Restaurante Casa Salvador

21/11/2014

CLASICO Y BUENA COMIDA

Llevaba tiempo con ganas de ir y no ha defraudado. Has de tener muy claro que se trata de un clásico donde los platos son los de toda la vida.

La decoración muy taurina, con cuadros que llenan cualquier hueco de pared y con un cierto aire a rancio que sin embargo hace mas autentico el local.

El trato es correcto, muy clásico. Algún camarero algo chulesco que parece que no pegaría en otro tipo de local. No obstante servicio profesional.

Estaba deseando probar los callos, uno de los platos estrella, y aunque estaban buenos, me parecieron algo salados. Los hay mejores en Madrid. El rabo guisado muy bueno, el escalope fino y bien empanado y la merluza rebozada aunque buena, la esperaba mejor después de lo leído.

Con Protos crianza, postres y café, la cuenta se fue a 117€. Justiprecio.

Buena experiencia en general y recomendable para probar un clásico y comer bien.

16/11/2014

Y que cumpla muchos más...

Si ocasionalmente quieres huir del diseño y la cocina globalizada, tienes que pasear a extranjeros por el centro o quieres sorprender a tus amigos más modernos que defienden exclusivamente la cocina de diseño... reservar en Casa Salvador es siempre una apuesta segura. Merecido superviviente de los clásicos y castizos locales en extinción, sigue dando un trato familiar a los clientes, a los que envuelve en un ambiente taurino de la década de 1940 con manteles de cuadros. Estupendos siempre su rabo de toro, su merluza rebozada y su impresionante enrollado de manzana. Buenos precios en un local único que garantiza la buena conversación, el trato de toda la vida y una magnífica materia prima de la que no sorprende disfrutara Luis Miguel Dominguín...

01/01/2015

Yo siempre lo digo, es un Oasis en medio de Chueca, y perdura el paso del tiempo. Son muchos los años que llevo comiendo en Casa Salvador con mi padre (un gran asiduo), ya que nació en este barrio y conocía a Pepe Blázquez desde pequeño.
Impresionante el Rabo de Toro y la mejor Merluza rebozada de todo Madrid y sus patatitas. El solomillo, muy sencillo con sus patatas fritas, pero a la par de exquisito. Yo es el único sitio donde pido callos, nada gelatinosos y riquísimos, brutal su morcilla y en temporada de caza unas chuletitas de jabalí (sin hueso y empanadas) con una salsita de frutas pa' chuparse los dedos. Fundamental, para terminar, probar la leche frita, como su propio nombre indica "es la...".
Gracias Ángeles por mantener viva la llama del gran artista que fue tu padre, el gran Pepe Blázquez, nos seguiremos viendo por muchos años, en lo que consideramos nuestra casa.

08/02/2014

De otra época

Si no vas recomendado o no has leído sobre este sitio, quizás nunca entres porque su aspecto exterior no es precisamente bonito. Lo de dentro es otra cosa. Mesas con manteles de cuadros y todo lo que puedas imaginar sobre el mundo del Toro. Fotos y más fotos con solera, como el local, por donde parecen no haber pasado los años.
Si me centro en la comida, decir que es casera y buena, con un rabo de toro sobresaliente y platos de cuchara recomendados fuera de carta y con una pinta estupenda. Son platos hechos con cariño, si bien también hay despistes como una ensalada con la lechuga sin escurrir como es debido.
Es un local diferente, en el que parece que estas en casa.
El trato es agradable, se ve que hay mucha clientela fija y eso da confianza. En torno a los 30 euros por persona.

01/02/2014

Clásico de parada obligada.

Nada más entrar sabes que un sitio como los demás. Se respira atmósfera taurina, y casi te puedes imaginar las tertulias que se debían organizar. En general todo bueno, cocina castiza basada em la materia prima sin pretensiones, pero destacaría Los Callos, para mi de los mejores de Madrid.

20/10/2011

Magnífico agujero negro en pleno Chueca

Cuando la Gran Vía era el centro neurálgico de la vida madrileña en los años de la postguerra y la gente frecuentaba los lugares de moda como Chicote, Casa Labra (Sí, existió un Casa Labra en la Gran vía), La Posada del Mar o la Cafetería Zahara, ya tenía fama el cercano Restaurante Salvador. Así me lo contaban mis mayores.

Recuerdo ir a este restaurante castizo y taurino, prácticamente desde que tengo uso de razón, desde entonces es una sencilla y honesta casa de comidas con una carta de sota, caballo y rey.

Siempre que voy llevo un cierto susto en el cuerpo pensando en encontrarme un bistro-asian-lounge en su lugar y no deja de maravillarme que aguante como si fuera un agujero negro en el tiempo. Ahora por Salvador va gente de todo tipo, de lo cual me alegro, te encuentras
... opinión completa »

17/09/2009

Gran sitio sí señor. Castizo. Buena Comida. Taurino. De siempre.

Realmente he a-l-u-c-i-n-a-d-o al entrar en Casa Salvador. Un sitio en mitad de Chueca, en la esquina de Barbieri con San Marcos, enfrente del Wagaboo vamos, que no puede ser más castizo, más chulapo y mas cañí. Parece teletransportado de otra época. Tiene mérito sobrevivir tantos años cuando otros igual castizos han ido desapareciendo, como La Carmencita que estaba al lado y que despues de 150 años pasó a ser un restaurante de diseño.

La entrada es anodina. No se puede entrever lo que hay dentro. Habré pasado por delante cientos de veces sin apenas fijarme. No entraba porque tenía reparo de que fuese un sitio baratillo cutre en plan Los Jimenez (11870.com/pro/los-jimenez) o El Comunista (11870.com/pro/22986). Nada más lejos de la realidad. Es un sitio muy bien puestecito. Con
... opinión completa »

13/12/2009

TASCA TORERA

Cuando vas durante mucho tiempo seguido al final practicamente siempre pides los mismo porque como la decoración es buena para los que nos gustan los toros y las tascas, carteles de toros, manteles de cuadros servicio con experiencia (o sea que llevan muchos años). Mi menú para compartir, buñuelos, morcilla unos callos y después la merluza rebozada de toda la vida, vino de la casa y arroz con leche, y después procurar no tener que trabajar, es mejor una buena siesta.

28/05/2011

Recomendado. Un sitio típico en pleno Chueca.

Excelente calidad y servicio. Muy ricos los buñuelos de bacalao. Todo muy correcto y agradable. Un local digno de visitar!

He ido bastantes veces y he salido satisfecho absolutamente todas las veces.

Un precio muy controlado y acorde a la calidad.

02/07/2010

Casa de comidas con mayúsculas

La vida puede ser muy fácil. Pide la merluza rebozada y alrededor de ella, lo que quieras. En un entorno de la clásica casa de comidas con camareros que conocieron a Manolo Caracol, casi nada!!!

07/04/2011

El arte del rejoneo

castizos a más no poder; están en el centro de sodoma y siguen cocinando, en un lugar enano, grandes recetas de siempre; resistiendo al enemigo fashionista que les circunda; son los últimos de Filipinas, pero te meten unos rejones de espanto por comer lo que se ha comido toda la puñetera vida, imitando lo que ven en el barrio (donde proliferan los locales cool expertos en sodomizarte también a la hora de abonar la cuenta); una pena. me caen bien. deben estar pa jubilarse y por eso calcan de lo lindo en la factura. no sé cuánto resistirán ... acabarán poniendo mesas de metacrilato y lámparas de diseño?. Ni el Salvador se salvará?. Por ahora en sus paredes abunda mucho motivo taurino, lo que casa bien con unos artistas del rejoneo.