Restaurante El Astorgano

El Astorgano abrió sus puertas en Diciembre de 2010,a partir de entonces son muchos los que han disfrutado con nuestro exquisito cocido maragato que, en este corto periodo de tiempo, ha sido premiado en numerosas ocasiones. Además le ofrecemos una amplia oferta gastronómica apostando siempre por los sabores clásicos...

Ordenar por:

relevancia fecha

12/10/2014

Cocido maragato.

12-10-2014. Mediodia.

Contenido del famoso y conocido menú del Cocido Maragato:

1- "La ración": morcillo, chorizo, tocino, lacón, gallina, oreja, morro, pata y costilla de cerdo, relleno y tomate de la huerta con aceite de oliva virgen.

2- Garbanzos con repollo y sopa.

3- Natillas y roscón.

4- Café de puchero.

Precio: 23 €/pax., se debe añadir, el pan y la bebida.

Al margen de pequeños matices acerca del contenido de carnes y/o verduras, el principal signo diferenciador de esta version del cocido respecto de otros, es el orden del servicio. En ningun punto de la piel de toro, se comienza con las carnes y se finaliza con la sopa, antes al contrario, se entendia que lo primero era calentar, sentar y preparar el estomago para lo que le viene encima.

Pero, ¿Cual es la verdadera causa para que esta region, altere ese orden y opte por otro radicalmente diferente? A esta pregunta no hay respuesta clara, en la web del restaurante se apunta a tres teorias, pero dejando claro que no se sabe, con exactitud, el verdadero origen.

.............

Si hay una peculiaridad que distingue al cocido maragato respecto a otros cocidos, es el orden de servicio o de "los vuelcos" ya que se sirve "al revés": primero la carne, luego la verdura y finalmente, la sopa.

Aún hoy el origen de esta costumbre es motivo de controversia.

Una tradición asegura que, al ser comida de arrieros, éstos llevaban la carne cocida en sus viajes y la consumían en las ventas donde paraban a descansar. Comían primero la carne porque era plato frío y luego pedían un plato de sopa o caldo caliente al ventero para " entonar el estómago".

Otros afirman que era una comida de labradores que se consumía en el campo y, si comían primero la sopa, se les enfriaba la carne, por lo que decidieron que lo mejor era comerlo "al revés".

Algunos creen que, cuando atacaban las tropas francesas durante la Guerra de Independencia, siempre sorprendían a los maragatos comiendo la sopa, teniendo que guardar las carnes para mejor ocasión... por lo que decidieron cambiar el orden y, como suele decirse, "de sobrar que sobre la sopa".

..................

Sea como fuere, y centrandonos en la pitanza, la primera experiencia de cocido maragato fuera de su tierra original, ha sido positiva.

Ya empezó bien, con un sencillo aperitivo, de crema natural de tomate con helado de queso Idiazabal y pesto, buen contraste de sabores, ya el estomago daba sensaciones de alegria.

Aparece la fuente de carnes, de la que dimos cuenta de una manera comedida, faltaba mucho por salir de cocina y habia que dejar huecos.
Junto a este fuente, para refrescar, aparece una fuentecilla con unas rodajas de tomate, tamaño XL, solo condimentadas con AOVE y sal, aqui no hubo comedimiento, no quedaron ni las pepitas del tomate. Me rio del sabor de esos "supuestos" raff que nos venden a precio de diamantes.

Retiran la fuente de carnes y nos traen otra fuente, con repollo y garbanzos, y aqui ya, se desata la locura, y automaticamente, las orejas empiezan a aplaudir, fue visto y no visto, no quedo ni un sencillo garbanzo. Y es que somos garbanceros, y si se nos tienta, pues pasa lo que pasa.

Despues aparece la sopa, a esas alturas ya no quedaba mucho hueco, pero como es un liquido, pues ya ira buscando acomodo, pues eso, plato y medio, mas que nada para que asiente bien lo que ya esta dentro.

Pero ahora viene el postre, menos mal que son unas natillas claritas, y un trozo de bizcocho, sencillo y pequeño, que con un pequeño empujon, pues entra.

Ahora le llega el turno al cafe de puchero, solo con el olor, me siento en la infancia, cuando se preparaba a la lumbre, y el olor impregnaba toda la casa, y aqui aparece un error cometido, siempre lo pedimos con hielo, y hoy tambien lo hemos pedido, y ello, ha servido para constatar, que esa preparacion no es valida para este tipo de cafe, le quita todo el sabor. Solucion, pues un cafe frio, con hielo, y como el puchero tenia mucha cantidad, pues otro caliente, y tan a gusto.

Como bebida, ademas del agua, he visto en la carta un rosado de uva prieta picuda, denominado Preto, que ademas de estar muy bueno, figuró en la carta de vinos de El Bulli, en su ultima época. No tenia mal gusto.

A modo de resumen, por motivos gastronomicos, no hace falta subir a Leon o a Castrillo a degustar un cocido maragato, aqui esta mucho mas cerca.

spider72

Joe JL no perdemos el tiempo eh?

12 de octubre de 2014

Gath

No, hay poco disponible, y como decia aquel: "el tiempo es oro".

12 de octubre de 2014

Yanzoo

Os habéis puesto las botas!! yo necesito más frío para estos homenajes.

12 de octubre de 2014

Gath

Eum, eso pensé este mañana cuando vi un poco de sol, sin embargo, no tenemos ninguna sensacion de pesadez, claro, no hay cena prevista, pero pensaba que ibamos a estar peor.

12 de octubre de 2014

21/07/2014

Maragato!

Irte a un restaurante típico leonés en julio, teniendo en cuenta que está especializado en cocido maragato, puede que no sea una buena idea, pero nada más lejos de la realidad. Sí, había algunos valientes que pidieron cocido, pero no fue nuestro caso. Lo hemos dejado pendiente para otra ocasión.
En esta, preferimos ir a por algo más fresco, más veraniego y nos terciamos por compartir varias raciones. Empezamos con una crema fría de garbanzos con picada de cecina, cortesía de la casa, que estaba excelente. Una vez terminada, comenzamos con las raciones, acompañadas, he de decir, por EL MEJOR PAN DE HOGAZA que jamás haya probado en Madrid y que casi me hace salir dos lagrimones cada vez que me llevaba un poco a la boca.
Pedimos la ensalada de ventresca de atún con pimientos asados. Estaba buena y luego resultó más saciante y grande que lo que parecía a primera vista. Luego, una sorpresa grata, el salpicón de garbanzos con langostinos. Para mi gusto, con demasiado aliño, sobre todo aceite, y no tiene demasiados langostinos, pero es adictiva y no puedes dejar de comer. Por último, el albondigón de bonito. No me gustó especialmente. Dejo para otra ocasión la hamburguesa de buey, que también me llamó la atención.
De postre, una tarta de tres chocolates casera consistente y muy rica. No sé si la intención era hacer un postre tipo mousse ligero o la tarta espesa que salió, pero da igual, muy rica.
El servicio era atento y daba buenas explicaciones. Muy simpático.
Para repetir y por unos 35 por cabeza, bebidas incluidas.

EandradA

Me lo apunto para el invierno aunque a mí la sopa de postre no me convence.

21 de julio de 2014

spider72

En inviernazo caera, ahora palmo.

25 de septiembre de 2014

26/10/2014

Moderna Tradicion

El pasado lunes tuvimos la fortuna de acudir a la presentación de las nuevas propuestas que El Astorgano ha ideado para esta temporada. Este pequeño restaurante se ha ido haciendo poco a poco un hueco en una zona especialmente ‘complicada’ de la capital. Estamos hablando de un lugar –la calle del Pensamiento- muy cercano al centro financiero de Madrid, donde la oferta gastronómica es amplísima y la exigencia, por lo tanto, máxima. Sólo los mejores sobreviven entre tanta establecimiento de calidad.

Basta escuchar el gentilicio de Astorga para relacionarlo con la especialidad de esa maravillosa localidad leonesa: el cocido maragato. El Astorgano es un sitio perfecto para degustarlo en Madrid. Tuve la oportunidad –antes de que Álvaro me obligara a escribir es este blog- de probarlo y la verdad es que me convenció....

Mas en:

eltricliniumdealvaro.blogspot.com.es/2014/09/moderna-tradicion-en-el...

29/07/2014

Cocido Maragato y otras delicias

Para una celebración especial de esas que sólo se pueden celebrar una vez en la vida, buscaba un restaurante de cocina espanola y acabé eligiendo este restaurante especializado en el tradicional cocido maragato de la provincia de León y que tan buenos recuerdos familiares nos trae por unas vacaciones disfrutadas hace algunos anios en aquellas tierras.

Ambiente traquilo, pese a que el restaurante estaba lleno, pudimos disfrutar de una mesa redonda para 9 personas que fue un gran acierto. La decoración de este restaurante revive una casa de maragatos ( maragateria.com/historia/historia.htm y mas concretamente sobre las casas maragatas: turisleon.com/arquitectura_popular/casa_maragata.html ), aunque sus paredes en colores vivos le aportan un toque de modernidad y desenfado dentro de su clásica elegancia.

En El Astorgano encontrarás el tradicional cocido maragato de la provincia de León. Si hay una peculiaridad que distingue al cocido maragato respecto a otros cocido, es el orden de servicio o de "los vuelcos" ya que se sirve "al revés": primero la carne, luego la verdura y finalmente, la sopa. Todo ello servido hasta decir basta :)))) También se pueden degustar otros productos típicos leoneses, como por ejemplo, la cecina de vaca a modo de entrante que hizo las delicias de los que nos sentabamos a la mesa.

En definitiva, calidad, precio y tranquilidad en el corazón de Madrid.

Mónica Gutiérrez-Aller + seguir 72 sitios, 30 seguidores

15/12/2014

¡Viva el cocido maragato!

Aunque no sólo de cocido vive El Astorgano, que se ha traído a Madrid un trocito de León con su especialidad, pero su carta incluye otras sabrosas sorpresas, te amplío mi opinión aquí:

lasmonicadasdemonica.blogspot.com.es/2014/12/el-astorgano-un-trocito...

10/11/2014

Un trozito de la Maragatería en Madrid

Un sitio precioso, un trato fantástico y una comida deliciosa.

01/02/2011

Mulilla lo descubrió en febrero de 2011

Cocido Maragato

Llegamos atraidos por la apertura de un nuevo local cuya especialidad es el cocido maragato. La apertura fue en diciembre de 2010 y no abundan este tipo de locales, de modo q decidimos investigar.

Ambiente acogedor. Unas 10 mesas pero de tamaño razonable y muy espacioso. tiene una zona q puede convertirse en reservado mediante unas puertas correderas. El maitre muy amable y sonriente. El resto del servicio creo q era bastante nuevo, porq le iba dando indicaciones de los platos sobre el contenido, etc. Aun estando de "estreno" fueron muy atentos y correctos.

En la carta hay algun plato adicional, pero no engaña, si vas es para comer el cocido...
El cocido maragato tiene la peculiaridad de comerse "al reves", es decir, primero las carnes, despues los garbanzos y el repollo y por ultimo la sopa.

Las raciones son muy generosas en los tres tercios, sirviendo fuentes hermosas para cada 3-4 personas aproximadamente. La carne muy buena y tierna, los garbanzos blanditos pero enteros y sin despellejar y la sopa contundente... para salir rodando, vamos.

Para finalizar hay varios postres, aunque lo clasico son las natillas... Si aun tienes hueco, claro.La carta de vinos no es muy extensa, pero correcta y, como no podria ser de otra manera de acuerdo a la tematica del restaurante, con algunas referencias del Bierzo.

El precio muy razonable, unos 35e/pc con alguna cerveza antes de empezar y bien de vino. Fenomenal teniendo en cuenta la cantida, calidad, servicio y local.

Muy muy recomendable si te gusta el cocido y tienes buen comer. La pega, por poner alguna, que no abra para cenas, aunque a ver quien es el guapo que se mete un cocido de semejante calibre para cenar, claro...

29/04/2011

Cocido maragato en Madrid

En la Comarca de La Maragatería, en la provincia de León, era la comida familiar de campesinos, pastores y arrieros. Se elabora con carnes de varios tipos, verduras y garbanzos cocidos a fuego muy lento y, a diferencia del cocido madrileño, se sirve en orden inverso al comensal: la carne, los garbanzos y la sopa.

El Astorgano es un restaurante perfecto para hacer esa incursión en la comida leonesa porque ha sido montado por dos chicas de allí...

Seguir leyendo en yosilose.com:
yosilose.com/hombres-restaurantes.php?articulo=1069