Restaurante Imágo

Piazza Trinità Dei Monti 6, Roma, Italia

+39 06 6993 4726

Ordenar por:

relevancia fecha

13/05/2013

GRAN ESTRELLA MICHELÍN EN ROMA CON IMPRESIONANTES VISTAS DE LA CIUDAD

En mi última visita a Roma iba con mis padres así que quería llevarles a un sitio especial. Creo que si puedes permitírtelo, siempre que uno viaja unos días a cualquier ciudad europea, al menos una noche hay que intentar cenar en un sitio especial.

Por sitio especial entiendo un restaurante de excelente calidad (normalmente con al menos una estrella michelín) que a su vez te haga sentir que estas en esa ciudad europea.

Me explico. Si un turista viene a Madrid y va a cenar a Santceloni, cenará bien (aunque le cobren 250 euros) pero mientras cena, en ningún momento sentirá que está en Madrid pues es un local cerrado que igual que está en Madrid podía estar en Burgos. Y es que en Madrid, con estrella y que hagan sentirte en Madrid, solo tenemos la Terraza del Casino.

Pues bien, en Roma tenía dos opciones. LA PÉRGOLA que tiene 3 estrellas michelín, es considerado de lo mejor de Italia, cuesta fácilmente 300 euros por barba y que está algo alejado del centro aunque tiene preciosas vistas; o IMAGO, con 1 estrella michelín, encima de Plaza de España y con unas vistas brutales.

Finalmente, por miedo a acabar pagando 1500 euros de factura en La Pérgola, me decanté por IMAGO y creo que fue una decisión acertadísima.

IMAGO es un restaurante situado en la última planta del Hotel Hassler (5 estrellas), justo subiendo las escaleras de Plaza de España. Por tanto, la ubicación no puede ser más espectacular.

Llegamos a las 21:30 y el restaurante ya estaba lleno y es que en Italia también se empieza a cenar sobre las 20:30.

Es obligatorio llevar chaqueta, que no corbata.

El ambiente es de lujo total, con camareros de chaqué, luz suave…un tipo de ambiente que en España, solo Zalacaín o Horcher se podrían acercar, y aun así de lejos. Casi todas las mesas son parejas de extranjeros; de hecho no creo que hubiera un italiano cenando. No me extrañaría que cada noche haya una pedida de matrimonio en IMAGO pues el sitio es ideal para eso.

Yo me inventé que era el cumpleaños de mi madre, que nunca habían estado en Roma y que por favor me intentaran dar una mesa con vistas espectaculares….y plaf! la mejor mesa del restaurante fue para mí, justo en la esquina del restaurante, con el Vaticano de fondo por un lado, y la iglesia de la Plaza de la Trinitá a tiro de escupitajo por el otro lado, y justo debajo Plaza de España.

Inolvidable.

Ojo, yo fui de noche pero de mediodía las vistas deben ser brutales pues se verá todo con más claridad. Lo malo de un mediodía es que ya pierdes media tarde comiendo en el restaurante.

Paso ya a contaros la cena.

Nada más sentarnos, viene el sumiller con un carrito enorme con varias botellas de champagne. En italiano, pese a saber que no éramos spaguettis, nos empezó a explicar los distintos champagnes que había en el carro, que si Perignon, que si Louis Roeder…etc. Y entonces nos pidió que eligiéramos cuál queríamos. Es decir, en ningún momento nos preguntó el tipo que si queríamos champagne de aperitivo, no, lo que hizo fue preguntarnos que eligiéramos cuál queríamos, lo que parecía una clara señal de que era un aperitivo de la casa. Así que elegimos cada uno su champgane.

¿Qué creéis ,que era invitación de la casa o no? Pues claro que no!! 23 euros cada copa de champagne!! Total que la cuenta subió 100 euros por las 4 copas que tomamos. Yo, que tengo ya percebes en los cojones de ir a tantos restaurantes de este nivel, sabía que esto no iba a ser gratis pues no hay mayor error en un restaurante caro que pedir una copa de vino mientras lees la carta pues esa copa te costará casi un cuarto de lo que luego te costará la botella. Ojo, que si eres consciente de ello, me parece genial tomar algo mientras lees la carta, pero yo siempre prefiero pedir directamente una botella de vino. Imagina que vais 4 a cenar y cada uno se lanza a una copa de vino, coño, pues para eso pedid una botella que sale mejor de precio! En el caso de IMAGO, en ese ambiente y con el problema del idioma, no hubo huevos de preguntarle al sumiller si esa copa era invitación de la casa, así que asumiendo que era una situación especial, nos limitamos a tomarla disfrutando de las vistas.

Teniendo en cuenta que el 90% de los clientes son parejas de enamorados, en esta trampa del champagne debe caer todo el mundo e IMAGO se aprovecha de eso ruinmente.

Respecto a la comida, puedes pedir a carta o tomar menú degustación a 140 €. Ya sabéis que yo siempre soy partidario de los menús para probar lo máximo posible, así que allá que nos decidimos.

La carta viene en italiano y en inglés y la verdad es que es muy difícil que leyéndola te enteres de todos los platos así que es mejor cerrar los ojos y esperar disfrutar.

De snacks te ponen una burrata echa como mantequilla con unos picos de pan que era para comer sin parar. Otro snack de bacalao estaba buenísimo.

En cuanto al menú propiamente dicho, son 8 platos y un par de postres así que uno sale bastante lleno.

Empezamos por un buen trozo de foie. Rico pero como cualquier buen foie de oca que puedes comprar en una tienda gourmet.

Seguimos con un rico tartar de gamba y luego unas riquísimas vieiras braseadas.

Pasamos a un ravioli de queso con una fuerte salsa de atún y doble malta. Bueno. Aunque mejor estaba el rissoto que vino a continuación.

Algo flojo un plato de pasta con ajo y aceite. Demasiado simples.

Para acabar, un buen bacalao negro y un gran pichón.

Los postres, dulces como a mí me gustan. Fue curioso que tras servirnos toda la cena camareros que nos hablaban en italiano o en inglés sin apenas entenderles, para los postres vino un camarero español. Joder, haber traído a ese camarero toda la cena como hacen en los grandes restaurantes de NY como Eleven Madison cuando saben que eres español….en fin.

Entre 4, con 2 botellas de vino, un sauvignon italiano de 42 € y un riesling de 45 €, y con dos copas de vino dulce que no debimos pedir pues cada una costa 15 €, salimos a 800 euros.

Por tanto, si no llega a ser por el timo de las copas de champagne del aperitivo ni por el error del vino dulce, la cena habría salido a 650 €, es decir 163 € por persona, lo que creo que es un precio inmejorable para cenar en un estrella michelín de Roma viendo toda la ciudad.

Lo recomiendo totalmente. Por cierto, yo reservé vía mail con un mes de antelación.

28/09/2011

Tony Vacaciones Y Derivados lo descubrió en septiembre de 2011

Estrella Michelín Más Que Merecida

POST COMPLETO Y FOTOS (toni1969.blogspot.com/2011/09/restaurante-imago-hotel-hassler-ro...)

En la parte superior de las escalinatas, a la derecha de la Iglesia Trinita Dei Monti y con una de las mejores vistas de la Plaza De España, se encuentra el restaurante panorámico del Hotel Hassler*****, el Imágo*, situado en la sexta planta del hotel y en él que podremos disfrutar de la cocina creativa italiana del Chef Francesco Apreda, eso si, combinada con unas únicas e impresionantes vistas de Roma.

Obtuvo su primera estrella michelin recientemente, hace muy poco, en el año 2009, y este local desmitifica aquellas teorías de que en Europa regalan las estrellas, al menos en este caso. Al igual que Sergi Arola Gastro, requiere chaqueta y corbata para los hombres.

Nada más llegar al hall del Hotel Hassler*****, uno de los grandes hoteles de lujo de la ciudad de Roma, echas un vistazo al área de recepción así como a los salones adyacentes decorados con mármol e inmediatamente se da uno cuenta del motivo por el que este hotel es uno de los elegidos para alojarse por las celebridades de todo el mundo.

Amablemente nos acompañan al ascensor y nos conducen a la sexta planta. Al entrar, lo primero que llama la atención son las vistas de las que uno disfruta desde el Imágo así como los suelos de mármol con incrustaciones de madera antigua y una iluminación suave y equilibrada. Comedor ya comleto a las 21:30 horas, ya que los únicos comensales que aún no habían tomado asiento eramos mi acompañante y un servidor. La única mesa aún libre era la nuestra.

Imprescindible reservar, ya que, un lunes, el restaurante estaba completo. En mi caso concreto hice la reserva con algo más de dos meses de antelación, estando ya buena parte de la sala reservada.

Una vez sentados, con lo primero que te sorprenden es con una fantástica selección de champagnes, por si corresponde, con el fin de acompañar los pre-aperitivos con una copa. Sorprendía la presentación de los champagnes, estando todos en una gran mesa auxiliar, con forma de cubitera, y con algo más de una docena de espumosos a disposición del cliente, como Moët Chandon, Dom Pérignon Rosè Vintage 1998, Dom Pérignon Vintage 2002, Krug Gran Cuvèe Brut, Veuve Clicquot Rosé, Louis Roederer Brut Magnum, Henriot Blanc de Blancs Magnum, Taittinger Prestige Magnum entre otros.

Nos comentó la persona al cargo de los espumosos, que si no nos convencía ninguno de los presentes, no dudaramos en mirar la carta de champagnes y pedir aquel que fuera de nuestro agrado. Mi compañera se decantó por un Veuve Clicquot Rosé, y un servidor, para no ser menos, también, con el cual acompañamos los aperitivos, una selección de patatas marca de la casa y un rico queso (que no fui capaz de identificar) con mantequilla y canela.

Nada más traernos la carta nos explican que tienen una serie de platos especiales fuera de carta, todos ellos con trufa blanca, tal como Emulsione Di Uova Scampi Scottati (78€), Ravioli Di Fagano Salsa Di Cavolfiori (73€), I Classici ... Tagliolini o Il Risotto (68€), Mediaglione Di Manzo Arrostito Uova Al Tegamino (82€) y Gelato Alle Noci Caramellate Salsa Cioccolato (36€).

Repasamos la carta, por si hubiera alguna novedad, pero tal como teníamos decidido de antemano pedimos un menú degustación para mi, y un menú vegetariano para mi acompañante. A pesar de que el menú degustación era a mesa completa, no pusieron ningún inconveniente en combinarlo con el menú vegetariano. Unicamente me advirtieron, de que al variar los tiempos de consumo de un menú a otro, a el señor le tocaría esperar por la señora, sobre todo a la altura del risotto.

La elección del vino la teníamos clara, así que dediquè unos instantes a recrearme con la fantástica carta de vinos que posee, tanto Italianos como del resto del mundo, sobre todo franceses. Conste que lo que a vinos Españoles se refiere, la carta flojea mucho. Así lo manifesté.

- Menú Vegetariano

* Parmigiana Di Pera Nashi E Provolone, Frittura Di Cardi Alla Senape, elaborada con pera nashi y provolone, y cardos fritos sobre mostaza como base (después de las primeras heladas del invierno se pueden comer estas legumbres).

* Gnocchi Di Patate E Barbabietole Rosse, Goccia Di Sedano E Gorgonzola, pequeñas bolas de sémola de patata y remolacha roja, apio y queso gorgonzola, haciendo honor a este plato típico romano. Impresionante las Gnochi del Imago, bravo.
En Roma hay un dicho que reza , Giovedì, Gnocchi, con lo cual, si nos encontramos en el día central de la semana, jueves, no debemos almorzar otra cosa que no sean estas pequeñas bolas de patata. En este caso era lunes ...

* Risotto Mantecato Alla Cicoria E Funghi Di Bosco, Robiola Ai Tre Latti, para los dos comensales presentes en la mesa, plato estrella del menú vegetariano, risotto cremoso de cicoria (planta herbácea perenne) con hongos varios silvestres con queso Robiola tres leches, platazo señores, platazo. De entrada, el color verde intenso (debido a la cicoria) del risotto asustaba, impactaba, daba pánico, pero, una vez probado, no, todo lo contrario, cada cucharada fue un auténtico placer, cada grano perfectamente adherido al otro y todo ello cargado de un intenso sabor y una pizca de acidez (la justa) que le aportaba el queso (robiola tres leches).

Fue en esta parte de la velada cuando al señor le tocaba esperar largo y tendido a que la señora terminara para que los tiempos de ambos menús lograran la convergencia. Se preguntarán todos si, mientras tanto, al señor le sirvieron unos aperitivitos o una acietunas, pues no, todo lo contrario, me trajeron un mapa de la cristalera del imago en el que se idenfican todos los monumentos que se ven con el fin de que pudiera ir comentándolos con mi compañera de mesa. Obvia decir que mi cubierto planeba de cuando en vez por este Risotto, el cual ha sido el mejor que he probado en toda mi vida con mucha diferencia. UN DIEZ A ESTE PLATO !!

* Cotoletta Di Zucchine E Caprino, Composta Di Cipollotti E Mandarinetto Alla Birra, calabacín frito con compota de cebolla, Mandarinetto (licor de mandarina) y cerveza.

* Lasagna Di Frutta Fresca In salsa Di Piña Colada, Sorbetto Cioccolio, lasaña de frutas frescas en salsa de piña colada y sorbete de chocolate, otro platazo, nunca en la vida me hubiera imaginado este plato. Impresionante.

Como se puede observar, menú vegetariano original, sabroso, ameno y divertido. Los platos no comentados son aquellos que no probé.

- Menú Degustación

* Crostini Alle Amarene, Terrina Di Foie Gras, un picatoste de cerazas con foie, bien, pero en este caso, el plato y yo, no nos entendimos.

* Carpaccio Di Scampi Alla Polvere Di Lime, Chutney Di Fichi E Peperoncino, carpaccio de langosta, lima y un chutney de higos (conserva agridulce que se usa como guarnición) y guindilla picante (peperoncino). Curioso el chutney de higos, ya que presentaba un sabor dulce y picante a la vez. Me comentó más tarde Francesco que esa característica especial era fruto del azúcar, y las especias que se le añaden, secreto de la casa, ya que no hay una receta única para elaborar chutney, todo depende de la mano del chef.

* Capesante Impanate, Ripiene Di Mozzarella Di Bufala, Foglie Di Sedano E Tartufo Nero, vieiras rellenas de mozzarella de búfala, hojas de apio y trufas negras. Muy buenas, totalmente distintas a como estoy acostumbrado a degustarlas, otro concepto completamente distinto de la vieira.

* Un´Idea Di Raviolo, Polipetti Affogati E Lamponi Disidratati, idea De ravioli, pulpo y frambuesas deshidratadas, en este caso, el ravioli rectangular en vez de cuadrado como suele ser habitual, como si unieramos tres raviolis en uno. Muy sabroso y con una presentación muy original.

* Capellini Aglio Olio E Peperoncino, Anguilla Affumicata E Polvere Di Cacao, platazo, nada más leerlo en la tarjeta del menú degustación, esperaba ansioso la llegada de la anguila. Polvo de cacao, ajo, aceite, capellini "al dente" (similar al espagueti pero mucho más delgado) y salsa de guindilla picante (peperoncino), todo ello acompañando a una magnífica anguila ahumada, integrándose perfectamente todos los elemntos de este plato. Receta tradicional humilde elevada a la máxima expresión. Para mi uno de los platos estrella de la velada.

* Baccalá In Confit Di Succo Di Prezzemolo, Appicatelli Vesuviani E Olive Verdi, precioso y sabroso taco de bacalao confitado en su propio jugo y perejil sobre una salsa de tomates vesuvianos y aceitunas verdes. Punto del bacalao perfecto, tirando a poco hecho como a mi me gusta (sin pedirlo).
Días después tuve ocasión de probar los tomates vesuvianos. Cultivados en el área de las laderas del Vesubio, en pequeñas parcelas, son tomates pequeños, de piel gruesa, carne compacta y firme y con un delicioso sabor agridulce, lo cual es debido a la concentración de azúcares y minerales (según me comentaron en un mercado).

* Piccione Arrostito Al Te Nero E Agrumi, Fagioli Zolfini, plato excelente, tenía interés en probar este plato, la paloma asada con té negro y frutas cítricas con una base de Fagioli Zolfini (Alubias Zolfini), una alubia que estuvo a punto de desaparecer y que se produce en el área de Pratomagno VER WEB ASSOCIAZIONE DEL FAGIOLO ZOLFINO DEL PRATOMAGNO. Impresionante.

Antes del postre, un avance de los mismos, sorbete de pasión, salsa balsámica, yogur y chocolate blanco. Dulce, ácido y amargo a la vez.

Para rematar ambos menús, Dolce Finale Imágo, en esta casa llega un apartado dedicado a los postres denominado Dolce Finale Imágo. Cannoli Al Mascarpone E Pistacchio (canelón de mascarpone y pistacho), Composta Di Mele Caramellate (compota de manzanas caramelizadas) y Babà Al Rhum E Caffé, un delicioso bizcocho de ron y café.

Muy buenos todos los postres, pero a mi me eclipsó el Cannoli Al Mascarpone E Pistacchio (canelón de mascarpone y pistacho), de diez.

Para finalizar, llegan con una mesa auxiliar llena de petit fours varios, haciendo una selección de los mismos al gusto del cliente.

Muy buena y amplia selección de panes, servicio atento, muy esmerado, pero sin llegar a cargante, perfecto el sommelier. Vajilla, cuebrtería y mantelería personalizada y de alta calidad.

Me gustó mucho el como está estructurado el menú degustación en general, en cuatro etapas. Se comienza con los pre-aperitivos y se sigue con un picatoste, la etapa "DELICADA", ya que hay que ir introduciendo el comensal. La segunda etapa es la "EXPLOSIÓN DE SABORES", con cuatro platos de aperitivo, basados todos ​​en productos del mar, pero sin caer en la repetición de sabores o texturas. La tercera es una combinación de dos medias raciones de platos principales que no dejan indiferentes a nadie, siendo ambos fuertes en sabor y aroma, pero opuestos el uno del otro. Y la cuarta y última etapa, la explosión final de sabor y dulzura con el Dolce Finale Imágo.

Esto fue lo que viví y lo que me transmitió el menú degustación del Restaurante Imágo*

Para beber me dejé llevar por la recomendación de Sibaritastur, Planeta Chardonnay 2008, adscrito a la I.G.T. Sicilia, de Bodegas Planeta VER WEB, una de las más prestigiosas bodegas de la isla de Sicilia. Jose Luis Louzán publicó un artículo hace tiempo (septiembre 2009) sobre otro de los vinos de esta bodega, el Planeta Cometa.

Al pedir el vino, me matiza el sommelier que excelente elección, ya que para él muy posiblemente sea el mejor Chardonnay que actualmente se produce en Italia. A toro pasado puedo decir que coincidimos plenamente, ya que Planeta Chardonnay 2008 es el mejor chardonnay que he probado en toda mi vida. Las notas de madera son muy delicadas y están delicadamente ocultas bajo los aromas de las frutas. Vino con mucho cuerpo y muy redondo. Atentos a su graduación, 14%.
También Agua Natural Mineral Filette.

Me comentaba Francesco, el segundo de abordo, en una mini charla informal que mantuvimos con él antes de abandonar el restaurante, que ellos simplemente lo que procuran es convivir con el entorno y adaptar lo más posible los menús y platos a la temporalidad de la materia prima.

Resumiendo, visita imprescindible si se visita Roma ya que la filosofía de la casa, es decir, aquello que se ve detrás de los platos, calidad de las materias primas, respeto de la temporada y funcionalidad de los productos, variando los menús asi como su carta constantemente, creo que nunca nos va a dejar indiferentes.

Un valor añadido es que ese día el primer chef, Francesco Apreda, se encontraba de viaje, estando a cargo de la cocina su segundo de abordo, el sous chef, de nombre también Francesco (foto de la izquierda), el otro Francesco. Que importante es saber delegar bien ...

... UN BRAVO A FRANCESCO Y SU EQUIPO !!

GRACIAS POR LA VELADA

- Desglose cuenta ...

* 1 Menú Degustación - 130€
* 1 Menú Vegetariano - 110€
* 2 Copas Veuve Clicquot Rosé - 52€
* 1 Botella Agua Filette Naturale - 11€
* 1 Botella Planeta Chardonnay 2008 - 71€
* 1 Espresso - 5€
* Invitados a dos cafés y una copa de grappa

Total de la cuenta para dos personas - 379€

- Información variada relacionada con el Restaurante Imágo* ...

Restaurante Imágo*
Planta 6 Hotel***** Hassler
Piazza Trinità Dei Monti 6
Roma (Italia)
Teléfono - (0039)0669934726
Fax - (0039)066789991
Metro - LINEA A - Parada Spagna
WEB - imagorestaurant.com
FACEBOOK - facebook.com/imágo
MAIL - imago@hotelhassler.it
Horario - Abierto todos los días (solo cenas) de 19.30H a 22.30H (Cerrado 2 semanas en el mes de enero)
Se requiere chaqueta y corbata para los hombres

Tony Vacaciones Y De...

Un apunte, parece caro, pero si se prescinde de los extras, es decir, las dos copas Copas Veuve Clicquot Rosé (52€), y le restamos 50€ al vino, ya que por 21€ hay vinos muy decentes, la cuenta ya quedaría en una cifra más razonable, 277€.

28 de septiembre de 2011

Tony Vacaciones Y De...

para dos personas ...

28 de septiembre de 2011