Atelier Belge es el restaurante de cocina belga en Madrid. Mejillones a la Marinera, Raya a la Mantequilla Negra, Steak Tartare, Chocolate belga.

descripción completa de Restaurante Gourmand

Ordenar por:

relevancia fecha

16/11/2016

Un restaurante con todas las letras. Cocina y sala que hay que conocer.

Tenía muchas ganas de conocer Atelier Belge, un restaurante en los primeros puestos de mi lista después de las buenas críticas que ha ido obteniendo, aunque se ha hecho esperar.

El restaurante está situado en una calle de Chamberí paralela a José Abascal y al entrar parece un bar Paco, luego subes a la sala situada en la segunda planta y todo cambia, es una sala acogedora, sencilla, con la cocina a la vista y donde te recibe el servicio, amabilísimo y profesional, que es uno de los fuertes de este lugar. Un gustazo.

Tienen cartas de cervezas y de vinos. Nosotros optamos por comer con cerveza y acertamos ya que es una especialidad en la gastronomía belga y están muy bien seleccionadas. Tomamos una Kasteelbier brune, cerveza negra muy suave y una Kriek lindemans, de cebada y trigo con sabor a cereza que maridan perfectamente con la comida.

Ojo porque te sirven varios APERITIVOS al principio. Primero una serie de bocaditos, luego 3 tipos de mantequillas (de tomate, de tomillo y de alga) y una espuma de mejillones. Estos contarían como un plato ya que son bastantes, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de pedir. Nosotros no lo sabiamos y acabamos algo llenos.

Hay que resaltar que tanto los panes, como las mantequillas, helados del postre y demas elaboraciones son realizados por ellos mismos. Es raro encontrar esto hoy en día y tiene bastante mérito.

Probamos la TERRINA DE FOIE MI-CUIT CON GELATINA DE CERVEZA que estaba espectacular. Viene acompañado con un brioche con pasas delicioso.

Seguimos con la cazuela de MEJILLONES CON NATA Y VINO BLANCO, que se pueden pedir como segundo o bien como entrante. Yo creo que siendo la especialidad hay que pedirlos, aunque sinceramente no fue lo que mas nos gustó y creo que se puede encontrar mejores mejillones. La salsa tampoco me gustó demasiado. Cuando vuelva probaré otro tipo.

Los segundos también se pueden compartir ya que dividen la ración y es servida individualmente a cada comensal, algo que me encanta y no hace mas que volver a poner de manifiesto el gran servicio de este restaurante, de los mejores de Madrid. Este detalle se ve en muy pocos restaurantes pero siempre coincide que son grandes restaurantes (ej: La tasquita de enfrente o Viridiana).

Probamos RAYA A LA MANTEQUILLA NEGRA, que se desmigaba perfectamente. Pura suavidad. Muy recomendable. También EL COSTILLAR IBÉRICO 43 HORAS, que estaba pasado de cocción y la carne me resultó algo dura.

El postre fue "TODO CHOCOLATE BELGA" que consiste en 11 texturas distintas de chocolate belga. La verdad es que está muy bien elaborado. He podido probar postres similares donde juegan con las texturas del chocolate en restaurantes con estrella y este está a la altura. Buen postre.

Finalmente el chef te saluda mientras tomas el café con unos petit fours.

En definitiva muy buen servicio, comida de calidad y precio acorde. Pagamos 44€ p.p. con el descuento del -30% de El Tenedor, aunque realmente no puedo entender como un sitio así tiene que acudir a descuentos de páginas web cuando debería estar lleno.

23/06/2017

Un lugar donde comer verdaderamente bien

Tengo entendido que este restaurant va a cambiar su nombre a restaurant gourmand (no me mata nada el nombre, la verdad) pero lo que estoy segura es de que la calidad y el sabor no menguará. Etienne es un gran cocinero, lo demostró en su paso por la broche hace muchos años (cuando lo conocí) y aunque no tenga nada que ver la propuesta, sigue teniendo un nexo común, el respeto por el producto. Todas las salsas, panes, mantequillas y ahumados que propone este restaurante están hechos por ellos mismos, algo cada vez menos común. Esto habla de la destreza del chef y de todo su equipo y las infinitas posibilidades que tienen de cara al futuro.

Lo primero que sientes al sentarte en la mesa es que el cuidado por cada detalle es extremo, comenzando por los aperitivos. 4 o 5 pequeños bocados llenos de sabores franco belgas, especialmente reseñable la espuma de mejillones. Ricos los panes y aún mejores las mantequillas caseras, especialmente la de algas. En nuestro caso quisimos probar platos clásicos como los espárragos a la flamenca (con mantequilla clarificada, pimienta y huevo), ricos, frescos y clásicos. También buenos los mejillones a la normanda, acompañados por unas excelsas patatas fritas con sus tres salsas reglamentarias. Los mejillones buenos aunque la salsa estaba algo menos ligada de lo normal, en mi opinión. Una amplia ración. Por último compartimos un onglet de ternera con salsa de vino tinto, chalotas confitadas y y gratin de patatas. Plato espectacular, una salsa de las que comerías a cucharadas y un sabor redondo. El propio Etienne nos comentó que la carta cambiará y será menos belga, más arriesgada, estoy segura de que tendrá éxito porque como antes comenté, considero que tiene una mano especial en su cocina y el recetario belga lo encorsetaba un poco.

Curiosa y divertida carta de cervezas, buena y variada carta de vinos y de momento escuela carta sólida aunque como he comentado eso cambiará próximamente. Servicio voluntarioso , aunque con algún feo detalle. Local con vida, distinto, en el que se nota que no hay decoradores...y en parte es mejor, porque le da un punto diferente, cálido.

Un lugar que creo que con el tiempo puede tener más recompensas...ahí lo dejo. Porque la buena cocina siempre tiene premio.

Bodega: 7

Local: 6

Servicio:5,5

Cocina: 7,5

RCP: 6,5

Precio medio: 40/50 pp

Síganme, no se corten y vean todas las críticas, valoraciones y documentos gráficos en lamandarinavaliente.wordpress.com o a través de Twitter en @lamandarinaval

01/02/2017

Gran comida y muy buen servicio

Como se dice en otros comentarios visto desde la calle puede parecer un bar normal de cualquier calle española, sin embargo en el primer piso cuenta con una sala amplia, con la cocina vista y una iluminacion muy agradable.
Al sentarte te dan una toallita caliente para lavarte las manos y un aperitivo consistente (el dia q nosotros fuimos) en 3 tipos de mantequillas y panecillos, un granizado con ginebra, un crujiente de yuka, un profiterol relleno de crema de jamon, una mini ensalada de pollo y una expectacular sopa de mejillones.
Para comer pedimos unos caracoles de tamaño xl que sirven fuera de la concha con una mantequilla con tomate y hierbas aromaticas muy buenos. De segundo un magret de pato en 3 texturas exquisito y unos mejillones con salsa de vino blanco y nata. Los mejillones estaban perfectamente limpios y eran todos de muy buen tamaño. Como los pedimos para compartir entre los 2 nos los sirvieron en cazuelitas individuales, acompañados con las míticas "frittes" (patatas fritas).
El jefe de sala,al igual que los camareros, muy atentos.
La única pega es el precio, que es un poco elevado, sin vino ni postre a 38€ por cabeza, pero con un muy buen servicio.

17/04/2017

Bistro con la atención de un estrella Michelin

Berri

una joya! una de las mejores R-C-P y S (atisfacción) que hay.

hace 7 meses

Cristina Bertrand Pi...

Total, a la gente le da cosa pensando que va a ser caro, pero RCP del bistro es para ir ahí antes que a muchos sitios de Ponzano que están al lado.

hace 7 meses

13/06/2016

Riquísimo

Cené con mi pareja hace unos días, el ambiente era tranquilo y tienen un servicio muy atento.

Pedimos varios platos y nos encantó, algún plato un poco flojo, pero en general todo muy muy rico.

Volvermos a probar los famosos mejillones otro día ;-)

13/05/2016

Cenar en Bélgica sin salir de Madrid

He ido un par de veces y las dos comí muy bien. Un trato muy amable. Excelentes cervezas y deliciosos platillos tradicionales belgas.

El único pero es que las mesas están muy juntas lo que resulta incomodo.

Un sitio al que volver de vez en cuando.

15/02/2016

excelente comida belga y toques innovadores

Directamente a mis básicos en Madrid.

Comida belga actualizada con distintos toques de cocina moderna, sobre todo en los aperitivos. el salmón y los mejillones, una delicia. El rissotto de vieiras y la carrillada de rape, muy ricos pero por ponerles un pero demasiado contundentes, un poco por debajo de las expectativas. La mousse de frutas del postre, original y refrescante.

La carta de opciones para después del postre, de lo mejor que he visto. Y aquí, además de vino, hay muchas cervezas para degustar, quien conoce Bélgica sabe que esto es fundamental allí.

Lo dicho, volveremos para probar el steak tartar y desde ya, un restaurante de referencia.

23/01/2016

Estupendo

Ya he ido 2 veces de menu del día, y para menu del día es de una calidad alucinante, vamos que no parece un menu diario, de hecho yo creo que son platos de carta que eligen cada día, me ha gustado tanto que queda pendiente volver con Scout a la carta.

22-ene-15, comida a mediodía: lo dicho, el menú del día de este sitio es otra cosa a lo que se conoce como menú del día, una crema de brocoli con queso y tomate seco, unas mollejas de rape y una macedonia con espuma de yogurt, todo rico rico, amables y luego nos quedamos a degustar unas cuantas de sus cervezas belgas, cojonudo. 4+

EandradA

¿A qué precio está este menú?

10 de enero de 2016

VARGAS & SCOUT

perdona Eandrada, se me había pasado tu pregunta, tienen 2 precios, unos si lo tomas abajo y otro si lo tomas en sala y creo que son 12 y 14, te lo confirmo la próxima vez que vaya.

17 de enero de 2016

VARGAS & SCOUT

11,75 abajo y 13,75 en sala

22 de enero de 2016

23/12/2015

A la altura de lo mejor de la ciudad

Local muy sorprendente, con la planta baja sin ningunas pretensiones y planta alta muy cálida.

Pero lo realmente interesante es la calidad/precio de la carta. Materia prima de calidad y ganas de sorprender.

Destacar: salmón ahumado, steak tartar, raya con mantequilla negra y tarta manzana.

14/01/2016

Perfecto menú del día a 13,75€ sin opciones, platos con calidad y bien presentados, servicio perfecto y la cantidad justa para salir bien.
Volveré a comer de carta y probar más cosas.

05/11/2015

Increíble. De las mejores experiencias de este año

Hemos ido a cenar, y la experiencia ha sido completamente maravillosa. Te ponen una serie de aperitivos belgas (quesos, crema de mejillones deliciosa, una bebida muy especial, panes caseros con mantequilla de algas) que son todos ellos exquisitos. Después pedimos platos como el risotto, raya, y steak tartar, todos ellos buenísimos también. De postre pedimos una especie de tartar de frutas, super original y digestivo. Una experiencia estupenda donde hemos salido a unos 48€ por persona sin vino (hemos pedido refrescos y aperitivos). Muy muy recomendable

spider72

Eso sí, tirón de orejas por cenar con refrescos.

5 de noviembre de 2015

Ana Sáenz de Miera

Cervezas quería decir ;)

5 de noviembre de 2015

spider72

jajaja mucho mejor, algo es algo.

Y por cierto, si eres Steak-tartartera, prueba el de Alma.

5 de noviembre de 2015

26/04/2015

Excelente cocina

4,5++++ 23/4/2015 Cena familiar de jueves

Cena improvisada de jueves, reservando con el tenedor media hora antes.

Local poco acogedor, la parte de abajo una barra de bar larga (típica de barrio) y la de arriba una sala clásica, con demasiada luz. El servicio atento y muy profesional.

Lo primero que me sorprende (y agrada) es la cantidad de aperitivos que ofrecer.
1- Palomitas especiadas, y unos cacahuetes glaseados. Simple, pero diferente.
2- Una crema/espuma de mejillón con algo de cebollino y cebolla crujiente, suave y riquísima.
3- Hummus con chips. Bueno, pero me pareció el aperitivo más flojo.
4- Dado de gouda con especies.
5- Botellita de mirinda con un fresco zumo de cointreau?
6- Panecillos y mantequilla artesana.
Todo diferente, bien tratado, sin florituras, pero especial.

CARPACCIO DE ROASTBEEF Y ATÚN. Fresco y untuoso, con unas alcaparras grandotas para dar el toque avinagrado, muy rico.
CARACOLES SIN CASCARA XL. Soy fan de los caracoles, estos al estilo francés, con hiervas y mantequilla, de tamaño y textura especial. Una pasada, me encantaron.
SALMÓN AHUMADO. Buen producto, pero no mejor que el salmón de Ahumados Dominguez, y no me encantó el último gusto que dejaba, me recordaba al gas del soplete. No tenia nada soplete, está ahumado al humo del tabaco de pipa.

Como a todos en la peña gastronómica familiar, somos muy de compartir y probar cosas, pedimos todos los segundos al centro.

RAYA ATELIER A LA MANTEQUILLA NEGRA. Muy suave, en su punto perfecto de cocción, si me das un buen producto soy más de degustarlo sin condimento, pero la mantequilla le daba un toque interesante.
LOMO DE TERNERA BELGA. Excente carne, crudita con un puré de patatas y un helado de mango, interesante combinación.
CARRILLERA DE RAPE AL CARBÓN. Uno de los platos TOP de la cena, por la jugosidad del pescado y su sabor.
MEJILLONES A LA MARINERA AL VINO BLANCO Y NATA. Uno de los platos más conocidos de la cocina belga, pero fue lo que menos nos gusto de la cena, los mejillones no erán nada del otro mundo, la salsa suavecita, para probar y probar.
COQUELLET BRABANÇONNE. Lo más me gustó de la cena, una carne rellena, tierna (de las que se deshacen en la boca con un sabor de 10. Acompañada de gnoccis y unos esparragos.

Para ir terminando nos pasamos al dulce, compartimos:

- 3 chocolates en 8 texturas, yo que no soy muy de chocolate no lo supe apreciar.
- TARTALETA DE MANZANA CON CRUJIENTE DE CARAMELO, muy rica la tarta de manzana, crujiente fino.

Todo esto, que fue bastante cantidad para 5, junto con 2 botellas de albariño y gracias al 30% de descuento del tenedor salló por 186€ (37,2€/pax). De las mejores RCPs de Madrid.

Teníamos ganas de probar el restaurante, nos encantó todo, con una cocina tradicional pero perfectamente ejecutada, cada plato gustó a un nivel de notable alto.

Avelio

En el Atelier se come muy bien. Etienne es un crack.

24 de abril de 2015