Restaurante Monastrell

María José San Román es una cocinera en constante formación que combina la innovación con la tradición mediterránea en sus recetas.

Ordenar por:

relevancia fecha

19/05/2017

Monastrell, excelente comida de grupo

Para no hacer esta crónica infinita con los platos os doy mi opinión general sobre esta comida y los platos y su descripción los podéis ver en el vídeo.

LO MEJOR
─ Platos: Como platos me quedaría con el jardín de verduras por su presentación y con el ravioli de Cigala por la sutileza de su sabor.
─ Excelente servicio y no es nada fácil para un restaurante dar un servicio de una estrella michelín para un grupo de 63 personas. Ellos lo consiguieron, así que mi más sincera enhorabuena.
─ María José San Román, siempre presente durante la comida y que se hace acreedora de dos estrellas, una la calidad humana y otra como cocinero.
─ Estupendo local, sencillo en su decoración para no distraer al comensal de los placeres del paladar.

DEBE MEJORAR
─ Yo sigo con mi pelea personal de intentar que en los restaurantes de este tipo se utilicen manteles; realmente creo que la sala gana en presencia y el comensal en confort.

PRECIO:
─ La nota de esta comida fue de 60€ por persona todo incluido.
NOTA. Los vinos fueron ofrecidos por MG Wines, lo que agradezco públicamente desde estas paginas

María José San Román dirigió una fantástica comida para el grupo de Toño Palacio donde mostró que además de tener una merecida estrella Michelín, posee una estupenda calidad humana.

Como estaba previsto empezamos disfrutando del vermut Puig Campana del buen amigo Pere o con una cerveza, según el antojo de cada cual. Mientras lo tomábamos en la terraza fuimos departiendo con las distintas personas del grupo que en algunos casos, empiezan a ser ya más amigos que compañeros de mesa. Primer punto positivo de una jornada que fue muy completa.

Cuando nos sentamos a la mesa, nos esperaban distintos panes con distintos aceites de oliva virgen extra, excelente tanto una cosa como la otra y un crujiente de arroz y queso, que era el primer aperitivo de la comida.

Antes de servir el primer plato María José San Román se dirigió a todo el grupo explicándonos su visión de la gastronomía, de las dificultades de los negocios de hostelería y casi me atrevería decir que un poco de la vida en general, pues muchas de sus palabras, desde mi punto de vista, eran fácilmente extensibles a muchos aspectos de la vida. Habló durante varios minutos y su discurso fue natural y fluido y después de escucharla, yo y creo que muchos de loa presentes, ya concedimos la primera estrella de la tarde, a la calidad humana.