Nuestro restaurante, nace en 1997, tras la exitosa trayectoria profesional de sus tres socios procedentes de restaurantes de reconocido nombre y prestigio. Ángel Alonso, en la cocina y Eduardo Navarrina, junto a Jesús medina en la sala, avalados por su reconocida trayectoria dentro de la alta gastronomía, unen sus ...

descripción completa de Restaurante Dantxari

Ordenar por:

relevancia fecha

13/04/2017

Cocina tradicional vasca, con mucho fundamento.

Abril-2017. Mediodía.

Si siempre es un placer visitar este lugar, - muy conocido en la capital por ofrecer una cocina vasco-navarra, sincera, muy de verdad, basada en un buen producto y en preparaciones ejecutadas en base a las recetas originales, sin florituras, sin esperpentos, sin "formulas mágicas", recetas conocidas por todos y que gustan a todo el mundo -, ademas ahora, ese placer aumenta, dado que, por una parte, este año celebran su veinte aniversario y por otra, Jesus Medina ha recibido el reconocimiento como mejor maître en la XIV edición de los Premios gastronómicos de Metrópoli .

Es todo un éxito mantener un negocio de restauración abierto después de 20 años de actividad. Y sobre todo, manteniendo una clientela fiel que acude a la llamada de su buena cocina. Una cocina que engancha a un espectro de publico de lo mas variopinto, desde aquel que solo quiere consumir este cocina, mas tradicional, mas previsible, hasta aquel otro que necesita esta cocina como retorno al origen, como si dijéramos: "cargar las pilas" para poder proseguir probando otras cocinas tan diferentes y que tan en boga actualmente.

Es una alegría, para aquellos que conocemos a Jesus Medina desde hace tantos años, ver reconocida su valía. Su bien hacer en la sala, sus palabras medidas y ajustadas a lo que cada cliente busca y necesita en sus visitas, su cordialidad, su cercanía. Para los que hemos tenido - y seguiremos teniendo-, la oportunidad de presenciar su trabajo, sin duda es un reconocimiento muy merecido.

Pueden leer la reseña completa en comercongusto.es/dantxari


--------------------------

27-12-2015. Mediodía.

Ultima visita del 2015.

Siempre es importante, al menos desde mi filosofía particular, reservar como ultima visita de un año que termina, un lugar un tanto especial, bien sea por cocina, por trato, por sintonía personal con las propuestas, ....

Varias alternativas se barajan: cocina fusión, cocina mas clásica, ..., finalmente nos decantamos por ir a lo seguro, sin arriesgar lo mas mínimo, por una cocina de toda la vida, de la que se pega al riñón, que dirían los clásicos, y entre estas, un restaurante vasco con larga presencia en la capital, que ofrece unas propuestas clásicas, muy bien elaboradas, ademas de una sala profesional que derrocha simpatía y buen hacer.

Comenzamos con un clásico de la casa, sus choricillos, altamente adictivos.

- Menestra de cardos y alcachofas (fuera de carta). Receta de toda la vida. Retorno a los sabores de la infancia. Excelente producto.

- Guiso de patatas con niscalos (fuera de carta). Clásico plato de la cocina tradicional que solo se puede encontrar en ciertos lugares y momentos. Platazo.

- Bacalao pil-pil. Razón tienen aquellos que hablan del pil-pil de este lugar, como de los mejores de la capital. Soberbio, lastima que hoy el bacalao no fuera un buen acompañante, demasiado hecho.

- Rape a la bilbaína. Receta clásica entre las clásicas, perfecto de punto y de sabor.

- Solomillo al estilo Dantxari. Solomillo al vapor, con un chorrito de AOVE por encima y acompañado de unas verduritas. Original tratamiento de un solomillo, que no le perjudica en nada.

- Tarta fina de manzana con su helado. Postre estrella de la casa, demandado por casi toda la clientela. Como siempre, en plena forma.

Siguiendo con la tónica de clasicismo, un Lan crianza 2011, cafés con hielo, teja de almendra y copas de cava para brindar por el próximo año, ponen fin a esta ultima visita del año

------------------------

6-9-2015. Mediodia.

Tremenda la experiencia disfrutada en este primer domingo de Septiembre.

Retorno a una cocina clasica, de toda la vida, con una seleccion de platos, ampliamente conocidos pero, a los que hay que volver de cuando en cuando, para que tu estomago y tu archivo de sabores no olviden esos platos que forman parte de los pilares de nuestra cocina.

Como ya he dicho, o creo haber dicho en momentos anteriores, aquí no se viene en busca de platos atrevidos u originales, aquí se viene a disfrutar de una cocina vasco navarra, clásica, de toda la vida, muy bien cocinada, con raciones generosas, con ligeros guiños de modernidad.

Sala que pretende y consigue, hacer muy agradable tu estancia.

Con un Sierra de Cantabria, DO Rioja y los famosos choricitos, - que ricos -, comenzamos la ingesta.

- Ensalada de lomos de sardina, desespinados, aritos de cebolla, puntos de tomate natural concentrado sobre una crema suave de aguacate. Según me cuentan, muy bueno.

- Pochas a la navarra, con sus verduritas y sus piparras. Plato de toda la vida, para ir entonando el cuerpo. Puro vegetal. Quiero mas.

- Bonito con tomate frito natural. Lastima no haber hecho foto del recipiente al final de la ingesta, esa imagen hubiera representado mejor que lo que pueda escribir mi opinión del plato. Limpio y reluciente, y es que el ser bonitero y tomatero, y al estar muy bien hecho trae esas consecuencias.

- Bacalao al pilpil. Plato muy reconocido de este lugar, y que nunca habíamos pedido. Al finalizar me han dicho: "a este plato hay que valorarlo de 10". Dicho queda.

- Tarta fina de manzana (postre clásico de la casa), acompañado de un helado de pan integral. A la tradicional suavidad de la tarta se une el sabor de este helado que no conocíamos, suave y ligero sabor a pan.

Con nuestros cafés con hielo, la adictiva teja de almendra y unos chupitos de pacharan, ponemos fin a esta nueva visita al que, para mi, es uno de los mejores restaurantes vascos de la capital.

Como resumen, volveremos.

-------------------------
1-3-2015. Mediodia.

Nueva visita, nuevo disfrute y nueva alegria para el cuerpo, que para eso es comienzo de mes, y nada mejor que comenzarlo con alegria.

Creo que lo mejor que hoy puedo decir, es que no tengo nada que añadir a todo lo antedicho: sigue con una muy buena cocina; sigue en mi top particular; sigue con una sala muy profesional, muy pendiente y atenta, tanto los hermanos Medina (amables, cariñosos) como los camareros que pululan por las salas, todos, intentan hacerte agradable tu estancia.

Bueno, si puedo añadir alguna cosa: hoy la carta ofrece la posibilidad de pedir, practicamente casi todo en formato de media racion; hay la posibilidad de encargar comida y pasar a buscarla y hoy todas las salas estaban al completo, incluso he visto doblar mesas, de lo cual me alegro un monton, no puedo negar que los hermanos Medina me caen bien y espero que yo a ellos, tambien. Pero, aun a pesar de que las reservas este año parece que van al alza (se nota por todas partes algo más de alegria), todavía esta lejos el punto de optimización constante. Este sitio lo merece.

Como preambulo, la chistorra, como siempre, sabrosa.

Como primeros y a sugerencia de la sala y en formato de medias raciones:

- Menestra de verduras (cardo, borraja, alcachofa y jamon).
- Alcachofas con almejas.

Ambos bien, solo un pero, a la alcachofa le hubiera quitado alguna hoja mas, la exterior estaba un poco áspera.

Como principales:

- Bacalao con salsa de setas al oporto. La "jefa" venia con la idea del bacalao al pil-pil (segun la critica, entre los mejores de la capital), pero al ser una recomendacion de la sala, se ha decantado por esa opcion, y segun confiesa, no se arrepiente. Buena señal.
- Solomillo estilo "Dantxari". Hecho al vapor con AOVE y pimienta. Para mi es un clasico de la casa, me gusta y me resisto a cambiar.

Con su tarta fina de manzana, un LAN reserva del 2010, su teja de almendra (petit four), nuestros cafes con hielo, unos chupitos de pacharan obsequio de la casa, y la ultima charla con los hermanos Medina, ponemos fin a la visita y nos vamos tan contentos.

----------------------------
20-9-2014. Mediodía.

Nueva visita a este local, recientemente remozado.

Mayor claridad en las salas, pintura clara en las paredes, espejos, cambio de suelo,..., ha quedado muy agradable. (Se adjuntas dos fotos)

A nivel de cocina, sin cambios, como debe ser, al igual que a nivel de sala, siguen en su línea, amabilidad, cercanía, muy pendientes de las mesas, ...

Adjunto fotos de la ingesta del día de hoy, que esquemáticamente se reduce a:

- Aperitivo de chistorra
- Ensalada de lomos de sardina ahumada con tomate confitado sobre base de aguacate.
- Txangurro a la donostiarra.
- Solomillo Dantxari.
- Rape con ajetes.
- Leche frita con salsa de naranja.

Un Sierra de Cantabria crianza, cafés con hielo, petit four y chupitos de pacharan, obsequio de la casa, ponen punto final a esta visita.

Como resumen, excelente restaurante de cocina vasca, muy bien atendido, y donde me encuentro como en mi casa.

--------------------------------------------------------------------

Marzo-2014. Mediodia.

Hacia mucho tiempo que no disfrutábamos con la cocina de este restaurante, a veces es necesario parar de tantas probaturas y acercarte a las raíces de la cocina, a esa que es conocida como la cocina de toda la vida.

Y de este tipo de cocina, aquí saben mucho y la practican muy bien.

Cuando entras al local, y ves, en cualquiera de las plantas, ese ambiente que recrea el típico de un caserío o de una taberna vasca, con sus manteles de cuadros en las mesas, mucha madera a la vista, muchos objetos colgados por las paredes, automáticamente piensas, aquí se debe comer bien. Y efectivamente así es, se come y se disfruta.

En la sala, encuentras buen trato, amabilidad, hay un grupo profesional muy competente, encabezados por Jesús y Eduardo, que están muy pendientes para que no falte ningún detalle y hacer que puedas disfrutar.

Su cocina, es una cocina clásica vasca, de corte tradicional, donde el producto sabe a producto. Sin duda es una apuesta segura.

Al comienzo nos traen unas chistorras, y unos rollitos de langostinos. Empezamos bien

Como primeros, y siguiendo las sugerencias de Jesús:

- Colmenillas al foie en versión media ración: Sabor muy intenso, agradable en boca.

- Vieras con una salsita tibia con puerros y espárragos: Deliciosas

Como principal, nos hemos decantado por la carne:

- Solomillo al hojaldre con foie: Partiendo de un hojaldre, presentan el plato con el aspecto de una clásica hamburguesa, incluyendo un generoso trozo de foie, con un espléndido punto, lo acompañan con unas verduritas, y una salsa de carne. Muy buen plato.

- Solomillo Dantxari: Especialidad de la casa. Hecho al vapor, con AOVE y un toque de pimienta, se acompaña con unas verduritas. Simplemente magnífico, espectacular el sabor de la carne. Muy natural. Tantas veces como hemos estado aquí, y nunca nos había dado por pedirlo. Craso error.

Rematamos con otra de sus especialidades, súper conocida, su tarta fina de manzana. Buen cierre de comida.

Hoy nos hemos decantado por el vino tinto, con una botella pequeña de Sierra de Cantabria, Rioja crianza del 2012.

Con los consabidos cafés con hielo, una teja de almendra, espléndida por cierto, y unos chupitos de pacharan, cortesía de la casa, finalizamos la visita y con ella, nos vamos con las pilas cargadas.

Restaurante Dantxari

¡Gracias José Luis Gracia! Por guardarnos y por la valoración, esperamos verte por aquí de nuevo.

20 de enero de 2014

acme

A Dantxari fui por primera vez hace como ¿13 años?. Y la última hace no menos de 7 u 8. Me alegra ver que siguen un plena forma. "Habraqué" y rescatar ese solomillo u un pipil que hacían como dios manda. Y la tarta fina, la primera de verdad que tomé por la capital.
Ainss, nos falta tiempo... y dinero.

9 de marzo de 2014

Gath

Nosotros hacia, yo creo, más de 1 año que no íbamos por allí. Siguen igual q siempre, sólo he notado un cambio, ahora tienen versión de media ración de casi toda la carta, lo cual te permite probar más cosas. Es un sitio muy seguro.

9 de marzo de 2014

NoMeAcuerdo

Me gusta el sitio y lo de las medias raciones.

2 de septiembre de 2014

Gath

Tengo pendiente volver, creo que le han hecho un lavado de cara al local, y eso unido a la cocina me motiva para volver pronto.

2 de septiembre de 2014

juanma & carol

Sí, la semana pasada pasamos por delante y estaban en obras.

2 de septiembre de 2014

acme

José luis, cada vez que cuentas algo de Dantxari me recuerdas que es necesario volver después de ya nosecuantos años. No obstante, tengo pendiente antes Lago de sanabria, del mismo clasicismo pero mas del palo de caza y cuchara.
También tenemos pendiente Nakeima, se vuelven a abrir claro.

20 de septiembre de 2014

Alvaro Armenteros

Dantxari es un pepino de restaurante. Como dice Jose Luis, un sitio que nunca falla.

20 de septiembre de 2014

Gath

Acme. En el mundillo "profesional" hay extrañeza por su silencio. Parece ser que ni informan ni contestan cuando les preguntan por la causa del cierre.

20 de septiembre de 2014

Bermar

Qué buena crítica José Luis! Lo conocíamos de oídas, nosotros no hemos ido nunca. Ahora nos has generado necesidad.

1 de marzo de 2015

Gath

Muchas gracias Bermar. Es un sitio de mucha calidad y que, al igual que otros muchos, no goza de la popularidad que a mi juicio merece. A pesar de ello, hoy estaba al completo, incluso doblando mesas, no obstante y despues de la charla con ellos, no tengo claro que ese llenazo sea habitual.

1 de marzo de 2015

acme

Bacalao al pilpil y solomillo Dantxari eran mis must hace 15? años. Qué bueno ver que lo bueno se mantiene. Buena crítica José Luis

1 de marzo de 2015

Gath

Gracias Acme, y en efecto, si lo bueno funciona, ¿Para que lo vas a cambiar?

1 de marzo de 2015

acme

Reconozco que he perdido el norte. Hace años, muchos, que no voy a dantxari.

8 de septiembre de 2015

Alvaro Armenteros

tengo que volver hacer una visitilla al Dantxari!

hace 8 meses

19/09/2016

Un buen vasco

ACTUALIZACIÓN 17 SEPT 2016

Detalles que a uno le gustan, esto de ir a un vasco y ver tu reserva con nombre y apellidos en euskera.
Comimos en la parte de arriba, que me gusta más. Lleno.
Excelentes las almejas a la marinera con su salsa verde jugosita, riquísimos los txipirones encebollados que aquí no deben faltan y un txuleton en su punto perfecto que no se lo salta un gitano.
De postre, pantxineta, como Dios manda y con chocolate caliente. Buena, buena.
Bodega bien de surtido, sobran 3-4€ por botella fácil.

Da gusto ver a Manolo recorriendo las mesas y ver cómo mima a los que visitamos su casa.

143€
******************************************************************************************************************
Decorado como caserío de toda la vida, de ésos que entras y estás cómodo. Sin parafernalias. Aquí se viene a disfrutar.

5 a la mesa. No tenía yo mucho apetito, pero lo que comí, estaba realmente rico. Ojo a los txipirones encebollados, y a las almejas en salsa verde, en cuanto al pescado, poco txangurros a la donostiarra he probado así. excelente. Tienen becada! pero hay que pedirla con antelación.

Los postres, hay que pedirlos también al inicio, eso te da ya una buena idea. Son todos caseros. De los que probé. Me quedo con la tarta de manzana, bestial.
Tienen carta de vinos amplia. Unas 150 referencias y más de 25 denominaciones de origen. Precio: razonable. Bodega: 6.

Allí hay que ir con hambre, y con todos los sentidos, para poder disfrutar a tope. Volveré, seguro.

Servicio excelente.

Precio: 50-60€.

Restaurante Dantxari

Gracias Javier! Nos alegramos que hayas disfrutado, te esperamos pronto.

2 de abril de 2013

Javier Güenechea

gracias a vosotros! en nada estoy allí ;-)

hace 12 meses

13/05/2016

Dantxari es un sitio ruidoso y casi siempre abarrotado. Cuando estas en la planta de arriba siempres tienes la sensación de que sobra alguna mesa.

Pero eso también tiene su encanto y sobre todo cuando se como también. Los chipirones encebollados son de antología, las croquetas de bacalado extraordinarias y la lasaña de centollo también está lograda.

Además tiene buenos postres como la lecha frita o la tarta fina de manzana.

Todo ello con una buena relación precio calidad.

Y el servicio es muy atento y recomiendan con soltura.

Un lugar al que ir cuando se quiere acertar seguro.

Restaurante Dantxari

gracias por tu sinceridad, Javier! aquí te esperamos! un abrazo

2 de abril de 2013

05/01/2016

COMER BIEN CON "CAPS LOCK"

Comida 2 de Enero 2015. Para 15.

Reserva para 15 personas, cada uno de su padre y de su madre, en pleno empacho navideño ¿¡¿Y todo el mundo contento?!?. Creo que podría acabar aquí la reseña.

Normalmente suelo pensar que mi estómago sería incapaz de comer todos los días de restaurante, a pesar de los cracks de 11870 que demuestran que es posible día a día, pero en este sitio creo que podría hacer un 3x365 sin protectores gástricos.
La carta no es nada larga, pero tiene una variedad de cocina clásica muy atractiva, con platos también menos comunes para no resultar aburrida. (Nota: No hay buns, gyozas, dim sum, ni sushi de chuletón. Sí hay steak tartar)
Como había que poner de acuerdo y contentar a mucha gente (y que no me dieran de ostias) la cosa fue más por la línea básica de paladares poco arriesgados, así que me quedé con algo de ganas de probar cosas (para la próxima).
Opino que es más fácil y barato que te sorprendan los adornos, lo exótico, los colores y lo que se sale de lo común, que te sorprenda la buena ejecución de la cocina clásica y la calidad del producto, creo que es el mérito de este sitio.

El local es muy tradicional, pero no me pareció nada cásposo, es agradable, como estar en el caserío de tu amigo Patxi. Tengo sospechas de que mis antepasados vascos pueden haber estado escondidos en la cocina haciendo las croquetas, pero no puedo demostrarlo.

Gordo como un chorizo y sabía como chistorra (No es el título de una peli porno), es el aperitivo. Rico sin más.

COCRETAS (r.a.e. mediante) de bacalao. Buenísimas, por fuera firmes y por dentro melosas. Muy suaves pero con sabor.

HABITAS con jamón. Buen producto muy bien hecho.

ALCACHOFAS salteadas. Lo mismo.

CHIPIRONES encebollados. Este plato muchas veces suele resultar muy sabroso y más fuerte que en este sitio. En este caso estaban muy buenos, pero creo que podrías comerte una docena y no te sentarían mal.

MERO con trompetillas de la muerte. A medias con otro compi. El mero venía tal cual a la plancha con las setas a un lado. Al probarlo solo, se disfruta del producto, pero la combinación con las setas y su salsa resultó espectacular. Una salsa tremenda.

SOLOMILLO Dantxari. A medias con otro compi. Un buen solomillo hecho al vapor con verduras. Todo en su punto y las verduras al dente. Se nos enroscó la boina y pedimos aparte unas patatas panadera (las fritas iban a tardar) para acompañar la carne. Me comí también parte de las verduras de otro. (Lo sé, me estoy tratando de lo mio)

Además por la mesa circularon, todos con buena prensa y crítica: RAPE a la plancha, CHULETÓN, bocaditos de MERLUZA y STEAK tartar.

POSTRE variado. Unos buenos helados, profiteroles que no son mi debilidad, una especie de mousse de higos, fruta variada y la tarta de manzana. Por un lado se agradece la variedad y lo refrescante de la fruta y los helados, por otro me podría haber limitado a la tarta de manzana que estaba de cine.

BEBIDA. Agua, Refrescos, Cervezas, 3 botellas de Viña Magna Crianza (vinazo) y un Magnum de Phylos (bueno pero menos).

CAFÉS y esa riquísima teja escala 1:1 que ponen.

Invitación a unos chupitos de patxaran, crema de orujo, etc.

Las cantidades por plato no son muy grandes, es un sitio más para el que aprecia la buena cocina, el producto, la calidad y comer bien, que el que quiera salir rodando, aunque siempre he opinado que si sales de un sitio con hambre no es porque las cantidades sean pequeñas, es porque has pedido poco (Otra cosa es el precio claro) o porque no te has comido las verduras del que se sienta al lado :-P.

La atención perfecta. Estuvieron en todo, agradables, sin estar demasiado encima, sin resultar estirados, pero sin perder detalle. El que fuéramos muchos supieron gestionarlo bien.

PRECIO: 61€ por persona. Sin escatimar y con bueno y abundante vino.

ME GUSTA:
- El ambiente y el trato.
- La calidad del producto y esa cocina tradicional y casera que, siendo todo lo contrario de pesada y grasienta, consigue resultar muy sabrosa.
- Muchos platos calientes para que todo se mantuviera con temperatura, que se agradece sobretodo siendo tanto personal.

NO ME GUSTA:
- NS/NC

INCIDENCIAS:
- Las alcachofas las tuve que pedir a escondidas del lado oscuro y a traición. Algo parecido debió hacer algún otro rebelde pidiendo unos pimientos salteados al otro lado de la mesa.
- Tomé la temperatura al personal sugiriendo pedir alguna ensalada o verde parecido sabiendo a qué me enfrentaba y ¡oh dios!, afloró la temida frase de "¡La ensalada te la haces en casa!". Me gustaría ahondar en la raíz de esta expresión. ¿De dónde viene?. ¿A dónde va?. ¿Por qué la elaboración de cortar, mezclar y aliñar, incluso cocinar ingredientes para una ensalada, debe hacerse en casa y poner a la plancha una carne, montar una hamburguesa o unos huevos fritos sí son dignos de que otra persona los elabore?. ¿Es simplemente la frase comodín para huir de lo que no te gusta? ¿O es que la gente que no cocina come ensalada en casa todos los días?

spider72

Parafrasando al insigne José Luis López Vázquez: "MO-NU-MEN-TO"

jajajajaja

Al final entre todos me vais a hacer ir aquí...

Lo de la ensalada me pasa como con ciertas cosas en ciertas cenas...pero al revés. Yo ya sé que cada uno tiene sus costumbres, pero vamos que no haya forma de sacar NUNCA a ciertas personas de las cervezas ni aunque sea para brindar, yo no lo entiendo...

5 de enero de 2016

Sergiete

A lo de beber cerveza en vez de vino o de champucito por ejemplo, todavía se le podría encontrar algún argumento económico, pero el misterio de la ensalada es insondable...

5 de enero de 2016

Gath

Buena reseña.
Bienvenido al club de los disfrutones con la cocina de Dantxari.

5 de enero de 2016

02/04/2015

Let's dance: Dantxari

Comida jueves santo 02/04/2015
(Teníamos hoy ganas de bailar para ahuyentar los malos espíritus)

Empezamos con un tropezón al llegar. Reserva a las 14:30 con el Tenedor pero sin ningún tipo de oferta. Nos dice el maître que nuestra mesa no está preparada y nos invita a esperar en la barra. Pedimos dos cervezas y esperamos. Al poco entra otra pareja con reserva y no les hacen esperar sino que les sientan en una mesa estupenda que estaba libre.Al poco llega el maitre otra vez y nos dice que nuestra mesa esta preparada. Y nos muestra una mesa de dos en el pasillo y pegada a la mesa donde tienen el cuaderno de las reservas y donde además había un plato con restos.Un asco de mesa, vamos. Pregunto si había habido algún problema con mi reserva y el porqué otra pareja ha llegado después y ha entrado directamente a una mesa mejor. El maitre resuelve bien, se disculpa y me ofrecen una mesa de cuatro estupenda en el comedor de arriba. Así sí.
Sitio clásico pero agradable, por lo menos en la parte de arriba. Carta muy apetecible con bastantes opciones fuera de carta que yo hubiera preferido ver escritas y no cantadas para hacerme idea de precios y para poder decidir mejor.
Nos decidimos por dos medias raciones de entrantes y dos segundos:
-Entrante: platito con choricitos. Todo lo bueno engorda o es pecado. Esto debe engordar mucho o llevarte al infierno directamente porque están muy buenos.
- 1/2 de croquetas de bacalao. Vienen tres pero nos sugieren ponernos cuatro para que sea divisible. Aceptamos. ¡Qué buenas! Me acuerdo de Chicote que decía que siempre pedía croquetas para saber si el restaurante era bueno o no. De lujo estas croquetas.
-1/2 de boquerones a la bilbaina: 6 boquerones fritos con ajo, buenos también.
Segundos:
-Solomillo Dantxari: Aquí la conciencia se calma porque es un plato que si no me hubiera comido antes el chorizo mojando pan en la salsa y las croquetas, me hubiera ayudado a la operación bikini. Es un solomillo hecho al vapor (sí, al vapor,curioso ¿verdad?) con verduritas. Recomendable. Si volviera lo pediría otra vez.
- Bacalao pil-pil: Me dicen que muy bueno y visto que no quedó nada en el plato, así debió ser.
Un café con hielo y un té verde suelto servido en una cafetera de émbolo (tienen carta de tés). Teja de cortesía.
Conclusiones:
La calidad de las materias primas es excelente y eso se nota. Ningún plato defrauda. Con dos cervezas mientras esperábamos nuestra mesa, dos copas de vino y otras dos de invitación ( o de olvido, el caso es que no se han cobrado) hemos pagado total 83 euros. Barato no es, pero estamos hablando de buena materia prima y un muy buen servicio (mención especial a Evaristo, que nos ha dado un servicio excelente y con el que hemos acabado arreglando el mundo al final de la comida.)
A mejorar: A los precios de la carta hay que añadirles el IVA . :-(

Gath

Buena reseña Beatrice, y buena elección de comanda, las croquetas y el solomillo al vapor estan muy muy buenos, a mi tambien me han contado que el bacalao al pil-pil esta rico. Solo os faltó la tarta fina de manzana. Para la proxima.

2 de abril de 2015

gastrolola

Que morriña por mi querida Donostia, Dantxari te traslada a su cocina

5 de abril de 2015

05/05/2015

Clasicismo vasco de aplaudir

¿A dónde llevo a mis suegros? le pregunto a algunos usuarios de 11870 de los que me fío. A Dantxari, me proponen.
Y confirmo que no se puede dar mejor consejo.

Con este restaurante se acierta, casi seguro. Un claro ejemplo de clasicismo adaptado a la actualidad, sin introducir moderneces pero sin resultar anticuado o viviendo de tiempos mejores.

Buena atención desde la llamada de reserva hasta que nos fuimos, impecable. Maitre con buena mano y conversación, y camareros eficientes.

Local muy bien aprovechado, repartido en 2 pisos, bastante cómodo sin ser amplio precisamente. Decoración de maderas, inspirado en las sidrerías vascas (aunque esto es más un restaurante que una sidrería). Cocina con puerta transparente, casi a la vista desde la sala de abajo.

Carta variada, con mucha recomendación adicional de temporada, basado sobre todo en producto vasco. Casi toda la carta permite medias raciones, que además son suficientes y si no comes mucho funcionan casi como platos completos. Elaboraciones clásicas, sin mucha vuelta, solo para resaltar el buen producto.

Edad media de la clientela: 130 años, pero en plan bien, cada vez lo valoro más positivamente.

Comimos 4 personas y un bebé (que si te descuidas se come también un plato de lo que sea) a base de medias raciones y salimos con la sensación de una RCP impecable, muy por encima de otros restaurantes clásicos de Madrid.

Para volver y volver y volver.

Tienen tronas para niños, te lo proponen desde que reservas por teléfono y además lo tienen preparado cuando llegas al restaurante. Que aprendan otros restaurantes supuestamente dirigidos a público más joven.

Si es que a veces nos empeñamos en restaurantes modernos o las últimas aperturas de moda, cuando siempre tenemos este tipo de restaurante que simple y llanamente funciona.

Gath

Me alegra que disfrutaras la experiencia en el, para mi, uno de los mejores representantes de la cocina vasco-navarra de la capital. Ahora, nunca coincidi con esas edades medias que aludes, aunque desde luego, la edad no es lo mas importante, sino la pitanza y el disfrute, y en lo que atañe a esas dos cuestiones, aqui les sobra para regalar a otros lugares con mas fama, todo ello en mi opinion y sin acritud.

5 de mayo de 2015

volga

Bueno, JL, lo de la edad era una bromilla. Pero es cierto que la clientela era de una media de 50 y pico para arriba, con alguna excepción obviamente, por alguna mesa de familia. Y no lo digo en plan mal, solo es un detalle que ilustra el tipo de clientela que suele disfrutar de este tipo de restaurante más tradicional.
Y tras disfrutar de Dantxari, está claro que tengo que aprender de esa gente, que ellos sí que saben.

5 de mayo de 2015

Gath

Claro Victor, entendi el sentido que le dabas al tema de la edad, pero me vino muy bien para intentar remarcar el nivel de disfrute de este sitio. Lo tengo en mi top, con lo cual se me puede acusar de no ser objetivo, pero no me preocupa, cuando vamos disfrutamos como enanos. Ah y muy bien el hecho de llevar a tu bebé.

5 de mayo de 2015

17/05/2015

BUEN CLASICO

Después de leer tanta buena critica en la comunidad 11870, al fin pudimos acudir y probar. Aunque la experiencia fue correcta, no estoy tan alineado con lo que había leído por aquí.

Siempre valoro de forma muy positiva el trato, y he de decir que en este caso es impecable. Las formas, la profesionalidad, la rapidez... Te sientes bien y profesionalmente tratado. Solo un pero con la cuenta que deberían haber solucionado.

Un aperitivo de entrada que luego te cobran en el servicio de pan. Muchas recomendaciones fuera de carta por las que nos tiramos en los primeros. Media lasaña de Txangurro muy buena y media de alcachofas con almejas.

De segundos: medio solomillo Dantxari para un niño (que luego cobraron entero y que por no discutir cuando repetimos por dos veces que habíamos pedido medio y que por tamaño a todas luces lo era, al final asumí en la cuenta. No rectificaron. Gran error, porque aunque lo hubieran puesto entero, la equivocación seguiría siendo de ellos). Lubina al horno muy pasada lo que nos sorprendió ya que son expertos en pescado y Chuletón que por 30€ con iva es excesivo para la cantidad y calidad. Sin duda hay mejores sitios donde tomar chuletón en Madrid por ese precio.

Biscuit de Higos, helado de cacao, ambos buenos. Y buen detalle de la gran teja con el café, de hecho nos trajeron otra al ver que nos la acabamos tan rápido.

La carta de vinos es equilibrada, tiene pocas referencias en el entorno de los 20 y poco. Elegimos un Tabula crianza, bien de temperatura y atentos en todo momento para que no nos faltara vino en la copa.

Café y una copa.

173€ tres personas. De ellas, uno un niño que solo comió un segundo sin postre. Precio elevado a mi juicio, aparte del desafortunado episodio del solomillo. Precios de carta sin IVA.

He comido en otros vascos en Madrid que por un precio similar los prefiero. Goizeko Wellington por ejemplo.

Buen trato, profesionalidad, pequeño error en la cuenta, calidad correcta y RcP algo elevada a mi juicio.

11/10/2015

Un Vasco muy recomendable

Platos muy bien ejecutados, calidad de producto incuestionable, atentos a las recomendaciones fuera de carta, servicio atento.
Guisos, carnes y pescados de primera.
50/60 euros pp.
Digno de tenerlo siempre en la agenda .

01/09/2014

Excelente calidad, excelente trato, excelente restaurante! Imagen renovada!

Ayer volvimos a ir al Dantxari, uno de nuestros favoritos, ya que lo vimos de 'obras' durante el mes de Agosto... y si bien el aspecto ha cambiado, a mucho mejor, para nada ha cambiado su calidad, cocina, trato, etc.

Mi primera crítica del Dantxari, al que vamos desde hace años, sería algo como:

"En ningún otro sitio de Madrid nos encontramos tan a gusto como en Dantxari. Restaurante Vasco imprescindible en la capital. Producto fresquísimo, excelente calidad, trato superior, precio ajustado (comparado con otros), etc. Ya sea pescado o carne, carta o recomendación, aciertas seguro. La "cuchara" (guisos) increíble! Alubias de Tolosa espectaculares. El Rabo de Toro, buenísimo! La merluza rellena de centollo espectacular!!! Solomillo al vapor.... Tienen un menú mensual muy adecuado en cuanto a relación calidad/precio. La teja con el café es un detallazo, y buenísima! La tarta de manzana casera, hecha al momento (hay que pedirla con antelación), es la mejor que he probado nunca. Jesús, Eduardo, Manolo, etc. etc. son de lo mejor! Viva el Dantxari! Salut!"

Y tras volver ayer, os diría que han cambiado la estética, mucho más claro y 'limpio' visualmente, un bonito suelo gris-oscuro, paredes blanco-crudo, espejos, nada recargado, con lo que los salones parecen mucho más amplios, más grande. Y queda muy muy bien! Han dejado las lámparas, y me dijeron que pondrán algún que otro reloj de los que tenían en el salón de relojes.

La cocina sigue siendo la misma estupenda cocina vasca que nos enamoró desde el primer día. Aunque nos sorprendieron ayer con un Tartar de Atún (al gusto), espectacular!

El trato, como siempre EXQUISITO. Jesús, Manolo, Jose A., Evaristo, etc. impecables, cercanos, amables, amigos...

Ayer tomamos:
Los choricitos de cortesía (tremendos!)
2 Vermut (1 blanco y 1 extraseco, rellenado una vez más de cortesía :-) )
Agua
1 copa de Ribera del Duero
Tartar de atún (espectacular!)
Ventresca de bonito (buenísima y gigante)
Solomillo Dantxari (al vapor, con verduritas)
Profiteroles
Cafés con la Teja de cortesía
90€ (45€ x persona). Nos pareció muy buen precio, en relación a la calidad/cantidad y disfrute de la comida.

Por lo que si tenéis oportunidad de ir, no lo dudéis, estaréis en uno de los mejores restaurantes de Madrid, dónde prima la calidad de sus materias, el exquisito trato, y una cocina excelente!

Algunos pensarán que es un poco caro, pero creo que todo esto, tiene un precio, y visto que hoy en cualquier sitio te suelen cobrar 50€ de 'salida', en Dantxari por eso, comerás de lujo! A parte tienen menú 'degustación' entre semana, espectacular!

Aparte, ahora tienen medias raciones... muy interesante para el poco apetito, y para el bolsillo.

Más que recomendado! No dejéis de ir! Salut!!

PD: seguramente las fotos que aporto no serán las mejores :-) Pero son de y desde nuestro rinconcito prefrerido, el 'balconcito'....

Nuri y Xavi

spider72

Imagen renovada!!!! Eso hay que verlo

1 de septiembre de 2014

14/01/2015

Caserismos y pescado

Revisión 2015

Siguen con mucha calidad y atención. Probé las Alcachofas con Almejas fuera de carta, el pastel de Cabracho y de segundo optamos por medias raciones de bacalao al pil pil y bacalao con colmenillas.

*OLD*
Pintaza toda la carta y lo que te recomiendan fuera de ella.

Algo incomodo como local, pero con muchos platos de cuchara (si, incluye fabes con almejas en pleno mes de Julio), pescado fresco y entrantes para hacer una buena sesión.

No probe los vinos y la carta de postres apuntaba a pecado.

Restaurante Dantxari

pecado del bueno, Lizzard! gracias y vuelve pronto! Un abrazo.

2 de abril de 2013

09/12/2014

Apuesta segura

Dantxari es un restaurante fantástico. Un clásico de esos que nunca te defraudan cuando no te la quieres jugar. Una cocina noble con un producto de diez. Además, el trato de su personal te hace sentir como de la familia. Pese a llegar sin reserva, se esforzaron por acomodarnos lo mejor posible. En cinco minutos estábamos sentados. Por lo que alcancé a ver tienen dos salones, ambos muy acogedores, con una decoración seria y cálida. A destacar: sus croquetas de bacalao (simple y llanamente perfectas), el bacalao en salsa de colmenillas (de locos) y las cocochas de bacalao (sin palabras). Los postres estupendos, en especial la leche frita. El cubierto está en torno a unos 35-40 euros con vino y postres. Tienen la gran ventaja de tener medias raciones de casi todo, lo que facilita probar varias cosas. Felicidades a los equipos de cocina y sala.

16/07/2014

Estuvimos cenando la semana pasada un grupo de 8 amigos en Dantxari.

Era la primera vez que cenaba en Dantxati después de haber recibido muchas recomendaciones y haber leido varias criticas que elogiaban a este restaurante.

Mientras leíamos la carta estuvimos tomando una cerveza acompanada por unas chistorras homenaje de la casa

De entrantes a compartir entre todos pedimos:

- chipirones encebollados (pequeños, tiernos, jugosos, la mejor entrada en mi opinión)
- croquetas (correctas)
- anchoas a la bilbaína (muy frescas)
- boletus a la plancha (muy muy ricos y sabrosos)

Como plato principal pedimos:

- txuleton (no lo probe' pero mis amigos se quedaron muy satisfechos)
- solomillo dantxari (espectacular)
- lomo de merluza al horno con salsa de carabineros (muy rica la merluza y la salsa, el carabinero un pelin demasyado hecho, para mi gusto)

Postres a compartir:

- tarta fina de manzana (postre estrella de la casa)
- sorbete (no probe')
- profiteroles

Vino: 3 botellas de Tinto Pesquera (Ribera del Duero), botellas distintas entre si, en particular una inferior a las otras dos

Tejas de almendras casera (santo y seña de la casa) café y Pedro Ximenez para la sobremesa

Total 56 euro por personas

A destacar:

Primero de todo el ambiente, cálido, familiar y amigable. Llegamos media hora mas tarde sobre la reserva (11 de la noche), eramos grupo de 8 amigos que no se veían desde mucho tiempo. Jesus Medina nos acogio' como si fuéramos cliente habituales y nos aconsejo' con la carta, recomendándonos platos fuera de ella (como los boletus). Al final de la cena Jesus compartio' con nosotros una copa de Glenfiddich que uno de nosotros había traído de regalo para el re-encuentro.
Estuvimos una hora abondante charlando con el sobre vinos, comida, viajes, Italia, San Fermines etc.

Otro elemento a destacar en Dantxari es la calidad de los productos: de temporada, frescos y sabrosos, sea pescado, carne, verduras o setas.

Ultimo, pero no menos importante, la cocina: recetas clasicas de la cocina vasco-navarra que estalan los sabores y no disminuyen la calidad de los productos.

Gath

No me extraña tu opinión, Dantxari tiene cocina, producto, buen trato, y además esta Jesus, que es un tío majisimo.

16 de julio de 2014

spider72

Yo hace mucho que no voy, pero es cierto que para cena de amigotes es una opción perfecta...

16 de julio de 2014