Ordenar por:

relevancia fecha

29/04/2012

Italiano con encanto en Gasteiz

El restaurante que os voy a presentar a continuación, no es un italiano cualquiera, es un pequeño rincón de la ciudad alavesa capaz de despertar los cinco sentidos con su comida, con esa magia necesaria para enamorar paladares de cualquier edad, clase y condición, por encima de tiempos y modas. He de decir que me sorprendió gratamente.

Fui con mi amiga Iraia el pasado jueves que visitamos Vitoria para ir de compras, y nos inclinamos por este restaurante a raíz de ver el reportaje que les hicieron en Euskadi Directo. También vimos su página de Facebook , y ya se nos despejaron las dudas, teníamos que ir como fuese!

El local es, es cálido y acogedor, por lo que la estancia se hace muy agradable. Y el trato, de lo mejorcito que hemos tenido últimamente (si nos lees, camarero, eres un sol!).

Este es el menú que ofertaban el Jueves 8 de septiembre. Un sugerente entrante, dos generosos platos principales, y un postre casero para chuparse los dedos. Lo que hicimos fue escoger el menú de 13 euros, y después pedir cada una un plato principal diferente para comer a medias y así poder probarlo todo. Un acierto total.

De primero, el quiché de tomate, atún y queso, una auténtica delicia, con una textura suave al paladar, de sabor fino, que nos conquistó a las dos. Aquello pintaba bien.

De segundo, como os he dicho, escogimos ambos platos. Por un lado los Galleti con gorgonzola y nueces, con el punto perfecto, al dente, cuya salsa estaba para no dejar ni gota (además la forma de la pasta es muy cuqui!!). Por otro, la lasaña de verduras, para mí, el plato estrella del día. Indescriptible, de verdad que sí. Como podéis ver en las fotos, con el segundo plato, sacaron una especie de cuenquito con parmesano, para servirnos nosotras mismas, un detallazo.

El postre también nos encantó (parece que es puro peloteo pero no). Fue una crema de yogur con (creo) sirope de fresa que fue perfecto para dar fin al banquete

thecookrocker.wordpress.com/2011/09/10/restaurante-italiano-loliva-v...

30/07/2010

Italiano con recetas originales, pero que no funcionan

Restaurante italiano en Beato Tomás de Zumárraga.

Restaurante con horarios raros (más de una vez paso con el coche a horas de comer-cenar y está cerrado) y con carta que promete más de lo que ofrece.

Tras mucha expectación creada en torno a este restaurante fui una noche de viernes con mi novio a cenar allí. Previamente habían estado mis padres, que me lo habían desaconsejado, pero no les hice caso.

El local parece más bonito y grande por fuera que por dentro. Es un restaurante un poco atípico, con un rollo un poco informal, tipo vegetariano. En medio del restaurante tiene la barra, lo que hace que la disposición del lugar sea un poco caótica.

Fuimos una noche en la que no teníamos mucha hambre. Pedimos una esalada que llevaba fresas (bastante mala, las fresas no encajaban de ninguna forma) y pasta con piñones y otra, no recuerdo. Lo que sí sé es que las raciones eran pequeñas (y eso que yo soy de comer muy poco) y, la pasta, aunque parecía innovadora y original, resultaba bastante sosa e insípida. No nos quedaron ganas de probar los postres ni de volver.

El principal fallo del restaurante estriba en que, teniendo unos platos más bien mediocres y de sabor flojo, la cuenta sale cara. Por otra parte, la distribución del local no es cómoda ni íntima, ni mucho menos romántica (como parecían creer algunos que tenían la intención de querer impresionar a un reciente ligue).
En resumen, mala relación calidad-precio. Lo desaconsejo totalmente.

Eso sí, puede que su menú de mediodía sea aceptable, lo desconozco.