Restaurante Hermanos Ordas

Hermanos Ordás, es una casa fundada en 1959, siguiendo la cocina tradicional asturiana, tan tradicional que sus fogones son de leña, dándole un sabor especial a su gastronomía, un sabor que te transporta directamente a la verdes montañas asturianas, a sus playas…. Esta cocina nos ha permitido sobrevivir más de medi...

descripción completa de Restaurante Hermanos Ordas

Ordenar por:

relevancia fecha

23/04/2016

Buenos pescaditos.

Que buenisima estaba la sopa de rape y la merluza a la romana,la merluza vale 18 euros.
Lugar pequeñin y me reconforta mucho este amabilísimo Personal.

06/11/2015

El dueño siempre tiene la razón, que para algo es el dueño

Cena de seis un jueves por la noches que cae sin duda en la categoría de honda raigambre conocida como “de amigotes”.
Con Hermanos Ordás nunca sabes si la casa va a estar hasta la bandera y como se trataba de un grupo grande decidimos reservar con antelación de dos días. Pues esta vez teníamos el comedor para nosotros solos. Ah, se siente, los juegos de azar van así.
Comedor forrado en madera de pino, manteles y servilletas de cuadros rojos y blancos, fotos de Asturias con predominancia de los picos de Europa y hasta una labor de petit-point de La Santina enmarcada. No me fijé si también habría unas madreñas adornando pero podría jurarlo sin miedo a morir en pecado mortal tan prono un rayo me alcance tras subir la reseña. Sólo faltaba Álvarez Cascos, el eslabón perdido entre el hombre y el oso pardo, esforzándose con la gaita en un rincón.
Trato del servicio muy amable y cercano, para algunos pudiera ser que demasiado, pero a mí me gusta porque al sitio le tengo cariño y vieron que estábamos de cachondeo y dando voces. Sabían que podían permitírselo. Más que hacernos recomendaciones aquello fue un “ordeno y mando” porque el dueño siempre tiene la razón que para eso es el dueño:
- Pues yo quiero X.
- Pídete Y, así lo pruebas. Que lo hacemos muy bueno, hombre.
- De acuerdo, pero sólo cedo porque llevo ya unos cuantos culines de sidra y me pillas con la guardia baja.
- Ni se me ocurre lo contrario, caballero.

También nos quitaron cosas de la comanda, como la tabla de quesos, porque, con razón, nos habíamos pasado pidiendo dos
Entrantes para el centro:
- Tabla de quesos: Un par de quesos suaves (creo que uno era de Beyos), un Afuega’l pitu con pimentón, un ahumado de Pría, uno azul de La Peral y uno azul de Cabrales. Buenos quesos en porciones grandes, muy generosas. Esto no se ve en ni un solo restaurante asturiano de Madrid donde apenas te sacan unos trocitos ridículos de queso por un precio muy alto.
- Anchoas caseras: Buenísima la conserva casera de anchoas servida con rebanadas de pan y tomate rallado. Pedimos una segunda ración y eso que iban como unas diez anchoas por ración.

De plato principal tres cachopos. El cachopo es un sanjacobo de ternera asturiano relleno de jamón y queso del tamaño de la tapa de un piano de cola. Un plato que en principio no tiene ninguna complicación pero que con malos ingredientes o racaneando en el relleno puede ser un completo fiasco. En Hermanos Ordás lo hacen muy bueno, ternera muy jugosa y de calidad y relleno de jamón ibérico y queso muy generoso. Para mí es el mejor que he probado en Madrid por el momento. Como curiosidad en Hermanos Ordás no lo empanan, lo rebozan con huevo y harina como los filetes rusos.

De postre nada especial, aunque la tarta casera de nata con orujo tiene su punto, yo no la había probado nunca y me gustó. Cayeron cinco y un flan de huevo.

Remate final dejándonos a solas con tres botellitas de orujo, orujo de hierbas y pacharán a discreción y seis vasos de chupito.

Con cuatro botellas de sidra y ocho dobles de cerveza 26 euros PAX. Inmejorable.

PROS: Le tengo muchísimo cariño al sitio, no soy objetivo. Se come muy bien y se pasa mejor. La RCP es muy alta y para una comida o cena con amigos es de lo mejor.

CONTRAS: El pan. Peor que el de un comedor de colegio (uno muy malo en el que enseñen a multiplicar mal a los niños).

¿Por qué cuatro estrellas para un sitio así? Porque se puede ser sublime en muchos y diversos segmentos y en el de casas de comidas asturianas auténticas de raciones descomunales y pantagruélicas con servicio confianzudo y socarrón Hermanos Ordás es el mejor.

01/02/2018

Asturiano de "siempre", bullicio, grandes raciones

He comido un dia (de menu) y esta bastante bien en RCP. Es un local tradicional, de casa de comidas como los de antes, suele estar lleno, incluso en la terraza en verano, las raciones son grandes, el trato de siempre (quizas demasiado colegueo para mi gusto).
La comida es OK. Tambien he dio a desayunar y el desayuno no me gusto, eso si pedi una tostada con mermelada y cafe y me pusieron media barra de pan tostada con la mantequilla y la mermelada...demasiado grande, y bueno eso nunca es un problema, pero el pan estaba malisimo..duro como una piedra... lo dejo en ok.

24/11/2016

Ni fú ni fá

Demasiada expectación me había ido creando debido a las ganas por ir que nos había inculcado un amigo.
Incluso me habia hecho una imagen sin haber tenido previamente ninguna referencia, ni visual, ni presencial, ni siquiera habiendo leído otras opiniones.
Me lo habia imaginado como "templos" ya consagrados como los Ferreiro , o Tabernas Rtes legendarios en Madrid, como Los Galayos. Pues no. No es asi. Es más, que casi me lo paso al salir del metro de Diego de León; viendo el local por fuera, parece un tugurio.
Abres la puerta, y ves humo. Cierras la puerta, y te aseguras que ese es el restaurante al que vas. Confirmado: es ese.

Solicitas mesa, haciendo referencia a una reserva que habías hecho y te habían comentado de "Lista de Espera". Pides algo en la barra.
Ves como clientes que llegan después que tu, haciendo alardes de amistad con los camareros, te adelantan, pese a que la respuesta a "¿Tienen reserva?" fue NO. Y te adelantan otros, que pasaban por alli.

El comedor clasico (como los camareros), revestido de madera.
La carta, simple (o muy simple); algunos Rtes tipo "Asturianos" se "visten" de simples, y si viajas a Asturias, ves que no siempre es asi. Y que tienen una carta con productos "elaborados".
La TORTILLA paisana, rica de gusto, pero sin ningún interés añadido (particularmente prefiero la del Bar La Llama, en Reina Victoria)

El CACHOPO: Bueno, pues eso, ni fú ni fá. Destaco la calidad de la carne y lo bien que estaba fundido el queso. De sabor bueno, y de apariencia grande. Sigo prefiriendo que el rebozado sea con pan, en lugar de con harina (pero para gustos colores); con harian y huevo, parece un escalope, grande, pero un escalope.

Bodega: no puedo opinar; nosotros pedimos el más económico.

Tortilla + 4 cachopos + 2 botellas de vino Señorio de los LLanos + 3 cafes + 1 ración tarta Santiago: 25 euros / pax.

¿RECOMENDABLE?: No; hay mejores asturianos
¿VOLVERÉ? No. Prefiero conocer otros asturianos (en este caso invierto el refran "más vale lo MALO por conocer, que lo "BUENO" conocido)

29/04/2016

Muy mal servicio

No hay una sola vez que vaya a Hermanos Ordás sin que me vaya mosqueado por lo mal que tratan a la gente, por eso hace muchos años que decidí dejar de ir salvo que 'no quede más remedio' que acabar metido aquí.

Lo bueno de ir por las noches es que siempre está completamente vacío y no hay ni que reservar. Lo malo es que debe fastidiarles trabajar hasta tarde y lo pagan con el cliente con malas caras, contestaciones que vaya y un amplio repertorio de lindezas.

Si no le doy 1* es porque la comida está buena y de precio está bien.

27/05/2014

Su cachopo gracias

Local con comedor grande al fono y cutrecillo en la parte de la barra.

Pedimos una anchoas, una de quesos asturianos y tres cachopos para cinco personas.

Muy bueno todo, la ración de quesos muy generosa y los cachopos perfectos para cinco personas. Es cierto que es un cachopo perfecto para una persona sin morir en el intento. Muy jugoso y tierno.

Me encanto ver que tenían en la carta la recomendación de esta 118ava casa.

Con cervezas, postre, cafe y copa salimos a 25€

Alvaro Armenteros

de momento, el cachopo que mas me ha gustado en Madrid (que no el más grande). También es verdad que me faltan muchos sitios por probar pero mejor no lo pienso mucho que me entra la ansiedad

29 de mayo de 2014

20/05/2015

Cocina modo minero. Platos gigantescos. Calidad casa. Atenciòn profesional clásica. Un acierto para comilonas tranquilas.
Las anchoas no las tienen siempre, si las tienen, pídelas.
Fabada deliciosa, las fabes suaves y el caldo de mojar.
Cahopo de 10, pero para 3, es tremendo.

06/05/2013

Buena calidad buen precio y satisfaccion

El restaurante es pequeño pero su calidad de sus platos lo engrandece.Empezando por una regla de queso se puede seguir con fabada,pote y sin olvidar los callos.Se puede seguir con un cachopo tierno jugoso ,un entrecot delicioso, y se puede terminar con el arroz con leche,tarta al orujo.Se termina con los licores digestivos.

19/01/2012

Cachopo en Madrid

Bar / Restaurante de barrio / Menú del día asturiano que no dejaría de ser uno mas si no fuera porque manejan el concepto cachopo como pocos, la mayoría en asturias (obviamente por su origen) y desde luego como ningún otro que yo conozca en Madrid.

¿Y que es el cachopo? pues un cúlmen culinario consistente en juntar en una misma pieza dos filetes de ternera de considerables proporciones y entre medias jamón serrano y queso, todo ello empanado y frito. En Hermanos Ordas, ademas, tienen la gentileza y el buen gusto de acompañarlo con patatas fritas de las de toda la vida, naturales y caseras, no congeladas ni prefritas.

Como a estas alturas ya os habreis podido imaginar es un plato con entidad propia, no precísamente ligero (se presta a compartirlo) y no indicado para paladares exquisitos o de apetito limitado.

Aparte de esto la selección de quesos suele ser bastante acertada y constituye un magnífico entrante / acompañamiento / postre, según el órden en el que acostumbreis a tomarlo (que he conocido gente para todas estas modalidades)

En cuanto al servicio, buenos profesionales de los de toda la vida: correctos y nada estridentes.