Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes cocina de mercado en Madrid

Restaurante MEATing - CERRADO

Restaurante especializado en carne de vaca y verduras de mercado de Navarra, San Sebastián, legumbres, etc.

Ordenar por:

relevancia fecha

16/11/2015

Sigue ofreciendo excelente carne, pero precios muy elevados.

15-11-2015

Casi año y medio desde la ultima visita, volvemos a este lugar, del que teníamos buenos recuerdos, para encontrarnos con una muy escasa presencia de publico, vale que es domingo, pero mis recuerdos estaban centrados en unas salas bastante mas concurridas.

Oferta gastronómica de inspiración vasco-navarra, donde se destacaba por parte de la critica y de la clientela, sus verduras y sus carnes.

Carta de vinos, corta y sin grandes "novedades", eso sobre el papel, otra cosa es la realidad, solicito un primer vino y obtengo como respuesta: no lo tenemos. No pasa nada, solicito un segundo, obteniendo la misma respuesta, bueno pues dígame mejor que vinos puedo pedir, la explicación es que están en proceso de cambio de carta. Finalmente nos decantamos, dentro de la poca oferta de blancos, por un Lusco, albariño mas que interesante.

Comenzamos con un aperitivo, unas porciones de tortilla española, que si bien es justo reconocer que estaba bien buena, templadita, con su cebollita, melosita, en mi modesta opinión, no es aperitivo lógico en un lugar que goza de un cierto reconocimiento.

Compartimos una menestra de verduras, servida en platos individuales, buen detalle, compuesta de guisantes, tirabeques, puerro, cardo,..., no pasará a mi lista de menestras top, ademas, el puerro tenia un poco de tierra, cosa que pudimos de manifiesto, obteniendo como respuesta que lo pondrían en conocimiento de la cocina.... , pues que bien, pero nadie me ha pedido disculpas.

Como principal, un hermoso y de buen sabor, lomo alto de vaca gallega con unas mas que ricas patatas fritas. Veo que ha pasado el tiempo y siguen gozando de una excelente carne y esas patatas fritas que son pura delicia.

Dos postres, un flan casero, rico pero un flan en definitiva y una sopa fría de yogurt con frutos del bosque, refrescante y de agradable sabor.

Cafes con hielo, sin petit fours.

Todo ello 120€/2 pax, y que a la vista de la cantidad de comida ingerida, me parece un precio desorbitado.

---------------------------

1-2-2014.Mediodia.

Este restaurante se ha trasladado desde la calle Villalar a la calle Valenzuela, cercana al Retiro, donde se esta creando una zona de restaurantes de alta calidad, más que interesante.

El nuevo espacio, es muy amplio, luminoso, con espacio entre mesas, muy agradable en definitiva.

Buen servicio de sala, atento, muy pendiente de las mesas, pero manteniendo la distancia suficiente para no crear agobios.

Nos recibieron con un aperitivo, que por estar pendiente de preparar la cámara, no recuerdo nada, salvo que tenía, entre otras cosas, calabacín.

Como entrantes:

- Tomates con cebolleta: Plato simple, con un tomate carnoso, pleno de sabor, con un chorrito de AOVE y su punto de sal. Tiempo sin saborear un tomate, que cosa más simple y que bien sabe.

- Alcachofas frescas de Tudela: Preparación sencilla, con AOVE y sal. No hace falta más, ni menos. Brutales.

Como principales:

- Pimientos rellenos de Txangurro a la donostiarra: Tenía mis dudas acerca del relleno, pero me las han disipado, el relleno si sabe a Txangurro. Bien.

- Taco de vaca gallega fileteado con pimiento piquillo: Desde los tiempos del ya cerrado Asador Ansorena, no había disfrutado de una carne tan tierna, jugosa, y con sabor a carne, gallega tenía que ser.

- Para acompañar la carne, un cuenco de patatas fritas, excelentes.

Como postre compartimos:

- Torrija cremosa y horneada: Suave, con mucho sabor, pero con más impregnacion y más tiempo de horno, hubiera mejorado sensiblemente. El interior estaba poco hecho.

Con un rosado Ramón Bilbao, Rioja del 2012, y los famosos cafés con hielo, (sin petits fours, ni tejas de almendra, ni oferta de digestivos, sólo dos tristes chocolatinas) ponemos fin a la experiencia. Buena experiencia por cierto.

acme

"requete"-tachado.
¡Cómo debería estar esa menestra!

16 de noviembre de 2015

Gath

En esta ocasion el plan B ha estado a la misma altura que el A.

16 de noviembre de 2015

acme

visto como ha ido igual el plan A era mejor

17 de noviembre de 2015

03/03/2015

Ok.

Meating es un restaurante especializado en carne y con influencias de la cocina vasca y navarra.

Está cerca de la puerta de Alcalá, donde se encuentran restaurantes como Horcher entre otros. El local es bastante grande y está dividido en barra y sala. La decoración es moderna, paredes blancas con ladrillo visto y un patio interior por el que entra bastante luz y le da un toque especial. Servicio atento y educado.

La carta tiene muy poca variedad, no mas de 5 platos por apartado. Tienen protagonismo las verduras y la carne, aunque solo hay dos tipos de corte mas la original triada albóndigas-hamburguesa-steak tartar. Hay restaurantes no especializados en carne donde hay mas variedad.

De entrantes optamos por verduras, en concreto una MENESTRA que estaba fuera de carta y fue lo mejor, BORRAJAS CON HUEVO POCHÉ Y JAMÓN y CARDO CON CREMA DE ALMENDRAS.

De segundos me quedé sin probar el lomo bajo. No puedo entender como pueden no tener el plato estrella de la carta, y menos teniendo tan pocas opciones de carne a pesar de ser un restaurante especializado en carne.

De lo que probamos lo mejor, sin duda, fue el TACO DE VACA. Carne de buena calidad, tierna y un punto perfecto. Además, las patatas fritas que acompañan están a la altura, solo se pueden mejorar si estuviesen un poco mas crujientes.

El STEAK TARTAR estaba malo, pasado de aliño, demasiado sabor a alcaparra y algunos trozos de carne chiclosos que no se podían tragar. Fallo grande.

En la parte de pescados el RAPE, de la zona de Cudillero, está muy bueno.

Para terminar merece mucho la pena la TORRIJA CARAMELIZADA, muy buena. La SOPA DE YOGUR es simplemente yogur con frutas, y está bueno, pero no acabo de entender los nombres de platos de ese estilo en la carta.

La cuenta fueron 41€ por persona sin vino, lo cual es un precio alto, porque aunque el buen producto se pague, 17€ por las raciones de verduras es caro.

23/04/2015

Todo depende .......

Hoy he comido en Meating llevado por las buenas criticas que he leído y sobre todo por conocer la calidad de la carne que sirve .....
En mi titulo intento expresar mi opinión de este restaurante, si lo que quieres es un sitio agradable, con gente guapa y buen servicio.... pues visita Meating,
Si buscas buena carne de Buey...... visita Vaca Nostra, y si quieres un buen Steak Tartar , elaborado en mesa, vete un sábado a Lakasa .....

16/11/2014

La mejor de las carnes con ambiente neoyorquino

Me encanta este local por muchos motivos: sus amplios espacios, separación entre mesas, iluminación cálida, trato rápido y cordial... y lo más importante, una cuidadísima carta con una magnífica elaboración de la mejor materia prima. Destacaría su ternera gallega y las verduras, que parecen recién sacadas de la huerta navarra. Buenísima su hamburguesa, estupendos postres y precios muy razonables para la calidad que sirven.
Sin duda, una de las mejores opciones por la zona de la Puerta de Alcalá.

13/05/2014

DECEPCIONANTE SITIO DE CARNES

Siguiendo con el objetivo de conocer todos los supuestamente buenos restaurantes de Madrid, esta vez tocó ir a probar MEATING.

Este restaurante, especializado en carnes, acaba de abrir un nuevo local en la Calle Valenzuela, al lado del Retiro.

Antes estaba en la calle Villalar, una perpendicular a la calle Recoletos, la cual por cierto es una de las calles con más restaurantes por metro cuadrado: Banzai, NY Burguer, Al Mounia, La Cesta, Le Café, Pelotari, Mestizo, El Barril.

Comercialmente hablando, esa antigua ubicación me parecía mejor por ser una zona más concurrida que la actual, que me parece demasiado tranquila, sobre todo por las noches que no pasa ni Perry.

A cambio han ganado en un local mucho más grande que aun así a mí no me gusta por parecerme demasiado frío y formal.

Nada más entrar tienes una amplia barra y varias mesas altas. Esta zona está bien para un picoteo informal aunque cuando nosotros fuimos, un viernes noche, apenas había gente.

A la derecha de la barra tienes una primera zona de mesas, principalmente para dos. No me gustan. Me parecen demasiado elegantes, aburridas, como para parejas de 50 años. Me imagino llevando a un ligue de 30 años y ella pensando que vaya flipado y estirado soy.

Pasando la barra se encuentra uno de los comedores de Meating, que es donde nos sentaron a nosotros. No nos gustó nada. No tiene decoración alguna y las paredes, totalmente blancas, dan una sensación de ambiente excesivamente frío. Lo bueno, eso sí, es que nos dieron una mesa redonda.

Tras este comedor hay un pasillo con, en medio, una solitaria mesa para dos que me pareció ridícula. Y al final se encuentra otro comedor, este algo más chulo al tener las paredes de piedra.

Cada vez me aburren más los restaurantes serios y con una decoración sobria.

Se coma bien o no, me dan pereza sitios como este Meating, Manduca de Azagra, Mentidero de la Villa, Alabaster…. Hay otros restaurantes serios y clásicos pero que tienen mucho más encanto, como por ejemplo Sacha, Viridiana, Horcher, Tasquita de Enfrente…

Pasamos a la comida.

Entre 5 que éramos, pedimos lo siguiente.

Como entrante tomamos un lomo de sardina ahumada (3,5 € la pieza). Estaba muy rica.

El otro entrante fueron unos pimientos rellenos de txangurro (25,50 € / 5 pimientos). Yo no soy el típico flipado que habla de las temperaturas de los platos pero hay que reconocer que este pimiento llego un poco frío. Estaba correcto.

Pasamos a los segundos donde quisimos dar buena cuenta de las carnes que, como antes os comentaba, son la supuesta especialidad de este restaurante.

Hamburguesa de vaca (17 €). Me pareció una absoluta decepción. Tanta fama y nos pareció totalmente sin más. Está más rica la carne del NY Burguer.

Steak Tartar (23 €). No te lo dan a probar, cosa que no entiendo en un sitio así. Estaba bueno. No es el de O’Pazo, Zalacaín o Solana pero está mucho mejor que la hamburguesa.

Lomo bajo de vaca (31,50 € para 2 personas). Tuvimos que devolverlo a cocina debido a que estaba bastante frío. Otra vez las temperaturas. Nos lo volvieron a traer prácticamente igual así que ya optamos por no decir nada. La carne es de buena calidad pero uno oye a personajes como Maribona hablando maravillas de la carne de este sitio que lo normal es ir con las expectativas altísimas y no las cumple ni de coña. Hace justo unas semanas habíamos estado tomando carne por unas sidrerías de la montaña navarra y joder, años luz de diferencia.

La carne se acompaña de unas buenas patatas fritas y de una muy rica ensalada con cebolleta del Monte Igueldo.

De postre, una malísima tarta de queso (6 €), un flojo coulant de chocolate (6 €) y, eso sí, una rica torrija cremosa (8€).

De beber, un Priorato Les Terrases (45 €), un Ramón Bilbao Reserva (25 €) y una botella de Txacolí (21 €).

Yo pagué: 267,50 €, es decir, 53,5 € por persona.

No creo que vuelva a Meating. Lo siento pero no tiene nada para ser un sitio donde repetir.

26/05/2014

Mi favorito

La carta de meating no es muy larga pero tienen una estupenda cocina hecha con el mejor producto del mercado.
Las hamburguesas son las mejores del mundo y según uno de mis hijos también tienen el mejor steack tartar de Madrid
Con los postres me quedo con la torrija
Mención especial merece la barra, atendida por Julian, el mejor barman de Madrid, imprescindibles los tom collins
Hasta las 24:00 puedes cenar en la barra

24/05/2014

GRAN CARNE Y MÁS

Una carne estupenda, pero no solo eso. Una carta pequeña, con tres entradas, cuatro o cinco verduras, otras tantas carnes y tres pescados. Muchas cosas apetecibles y ayer, además, unos garbanzos con bacalao en un día inhóspito en Madrid.
Pero ayer íbamos sobre todo por su carne.
Como aperitivo nos pusieron dos pequeñas tostaditas con una crema de queso, calabacín y virutas de puerro frito; con el pan, blanco y de centeno muy buenos, son 2,5 € por persona.
Luego, media de corazones de alcachofas y otra media de puerritos frescos a la plancha. A las alcachofas quizás le sobrara alguna capa, pero estaban buenas; los puerros, buenísimos.
La carne es un homenaje. Entre los dos dimos cuenta de 600 gramos de lomo bajo de vaca que es un poco justo ya que el hueso era bastante grande. El precio es de 37 € por kilo, creo que un buen precio. Quizás haya sitios con precio similar (posiblemente sin pesar la costilla) pero los que conocemos son generalmente más caros. Pero lo más importante: la carne estaba sensacional de sabor, grasa y punto. Una maravilla, en pocos restaurantes la hemos comido parecida. Vino acompañada de un bol con patatas fritas muy buenas y un plato de pequeñas piparras frescas fritas que nos encantaron. En la factura no aparecen las piparras ni las patatas por lo que supongo que estaban incluidas en el precio de la carne o se les olvidaron. Tampoco nos cobraron dos “gildas" que vimos escritas en la pizarra de la zona de barra y pedimos como antojo. Muchas gracias.
Como aperitivo me bebí una copa de albariño Mar de Frades y en la comida tomamos una botella de un tinto de 2010 de la Tierra de Castilla llamado Sospechoso (de Villarta, Cuenca) que nos gustó bastante.
Con un té y un café la cuenta fue de 69,81 €. Nos pareció un buen precio.
El local es precioso, de líneas blancas, con la decoración justa, sin los terribles agobios almibarados y recargados con los que nos castigan algunos “interioristas" de moda. Tanto la gran zona de entrada y barra como los dos espacios posteriores de comedor me parecen bonitos y agradables, con una luz muy bonita.
Buen servicio, un camarero atento y amable, y un maitre (no sé si también propietario) que ayuda a elegir, da facilidades y resulta agradable.
A la hora de puntuar le pongo cuatro estrellas. No puedo ponerle menos que a Julián de Tolosa al que, por ahora, también lo tengo calificado con cuatro.

Gath

Efectivamente la carne de Meating, es muy buena, y las patatas fritas de acompañamiento están de vicio.

24 de mayo de 2014

26/06/2014

Carne correcta...mejor en conjunto

Fui hace un tiempo... y acabo de recordarlo.

Supuestamente con el nombre del restaurante la carne deberia ser su plato estrella, pero la verdad es que no me parecio en el TOP 5 .. esta buena si, pero nada del otro mundo.

Lo que si nos gusto mucho fueron los entrantes que nos recomendó el cocinero, eran todo verduras de temporada, entre otros unos esparragos blancos de tudela gigantes que estaban de muerte.

De precio aunque puedes salir a 50€ por persona facil, no me parece tan caro para el servicio, localizacion y calidad sobre todo de verduras.

23/04/2014

Hamburguesas dominicales y mucho más

100% vaca gallega en todas sus carnes, y una carta de producto para chuparse los dedos continúan siendo la apuesta de Meating desde que abriera hace unos años.

Estrenando ahora local moderno y muy bien montado, renuevan un poco la carta trabajando mucho la barra y el tapeo.

Un oportuno patio interior junto con una selección de cocktails para tomar en sus cómodas butacas prometen hacer las delicias de los madrileños con el buen tiempo.

Nos gusta Meating, y desde ya veneramos sus hamburguesas dominicales.

Más info y fotos, aquí:
madridmuychic.com/meating-excelencia-en-carnes-y-hamburguesas-do...

27/10/2014

Correcto

El lugar agradable, aunque un poco frío, la atención estupenda y la comida no está mal, aunque tampoco nada del otro mundo. Pedimos tomate "feo" de Tudela que nos decepcionó bastante al ser bastante normalito, lomo troceado y steak tartar, que estaban ricos sin más. Bien de precio, 70€/2pax (con copas de vino y sin postre)

01/07/2014

No es "la carne"...

es carne joven y poco tierna.
Los primeros excepcionales, verduras de Navarra, de lujo.

24/03/2014

Entrar en carnes

Sitio muy agradable, con una adecuada separación entre mesas para no tener que comerte las conversaciones de otros.

Compartimos un tomate feo de Tudela con cebolla, bastante bueno, y pedimos carne de segundo. En mi caso, un excelente steak tartar, sedoso y con el punto exacto de picante.

Buen café.

35 euros por cabeza.

El único pero: el servicio fue exasperadamente lento.

27/03/2013

Exquisito

Fui a cenar un sábado a las 21.30. Lamentablemente por el restaurante, el local está ubicado en un rincón bastante oscuro y escondido dónde realmente no hay mucho trafico peatonal. Y como dicen en inglés, "location, location, location". Realmente si no fuera por 11870, nunca lo hubiera encontrado.

Pues, éramos los únicos en todo el restaurante toda la noche, que puede ser una cosa buena o una cosa mala. En nuestro caso fue una cosa buena porque recibimos un trato excelente toda la noche. Nos sirvieron nuestro vino, un aperitivo delicioso y muy sabroso, seguido por los primeros y segundos también excelentes. Todo con mucha atención aunque en algún momento demasiado atención porque nos llevaron los platos antes de que podíamos aprovechar de las riquísimas salsas que acompañaron el aperitivo y el primero plato. Bueno, no big deal.

En fin, seguramente estaré repitiendo este sitio aunque espero que haya más ambiente la próxima vez simplemente por el bien del restaurante. Me gustó mucho la experiencia y lastima que fuéramos los únicos que disfrutaron de un restaurante tan magnifico esa noche.

Alexander H

Gracias Sres MEATing y ya nos veremos de nuevo muy pronto!

28 de marzo de 2013

11/03/2013

Nos encantó a todos. Sin duda para repetir!

Después de varias veces que por una razón u otra me habia quedado a punto de conocer este restaurante, conseguí cenar ahí el viernes pasado. Tenía muchas ganas de conocerlo y eso a veces juega en tu contra por las expectativas, pero nos fuimos todos altamente sorprendidos para bien.

El local es pequeñito y bastante minimalista. En la decoración prima el blanco y la sencillez y a mi personalmente me encantó. Es el tipo de diseño/ambiente que más me suele gustar. El servicio muy bien, los camareros encantadores y atentos y el dueño constantemente hablando con las mesas, explicando con detalle y entusiasmo (algo que se agradece mucho) de donde procedía cada producto, como se elaboraba, razones por las que se hace así o de otra manera, etc etc. Se notaba muchísimo que era un amante de los buenos productos y eso después se nota mucho en la comida. Me gustaría destacar también que acertó completamente en las recomendaciones, e incluso hizo algo que a mi me encanta, se jugó el invitarnos a sus recomendaciones en los postres si no nos gustaba, lo que demuestra confianza en sus productos y sus recomendaciones.

La comida nos pareció espectacular, todos los paltos estaban a la altura. En mi opinión este restaurante debería ser mucho más conocido de lo que es. Pedimos lo siguiente:
- La casa nos invitó a una pequeña tosta con queso y calabacín que estaba muy conseguido
- Lomo de sardina del norte ahumada: otra pequeña tosta con un lomo de sardina. Es exactamente lo que te imaginas y aunque no tiene mucha complicación, la sardina estaba buenísima.
- Guisantes (mini) de Guetaria: plato fuera de carta. INCREIBLES, los mejores guisantes que he tomado en mi vida. Venían con un poquito de jamón, la cantidad perfecta para darle algo de sabor adicional sin perturbiar el sabor en si de los guisantes. Me quedé con las ganas de probar también las habitas que tenían fuera de carta pero desgraciadamente se habían acabado.
- Taco de vaca a la plancha fileteado con pimientos de piquillo: una carne fileteada sin mucho más pero de grandisima calidad. Desde luego recomendable.
- Steak tartare cortado a cuchillo al momento: steak tartare hecho de la misma carne que la carne fileteada. Buenísimo también.
- Ración de queso de Hasparren: no conocía yo este queso y la verdad es que me gustó mucho.
- Tarta de Manaza: yo no soy de postres y nunca los pido, pero me animé a probar la tarta y otra vez estaba buenísima
- Tarta de queso: tuvieron el detalle de regalar a mi novia por ser el día de la mujer trabajadora esta magnifica tarta. Le encantó la tarta pero sobretodo le encantó ese detalle.

En definitiva, restaurante de 10. Nos encantó todo, desde el sitio, hasta el servicio y sobretodo la calidad de la comida. Desde luego volveré muchas veces y lo recomiendo a todo el mundo. La relación calidad precio inmejorable, con varias copas de vino y cervezas (además de que tuvieron otro grandisimo detalle en invitarnos a los vinos de postre), y dos Gin tonics, la cena nos salido a poquito más de € 50 por persona, realmente aceptable