Restaurante Ikaitz

Ordenar por:

relevancia fecha

14/11/2015

Fantástica atención en Gros

Una cuidada carta y una exquisita atención es lo que encontramos en este restaurante. La entrada conduce a un sótano, donde se aloja el restaurante, en un espacio acogedor, con mesas grandes y sin tener encima otra mesa (eso que tanto se lleva ahora, que parece que cenemos con el resto del mundo, hacinados).
Optamos por compartir unas habitas baby con yema de huevo y migas de jamón, y en mi caso, opté por un entrecot premium que no me decepcionó. Exquisita carne. Mi acompañante optó por el solomillo al foie, no menos bueno. Una botella de vino tinto y un agua completaron la cena. Total: 83€.
Seguro que volveré en próximas visitas a Donosti.