Nuestra cocina está basada en la autenticidad y la calidad de la materia prima, predominando los productos de temporada. Disponemos de varios comedores con distintos ambientes, rodeados de jardines y zonas verdes. Estamos situados en la Vía de Servicio de la Moraleja (Sanchinarro). Nuestro horario de comidas es de...

descripción completa de Restaurante El Oso

Ordenar por:

relevancia fecha

16/02/2013

Un clásico en el que hay que acertar

Varias veces me he dejado caer por el Oso, y esta última fue una agradable comida de empresa en la que la charla y la compañía estuvo por encima de lo que recordaba del Oso en otras ocasiones.

Un reservado en el que hacía demasiado frío.. una mañana de estas de febrero madrileño en las que notas que en la sierra está nevando.

Decidimos entre todos pedir algunas cosas de picar. Tampoco recuerdo todo con nitidez, pero sí que voy a dar algunas pinceladas.

Unas manitas de cerdo, que varios de los congregados deseaban degustar, pero que desgraciadamente todos convinieron que no estaban a la altura de lo deseable.

El oso, como asturiano de pro, se le supone una cocina de tradición, de fogón arrimado a la lumbre desde primera hora de la mañana, de salsas bien ligadas gelatinosas, de las que le Vuelven loco al genio David de Jorge... esas cocinas que te dejan los dedos maravillosamente pringosos... verdad David? (Viva Rusia!!!)

Algunos optaron por la fabada, un gran clásico, de las mejores que puedes degustar, pero no "la mejor", porque para eso, hay que probar muchas fabadas.... la Máquina... Casa hortensia.... etc.

Me decanté, por un plato de Carne Guisada... hace años, en un bar de pueblo cercano a Cudillero, de esos de puchero amplio y bandeja de acero inoxidable... servilleta de papel y vino de dudosa procedencia, me apreté la mejor carne guisada que jamás he comido. Trozos generosos, grandes hebras que carne que se separaban suavemente y una salsa oscura cargada de sabor y un placer inconmensurable al degustar aquella delicia.

Así que si estoy en un restaurante que me dé cierta confianza y hay carne guisada, espero, pido, pruebo... y casi siempre... me decepciono.

Ración algo escasa, trozos pequeños y salsa buena pero impersonal.

Otros, se decantaron por una ensalada de Bogavante....

Me sorprendió ver que venía el bogavante (canadiense a juzgar por el tamaño de la pieza) abierto a la mitad y una suerte de vinagreta inundando y tapando toda la pieza.... algo extraño en su presentación.

Mucho mejor esas ensaladas en sus aros de emplatar, esas pinzas cuidadosamente desnudadas de su caparazón y una selección de tiernos brotes tan al alcance ya de la mano en muchos comercios.

Del resto... destacar la magnífica elección por parte de quien convidaba de un Finca Valpiedra Reserva del 97.

Rioja de los mejores que he probado.

En definitiva algo defraudado en líneas generales

26/04/2013

Al igual que decía ALBERTO DE LUNA FANJUL, después de haber pasado por ahí mil y una veces, nos decidimos a reservar hace quince días. Resumiré para no ser cansino.
Bien pero REJONAZO.
Obviaré lo que pedimos de entrantes y postre porque nada fue memorable.
De segundo pedimos Pixin de barriga negra (la especialidad, a 39€/persona). Excelente pero muy caro.

¿Volveré? No. ¿Por qué? Porque con el viaje que nos metieron (+-65€ persona, con sidra sin vino) comes mejor (en conjunto) en mil sitios de Madrid (Currito, El Paragüas, etc. )

29/08/2013

Recordaba el sitio mucho más amplio...
La comida rica, muy buena la carne y el pescado.
Y lo peor la atención del personal, tannnnn impersonal....
Merece la pena ir hasta allí?

03/07/2011

el valor de cuidar la calidad

Como asturiana viviendo en madrid por trabajo hay que decir que la fabada solo la tomaré en este restaurante en Madrid. Trae los ingredientes de allí, y con su esmero logra que este mejor que algún restaurante de asturias como por ejemplo 11870.com/pro/la-pondala, que a mi opinion es uno de los mejores restaurantes de Gijon.

Luego cada plato de la carta tiene una tónica general de cuidado y esmero, que es imposible no notar. A destacar estarían las anchoas, de verdad, a mi no me gustan las anchoas desde pequeña y estas son las primeras que pruebo y me gustan.

Mi plato favorito el foie, que lo acompaña con un pan que se podria comer sólo perfectamente.

El local con varios salones, cuidando en todos ellos el espacio entre las mesas para mantener la intimidad de los comensales y una terraza que este verano frecuentaré mucho, con botellas de sidra de decoración.

Tiene buena relación calidad precio, depende de lo que pidas puedes salir desde 30 € o 40 € cada uno a más, y solo por las horas que veía a mi madre en la cocina para preparar una fabada parecida a la de aquí, como decimos en asturias, "poniendo las fabes a remojo", me parece muy razonable.

27/06/2011

Uno de los grandes asturianos de Madrid

Vaya por delante que no voy a ser objetivo ni imparcial con esta opinión, puesto que me inivitaron a un menú degustación y me gustó TANTO que voy a escribir desde el estómago y no desde la cabeza ;-)

El Oso es una institución en Madrid, en la subida hacia la Moraleja en la carretera de Burgos, con un local amplísimo, con varios pisos, muchas salas, algún salón para celebraciones y una terraza muy chula en verano. Desde fuera parece una casona asturiana enmedio del prado.

La comida es sencillamente espectacular. Todos los ingredientes se traen de Asturias y se cocinan de forma artesanal y eso se tiene que notar a la fuerza. La fabada es de las mejores que he probado nunca y mira que es un plato que me gusta y suelo pedir. Las anchoas (doble cero) estaban deliciosas, el chuletón a la brasa perfecto....pero el gran plato, lo que realmente me fascinó, especialmente a mi que no soy gran amante del pescado, fue el pixín (rape). De lo mejor que he comido nunca, literalmente. Rape de barriga negra que remonta el río (la explicación para los incultos :p) Increíblemente sabroso. El plato estrella.

Por lo demás un restaurante en el que parece que todo funciona bien, el servicio atento y educado, la cadencia de la llegada de los platos perfecta, las mesas cómodas y separadas, en fin, un gran restaurante y un gran descubrimiento para mi (había querido ir tres o cuatro veces en los últimos años y al fin lo conseguí).

El precio es razonable, no es un restaurante barato pero tiene una relación entre calidad y precio muy buena (la fabada 12 € me pareció realmente ajustado por una de las mejores fabadas que puedes comer). Sin vino puedes seguro comer por unos 45-50€.

Volveré, y muchas veces me temo ;)

02/04/2013

Genial

Hoy me ha sorprendido este restaurante, cuando pensaba que un menú barato tendría que ser, necesariamente simple, escaso o de poco agrado. Para nada lo que ofrece este restaurante: comida muy bien elaborada y rica, abundante y con un excelente trato, con educación y buen gusto. Una relación calidad-precio excelente, sin duda.

21/06/2011

Materia prima inmejorable, éxito asegurado

Al restaurante El Oso se va a comer, pero a comer muy bien! Tiene todos los elementos necesarios para disfrutar de una buena comida:
- Materia prima excelente, por lo que no necesitan desviar tu atención con salsas muy elaboradas.
- Buena cocina
- Raciones generosas
- Tranquilidad

Para mi el mejor plato es el pixín, aunque le van a la zaga las anchoas, la fabada, el chuletón, y de postre me encantó la mousse de higos.

Estoy seguro que cualquier asturiano se sentirá como en casa comiendo en este restaurante.

26/11/2012

Me gusta mucho el estilo de este restaurante, está muy bien decorado. La cocina es excelente y el trato muy bueno.
El Pixin es su especialidad y realmente lo bordan.
Me siento muy cómoda tanto aquí como en Esbardos que es del mismo dueño y estilo.
Totalmente recomendable para festejar algo con la familia como para llevar a tus amigos o un día de pareja.

06/02/2013

recomiendo

Parte mala: se tiene que ir en coche o sumar al gasto un taxi, parte buena: el resto, precioso sitio donde ir a cmer o cenar, buen servicio mejor comida, caro...si vale la pena darse un capricho... si.
Un saludo.

29/03/2011

COMIDA DE VERDAD

Alimentos básicos, los de siempre. Nada de gafapásticos inventos ni artificios. Comida con raíces que te inunda el paladar de tierra y mar, que te traslada a la cocina de tu abuela y te hace sentir nostalgia: fabada, pote, espectaculares anchoas, deliciosas carnes.Sólo Asturias es España, lo demás es tierra conquistada!!!

El servicio es excelente, en todo momento te sientes colmado de consejos y atenciones. El local es elegante y acojedor.

Un sitio perfecto para conquistar a tu chica/o por el estómago.

28/03/2011

"Restaurante de ensueño"

No puedo dar ni un solo detalle negativo. Empezando por el salón en el que estuvimos, compartiendo una comida espectacular, y acabando por el personal del restaurante.
El ambiente del restaurante es relajado. Eso hace que el tiempo pase sin darse cuenta. El salón es totalmente acogedor, cristaleras gigantes que ayudan a desconectar del estrés de la gran ciudad.
El personal del restaurante es amabilísimo, una atención total. Discreción, simpatía y eficacia absoluta.
Y la comida…uf, la comida es algo excepcional. No sabría decir cuál es el plato que más me gustó: las anchoas deliciosas del Cantábrico, la fabada espectacular, el entrecot sabrosísimo,… ¡¡arroz con leche!!, trabajado de tal forma que se deshace en la boca como si de una crema se tratara…
Es un restaurante para repetir… ¡¡¡un 10 en todo!!! Sin duda…

21/02/2011

alta cocina casera asturiana

un restaurante con mucho encanto, con muy diferentes ambientes, todos ellos muy acogedores, me encantó un pasillo acristalado que con vistas a una zona con hojas de parra y un pequeño canalón a modo de riachuelo.

La parte interior tiene una decoración muy moderna con un predominante color verde de las botellas de sidra que rodean todo el local, donde sobre todo destaca el espacio que tienen: las mesas de cuatro son para dos personas y el espacio entre mesa y mesa es superior al habitual, y eso se nota...

Yendo al tema... lo más destacable de la comida es la materia prima. Las anchoas son las más buenas que he probado en mi vida con muchísima diferencia, una maravilla! El jamón de Joselito... una gozada. La fabada hay que probarla (especialmente destacable no sólo por el sabor de la propia fabe, sino por el acompañamiento de las fabes: el chorizo, la morcilla, ... mejores que lo que suele ser habitual)

Entrando en los segundos platos, la carne gobernada es una especialidad que no en muchos sitios se puede probar, y aquí la tienen. Merece la pena probarla, pero para mí, lo que más me gusto fueron son los pixines, de barriga negra, buenísimos.... 1'3 Kg de pescado y a pesar de todo no te cansas...

Los postres, un 10: la mousse de higos, algo dulce, pero espectacular y la tarta de queso, me encantó. No es la tarta de queso habitual, tiene un toque a nata y queso particular, no sé exactamente qué es, pero la textura es mucho más jugosa y no se hace pesada.

Por lo demás, el personal encantador, y muy pendiente en todo momento. Repetiré, sin duda!

10/04/2011

asturiano de calidad apto para familias

de los pocos restaurantes con anchoas doble cero!!!

asturiano, probablemente el mejor o el segundo mejor de madrid, para ir en familia o grupo de amigos aunque el sitio es un poco incómodo para llegar. eso sí, no hay problemas de parking

no es barato y es fácil irse a los 50-60€ pero todo lo que ofrecen, hasta el pan, es de materia prima de calidad

recomiendo no pedir platos individuales y compartir todas las raciones, ya sea pitxin, foie, fabada, jamón perfectamente cortado, antxoas, carnes y los famosos erizos gratinados!!!