El restaurante más antiguo de Segovia, ubicado en pleno centro de la ciudad y famoso por sus asados al horno como el Cochinillo de Segovia con Marca de Garantía. Marisa Duque, hija del maestro asador Dionisio Duque ha recogido la tradición y el esfuerzo de su familia para continuar con legado de una casa que ofrec...

Ordenar por:

relevancia fecha

12/05/2017

Casa Duque, es el mesón más antiguo de Segovia, abrieron sus puertas en 1895. Los platos estrella, pues están en Segovia ya me dirás "cochinillo", "judiones de la granja" y "ponche segoviano" fácil verdad ;)

Tienen un menú sobre los 30€ si mal no recuerdo que incluye lo anterior, me han entrado ganas de una escapada a Segovia.

02/01/2015

También para tapear y tomar un vermut

Aun no he tenido la ocasión de comer aquí, pero es un sitio también a tener en cuenta para tapear en la barra y tomar un vermut de grifo. Las tapas muy correctas y la tortilla de patatas especialmente buena.

12/03/2013

Fantastisch

El 2 de marzo nos lanzamos a Segovia para vivir el frío de cerca aprovechando que era La Semana de la Cocina Segoviana. Fuimos Al Duque y habíamos reservado hacía un mes.
El restaurante es pintoresco, vigas de madera y decoración castellana tradicional. Cuadros y fotos del señor Duque y famosetes por aquí y por allá. Nos reciben amablemente y nos comentan que han preparado el menú especial de la Semana solo para nosotros porque los sábados no lo hacen, no sabemos si dar las gracias o pedir disculpas.
Ya en la mesa nos atienden muy bien y nos ponen un aperitivo: morcilla rica y unos aritos de calamar recién sacados de la nevera. No sabemos si eso forma parte del menú (luego confirmamos que no) pero la presentación y el frío polar de los calamares deja mucho que desear.

Unos buenos trozos de pan candeal en la mesa y empieza lo bueno: Elegimos Blanco Nieva de Rueda para beber y viene el aperitivo del menú (ver foto) la tostita de sardina buenísima, la cerveza de tomate novedosa y peculiar, el foie con caviar de P.X. mágico (luego nos informaron de que las bolas de caviar de P.X. son un invento del chef Carlos Martín). Buen comienzo, esto promete.

- Carpaccio de gambas sobre tartar de tomate - delicioso, las gambas solo estaban para darle más nombre al plato porque el tartar de tomate y el ajo blanco estaban tremendos y había ingredientes secretos por ahí que no aparecen en el nombre. Este fue mi plato favorito y aquí nos entró un poco de miedo porque quedaban un montón por probar y las cantidades eran bastante generosas.

- Caldo de sopa de ajo - aroma intensísimo, muy bien traído a la mesa y presentado. Pecaba de sal y por eso se hizo algo cargante, además no empastaba muy bien con el sabor del plato anterior.

- Lubina con puré de coliflor - muy buena calidad del pescado, el ajo tostado, la coliflor y la lubina encajaban a la perfección, una delicia de plato.

- Carré de cochinillo - bien medida la cantidad porque estábamos hasta arriba. A mí no me gusta el cochinillo pero me lo comí y todos los mejunjillos que lo acompañaban estaban muy buenos.

- El postre: brioche con helado de queso castellano. Simplemente de morirse, una auténtica maravilla. Se nos olvidó todo lo que habíamos comido y también que teníamos el estómago lleno, nos lo zampamos sin rechistar.

Un café de batalla para terminar la comida, un mal llamado espresso y un licor de hierbas para limpiar tuberías. Estas dos últimas cosas no entraban ya en el menú pero no nos las cobraron.
Había cerveza mahou y dos vinos más para la comida pero simplemente nos quedamos con la primera botella y no cambiamos al tinto, el camarero nos lo recordó al final de la comida (un detalle por su parte), supongo que por eso no nos cobró los extras, para compensar las bebidas que no habíamos tomado.

Por la mesa iban pasando de vez en cuando los "jefes" de Duque preguntando qué tal. El camarero tomaba nota de nuestros comentarios y los comunicaba en cocina eficientemente. El propio chef también nos visitó; un tipo amable, serio y campechano que se sintió orgulloso de haber servido 300 comidas ese mediodía y además haber sacado adelante un menú degustación que lleva un montón de trabajo extra en exclusiva para nosotros.

Realmente fue muy buena experiencia y la comida, los sabores, las texturas y el trato fueron espectaculares. Gracias. El precio... de risa, 38€ pax. Deseando repetir el próximo año.

30/07/2012

UN CLASICO INALTERABLE

Es un restaurante centenario de estilo castellano a medio camino entre la Plaza Mayor y el Acueducto en la calle principal de la ciudad de Segovia.

Sin duda, la fama de este local no es marketing, sino pura realidad y por el boca boca de sus clientes, por lo que se ha visto ganada año tras año durante muchísimos años de funcionamiento, más de cien.

Casa Duque se fundó en el año 1895 con el matrimonio de Felicia Mate, y de Dioniso Duque, creando una casa de comidas donde se guisaba a diario y se asaba de encargo.

Casa Duque empezó a ganar gran fama y prestigio por su buen hacer en la cocina. Los fundadores tuvieron un único hijo que se llamó Julián, heredero de esta y de otras casas de comidas.

Del matrimonio de Julián y Jacinta nació Dionisio Duque, la tercera generación de hosteleros. Cursó Marina Mercante en Bilbao y, como consequencia del pronto fallecimiento de su padre, Dionisio se hizo cargo de este negocio.

En 1964 España es descubierta por el turismo mundial y Segovia se convierte en parada obligatoria, alentado por la visita a los monumentos y para degustar el famoso cochinillo.

En la actualidad Casa Duque demuestra cómo se puede conjugar, teniendo siempre presentes sus raíces, tradición con innovación, apostando no sólo por sus especialidades de asado de cochinillo y cordero, sino también nuevas delicias que siguen basándose en productos de la tierra, como el Soufflé de colas de cangrejo del Río Duratón.

En definitiva el Restaurante Duque, es un gran sitio donde comer cochinillo, un clásico de Segovia y situado en el mismo centro, el de toda la vida, hecho en horno de leña. Con esa carne tan tierna tierna y esa corteza tan crujiente que cuando hincas el cuchillo y lo oyes, sabes que has hecho una gran elección.

Lo mejor y mas selecto de la comida típica de la zona como los judiones, salchichas, morcilla, chorizos, sopa castellana y algun guiso estacional.

Sin duda es una de las mejores opciones para comer en Segovia en uno de los lugares mas autenticos y bien conservados de esta ciudad castellana.

OJO a su taberna centenaria en la parte baja del edificio,magnificos aperitivos segovianos a precios contenidisimos.....imprescindible en ruta vinicola.

30/07/2012

uno de los clásicos segovianos

desde 1895 según rezaba el cartel de la entrada, lleva este restaurante ofreciendo el clásico cochinillo al horno segoviano, además de otras especialidades

lo cierto es que el local desprende esa solera de los sitios con tradición, algo que se deja entrever incluso en el trato de los camareros, que en nuestro caso hemos decir que fue excelente; ibamos con un niño de unos meses y nos pusieron todas las facilidades del mundo para usar una sala para nosotros solos para darle de comer, nos subieron y bajaron el carrito, ojala muchos asadores y restaurantes de este nivel y solera tuvieran sólo la mitad de calidad de atención al cliente que tienen aquí

en cuanto a lo puramente gastronómico, los judiones de la granja con almejas... espectaculares! buenísimos!

el cochinillo en sí es lo único que no colmó nuestras expectativas, estaba muy bueno, pero he decir que los he comido mejores; y con la fama de Duque no se colmaron mis expectativas

en resumen... sin ningún genero de dudas... volveré! :)

24/06/2013

Bien en la barra.

La zona de la barra es agradable, muy bien puesta y los camareros super majos y atentos, la carta de barra un poquito escasa pero probamos la carrillera, estaba buena, el pincho del concurso de tapas, que estaba muy rico, sitio agradable.

22/11/2010

Como un señor!

El menú degustación son 43€:
- Degustación de comida típica de la zona (judiones, salchichas, morcilla, chorizos, sopa castellana, judiones de la granja y una carne que no recuerdo lo que era).
- De segundo cochinillo (muy tierno y generoso en cantidad).
- Tarta de ponche (INCREIBLE! y mira que no soy de dulce)
- Café y orujo de hierbas
- Vino joven: no estaba mal. El camarero se lo curró bastante y nos "regaló" una tercera botella.

El salón (uno de los tropecientos que tienen) tenía las paredes un poco cargadas para mi gusto pero se estaba de lujo.
El servicio, lo dicho, excelente.

Sin duda no tiene nada que envidiar a los más que conocidos restaurantes de la zona.

27/03/2011

El Duque de Segovia es un gran asador

Es un clásico de Segovia junto a José María y Cándido.
Esta vez tomamos unas judías de la tierra con un montón de complemento. Las judías estaban estupendas: tiernas y sabrosas. Creo que no está bien que las sirvan en plato aparte. Me parece más sincero, aunque menos elegante, cogerlas de la cazuela de barro donde las sirven porque si no se enfrían.

De segundo un corderito muy rico con patatita asada.
Además pedimos una ensala muy completa y sabrosa. Me hubiera gustado más escarola pero la ensalada estaba muy rica.

De vinito cayó un de López Heredia más conocido como Viña Tondonia. Un vino que siempre está bueno y con un color y un cuerpo espectacular.

La leche frita de postre estaba deliciosa después del flambeo.

Es un clásico que merece siempre una revisión en Segovia.

La atención es espectacular y el salón, uno de ellos, es cómodo y amplio. Con servilletas y manteles de tela.

05/06/2011

Cocina típica, cochinillo de toda la vida

Que rico es comer cochinillo, el de toda la vida, hecho en horno de leña. Con esa carne tan tierna tierna y esa corteza tan crujiente que cuando "incas" el cuchillo y lo oyes sabes que has hecho una gran elección.

Pues eso es el Restaurante Duque, un gran sitio donde comer cochinillo y donde seguro que te quedarás con ganas de volver para poder comer uno de los platos que viste volar hacia la mesa de al lado (en mi caso los judiones de La Granja)

Eso si, comida para darse un homenaje en cuanto a precio y cantidad. Yo suerte que mi pareja no come mucho y salimos casi siempre bien de precio.

La cuenta:

- 2 Copas de rioja
- Botella de Agua
- Ensalada templada
- Picadillo (muy rico por cierto)
- 1 ración de cochinillo
- 1 flan de la casa
- 2 cafés

Total 59,75€

Por cierto, el servicio muy correcto, el de los grandes restaurantes de toda la vida.

19/03/2012

Un gran clásico

Pues eso, no hay más que decir, estupendos asados, delliciosa sopa castellana, buenos judiones... comida para darse un gran homenaje.
Para los que quieran salir de cañas, por la parte trasera (en un callejón peatonal) tiene la entrada del bar, donde con cada consumición te sirven un rico aperitivo a elegir.

20/09/2011

Gran cochinillo

Un cochinillo muy bueno francamente, pedimos un menú de 30 euros con alubias vino y cochinillo y un postre que no vale un duro. El cochinillo le doy un 10 pero no aconsejo para nada pedir el menú porque el cochinillo aparte tiene mejor pinta.
La barra de este sitio tiene una decoración muy bonita.
Sitio aconsejable para comer cochinillo y poco mas

09/12/2012

fuimos a comer con la familia tras preguntar en el hostal. Nos recomendaron dos, Duque y Cándido, asi que como íbamos para dos días, nos repartimos. Duque excepcional, bonito, cómodo, tradicional y la comida excepcional. la gente muy amable.

16/12/2012

muy bueno

no puedes ir todos los dias porque no es el tipico sitio de menus. Pero si te lo puedes permitir, no esta nada mal.