Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes asturianos en Madrid

Restaurante Küiru Madrid - CERRADO

Tapas de autor, alta cocina asturiana y por supuesto nuestros guisos Küiru, en el barrio más castizo de Madrid.

Ordenar por:

relevancia fecha

07/04/2015

Asturiano modernizado

3 estrellas que serían 4 si el servicio estuviera más afinado, y evitaran algún error propio de "pesadilla en la cocina".

La cocina asturiana se asocia a muchos aspectos positivos como grandes cantidades a precios ajustados, buenas materias primas naturales, comida casera, sabores potentes... Pero también tiene el lastre de estar asociado a poco refinamiento, presentación no cuidada, grasaza, locales de batalla (asociación debida a esos chigres con serrín en el suelo con olor a sidra fermentada)...

Por eso se agradece encontrar en Madrid un restaurante asturiano que intenta mantener lo positivo de la cocina asturiana y separarse de lo malo.

Se definen como "asturiano de autor", aunque creo que le pegaría más un "asturiano modernizado" o "asturiano rejuvenecido". Y dicho esto en un sentido positivo, porque no es TAN moderno y se come bien y en cantidad suficiente.

Sirve platos típicos de la gastronomía asturiana, y otros que no pero con una vuelta para hacerlos con ingredientes de allí (un ejemplo, el aperitivo de bienvenida que te dan que son unos nachos con un mole de fabes, imitando al guacamole pero sin aguacate, hecho con fabes y mostaza verde). Buena calidad de producto, raciones mucho más comedidas que en un chigre típico, y por tanto, precios más madrileños que asturianos.

El local ya avisa de que es un restaurante de este tiempo. Entrada con barra amplia (donde se puede pinchear), mesas altas (para comer de raciones ya), maderas, decoración agradable y neutra, blabla. Vamos, lo que esperas de un sitio informal y joven que pretende ser agradable en 2015. Al fondo, tras un cortinón el comedor de mesas bajas, con separación suficiente.

Barbacoa de carbón que se ve desde la calle y donde preparan alguna de sus especialidades.

Sirven sidra asturiana natural (Trabanco, una de las más comunes de encontrar distribuidas en Madrid), que te puedes beber con un escanciador de madera muy aparatoso que te dejan en la mesa (nada de los escanciadores con motor).

En la comida me gustaron sobre todo los platos principales:
- Costillas de gochu melosas a la brasa: dicen que hechas durante una semana a baja temperatura (que ya me parece mucho), pero quedan muy jugosas, lo que en una carne ya de por sí jugosa como el cerdo tampoco tiene tanto mérito.
- Cachopo de solomillo tierno: un cachopo empanado, pero de solomillo, servido enrrollado y relleno de jamón, cabrales, pimiento rojo y espárragos. No es tamaño cachopo gigante para dos personas, pero es un tamaño aceptable como plato principal para un persona, y está muy bueno de sabor.
- Pixín alangostado con hongos sobre sopa trabada de moluscos: la sopa de sabor muy potente, algo pasado de sal, y el pixín muy bueno.

De los entrantes en cambio, la tortilla de patatas trufada me falló mucho. Tortilla pequeña, incluso para ser individual, con sabor y olor a trufa, pero ni jugosa ni de buen sabor, muy prescindible.

El torto crujiente de picadillo con crema de cabrales me gustó. Es el clásico torto de maiz pero bastante refinado sin perder la esencia. Uno puede compartirse entre 2.

La croqueta de jamón estaba rica, con buena textura y suficiente jamón, pero aquí tuvimos el detalle digno de Pesadilla en la Cocina, porque una de las croquetas vino con 2 pelos largos, negros y rizados dentro. Mucho asco, vuelta a la cocina y trajeron otra ya sin pelo, pero es un detalle muy desagradable que si te toca te fastidia la imagen del sitio irremediablemente.

De postre un arroz con leche aceptable, en una ración abundante como para compartir entre 2 o 3, y sin estar muy líquido aunque poco denso para lo que me gusta y es común en Asturias (que a veces son casi semisólidos).

El servicio irregular en tiempos, despistado, poco atento a las mesas, mejorable.

Salimos a 30 y algo euros persona, sin quedar llenísimos, pero con una RCP suficiente como para no salir cabreados.

En general un sitio aceptable, al que se le ven buenas intenciones, hay cierto gusto, pero que le fallan algunos detalles para ser ese sitio recomendable sin duda.

Yanzoo

ayyyy el pelo!!! que mala sensación dejan esos fallos...

7 de abril de 2015

11/01/2015

La comida bien cocinada, las raciones escasas y el servicio lentísimo...

Actualización domingo enero 2014: Baja de 5 a 2 "stars" del tirón.

Ya no tienen el menú de domingo y se pide a la carta.

5 personas, pedimos timbal de patata, hamburguesa de secreto, torto con picadillo, cachopo, costillas melosas y lomo de buey de Tineo. Todo bastante rico.

A pesar de que estamos en un asturiano (que normalmente se caracterizan por la generosidad de las raciones), exceptuando el costillar, el tamaño de los platos bastante escaso. Especialmente el lomo de buey, 6 trozos minúsculos que pesarían unos 100 gramos (21 €), el cachopo que tenía el tamaño de un rollito de primavera acompañado de 4 patatas fritas (12,50 €), y el torto, de tamaño poco más que un canapé (9,50 €), adjunto fotos. Con una botella de Las Retamas, dos cafés y sin postre, 115 euros de vellón.

El servicio lentiiiiisimo. Un desastre, pasó casi una hora entre que nos terminamos el entrante y vinieron los segundos.

No hemos comido a gusto. Una pena porque la comida esta muy buena, pero a nosotros, de momento, nos han quitado las ganas de volver.

-----------------------------------------------------
Comida de domingo en KÜIRU, restaurante de cocina asturiana puesta al día, abierto a primeros de año en la parte alta de la calle Santa Engracia. Local alargado, te recibe una barra con mesas altas para tapeo y al fondo un comedorcito con unas diez mesas.

Decorado en madera y tonos claros, en plan moderno y minimalista, pero muy acogedor.
Además de una carta de tapas gastronómicas confeccionadas con productos asturianos tienen dos menús, uno con varios primeros y segundos que incluye el postre, y otro que se compone de fabada y arroz con leche, ambos incluyen una bebida y cuestan 15 euros.

Dos adultos y una peque, como vimos que el menú tenía muy buena pinta fuimos a por él. De aperitivo de la casa ponen unos nachos con un original guacamole de fabada. A continuación, pedimos…

- Fabada (no podemos visitar un asturiano y no probarla): un plato de legumbre de buen calibre, muy tierna y con un compango de calidad. Estaba buena, pero el caldo nos pareció demasiado líquido, nos gusta un poco más espeso.

- Arroz cremoso con setas: una especie de risotto ligado con queso de cabrales acompañado de unos champiñones muy tiernos. La mezcla funciona, estaba muy rico.

- Torto de maíz: una receta típica asturiana que consiste en una oblea de maíz frita con picadillo de chorizo por encima. Era la primera vez que lo probábamos y nos encantó.

- Lomo de merluza, con salsa de cítricos: El pescado muy fresco y con el punto de cocción adecuado. La salsa, con un punto ácido, le iba de maravilla. Estaba extraordinaria. De las mejores merluzas que hemos probado en Madrid.

- Cachopo de ternera rosada relleno de jamón y cabrales: Filetes finos de una carne muy tierna con un rebozado crujiente y nada pesado.

Terminamos con un helado de café, un brownie normalito, y un arroz con leche de sobresaliente.

Carta de vinos breve pero bien seleccionada. Pedimos un tinto Montsant, Bancal del Bosc, servido a su temperatura que maridó estupendamente con la comanda. Mantelitos individuales y servilletas de tela. Servicio muy amable y simpático. Con dos cafés pagamos 66 euros por todo. Excelente RCP. Difícil comer mejor por este precio. Todo un descubrimiento. Para repetir muchas veces.

Lady Spider76

Estuvimos a puntito de ir Avelio......buena reseña.

27 de octubre de 2014

Avelio

Vaya casualidad Lady... y es que la zona de Chamberí lo está petando. Hay cantidad de sitios buenos para tomar el aperitivo, y muchos restaurantes en los que se puede comer muy decentemente sin necesidad de pedir una hipoteca.

27 de octubre de 2014

Lady Spider76

La verdad es que le llevaba echando el ojo un tiempo pero nunca nos hemos decidido, la zona nos pilla regular. Para el finde que entra caerán unos vinos.

27 de octubre de 2014

Lizzard

Uno de mis favoritos ahora para quedar a picar algo.

29 de octubre de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

ays pues yo estuve hace unos meses con el menú de tapas y hms... no sé no sé... no nos acabó de encantar. Tengo entendido que le han dado otros aires y tal pero bueno, supongo que habrá que probar de nuevo

29 de octubre de 2014

spider72

Pues éste me lo anoto, además de para mí, pera ir con mis hijas y/o padre. A los 3 les apasiona el cachopo.

29 de octubre de 2014

Lizzard

@Piti lo único regulero es el servicio que son muyyyy lentos

@Spider72 El cachopo de este sitio es particular, no el tradicional... si no recuerdo mal va relleno de verduras.

29 de octubre de 2014

Avelio

@Lizzard A mí el cachopo que me pusieron iba relleno de cabrales. Lo del servicio es cierto pero les salva la comida y la buena RCP.

29 de octubre de 2014

Lizzard

@Avelio sin lugar a dudas! El Steak Tartar y los Tortos son de pecado :D

29 de octubre de 2014

Lady Spider76

Y yo sin poder probar el Steak Tartar.....cachis!

29 de octubre de 2014

spider72

Qué ha pasado Avelio...vaya crash!!!

11 de enero de 2015

Avelio

Spider hemos acabado hasta las narices de esperar por la comida y eso que en el restaurante sólo había cinco mesas ocupadas. Muy incómodo porque cuando vino el segundo ya habíamos empezado a hacer la digestión, han tardado una eternidad en tomarnos la comanda, hemos tenido que pedir que nos pusieran el pan varias veces... La comida no está mal pero el "timing" es un desastre.

11 de enero de 2015

zama

Nosotros tuvimos una experiencia parecida. La comida está rica pero no merece esa espera tan desproporcionada

11 de enero de 2015

11/01/2015

Kuiru

Su ubicación próxima a la Glorieta de Cuatro Caminos, lo convierte en un sitio de boca a boca, ya que uno no espera encontrarse una cocina de estas características en un local predestinado al tapeo de fin de semana. Su decoración, hemos de decir que no acompaña a lo que uno puede descubrir en su cocina y quizás sea uno de los aspectos que deberían revisar, junto con el hecho de la ausencia de manteles o servilletas de tela.

Dentro de su apuesta gastronómica Kuiru da la opción de un menú diario (15€), incluido fines de semana, así como una variada carta, opción por la que nos decantamos en nuestra visita.

Dejándonos aconsejar por las recomendaciones de Kuiru, comenzamos con unas Sardinas ahumadas sobre una tosta de pan gallego con cebolla pochada y un fondo de apio (7,5€). En la cual debemos de destacar el gran sabor de la Sardina, pero sin embargo, hay que decir que la textura del pan empapado en la salsa de apio, restaba muchos puntos a este plato.

Continuamos con un Torto de cecina con huevo poche y chips de remolacha (9,5€), en el que destacaba la masa del Torto así como la calidad de la cecina, en cuanto al huevo estaba perfectamente pochado, lo que permitía que al partirlo, todo el torto quedara impregnado del mismo, dando lugar a una gran mezcla.

En lo que a los platos fuertes se refiere, nos deslumbro el Pixin alangostado con hongos y base de crustáceos (18,50€), del que os podemos decir que es uno de los mejores rapes que hemos probado en Madrid, situándose al nivel del de Esbardos, El oso o Carlos Tartiere, sin duda un plato redondo, en el que se ve la calidad del Chef, sobre todo nos quedamos con ese fondo de crustáceos, que daba un puro sabor a mar.

Como en todo buen asturiano no podía faltar la carne, por ello, optamos por dos de sus creaciones, en primer lugar por las costillas melosas de Gochu, acompañadas por una salsa de Mostaza (16,50€), cocinadas a baja temperatura, en las que se sobresale su textura gelatinosa, en cuanto al sabor decir que es potente y que recomendamos compartir la abundante ración entre dos.

Para finalizar y antes de pasar a los postres, probamos el Lomo de Buey del Tineo Ahumado (21€), cuya presentación es muy sorprendente al venir acompañado de una campana de cristal a la cual han insuflado previamente el humo, que le aporta ese sabor ahumado. El punto de cocción puede ser rematado por el comensal en las planchas de calor que traen a la mesa.
El colofón a esta comida, no podía ser otro que el tradicional Arroz con leche (6€), presentado en forma tradicional y del que esperábamos algo más de originalidad, a tenor de lo visto en el resto de platos.

Desde Gastrotxusan nos preocupamos siempre por el apartado bodega y en el caso de Kuiru hay que decir, que si bien arriesgan por vinos poco conocidos, hay que decir que creemos que las referencias elegidas no son las más acertadas y que deberían de buscar en denominaciones distintas a las ya conocidas de Rioja y Ribera.

Nuestra conclusión es que Kuiru es un restaurante con gran potencial, en el que uno puede disfrutar de una comida asturiana con toque vanguardista sin tener que rascarse el bolsillo, por ello os recomendamos que lo visitéis.

spider72

Se me hacen pocas stars después de leerte, Susan

11 de enero de 2015

Gastrotxusan

Quizas deberia ser 3,5, pero la pagina no deja.

11 de enero de 2015

27/07/2015

un poco caro

No está mal pero me esperaba más. Un poco caro y algunos platos bastante escasos de cantidad para el precio, como la tabla de quesos asturianos y el lomo de buey. Recomiendo la costilla de gochu cocinada a baja temperatura, muy rica y venía bastante cantidad, y con patatas asadas con yogur y mojo verde que también me gustaron mucho. El servicio amable, un poco lento a pesar de que no había mucha gente. Se les olvidó avisar de que uno de los platos llevaba guindillas (que se podían quitar con facilidad) y la persona que lo había pedido se llevó un buen susto con el primer bocado.

07/12/2014

Diciembre 2014. Viernes picoteo. 3-

[Küiru: Derivación del esperanto (Victor Roces dixit) referente a comer en comunidad, alrededor de un pote]

Local agradable con una resultona barra y zona de mesas altas. Algo más desangelada la parte del comedor, al fondo. Todo en blanco y madera envejecida. Interesante opción la de las dos mesas altas con pote incrustrado válidas para compartir un hot-pot asturiano para unas ...4-8 personas, digo yo que cabrán.

Sin estar mal esperaba más de este Küiru del que tan bien se habla. Servicio presto y amable, carta clásica de buen tamaño y a priori apetecible. Quizás algo corta para tapeo pero problema fácilmente resoluble pidiendo platos de la carta.

De lo que tomamos lo que más gustó fue el torto de maíz con picadillo y cabrales. Floja la tortilla, en la que se percibía el toque trufado sí, pero resultaba en conjunto totalmente insípida. Mejoraría algo sin duda el aporte de sal pero es un plato muy visual pero poco más. Buena textura y sabor en la croqueta de ibérico en cambio y flojo por último el arroz con leche, demasiado líquido y falto de sabor. Una de cal y otra de arena, vamos.

con 2 vinos, dos cañas y tosta de paté casero de aperitivo se quedó 30€ total para dos.

Lo mejor, ese sencillo Barbazul de "Caí" que pocas veces falla.

Cristina

Barbazul y Garum son dos vinos de Cádiz estupendos!

7 de diciembre de 2014

acme

Me apunto el Garum

7 de diciembre de 2014

Sr Rodriguez

Garum está muy bueno, pero a mi me ha sido imposible encontrarlo en Madrid

7 de diciembre de 2014

acme

Pues ahora que leo no lo de la vinificación y/o crianza en ánfora no recuerdo si éste fue uno idem que nos pusieron una vez en Montia.

7 de diciembre de 2014

Cristina

Hablando de vinos andaluces, ya que estas apuntando te recomiendo también Bemoles, de Huelva, que es uno de mis últimos descubrimientos, no se sí en Madrid existirá pero sí lo ves pruébalo !!! Hasta el 11 de abril no podré saber sí lo ponen en Montia.. XD

7 de diciembre de 2014

volga

Kuiru no es una palabra asturiana, es una palabra en esperanto.

7 de diciembre de 2014

acme

Joer, Abril, cómo está la cosa. Yo tengo reserva para Finales de Enero pero claro, salí de allí con ella en Octubre. A ver si no nos crujen.

Gracias por el apunte del vino. Tiene bemoles el nombre...

7 de diciembre de 2014

acme

Pues puse "derivación..." porque no me fiaba yo de la explicación que me dio el barman. Me parecía muy raro todo. ¿Y qué significa en esperanto?

7 de diciembre de 2014

volga

Viene a significar 'cocinar', en el sentido de 'poner al fuego', parecido a 'to cook' en inglés. Luego ellos lo han adaptado para nombrar ese hotpot de pescado comunal que tienen como especialidad.

7 de diciembre de 2014

acme

pues corregido queda, gracias.

7 de diciembre de 2014

Sr Rodriguez

Pues sorpresa que me llevo. Garum lo venden en Tomevinos

7 de diciembre de 2014

29/06/2015

Cocina asturiana reinventada

Cenamos el sábado en la terraza (que calor a finales de Junio, oiga). El servicio muy correcto y útil, a la hora de calcular la cantidad de comida por persona y sugerir platos. No se les caen los anillos por añadir un frito de chipirón más para que de a uno por cabeza, por ejemplo, cosa que siempre se agradece.

Comida deliciosa con un puntillo creativo que no mata los sabores de Asturias. Excelente relación calidad-precio.

Con botella de sidra y media por cabeza y postre, 30€.

23/10/2014

Lizzard lo descubrió en enero de 2014

Recién abierto

Local con con mala suerte en la zona, abre de nuevo como asturiano con recetas tradicionales y algunas propuestas nuevas de clásicos como el Torto.

De la carta me sorprendió todo lo que tenían para picar y prefería que me pusieran lo que quiesieran. Probé:
- Tortilla de Patata trufada
- Mini hamburguesa semilíquida de Gochu.
- Troto grujiente de maíz al estilo de mi madre.
- Timbal de patata inflée

Rico, demasiado salado el timbal, pero perfecto para picar.

Con 4 cervezas (no tenían de barril en ese momento) : 33€

Hay menú del día, escanciadores de sidra y hacen fabada :)_

Hay menú del día y tras probarlo muy bien, flipante el Steak Tartar de Buey de Tineo cortado a cuchillo.

Cristina

Pintaza...

29 de enero de 2014

02/06/2014

Si.... pero....

La comida estaba francamente buena, especialmente la tortilla trufada y el torto güeriano. El problema fue que tardaron mucho, muchísimo en servirnos. Nosotros eramos una mesa grande, 12 personas, pero eramos la única mesa del local y unas 6 personas más en la barra. No puede ser que pidamos 4 tortillas, porque son la mínima expresión de lo que puede/debe ser una tortilla, y salgan 2 y nos digan que enseguida (10 minutos) salen las otras dos. En resto de los platos más o menos con la misma cadencia.
Probamos también la sardina salona y el lomo de buey de tineo, ricos la verdad.
De postre hay que probar el arroz con leche.
El personal muy majos, pero muy muy lentos, hasta para traer las bebidas.

10/02/2015

Inspiración Asturiana

Excelente cocina que confunde la "cocina de autor" con comida tibia, parece antagónico a la inspiración asturiana del lugar. Repetiría si me promete calor, la estética no puede superar al sabor.
Discrepo de las malas críticas al servicio, en este caso correcto!

16/10/2014

Diferente

Probamos un menú en el que te dejan una especie de olla para ir cocinando diferentes productos que van sacando: mejillones, almejas, merluza, etc
Curioso, y muy rico todo.

13/04/2014

En este gastrobar encontrarás, cocina asturiana reinterpretada de forma imaginativa y con muy buen gusto.
El trato es cercano y agradable...da gusto ir!

Me encanta su torto de máiz con picadillo, la tortilla, las ollas o alguna de las sugerencias del día... acompañado de una buena sidra!

Uno de mis favoritos!

08/02/2014

Era seguidor de ellos cuando trabajaban en el antiguo local de la calle Infanta Mercedes y ahora retoman la actividad de forma más desenfadada pero igual de interesante con este Gastrobar en Santa Engracia.
Buenas tapas y a muy buen precio!!