Restaurante Maruja Limón

Alta cocina de autor. Una visión nueva, limpia y personal de la gastronomía gallega.

Ordenar por:

relevancia fecha

16/03/2017

La estrella de Vigo

28/2/2017

Maruja Limón, el proyecto liderado por la ex concursante de Top Chef Inés Abril y su socio Rafael Centeno, cocina de autor galardonada con una estrella Michelín.

El restaurante se encuentra en pleno paseo del Puerto de Vigo, frente al Club Naútico el local sin ser nada del otro mundo tiene una estética fresca, usando materiales primarios como la madera o la piedra para revestir las paredes.
Tiene tres zona diferenciadas: una diminuta barra, una sala abierta y un reservado desde el que se puede observar todo el movimiento de la cocina (solo disponible para los menús largos).

El servicio joven y agradable, sin la rectitud de muchos estrellados. A mí personalmente me gusta este estilo, seré un rebelde, pero me gusta interactuar con la gente.
A parte de la opción a la carta tienen dos menús cortos 38/48 y dos largos. Muy a mi pesar decidimos ir a la carta.

APERITIVO de Pastel de Cabracho, a modo de mouse, sobre una delicada y esponjosa tostita. Un buen comienzo.

GAMBONES Y ALCAHOFAS. Buenos protagonistas ligados a través de un fondo que expresaba lo mejor de cada ingrediente.
STEAK TARTAR. Carne cortada al tamaño ideal, el aliño suave, destacando el sabor de la carne, por el color y sabor de Ternera Rubia Gallega.
GUISO DE LAMPREA. Muchas ganas de probar este feo a la vez que delicioso bicho. Su carne es jugosa, un sabor difícil de describir, es potente a la vez que sutil. Juzguen ustedes mismo pero a mí me pareció un platazo.


Del apartado dulce poco que decir, una TARTA DE QUESO normalita, y unos buenos PETIT FOURS.

Con 3 copas de vino salimos por 40€ each, un precio muy justo por lo recibido.
Todo lo probado gustó, siendo una buena experiencia, en Madrid podría compararse con un Triciclo, y obviamente este ni tiene, ni se espera que gane una estrella. Si tengo la oportunidad, volveré a probar su menú degustación.

Gath

Muy de acuerdo con tus comentarios. Nosotros fuimos al degustación y nos convenció plenamente. Ademas tuvimos la oportunidad de poder charlar un ratillo con Inés, una persona muy agradable y cercana, "con la cabeza en ls hombros y los pies en el suelo".

16 de marzo de 2017

fresandco

Tendremos que volver José Luis

17 de marzo de 2017

04/10/2016

Impresionado con la cocina de este lugar.

Septiembre-2016.

Si unimos la opinión de unos buenos amigos, la positiva impresión que me causó el paso por un programa de tv de uno de los chefs de este lugar, y la tenencia de una estrella, pues estaba claro que este lugar estaría incluido en esta pequeña gira que hemos realizado por tierras galaicas.

A este lugar destiné el cierre de la gira, y no me equivoqué, sin desmerecer a los demás visitados, cada uno en su estilo muy buenos lugares, éste es el que nos ha dejado mejor sabor de boca. Lastima que está tan lejos, de lo contrario, las visitas serian continuas.

Ubicado en una calle peatonal, muy cercana al puerto, al centro comercial A Laxe, y con varios parkings en las cercanias.

Local moderno, funcional, paredes con losas de piedra en un lado y forrado de maderas cálidas en el lado opuesto, está distribuido en tres espacios: Maruja Granuja (barra, mesas altas y ventanales a la calle, para tomar vinos con tapas); Maruja Limón (sala principal, se puede comer o cenar a la carta o con menús); Maruja a la vista ( cocina a la vista, zona privada con capacidad para 14 personas, para dejase sorprender con las creaciones de los chefs).

Importante oferta de vinos, por calidad y cantidad, precios contenidos. De este capitulo nos inclinamos por un Eidos de Padriñan, que funcionó muy correctamente.

De la oferta de condumio, en la zona a la vista, menú corto y menú largo, a 58 y 82€ respectivamente; en la zona limón, menú corto y largo, a 38 y 48€ respectivamente, y una pequeña carta para aquellos que no opten por menú. Optamos por el menú largo, con una sustitución, cambiamos un plato del menú por una alternativa diferente para cada comensal. No hubo ninguna pega.

- Ensalada crunch de bacalao. Buen comienzo. Piel de bacalao crujiente.

- Navaja cítrica. Navaja a la plancha cubierta con una mahonesa cítrica. Para repetir.

- Jurel a la llama con jugo tostado y ahumado de sus espinas. Platazo. Por calidad del bicho, por tratamiento y por el jugo, pide cuchara y pan para no dejar ni una gota. Para repetir.

- Cocochas de bacalao, pilpil de pimientos de padron y olivas verdes. Platazo. Un pilpil con intensidad de sabor a oliva y a pimiento. Para repetir.

- Huevo frito de otra manera, gambón y bechamel suave de trufa blanca. Huevo poché rebozado en pan y frito sobre una muy suave bechamel con buen sabor a trufa. Muy bueno.

- Lubina asada con falsa meuniere, con toques cítricos y picantes. Otro platazo. Generoso trozo de lubina, perfectamente desespinada, con una salsita donde se aprecian esos puntos cítricos y picantes. Para repetir.

- Carrillera de ternera estofada, pimienta verde y boniato asado (plato de sustitución). Melosidad, muy buen plato.

- Lomo de vaca gallega, patata tomillo y jugo de ajo tostado (plato de sustitución). Excelente producto, quizás con un sabor un poco fuerte. Buen sabor de la patata y el caldo.

- Queso fresco, sorbete de manzana verde y apio. No solo limpia el paladar y aporta frescura en boca, es que ademas es un postre que estaba buenísimo, se aprecia el apio, se aprecia el sabor de la manzana, la suavidad del queso. Para repetir.

- Cafe, cacao, canela. El postre goloso, y como tal, para los golosos y adictos al chocolate

- Petits fours. Diferentes texturas y presentaciones de chocolate para acompañar los cafés con hielo.

Una muy agradable charla con la chef del lugar, Inés Abril, supone el remate a esta muy buena experiencia. Nos ha gustado y mucho esta visita. Por sala, por trato, por presentar un menú sin altibajos, muy homogéneo. Como dije anteriormente, lastima de distancia, seria un fijo para frecuentar.

Alvaro Armenteros

A este quiero ir yo cuando ande por esas latitudes. Confirmo lo que se ha dicho en otro comentario. Menuda ruta hedonista. Vaya envidia de la mala mala...

30 de septiembre de 2016

Gath

Tenia referencias de este lugar, y despues de haber disfrutado como enanos con su cocina, y con la charla con Ines Abril, solo me resta recomendar la visita, como obligatorio si estas por la zona. Ademas tiene varios parkings muy cercanos, con lo cual es muy facil acceder.

30 de septiembre de 2016

fresandco

Te has hecho un completo de estrellados en Galicia

1 de octubre de 2016

Gath

Salvo error, entre los conocidos en sus visitas a Madrid y los conocidos in situ, creo que solo resta visitar los de A Coruña y Santiago.

1 de octubre de 2016

Alvaro Armenteros

¿Conoces Silabario (Tui)? Tiene una estrella si no recuerdo mal. No se si entra entre los que han visitado Madrid. Tengo curiosidad pero no hay reseñas con contenido en el 11870

1 de octubre de 2016

Gath

Pues llevas razon, estaba equivocado, no solo me faltan A Coruña y Santiago, tambien me faltan
Cambre, Malpica de Bergantiños, Raxo, Santa Comba y Tuy. Habra que programar varias escapadas.

Gracias por el aviso.

1 de octubre de 2016

26/08/2016

¿.......?

24/08/16
No me ha gustado:
- El pan, simple en exceso para un estrella
- La navaja, el Bonito marinado al momento y la merluza, porque la materia prima no tiene sabor, quedando enmascarado por la "salsa" que los acompaña
- El huevo a nuestra manera, que solo me ha sabido a bechamel
- La decoración en general y la ubicación de la puerta de los baños en particular. Es muy, muy desagradable estar cenando y oliendo a ambientador de baño cada vez que alguien va a utilizar el servicio. Si además oyes al sumiller hablar de como apreciar el aroma del vino, el tema se torna surrealista.
- La mala sonorización del local, porque la música parece salida de un altavoz de móvil

Me ha gustado:
- Lo que normalmente no me gusta de los michelín: el espectacular plato principal de carne, consistente en ternera gallega con un punto perfecto acompañada de unas ricas mollejas, y el postre de café, logradísimo y de gran sabor
- El eficiente servicio formado por la jefa y 2 jovencísimas camareras. Los jóvenes bien preparados merecen un trabajo y aquí se lo han dado.
- La carta de vinos, hecha para agradar y no para atracar. Gran variedad de vinos gallegos, pero también de otras denominaciones, a unos precios muy contenidos. Sus colegas del Nova deberían de tomar nota.
- El precio, 48 eur el menú Maruja Limón, 1,80 el café con sus petit fours, 18,50 un magnífico Zárate.

29/12/2015

La reinvención reformista

Septiembre 2015. Martes noche. 4-

Segunda visita en menos de un mes, esta vez a la barra y muy buenas impresiones. Carta granuja corta pero interesante aunque la estructura despista un poco. La sección "Para ti sólo" es totalmente apta también para "compartir al centro" salvo que el rollo vaya en plan esto está tan bueno que lo va a compartir su p madre.
Espectacular el xurel marinado al momento, con su cuscus, su quinoa y su crema de coliflor. El bocado del verano que, echando la vista atrás, no debería ser decir poco. A muy buen nivel también la navaja acebichada y el steak tartar, a pesar de que a éste último le faltó algo de alegría, al menos para mi gusto. Buen detalle el de las lascas de queso, no obstante.

Con un arriesgado y bien resuelto postre de crema de canela, cacao y café, dos copas de bolo, dos de Alanda, pan y cafés de parte del hostelero, 43€ total para dos.

Cotizando al alza.
Queda probar el gastronómico.

----

Agosto 2015. Jueves noche. 3++

Refundación y viaje de ida y vuelta al centro de #Vigopolish al que vuelve Rafa Centeno y su jefa de sala y ahora socia, la topchefizada Inés Abril, después del experimento en 7torres

Propuesta en tres sabores: Pequeña barra granuja a la entrada, comedor atípico y no excesivamente cómodo con carta y dos menús (de tapas del día por veintipico y degustación por 36€) y por último, la joya de la corona: Un espectacular espacio en la cocina, con una estupenda barra totalmente asomada y donde se disfrutará del menú gastronómico (12-14 pases por 86 larries, bebercio aparte).

El gastronómico solo se sirve en fin de semana por las noches y entre semana a mediodía. Podría servirme de excusa pero, aunque conozco la cocina de Maruja Limón y me gusta,... Step by step my friend que no está la cosa para gastarse cienes de cuartos en un formato aún no asentado. Así que optamos por el comedor de los mortales. Local lleno, por cierto

3++ para el menú degustación en sala (36€). En lo puramente gastronómico, algún pase que desentona la buena línea general como el aperitivo de crema de bacalao, excesivamente salado o el cebiche de cabracho, muy plano. Mejor el huevo al revés, a baja temperatura y rebozado y en línea ascendente los platos fuertes: bonito de burela y la carrillera, excelentes los dos, así como el postre.

El equipo de sala, totalmente nuevo, le pone ganas pero necesita un hervor. Cosas del rodaje, imagino. También a mejorar el ritmo de cocina, especialmente en los primeros lances. Esto, unido a que el local, largo y estrecho, es bonito pero nada cómodo y bastante ruidoso, lo que empeora la experiencia.

Con botella de Casal de Armán, pan y agua de parte del hostelero y dos cafés, 95€ total para dos. Formato informal que es lo que se pretende, pero quizás no tan informal en precio.

Lo que tengo claro es que la experiencia del gastronómico en la cocina tiene que ser algo muy diferente y que sigo teniendo interés en probar.
.

----------
Opinión en local primigenio: (4stars)
De lo mejor que hay en Vigo.
La última vez que fui fue en agosto del 2009 y destacaron los pescados, especialmente la ventresca y la merluza a baja temperatura.
Con un vino Guitiar y un par de entrantes para tres, salimos a 55€/pax.

Espero que la estrella michelin no estropee este que es, a día de hoy, uno de mis favoritos en la ciudad.

05/11/2011

El Arte y la Magia de la Cocina Naif

A principios del siglo XX surgió un movimiento artístico que se le denominó Arte Naif donde predominaban los colores vivos, la espontaneidad, sinceridad, un marcado autodidactismo de sus artistas. Donde el arte no tenía limites porque no estaba atado a ningún tema concreto ni siquiera a impresionar con una representación exacta de la realidad, era una corriente donde el artista dejaba surgir su estilo personal. Rafael Centeno es la viva imagen Naif. Su cocina sale de su interior y como un buen pintor a través de sus manos nos enseña, y hace compartir, su magia. No estudió en grandes escuelas ni realizó stages en grandes cocinas, empezó a cocinar por el puro placer de expresarse y el resultado fue, es y será una cocina “complejamente sencilla” (porque a veces lo sencillo es lo más difícil), sincera y colorista.

El local está situado en los bajos de un hotel, un bonito edificio de muros graníticos y tiene capacidad para 35 comensales. Es luminoso por el día gracias a sus muchos ventanales, elegantemente sencillo en decoración, buen menaje, mesas correctamente separadas, personal atento y profesional, buena bodega con 100 referencias escogidas con mimo y selecta colección de espirituosos.

Nos atiende el mismo propietario que sorprende por su afabilidad y amabilidad. ¡Cielos, alguien que recibe “estrella Michelin”, protagonismo, importancia… y no se le sube a la cabeza! Estamos entregados, que saque lo que quiera.

Empezamos con un aperitivo, un guiño a la cocina gallega más tradicional desde su óptica, Crema de Patatas con Pulpo y Pimentón de la Vera. Prometedor empiece.

En la mesa aparece un Steak Tartar "a cuchillo" con Queso Curado de Arzua y Hojas de Mostaza. Bingo, uno de nuestros platos favoritos, esto va “in crescendo”.

A continuación un plato lleno de color, al más puro estilo Naif, Sardina Marinada con Tomate y Pan Tostado. Deliciosa.

Seguimos con una Caballa Tibia ligeramente Escabechada con Verduritas. Qué potencia de sabor entre la caballa y el escabeche, con perfecto punto del pescado. Un espectáculo.

Aparece lo que se suele llamar un mar-montaña, una preciosa Vieira con Tocino Confitado y Fruta de la Pasión. ¡Apasionados ya estábamos!

Nos llega un plato de temporada, Bonito de Burela con Cebollas Dulces y Jugo de Carne. Aquí el jugo rompía el protagonismo porque estaba para untar una barra de pan. Pero hay que guardar las formas… que si no pedimos un plato sopero y el pan.

Se hace silencio porque llega uno de sus platos más reconocidos Mollejas de Ternera, con Uvas y Queso San Simón. Solo la presencia y el aroma que subía insinuante desde el plato y como bailando la danza del vientre hasta el mismo bulbo olfativo llegó, nos hechizó. Entramos tan rápido al plato que no hicimos la foto de presentación. Menos mal que aún quedaba molleja para sacar la que veis.

Para rematar con algo dulce un postre tricolor, Café, Cacao y Helado de Canela un trío de elementos clásicos como Los Panchos que tras el toque de cocina resultaba perfecto para marcar los tiempos y delicioso de disfrutarlo.

Aun tuvimos espacio para tomar otro postre, Vainilla con Manzana Asada. Muy delicado.

Café y detalles dulces, trufa en piruleta y barra de teja.

Lo regamos con una sola botella San Clodio 09 D.O. Ribeiro, lo que es tener que conducir 8(

La carta es corta porque depende de la oferta de la Plaza del Mercado y por ello variable por su temporalidad. El menú degustación vale 54,50€ y en el cual se disfrutan de seis platos y dos postres. Hay también un menú para compartir por 45,50 € donde se elige dos entrantes por mesa y cada comensal elegirá su propio plato principal y su postre.

Disfrutamos de colores, de sabores, de texturas, de ambiente y compañía y todo por menos de 70€/persona. Si al valorar la RCP añadimos su condición de “Estrella Michelin”, la puntuación es sobresaliente.

Comimos en un “Estrella” pero de cocina honesta, directa, original pero sin creaciones histriónicas o adornos fatuos, con técnica pero sin conocimientos de laboratorio, sin esferificaciones ni siquiera ambiente presuntuoso. Ojala las cocinas Naif abundaran mas, gracias Maruja Limón por tanto arte y tanta magia.

28/08/2011

Proporcionada calidad precio en un restaurante apreciable por materia prima y algunas de sus combinaciones.

Uno de los restaurantes de cocina de autor de Vigo más renombrado. Las conclusiones han sido bastante positivas.

Decoración en tonos ocres, combinada con una pared de piedra, con detalles sobrios y elegantes.

Hay un menú gastronómico, muy extenso, para tomárselo con calma. Otro de degustación, con tres entrantes, dos segundos (por persona, carne y pescado) y un postre (fijo no a elegir, detalle negativo). Un menú a compartir, con dos primeros, un segundo a elegir y un postre a elegir. Y por supuesto la opción a la carta. Nos decantamos por el "a compartir" (que acabamos descubriendo que no compensa respecto a la carta, mal detalle).

Tapa de aceitunas, generosa y bien presentada. Otra tapa, esta de ensalada con queso, tomate y maíz frito, interesante.

A los entrantes, pedimos foie con helado de manzana (correcto y refrescante, las tostas para tomarlo llamativas pero sin sabor). Y también la vieira con tocino de cerdo, excelente.

De segundo, carrillera y lomo (los dos carne, los pescados no nos atrajeron en exceso), ambos a muy buen nivel.

A los postres, vainilla (helado y crema), correcto pero inferior a las expectativas, y la tarta de queso con frutos rojos (en estilo sopa, dada su liquidez), muy suave y ligera, notable.

Agua, vermouth, copa de ribera y café.

Buen servicio. Todo por 107 euros para dos personas.

Proporcionada calidad precio en un restaurante apreciable por materia prima y algunas de sus combinaciones. Pequeños defectos perdonables pero que pueden enturbiar opiniones. Importante, sin embargo, margen de mejora y evolución para convertirse en una referencia a nivel nacional.

12/05/2011

Cocina contemporanea Correcta

Este restaurante ubicado en Vigo nos ofrece cocina gallega
contemporanea, puedes elegir entre comer a la carta o decantarte por sus menus degustación.
Los platos son muy correctos tanto en presentación como en el tratamiento de los productos. Buen servicio y el local es agradable.
Seguramente volveré.

19/12/2010

He probado el menú degustación y muy bueno.

El precio un poco excesivo pero la calidad y poresentación de los platos lo merece.

23/04/2009

Lorah lo descubrió en abril de 2009

Cocina de autor en Vigo

Cuando entras en Maruja Limón te encuentras con un restaurante de pocas mesas iluminadas por unos focos tenues. Son tan pocas las mesas (haciendo memoria creo que serían unas 8), que una camarera nos atiende a todos y en alguna ocasión sale un refuerzo para echar una mano. La carta no es muy extensa, pero sus platos son elaborados. Tiene un buen menú degustación y a un precio que sorprende, aunque nos decantamos por pedir a la carta, todo bañado por un Ribeiro recomendación de la camarera que resultó estar muy rico.

Lo recomiendo para probar de una manera diferente los productos de la tierra gallega, la materia prima tanto en carnes como en pescados es de 10. Es un restaurante de diseño pero asequible a todos los bolsillos. Además, al estar ubicado en el casco antiguo, te permite callejear dando un paseo sin necesidad de coche.

14/05/2009

este sitio ha cambiado de direccion

Solamente comentaros que desde hace al menos 4 años no esta en la bajada de la salgueira sino en la alameda
He estado en Abril y ahora hacen medio menu degustacion y sale mas economico.
Tambien piden tus datos para contactarte para catas, degustaciones..etc.
Sinceramente esta muy bien y es mi restaurante preferido, no hay nada en el estilo de su cocina en vigo. Pero claro un pelin caro.