Restaurante José Carlos García

Ordenar por:

relevancia fecha

10/10/2016

Cocina de nivel y local muy bonito

Mi visita fue hace un tiempo, la localización del sitio esta en el muelle del puerto y la verdad que acompaña mucho, el local es muy amplio y muy funcional, según nos comentó el chef después esto le ayuda a crear eventos y modificarlo en torno a sus necesidades.
El menú bastante elaborado y de nivel, respetando la esencia de la tierra y platos con marcado carácter de la materia prima autóctona pero con unos toques de fusión que lo hacen especial.
El timming me gustó bastante y el recorrido por el local también, el servicio a la altura aunque un pelín más por pulir pequeños detalles.

01/03/2016

alto nivel de cocina (y de precio)

Crónica a lo Bárcenas, en diferido. Mi visita fue hace meses, con el buen tiempo, pero por pereza y olvido no la puse en su momento, así que resumo más las sensaciones de la experiencia porque los detalles me han volado de la sesera. Por otro lado, quizás sea una forma mejor de valorarlo; lo que te quede aún es lo realmente bueno :)

El restaurante está ubicado en el reformado Muelle 1 de Málaga, una obra realmente notable que ha dejado una zona muy agradable donde antes había una zona portuaria muy fea y sucia. En todo el muelle hay una importante oferta hostelera que resulta un poco desigual: hay sitios de cómida rápida, restaurantes con ínfulas pero que son un clásico atrapa-al-turista bastante deleznables, otros sitios más correctos y todo un estrella michelín como este Jose Carlos García.

Este restaurante es sin duda, el más bonito del muelle. Está junto a una pequeña ermita, con su terraza colidando a ella, con una sala de comedor de fachada abierta que cuenta con una pared-muro con un "jardín vertical" bastante vistoso. Luego tienen otro comedor cerrado que supong que es para los días más intempestivos (en la escala malagueña, claro) Entre ambos comedores está la cocina, que es abierta y se puede ver desde la terraza. En líneas generales, es muy agradable.

Te recepcionan en la terreza donde te explican las opciones que tienen, y te ofrecen tomar algo mientras decides. Las opciones son: un menú degustación completo, un menú corto y pedir a la carta (para confeccionarte un menú a tu gusto)

Nosotros hicimos all-in al menú completo. Son 135 del ala, sin bebidas. pero nos tiramos a la piscina.

No puedo rememorar todos los platos. El nivel es alto, no hubo nada que fuera un cagancho. Si que destaco que los mejores fueron los que tiraban de los productos más locales, como la concha fina y el bolo (otra especie de almeja gorda). Ambos preparados con un aliño tipo cóctel. La concha fina con espuma de margarita estaba brutal.
En la parte menos positiva, me parece que las cantidades son un poco justas. No te quedas con hambre pero tampoco vas a pedir sal de frutas. Aventuro que con el menú corto te quedas silbando.

Servicio esmerado como se espera en un sitio de este tipo.

Buena experiencia, pero no fue una locura. Me queda el regusto de que es un poco demasiado caro para las cantidades que ofrecen. Dicen que las comparaciones son odiosas pero también son inevitables. Por un precio similar, podría mencionar Coque, donde el resultado global me resultó más redondo: más platos recordables, más cantidad, una experiencia (recorrido por el restaurante) muy conseguida. En general, es una experiencia más completa que me compensa el precio pagado. En este caso, me quedo un pelín corto. Obviamente, esto es totalmente subjetivo. En cualquier caso, creo que es una experiencia disfrutable y merece la pena una visita, aunque no es un sitio al que me entren ganas locas de volver. Cuatro rapao o 3+++

07/04/2014

Bien merecido el estrellato

Que gustazo de homenaje culinario, local y de gente trabajando en el.

El local es modular, con lo cual, consiguen un ambiente de espacio increíble. En el salón en el que estaba había cuatro mesas y estaban a mas de 6 metros cada una con una nivel de ruido mínimo. Cocina a la vista nada mas entrar donde te reciben. Tiene terraza para el verano.

Las opciones son menú degustación, medio menú o poder pedir a platos. Optamos, como no, por el menú degustación.

- Aperitivo: Algas, Almendras Saladas, Sobrasada casera y Mollete de Atún
- Concha fina margarita
- Mojama de pescado de Roca (Salmonete secado al vacío con ajo negro y cítricos)
- Pescado Azul - Salazones - Encurtidos (Caballa con mostaza, rabanilla y pepino)
- Purrusalda
- Gambas en gabardina (gamba de garrucha con kimchi de col fermentada)
- Foie Marino (Hígado de rape con tomate dulce y sopa de miso)
- Dashi - Erizos - Cerdo en forma de royal cuajada (Dashi, yemas de erizo y chicharrones)
- Pescado meloso a la menier (Raya a baja temperatura, blinie, menier).
- Pichón (con pasta rellena del guiso)
- Lechón (con piña y jugo natural)
- Postre de Zanahoria - naranja y arena de almendra
- Postre Nido crujiente con cítrico y plátano.
- Sobremesa con petit four

Bebidas:
- Dos cervezas Victoria
- Botella de Blanco Cloudy Bay Chardonnay 2010
- Dos copas de tinto Pago El Espino 2010
- Dos copas postre Ariyanas Naturalmente Dulce 2007
- Servicio de Agua
- Dos Tanqueray Ten con tónica.

Buenos tiempos entre plato y plato, hasta cinco personas atendieron en nuestra mesa. Conversación muy natural con el encargado de sala. Cubertería de Cuipol. Hubo algún errorcillo durante el servicio (únicamente nos limpiaron una vez las migas de la mesa y no teníamos plato de apoyo durante los platos al medio) pero fueron menores y los comento porque ellos mismos nos pidieron feedback :D

Espectacular los molletes de atún, el punto del hígado de rape y la concha fina. La purrusalda y el pichón contundentes. Quizá el plato menos destacable, siempre por gusto propio no por ejecución, fue el Dashi de royal cuajada.

Al finalizar pudimos departir un rato con Jose Carlos García (@jcgrestaurante) un tipo majísimo, comedido y que recibe el feedback con unas tremendas ganas de agradar. Siempre me encanta la generosidad de un cocinero contando cómo ha realizado algunos de sus platos.

Total: 304,70€ para dos personas.

Gath

Excelente reseña. Le tengo en lista de espera, y por ello esperaba tu comentario. Pinta muy bien.

7 de abril de 2014

gordolobo

pedazo de crónica, para enmarcar.

7 de abril de 2014

03/04/2014

excelente

Merecida 1 estrella Michelín. Quizás sea el mejor restaurante de Málaga en estos momentos.

Está situado al principio del nuevo Muelle 1, uno de los nuevos espacios de la ciudad, lleno de tiendas y restaurantes. El espacio es precioso, enorme, con la cocina vista nada más entrar. Vistas a la Alcazaba y el mar enfrente a 10 metros.

Perfecto el trabajo en la sala, da gusto una atención tan discreta y a la vez eficiente. Yo ni miré la carta, fui a por el menú degustación (100€) y me dejé llevar/sorprender.

Es cocina de mercado con un marcado toque de autor. No sabría decir qué plato me gustó más, quizás la concha fina y la caballa. Ambos espectaculares.

Para volver mil veces.

Al terminar (es un decir, casi 4 horas de comida), estuvimos un rato charlando con el mismo José Carlos y su jefe de sala, que nos estuvieron dando detalles muy interesantes sobre el menú que disfrutamos (y del que te dan una copia en papel).

Yo creo que merece un viaje a Málaga sólo para comer o cenar aquí.

Gath

Interesante. Lo tengo en la lista desde hace algún tiempo, este año caerá.

5 de abril de 2014

gordolobo

No saldrás defraudado, créeme.

6 de abril de 2014

18/02/2011

El mejor de Málaga capital

Se ha dicho que es el mejor restaurante de Málaga ciudad, y es posible que así sea. Ya desde la entrada se anuncia algo grande. En la planta baja hay un comedor con unas ocho mesas, y arriba otro, pero me da que el de abajo es mucho mejor con diferencia. Ambiente encantador, mesas separadas, nada de ruido (una plaga en muchos restaurantes, incluso de lujo), un leve hilo musical que no molesta para nada. Las mesas son atendidas por solícitas camareras. En cuanto a la comida, aquí se practica cocina de mercado a rajatabla, hasta el punto de que la carta cambia casi todas las semanas. Me decanté por el menú de mercado, y la verdad es que quedé muy satisfecho: un ajoblanco suavísimo con uvas gelatinizadas; "pan divino" de sardinas con higo chumbo (aquí la fusión no es del todo acertada); pescado de roca con una vinagreta; rabo de toro glaseado, y pastel de chocolate con mandarina. Los aperitivos no son gran cosa, y encima te los cobran luego. A los postres, algunas sorpresitas más. Si comes a la carta, los precios suben bastante (también está el menú técnica del producto, a 67 €; el otro, a 35 €).
La carta de vinos es un libro de un sinfín de referencias, con precios bastante subidos, pedí un Taurus '02 que no estaba mal, y a los postres, un Lustau San Emilio '02, pelín empalagoso, sí. No vi sumiller, por cierto, y la copas no me parecieron las más adecuadas (a diferencia de Casa Luque). En definitiva, una velada maravillosa.

P. D. Cuando estuve ya tenía la estrella Michelín, pero ha pasado un tiempo y si entonces, con el menú de mercado (el más barato) se salía a casi 60 € por persona, ahora la cuenta sobrepasa ampliamente ese precio.

11/08/2008

mcs lo descubrió en agosto de 2008

Restaurante Café de París

Restaurante situado cerca de la playa de la Malagueta, está considerado como el mejor restaurante de Málaga con una Estrella Michelín, dirigido por el chef José Carlos García.

La carta ofrece creaciones atrevidas, sofisticadas, algunas insólitas, siempre exquisitas. Basadas en productos de raices andaluzas y cocina de mercado siempre con materia prima de primerísima calidad.

El restaurante cuenta con una buena y completa bodega con más de 400 referencias y un servicio atento y profesional. La decoración bastante clásica par mi gusto.

Alrededor de 130€ por persona, lo más recomendable el menú degustación.

23/11/2012

Nueva Estrella Michelín

Restaurante con el mismo nombre de su Chef, también responsable del Café de París (que tuve estrella en su momento y la perdió por el cierre del local)