Restaurante situado próximo al metro de Goya. Cocina de mercado, productos de calidad y servicio de primera.

Ordenar por:

relevancia fecha

22/10/2016

Equilibrio perfecto

Qué agradable sorpresa.

Aunque no destaca por su decoración, que no es mala en absoluto pero si con un blanco que no lo hace muy acogedor, pero donde enseguida te encuentras cómodo. ¿Por qué? Un gran servicio y muy buenos detalles te hacen sentir muy agusto desde el principio.

Te acercan un carrito de bebidas y te preparan un coktail, hoy de gin con mojito, y que acompañan con un aperitivo, en este caso sopa de marisco... Vaya! pues funciona.

Tartar de atún que no es excelente pero pasable. Verdinas con pulpo, mejor el guiso que el pulpo, algo duro. Tostón bueno de sabor y timbal de rabo de toro absolutamente exquisito, para repetir una y mil veces.

Tabla de quesos de postre, otra vez servida en mesa en un carrito, magnífico detalle, muy equilibrada.

Servicio de vino muy bueno y profesional. Te prueban el vino o te lo dejan probar... Joe! Cuesta tanto hacerlo tan bien?... Un punto a favor y que lo apunten otros restaurantes. Enhorabuena. Por cierto, un moscatel de postre con Petit fours que fue un perfecto cierre.

Muy grata experiencia.

Gran servicio. Buena comida. Agradable. Buena RcP.

Para apuntarlo.

29/01/2018

Nominados Premio Gastronomia al Mejor director de Sala

Después de la experiencia la semana pasada en El Almacén (Avila), con Julio, el nominado al Premio citado, comienzo esta opinión con una mención para alguien que, sin duda se lo merece mucho mas: el Jefe de Sala del Restaurante Cosme.

Aconsejados por un amigo, fuimos otra vez a C/ Duque de Sesto, para una NUEVA experiencia. Curiosa recomendación, porque hace un mes, fui yo quien le recomendó a este amigo otro de la misma calle (La Tasqueria).

EL LOCAL: Bien acondicionado; elegante decoración acorde para una comida tranquila.

EL PERSONAL: Atendidos por PROFESIONALES, no solo por su sueldo, sino porque me lleve la sensación de que desean agradar y hacer bien su trabajo. El Maitre, ejerció también de sumiller, y se acerco primero para ayudarnos; después le pedimos recomendación también con los entrantes y gustosamente nos explicó los platos que la carta nos había llamado más la atención. Nos recibieron con un cocktel Destornillador y una pequeña tapa de patatas meneas con panceta, riquisima.

LA CARTA: Entrantes muy sugerentes, nos decidimos por:
- Canelon de Presa (para MI gusto, demasiada besamel, que a mi me sabe a harina, y ausencia de presa); no me gustó, pero era perfectamente comestible.
- Toston de Manitas: Gran elaboracion de este plato, con sabores diferente. Muy bueno.
- Rabo de Toro: Buenisimo; segun nos comentaron, un clasico.
- Bacalao con sus callos: Lo habia comido en Aqua London by Alberto Hernandez. Muy rico.
Postres:
- Tarta de Queso: 15 min antes avisamos; nos lo recomendaron. INCREIBLE. A la altura de los mejores (ej: Cofradia de Hondarribia).

LA BODEGA:
Diferentes DO, y, precios, el maitre nos recomendo bien para nosotros: HONORO VERA 2014 , Calatayud, Garnacha (16 euros). Nos gustó.

Cafe (2.5) y Pan, Apertivios (2 Euros / Pax), Total: 98 Euros

Un puntazo el parking gratuito en C/ O Donell 33

¿VOLVERE?: Con tanta oferta en Madrid, es complicado repetir, con tiempo (y bolsillo) limitado; pero no tendria ningun problema.

¿RECOMENDABLE? Si. A mi me gustó el Restaurante. Y la atención, también.

03/06/2016

Muy bien

Es un sitio muy interesante. La comida, bastante buena. Compartimos de primero cecina de Leon y de segundo yo tomé un tataki de atun con tartar de tomate y helado de mostaza, todo buenísimo. También muy bien el rape con almejas, y el postre, crumble de platano con helado de rosas. El local es amplio y luminoso. El servicio, excepcional, muy atentos pero sin hacerse notar. Te invitan al principio a un coctel que te prepara un barman en la misma mesa, explicándote como mezcla los distintos ingredientes. Buena relación calidad-precio. Sitio muy recomendable al que hay que volver.

21/03/2015

Buen menú

Marzo 2015, menú diario.

Viernes medio de puente y festivo para nosotros. Queríamos comer fuera sin gastar mucho y la primera opción fue el menú del Verdejo, que tan buena crítica tiene. Agua.

Con balbuceantes excusas nos dijeron que no tenían menú por no sé qué del eclipse solar o vete tu a saber. Otro menú que a diario no podemos disfrutar por lejanía es el de Cosme y para allá que vamos.

De primeras, un par de cañas en barra con su buena tapa de patatas revolconas con su torrezno. Ojeamos el local, con buena pinta, clásico modernizado en la decoración y camareros "toalavida" para bien y majos.

Nos da por preguntar y tienen el local y la zona de mesas altas completísimas, pero si comemos rapidito nos hacen hueco hasta que vengan los reservados. Ale

Todo lo que pedimos estaba bien bueno, desde una sabrosísima fabada, perfecta de punto de cocción de fabes y con muy buena calidad de compango, hasta una corvina con verduritas de la que subo la foto porque eso te lo ponen en carta y te calzan 20 pavos y te lo crees.

El pollo asado, pues eso, es lo que es, y el tomate relleno de brandada de bacalao otro acierto, muy bueno.

De beber, detalle de poner un buen doble de cerveza, bien tirada y Mahou clásica.

Ni idea de postres, le dimos al café. Todo, con las dos cañas iniciales, 26.80e.

Para volver, aunque sea de menú, que por lo que vi de raciones y teniendo tan cerca templos del tapeo (Laredo, Catapa, Montería....) y La Tasquería lo tienen complicado.

22/03/2015

Buena sorpresa

Fuimos con un grupo de amigos a este restaurante que no teníamos en el radar, y la experiencia fue positiva.
- La comida:
Carta no muy extensa, pero lo suficiente como para tener donde elegir. De entrantes pedimos los dos tipos de croquetas que hay en carta, de oricios y bogavante, y de gambas al ajillo (pequeños bocados agradables), el canelón de presa ibérica (quizá un poco decepcionante) y el tataki de atún con helado de mostaza (el tataki rico, pero el helado muy sorprendente). De segundo cada uno se engañó como quiso. Nosotros optamos por el rape con salsa de romescu (muy tierno el rape, la salsa un poco sosa) y el tostón de cochinillo (gran sabor). De postre pedimos uno de cada (así, tal cual). Todos muy ricos, pero sobre todo el chocolate, coco y piña, y la tarta de queso. Con los cafés sirvieron unos petit fours.
Como curiosidad decir que junto con el aperitivo de la casa sirven un cóctel, que ese día fue un silver fizz, que no conocíamos y que nos encantó.
- El servicio:
Resultaron muy simpáticos y agradables, y aguantaron estoicamente todas nuestras bromas (ya se sabe que en un grupo numeroso, siempre aparece un pesado que le da la chapa a los camareros).
- El local:
Ambiente agradable con mesas redondas, lo que siendo un grupo es realmente de agradecer.
Tienen concertado dos horas de aparcamiento gratis con un parking cercano.
- Conclusión:
En general cenamos bien, en un ambiente muy confortable. Parece que entre semana hacen descuento con eltenedor o alguna web de esas. Para repetir.

acme

Ya no tienen el mago?

22 de marzo de 2015

27/03/2015

Menú en la media, buena atención

Ahora ya son 13€ el menú. Ofrecen 4 primeros y otros tantos segundos variaditos, básicos pero con buena pinta al leerlo, nada de merluza a la romana, filete con patatas y cosas así.

Siguen publicando diariamente el menú en su web (gracias señores Cosme).

Destacaría el local, espacio grandote y diáfano, la buena atención de los camareros por teléfono y en sala y los manteles y servilletas de tela.

Por otra parte el menú no me ha sorprendido en absoluto. Depende de lo que pidas te puedes quedar con hambre ya que las raciones son justitas. De primero paella algo deslavada aunque con gambas ricas y ensaladilla a la que le sobraban los guisantes.
De segundo entraña con verduritas, buen plato y huevos rotos con setas y bechamel, normal, no me enteré de la bechamel.

Lo mejor ha sido el arroz con leche de postre.

Supongo que la calidad mejora en la carta.

-----------------------------------------------

Por 12€ un menú con una pinta de flipar que anuncian cada día en su web. (Cuánto ganaría el mundo si todos los restaurantes hicieran eso).

Lo peor de ese menú es decidirse entre platos como: Patatas rellenas de verduras gratinadas, ensalada de pollo y manzana, sopa de marisco o lasagna de bacalao y cebolla caramelizada. Y estos son solo los primeros de hoy.

La próxima semana cae fijo.

je suis béatrice

Has ido ya ? Yo en breve ...

13 de noviembre de 2013

08/04/2014

La diferencia está en los detalles

Lo descubrimos tras nuestro segundo intento de comer en La Doma (11870.com/pro/la-doma-la-cocina-javier-navarro) sin reserva. Este último ya habíamos comido un par de vez solos, en el sentido literal de la palabra, en fin de semana, y de un tiempo a esta parte no hay quien encuentre mesa. Pero esto es otra historia.

Volviendo a Cosme, para mí, marca la diferencia con otros sitios del mismo nivel los pequeños detalles desde el principio hasta el final de la comida. Te reciben con un cocktel, Daikiri en nuestro caso, que cambian regularmente acompañado con una tapa. El servicio tiene un sentido arácnido altamente desarrollado que le permite estar atento al más mínimo gesto. Los platos los presentan con mimo y te los explican, y el café lo acompañan con pastas y bombones. Para los amantes de los gintonics parece que los preparan con tino.

La comida correctísima aunque un tanto irregular. Pedimos croquetas de ibérico (ni fu ni fa), pulpo a la brasa (bien pero mejorable), tataki de atún con helado mostaza (sublime), corvina (sabrosa y bien preparada), y tarta de queso (para chuparse los dedos aunque le falta para llegar a la de Cañadio 11870.com/pro/canadio-madrid).

Precio subidito de tono si vas a la carta.

05/05/2014

RESTAURANTE EXCELENTE EN EL CENTRO DE MADRID

DEsde que lo descubri a traves de la pagina de eltenedor.es es mi restaurante de referencia cuando quiero sorprender a amigos o familiares. Se localiza en la esquina de Narvaez con Duque de Sexto a poquitos minutos andando del metro de Goya y del Palacio de los Deportes. Siempre que he ido obtuve un descuento a traves de la pagina mencionada o similares y a la carta terminas pagando unos 25 o 30 euros por persona obteniendo una relacion calidad precio excelente.

De entro los platos que nunca faltan en nuestras visitas destaco el pulpo a la brasa buenisimo, el lomo alto de ternera y sobre todo la tarta de queso caliente tipo sueffle con helado de frambuesa. Imprescindible!

El servicio es atento y profesional y siempre tratan de hacerte sentir como en tu propia casa. Creo qu elos sabados po rla noche siguen teniendo un pequeño espectaculo de magia del que puedes disfrutar mientras sigues cenando tranquilamente.

Tambien he ido en numerosas ocasiones a mediodia a tomar el menu por 12 euros y hace indispensable reservar con antelacion. La relacion calidad precio es estupenda y en alguna ocasion he pedido el cocido del menu y es digno de ser probado. Realmente bueno.

Sin duda, Cosme , es uno de mis restaurantes de referencia en el centro de MAdrid. Probablemente sin descuentos a mi personalmente se me iria de precio, pero con ellos (40 o 50% ala carta) la visita es obligada!!!

Buen provecho!!

19/04/2014

Calidad, innovación, servicio y precio inmejorable...

Por la zona y alguna referencia imaginaba un restaurante tradicional, de cocina clásica, pero lo cierto es que dentro de ser cocina de mercado, sin esnobismos, el menú tiene platos originales junto a alguno más convencional, con elaboración y presentación muy cuidada y de gran calidad. Recomendables los dos platos de merluza, especialmente la servida con raviolis de calamar en su tinta; y exquisita una tarta de queso hecha de forma muy distinta a la habitual.
Atención y servicio perfecto, con detalles como el cóctel preparado en la mesa en el momento, que sirven junto a un aperitivo antes de empezar a cenar. Salón no especialmente grande, con pocas mesas, ambiente tranquilo, con decoración sencilla e incluso simple o austera, pero en general agradable.
Todo ello con un precio muy ajustado para la calidad de la cocina y el servicio; si le añades una promoción por alguna web de reservas (en nuestro caso 40% en carta excepto bebidas), la relación precio-calidad resulta inmejorable.
Muy recomendable y para repetir, sin duda

17/11/2013

De menú

El jueves pasado nos dejamos caer sin tener reserva y al entrar vimos que el sitio estaba a tope. Preguntamos si podiamos comer y nos dijeron que nos sentáramos en unas sillas que hay a la entrada. Media hora estuvimos esperando mientras veiamos gente que entraba y ocupaba sus mesas reservadas. Asi es que mi primer consejo es que se reserve.
Por fin nos tocó el turno y a partir de ahí todo fue rápido. Se agradece que las mesas sean grandes, que estén separadas unas de otras, que haya muchos camareros y que sean rápidos. El salón es bastante clásico, nada de moderneces.
El jueves había cocido y es lo que pedí. No estaba mal. Mi pareja pidio una ensalada de ahumados y dorada. Todo correcto también.
Conclusión: Es un sitio en el que por 12 euros comes un menú bastante correcto. Aunque sin sorpresas. Teniendo cerca la taberna Marcano, creo que para comer de menú por esa zona prefeiro mil veces la taberna.
Queda pendiente ir a cenar a la carta con el descuento del tenedor, a ver que tal.

EandradA

¿Dices que el cocido normalete? pues casi que voy otro día que no sea jueves.

18 de noviembre de 2013

je suis béatrice

Es un cocido de menú, que no te digo que este mal, pero no es el de La Daniela. No está mal pero tampoco te deja huella...Pues eso, está OK, tres estrellas.

18 de noviembre de 2013

02/10/2013

Tremendo

No es que la comida no estuviese buena, que lo estaba, sino que con el impresionantisimo servicio que te dan en este lugar la comida es el perfecto complemento.

El local no me volvio loco, amplio, comodo, mucha luz, sin agobios, pero un poco anodino para mi gusto, pero bien.

Te reciben en la mesa con un coctel hecho en el momento detalle de la casa, con el coctel se acompaña con un delicioso aperitivo, en nuestro caso noseque con roast beef, deliciosos. Pedimos despues unas croquetas ricas de noseque y un tataki de atun que no es el mejor que he comido, de segundo yo pedi un mas que aceptable bacalao y en la mesa cayeron (yo no comi) dos postres con tremenda pinta.

El servicio excepcional, como decia.

Muy digno de volver.

15/02/2014

Muy agradable

Ayer caí ahí de casualidad tras una reserva fallida a través de 11870 en Álbora. Nos dieron la última mesa, q suerte. Es un sitio donde se cena bien, tampoco de morir, pero estuvimos muy agusto y bien atendidos. Lo mejor la merluza con espaguetis de calamar y salsa negra. Buenísima! Sí quieres te preparan una copa con un carrito muy mono delante de tí, y lo mejor, te la tomas tranquilamente sin sentir q tienen prisa por q te vayas. Un sitio a tener en cuenta, sin duda volveré.

10/11/2013

Los Fernández....., son muy amables

Noviembre 2013. Cena Sábado noche.

Cosme resultó ser un sitio estupendo. Gente superamable, comida a buen nivel y un montón de detalles hacen recomendable la visita.

El local es blanco, blanquísimo, puesto en plan sencillo pero agradable en general. Es blanco menos si vas al baño, que abres una puerta y apareces en el bar Cosme, con maderitas de otra época y al bajar las escaleras vuelves al blanco Cosme. Impactante.

Servicio profesional y muy, muy amable. A veces hasta se pasan un poquito de atención pero que ése sea el problema. Te obsequian con un pequeño cóctel de bienvenida, preparado in situ y con mimo para acompañar al segundo aperitivo ( canapé de pastel de cabracho con gamba). De primero (aperitivo), unas banderitas de aceituna rellenas.

Tomamos:

- Croquetas de oricios y bogavante. Estaban buenas, suaves de bechamel y nada aceitosas. El rebozado para mi un poquito blando, pero eso va en gustos. El sabor a mar apreciable pero no muy intenso.

- Anguila ahumada con verduritas y tempura de alga: Muy buen plato. Excelente el sabor de la anguila y las verduras, en plan wok, ricas y en su punto. Lo mejor de la noche.

-Bacalao 3 gustos. ¿3 gustos?. Ponen una buena ración, a la plancha y en 3 tacos sobre cebolla caramelizada. Plato correcto.

- Merluza con tallarines de calamar. También a la plancha en 2 tacos gruesos y acompañada de tinta de calamar y unos originales tallarines hechos a base de calamar cortado muy fino. Correcto también, mejor quizás que el bacalao.

No tomamos postre pero con el café nos pusieron unos ricos petits fours (palomita bañada en chocolate blanco, trufa de chocolate, brownie y galletita). Lo dicho, mil detalles

A mitad de comida se te presenta un simpático mago que hace un par de trucos y luego te pregunta que si quieres ver algo más de magia entre plato y plato, como detalle es gracioso y si te gusta la magia hasta podrá ser la cena de tu vida ( los de la mesa de al lado estaban encantados). Yo prefiero cenar :-)

2 cañas, agua y dos copas de un sorprendente y desconocido (para mi) albariño, You & me, fresco entre los frescos y que acabo de ver en la guía Peñin y le dan unos merecidos 91 points. Con la oferta del tenedor al 40% (difícil de conseguir en finde-semana) se quedó en 60€ total para dos. Sin el descuento serían unos 15 euros más, que cae en lo razonable sobre todo por los detalles y la amabilidad incluida.

Desde.... Duque de sesto, informando para...... onceocho

PS: El pan, variado. Que si cereales, que si aceituna negra, que si tomate. Para mi estaba bien pero aquí hay mucho purista. Que sepáis que es congelado. No se lo tengáis en cuenta, que sois unos tiquismiquis

PS: Nos dijeron que entre semana trabajan el plato de cuchara en plan menú a unos 11-12 lereles. A quién pueda interesar,....

EandradA

Lo de la magia me supera, pero lo del menú lo veo lo veo y subo a... Llamaré esta semana.

10 de noviembre de 2013

09/05/2014

Anoche volví por Cosme, después de un tiempo. Sigo manteniendo la valoración. Probamos las alcachofas en salsa verde con moluscos y la verdad es que (aunque no soy muy "alcachofero") me parecieron muy buenas. De segundo probamos los tres pescados de la carta (bacalao con pasas, merluza y corvina) y la verdad es que, aunque las tres están muy bien, me quedo con la última. De postre la tarta de queso (cómo no), y el bizcocho de tres leches (espectacular). Para beber un par de cañas, una botella de Juan Gil y agua. Total 35 por cabeza (4 personas).

La única pega es que, una vez servido el postre (a eso de las 23:30), se olvidaron de preguntar si queríamos café.

En fin, que sigue siendo un sitio estupendo, al que volveré.

Dejo el comentario original (de mayo de 2013), por si interesa a alguien.
La noche del viernes cené en Cosme a sugerencia de un amigo que suele comer allí de menú.

El local es muy agradable, con decoración discreta y sin que las mesas estén demasiado cerca. Se puede charlar sin tener que escuchar forzosamente la conversación de los vecinos. Por supuesto, mantel y servilletas de tela.

Al llegar pedimos un fino como aperitivo, mientras decidíamos lo que íbamos a tomar. Después de haber hecho la comanda, y antes de servirte los platos, te invitan a un cóctel de bienvenida, que al parecer va cambiando cada semana. A nosotros nos tocó un daikiri buenísimo (al final de la cena pedimos otro, y tuvieron el detalle de invitarnos).

El menú (para tres): tataki de atún con tartar de tomate y helado de mostaza verde (extraordinario) y huevos con boletus y queso (ligeramente salado para mi gusto); de plato principal, para mis acompañantes, mero con perrechicos y salsa de cítricos (según me dicen, un buen lomo, limpio, jugoso, muy buen punto de cocción, y la salsa daba un contraste muy acertado), y para mi carrilleras de ternera glaseadas (muy buenas, tiernas y jugosas, en su punto); postre la famosa tarta de queso, que en realidad es una especia de soufflé de queso dulce (muy buena, pero pasó un poco como cuando vas a ver una película de la que todo el mundo te ha hablado bien, y al final no es para tanto), y chocolate en texturas, pan y aceite (bueno); para beber un Pago de los Capellanes roble 2011 y agua sin gas; y como cierre daikiris (cortesía de la casa).

En total 45 euros por cabeza, propina incluida. El servicio muy amable, explicando los platos y atentos en la retirada, pero sin agobiar.

En conclusión, un sitio muy recomendable, al que sin duda volveré.