Restaurante Es Caló

Ordenar por:

relevancia fecha

24/08/2017

Formentera en estado puro

Ya solo por las vistas del restaurante, merece la pena ir, pero si además juntas su comida tradicional y una buena carta de vinos, no hace falta decir nada mas.

Allá vamos...

1. Habitas baby con jamón y pulpo - Entrante perfecto, el toque del pulpo le iba muy bien a la mezcla clásica de habitas con jamón.
2. Arroz seco de langosta - Arroz perfecto en su punto, y que decir de la langosta...no se puede decir mucho mas.

De postre una tarta de queso muy rica.

Solo por las vistas ya merece la pena la visita, pero si además se añade una oferta gastronómica buenísima, es un must de la isla.

13/06/2013

GASTROMANIAC lo descubrió en junio de 2013

Im-presionante

Post completo: gastromaniacblog.com/2013/06/restaurante-es-calo-formentera.html

Im-presionante porque las vistas son increíbles pero también porque la cocina lo vale. Para los que visitéis Formentera creo que es un MUST. El restaurante lleva abierto desde el año pasado y creo que ya ha ganado muchos adeptos, no es para menos.
La cocinera es andaluza así como parte del equipo y por eso sospechamos la inclusión de un plato tan andaluz como el salmorejo :) La carta no se distingue por aportar platos nuevos, es más, repite platos del anteriormente mencionado Es Molí de Sal, pero tengo que decir que con un espectacular resultado. Los precios son algo elevados pero en la isla en general comer de restaurante resulta caro. El menú que os mostraremos a continuación costó aproximadamente 43 €/persona.

Para empezar una cervecita acompañada por pan, alioli de la isla y las riquísimas aceitunas amargas que siempre acompañan. Aquí a diferencia de otros sitios presentan el alioli en forma manga pastelera.

Tras echar un vistazo a la carta de vinos decidimos probar la sangría blanca con cava que preparan aquí (agua de Valencia). Una jarrita de un litro pal pecho!

Continuamos con una ensalada payesa, uno de los platos más conocidos de la isla a base de patata cocida, pez seco y salado (peix sec), tomate, cebolla, pimiento rojo asado, patata cocida y biscuit (pan duro), regado con aceite. Estaba delicioso y entra entre nuestros favoritos junto con la que preparan en el Restaurante Pascual.

Y llegó el momento del plato estrella, Langosta/bogavante frito con huevos de payés.Nuestro equipo prefirió probar el bogavante. En el Molino de la Sal hemos probado este mismo plato con langosta, pero os aseguramos que el bogavante que nos sirvieron aquí no tenía nada que envidiar. Espectacular! Estelar y galáctico resulta el colofón de los huevos fritos en el aceite resultante del bogavante... Nos quedamos sin palabras. A estas alturas de la comida ya habíamos alcanzado el cielo... Entre las vistas y la comida entramos en un trance del que aún nos estamos intentando recuperar.

Dejamos un poco de hueco para los postres que debo decir también nos convencieron a pesar de haberlos probado en otros sitios: copa de fresas a la pimienta con nata y la clásica greixonera. Que es la Greixonera? Pues se trata de una especie de flan hecho con sobras de ensaimadas. Buenísimos postres.

Estamos deseando volver a la isla para repetir :-)