Restaurante Casa Benito

Ordenar por:

relevancia fecha

12/09/2016

Clasicote a buen precio

Para una carne a la piedra y comer en salón amplio.

El kilo de carne sale bien de precio, tienen menú a medio día y una terraza gigante.

16/10/2012

Icono Chamberilero

Casa Benito es un bar restaurante de gran tradición y predicamento en Chamberí.

El bar es bareto, el comedor de la planta de arriba de decoración tardofranquista y su gran terraza, lugar al que acudo con frecuencia, fresquita en verano (chismirrismis a todo meter) y calentita en invierno (infrarrojos por doquier). Lo lleva la familia, el padre controlando y el hijo, encanto de hombre, atendiendo por igual a los habituales y a los de paso. Los cameros con mucho oficio a las espaldas.

Aquí el asunto del comer acorde al lugar, platos y raciones de toda la vida calamares, bravas, tortilla, torreznos, morcilla, … entre los que destacan unos callos que se merecen la fama que tienen. Merece igualmente la pena el chuletón de buey para compartir que traen fileteado y poco hecho junto a la plancha con calentador para que cada uno se entretenga en hacerlo a su gusto. No he tomado, pero dicen hacerlos bien, el cochinillo, el cordero y la merluza.

La última vez que comimos a la carta éramos una panda de amigos que nos pusimos ciegos (croquetas, oreja a la plancha, trigueros y callos para competir y después ingentes cantidades de chuletón, con mucho Cune para acompañar y mucha copa para digerir y salimos a 40€ por barba) Las calidades, en general, aceptables.

A mediodía tiene menú a 10€ que a mí me parece de lo más normal, pero que a la peña le debe de encantar pues se pone hasta arriba de gente.

Otra faceta que le da fama es su comida para llevar que congrega, sobre todo los fines de semana, a aquellos que no quieren cocinar en casa. Allí encontramos, entre otras cosas, pollos asados (6,8€) y al ajillo (7,3€), los citados callos a 20€ el kilo, también por kilos la merluza al gusto (36€) y el chuletón (36€) y el cochinillo (1/2 a 45€) y el cordero (1/4 a 27€) que no falte.

Yo entiendo que Casa Benito pueda parecer antigüito, que a nadie le tire de espaldas su comida, incluso que haya quien diga que sus camareros son un tanto “asertivos”, pero lleva ahí un montón de años siendo un icono chamberilero.

Que Dios nos lo conserve muchos años.

Mariano Cotela Gonzá...

Se come muy bien. Buena calidad. Buen servicio. Ambiente agradable y sobre todo gran variedad de comidas todas ellas muy bien cocinadas. Recomendable a los amigos. Siempre que pueda volveré, pues no vivo en Madrid.

28 de abril de 2016

03/05/2012

Menú del día por Santa Engracia.

Un sitio de toda la vida con menú del día y terraza cubierta por la zona de Iglesia.

Grande y ruidoso, está bien para comidas informales a mediodía, celebraciones de oficina o tapeos rápidos.

El trato es familiar, de esos sitios donde te "echan la bronca" por no terminarte tu plato. Majetes.

La cocina no es gran cosa, pero es casera y abundante, a base de platos típicos nacionales. El prototipo de "bar español", enemigo del "plato cuadrado".

De esos sitios a los que vuelves más por el trato y por lo práctico que por el menú... Pero vuelves.

02/05/2012

CALLOS CON PREMIO

Nuestros amigos japoneses disfrutan saboreando la gastronomía típica y ¡qué hay más castizo que los callos!. En Casa Benito pueden comer unos callos que quitan el sentido, galardonados con un 1er Premio de nuestra Comunidad.
Conozco a quienes que se los llevan a sus ciudades de residencia cada vez que vienen a Madrid, pues los venden también para llevar, pero no hay nada como disfrutarlos en su bonita terraza, climatizada si el día está fresco, con una "Copa de Europa" (cerveza en copa grande), unas verduras a la plancha deliciosas, croquetitas caseras y mucha alegría.
De postre mi favorito es el crocanti, un sabor de siempre...Riiiico!!!

21/06/2012

Lo bueno dura

Benito es de toda la vida. Tengo recuerdos del aperitivo en este bar de tiempos inmemoriales.
En verano su terraza es muy agradable, reintentada con el agua nebulizada.
El trato es bueno y las raciones más que acertadas.
Patas bravas, morcilla, gambas al ajillo...
Para comer, buenos asados.
Recomendable.

13/11/2011

carrascano lo descubrió en noviembre de 2011

De los asadores con más solera del barrio de Chamberí, siempre está lleno.

Tienen una terraza calefactada en invierno y humidificada en verano, donde se alternan señoras tomando el café, con jóvenes del barrio tomando cañas, en perfecta armonía.

En el comedor de la planta superior, decorado como un típico asador, se pueden comer carnes de gran calidad muy bien hechas a la piedra, sin desdeñar el resto de platos de la carta, pero es que las carnes... Tiene muy buenas ofertas para dos o tres personas, y el servicio es atento y profesional.