose su terraza en uno de mis restaurantes favoritos para cenas de menos de 50€. Lakasa es otro de mis favoritos en esa categoría.

Pues bien, la casa madre de Cañadío está en Santander y pese al mucho tiempo que paso en esa ciudad, no sé por qué pero siempre me ha dado cierta pereza ir a cenar a Cañadío.

Será porque lo asociaba al bar donde llevo muchas noches de verano pidiendo copas y eso me hacía pensar que donde me sirven un Jhony Walker a las 3 de la mañana no se podía cenar tan bien. Grave error aunque conste que ya había cenado aquí hace 4 años pero fue en una cena de amigos donde el vino corrió tanto que ni recuerdo la comida.

Por tanto, decidido a darle una oportunidad a Cañadío, y ya cansado del Puerto, Bombi, Posada y Mulata (los 4 magníficos en lo que a pescados/mariscos se refiere), este pasado sábado 27 de julio me decanté por ir a Cañadío.

Al fondo del bar Cañadío, pasada la barra donde dicen que sirven muy buenos pinchos, se encuentra el restaurante. Pese a lo que pueda aparentar la entrada del bar, el restaurante está bien puesto, elegante, y está aislado del ruido de la entrada.

Hay varias mesas redondas para 4-5 personas lo cual se agradece. Y también hay un reservado con capacidad para hasta 11 personas que es donde yo vuelvo a cenar este sábado con varios Notarios. Había pensado llevarles a la terraza de la Posada del Mar pero creo que van a disfrutar más en Cañadío. ¿Y por qué? Pues porque en Cañadío tienes la opción de tomar platos que se salen del sota, caballo y rey (rabas, maganos, pescado) de los otros sitios clásicos de Santander. Croquetas, carrilleras, albóndigas, manitas…platos deliciosos que preparan en Cañadío.

En esta visita, entre 4 que éramos, tomamos:

Croquetas de chorizo (12€). Ya las había tomado en la sucursal de Madrid y debo decir que son de las croquetas que más me gustan.

Albóndigas de atún y calamar (19€). Espectacular su sabor y la salsa que las acompaña.

Almejas a la sartén (21€). Creo que así saboreas más su sabor que a la marinera. Almejas de gran tamaño. Excelentes.

Callos (10€). Aquí los callos los bordan y aunque no llegan al nivel de los de Javier Martín en Cáceres merecen la pena.

Carrillera de ternera de leche con puré trufado (19,50€). Uno de esos platos que aun estando en una tierra de pescado, hay que pedir. La carne es pura mantequilla y la salsa que las baña junto al puré trufado le viene de maravilla.

Mero (24). Este ya es un plato más clásico que puedes tomar en cualquiera de los 4 magníficos. No obstante, aquí los pescados los sirven igual de bien que en cualquiera de los clásicos de Santander.

Tajada de merluza (19,50). En Cañadío les gusta trabajar la merluza y solo este pescado tiene 4 platos diferentes (cogote, tajada, rebozada y buñuelos). Esta tajada me gustó.

Y de postre….ay con el postre!!. Aquí sirven la que puedo considerar una de las mejores TARTAS DE QUESO que he probado nunca. Parece una quesada pero a diferencia de las que sirven por ahí que son secas y sin mucho sabor, aquí viene jugosísima, que se deshace, como si estuviera poco hecha. Su sabor es para levantarse y aplaudir.

Ojo. Pide al principio de la cena que te guarden tarta de queso que luego vuela!

Todo esto, con dos botellas de un Rueda Belandrade (32€) que es espectacular, salimos a 210 €, es decir, unos 50€ por barba.

Teniendo en cuenta la calidad de la comida y que las raciones son muy grandes, me parece el precio perfecto.

Precisamente el hecho de que algunas raciones como la de carrillera sean tan grandes me hace sugerir que abran la posibilidad de pedir medias raciones en alguno de los platos. Ya sabéis que yo soy muy de medias raciones y aquí se agradecería poder pedirlas.

Respecto a las diferencias con Cañadío Madrid, pues muy pocas la verdad. De hecho juraría que las cartas y los precios son iguales. De lo que no hay duda es que la calidad de ambas casas es excelente.

Más vale tarde que nunca. Cañadío pasa a ser uno de mis fijos de Santander.

17/06/2015

Un aniversario inolvidable

Sencillamente exquisito!!