En Malasaña también puedes disfrutar de la cocina gallega. Aquí combinan el producto galaico con recetas típicas de la cocina asiática y latinoamericanas: pimientos de Padrón macerados en soja, comino y vinagre de arroz, aguachile con gambón austral y leche de tigre de marisco gallego o la xouba.

Ordenar por:

relevancia fecha

02/06/2018

Fusión asiática con producto gallego, resulton

En su momento debió ser toda una novedad, ahora no tanto, hay ya bastantes sitios similares, pero sigue llenando.

Llegamos un sábado a las 9:15 y ya no había mesa, así que nos acoplamos en la barra, la buena, donde están los camareros, no las pegadas a la pared.

Mucha variedad de gente, turistas, del barrio, gente guapa,...

Carta corta y que parece que no renuevan mucho, no había fueras de carta. Pedimos, dos navajas, causa negra, dos buns, tartar y arroz, mas un postre, dos copas de vino y ....tres coctails (el Bloody Mary, espectacular e imprescindible). Todo muy bien, sin duda por encima de la media en calidad, y precios de carta no muy subidos, pero las raciones son pequeñas y hay que pedir al menos seis más postre, aún así, yo no salí saciado del todo. Agua en vaso bajo demanda, bien.

Con todo ello, la cuenta subió en exceso, a unos inesperados 93€ por pareja en la barra de un local malasañero, pequeño, con gracia pero incómodo y caluroso, donde ni siquiera se puede reservar. Es verdad que solo los coctails fueron 21€, pero aún así me parece excesivo; quizás demasiada fama y demasiado éxito.

Han abierto al lado un local más formal, Machete, donde si se reserva.

21/11/2016

Fusion gallega con muy buen resultado

Me llevó una amiga que está estusiasmada con este sitio y a mí también me conquistó. El ambiente, el servicio y sobre todo la comida. TODO BRUTAL. Probamos:

-Ortuguillas con quinchi koreano. Venían como rebozadas, muy muy ricas.
-Aguachile. Unos langostinos muy finos con una salsa riquísima.
-Bun de cangrejo. ¡¡Buenísimoooooo!!
-Bun de presa ibérica. También muy bueno.
-Arroz de la ría. Aún siendo el plato que menos me gustó o que menos me sorprendió estaba muy bueno.

Y de postre el Cremoso lemongrass, muy fino y muy rico, con un sabor como a maizena buenísimo.

Para beber un tinto muy rico cuyo nombre no recuerdo...

En total 80 euros dos personas, razonable porque el vino era caro y comimos bastante.

Deseando volver y seguir probando cosas, muy muy recomendable.

24/04/2017

Otro de fusión

Primero llegó la moda de los chinos de barrio. Bueno, eso más que moda fue que empezaron a salir como setas y se quedaron durante décadas. Era una cocina exótica (para la época) y barata, muy barata que tuvo su público.

Poco después llegaron los italianos en los que la carta se reducía a pasta y pizzas y no necesariamente en este orden. También fueron populares, por la misma razón que los anteriores: el precio.

Los alemanes también tuvieron su época de esplendor y todo Madrid se llenó de codillos, puré de patatas, chucrut, salchichas y cerveza, mucha cerveza.

Luego llegaron los mejicanos (o mexicanos) y aquí descubrí los tacos, las quesadillas, el mole (como me gusta), los margaritas... Esta moda tuvo buenos referentes pero o fueron a menos o desaparecieron y nos hemos quedado con las taquerías y el tex-mex.

Los chinos que son muy listos vieron que con tanto exotismo de otros lares, se les estaba yendo la clientela. E inventaron los "panasiáticos". Con resultado más que digno en algunas ocasiones.

Y llegaron los japoneses. Y triunfaron. Y lo seguirán haciendo siempre que la calidad de sus productos y su cocina no decaigan por mor del precio.

En los últimos años aterrizaron los peruanos con su cocina Nikkei, fusión peruana-japonesa. Y la fórmula gustó. Gustó tanto que muchos cocineros se lanzaron a hacer sus propios pinitos de fusión de lo que sea. Con resultados variopintos. Y en esas, estamos.

Lamento la digresión pero en los últimos años, es lo primero que se me viene a la cabeza cada vez que visito un restaurante.

Y Navaja es otro restaurante de fusión. Rica, eso sí pero, lamentablemente, ya no me sorprende.

¿Qué tomamos?: Ortiguillas tempurizadas con kimchi (espectaculares, probablemente en el top 3 de las ortiguillas que haya probado), erizo (materia prima, only), cebiche de corvina y pulpo (sin más), bao de presa (también, sin más) y el estofado norteño (que no es lo mío pero que gustó). Relación calidad/precio buena aunque las raciones no son muy abundantes.

Reflexión personal: De la misma forma que me aburriría yendo todas las semanas a un asador, empiezo a aburrirme de ciertos platos fusión, no todos. Los restaurantes deberían hacer énfasis en lo que les diferencia, no en lo que les adocena.

Con relación a este sitio en particular: en líneas generales, me gustó pero visto los platos que me impresionaron, probablemente me plantee volver para tapear en la barra.

Avelio

Si es que no se puede salir tanto.....

25 de abril de 2017

Gloria in the sky

Ja, ja, algo de razón llevas. Pero el problema no es tanto el salir mucho porque siempre hay margen de elección, sino de los propietarios o los cocineros de los restaurantes no se dan cuenta de que lo poco agrada pero lo mucho cansa. Y aunque en muchos sitios de fusión, hacen las cosas bien o muy bien, hay otros que se han subido al carro de la modernez sin talento y sin criterio, con resultados mediocres (eso con suerte). Y cuando pase la moda, que pasará, imagino cual será el futuro de este tipo de restaurantes. C'est la vie

26 de abril de 2017

27/05/2016

Deluxe pero XS

Madre mía lo que me puede llegar a gustar una fusión japo-peruana en lo que a comida se refiere. Mi restaurante fetiche para este tipo de comida ha sido y será por siempre de los siempres en mi recuerdo el Next Door de Asiana (el próximo Domingo 29 de Mayo cierra sus puertas aunque vislumbro luz al final del túnel porque parece que tienen nuevo proyecto para Julio en Raimundo Fernandez Villaverde)

En fin, que me lío; en Navaja fusiona también gastronomía japonesa con peruana pero además lo hacen con productos gallegos.
Fuimos hace ya la tropetorta de meses, 3 personas en una primera cena de vienes y esto fue con lo que nos encontramos:

El local es pequeñito pero la decoración tiene un nosequé que me divierte: suelos de baldosas blancas y negras (me pirria), paredes blancas con el marco de la puerta de madera, iluminación escasa con bombillas colganderas y algún que otro elemento natural.

La distribución se resume en una entrada con pocas mesas altas con taburetes y una barra de madera en tono claro que deja paso a un saloncito en el que se sitúan otras 4-5 mesitas. C’est fini.

En cuanto al sistema de reservas, en un principio era mediante móvil y lo confirmaban por whatsapp; pero a partir de febrero 2016 han decidido no reservar.

La carta se compone de 14 elaboraciones, la mayoría con pescados/mariscos (que son galleguiños oiga)

Por pedir, podría haberlo pedido todo, ¡que me hagan un menú degustación por favor! así que le pedimos consejo al dueño que hace también las funciones de camarero y esto fue lo que nos recomendó:

- De aperitivo de la casa, unos pimientos de padrón en vinagreta exótica: vienen servidos en una lata de conservas, fritos y macerados en soja con vinagre de arroz y comino.

- Ostra da pedra: servida al natural con una con mayonesa de ponzu. Para los alumnos rezagados que aún no sepan lo que es el ponzu, es una salsa japonesa hecha principalmente de soja, yuzu (un cítrico) y vinagre de arroz.

- Navaja Nikkei: Se cocinan a baja temperatura y se aliñan ya en frío con cebolla china ahumada, jengibre, tapioca hidratada, polvo de maní (cacahuete), leche de tigre con ponzu y un crujientito de tirabeque.

Buenísimas a morir pero enanísimas.

- Tiradito Ají amarillo: Plato típico de Perú: corvina con una crema ají amarillo que le da un precioso color amarillo anaranjado y un alegre picantito, leche de tigre, semillas de Chía y crema de batata.

Este, si vais, pedid uno para cada uno; nada de compartir. Está terrible de bueno.

- Tataki de atún: Se compone de 3 elaboraciones: el atún marinado en vinagre de arroz con soja y comino y marcado; causa limeña con ají (plato de Perú que groseramente se puede entender como un puré de patata al limón) y bolitas de aguacate rebozadas en Panko, con, además unos puntitos de mayonesa de wasabi. Casi ná.

Recomiendan que si no conocemos los ingredientes, los probemos primero por separado y después combinemos sabores al gusto.

- Tartar de solomillo japonés: opinion completa lesamp.tumblr.com/post/144661230390/navaja

Yanzoo

No sabía que habían dejado de reservar. Pues con la de gente que había puede ser una locura pedir mesa.
Yo también echaré de menos Axiana next door (el de hace un par de años).

27 de mayo de 2016

LeSamp

Peor que en las rebajas!! :'D

27 de mayo de 2016

1Falces

Ese postre es la mayor tomadura de pelo de la historia. Nunca se me ha quedado tanta cara de tonto.

29 de mayo de 2016

LeSamp

Para ser el único que tienen se lo podrían currar más, sip

29 de mayo de 2016

18/06/2016

Química, Fusión y Átomos (por el tamaño de sus raciones)

Picoteo en barra, varias cosas para probar y algo que decir, la idea es buena, la puesta en escena es valiente y me gusta que lo intenten, Madrid ganaría mucho con más propuestas como estas y menos bicicletas y rastro-cafés que no aportan nada más que una reutilizarían de muebles viejos y una propuesta absurda de sándwiches, ensaladas y demás insulserias.

Tras mi reflexión sobre lo que es la tendencia en el barrio hipster de Madrd, debo decir que navaja propone una fusión de cocina Galego-Chifa, marisco y raciones de tamaño excesivamente pequeño, pero por el precio que piden... Yo preferiría pagar 4,5€ por una ostra grande que 3,5€ por lo que me dieron, pero cada local tiene su público y no soy quién para meterme en su target.

Lo tienen hasta la bandera y no admiten reservas, el local es chulo, al estilo malasañero de ladrillo visto, aunque un poco ruidoso.

25/08/2016

uno de mis favoritos

No sé si recomendarlo que luego se llena demasiado…jejejje hoy por hoy es uno de mis sitios preferidos para cenar de picoteo con unas cervecitas o vinito en plan más informal pero no por ello te tienes que conformar con comida de poca calidad, el ambiente de este sitio es cool e informal no tiene más de 5 o 6 mesas altas con taburetes pero se respira el ambiente de los bares de toda la vida, con tapeo y raciones de gran calidad, nosotros probamos las otras y las navajas, nos pedimos un par por persona o así para probarlas, lo bueno de este sitio es que puedes pedir por unidades así que puedes probar un poco de todo, Los baos o buns (minibocadillos de pan chino al vapor), buenísimos y son súper adictivo, nosotros probamos el de presa, para rechupetearte los dedos, apuesta por cocina fusión, peruano asturiana con toques asiáticos. El tataki de atún aquí lo hacen con atún marinado en soja y pimientos de Padrón marcados en la plancha con bolas de aguacate rebozadas en definitiva mezcla de sabores, por último el tiradito de aji típico peruano, el acierto es la salsa. La única pega de este sitio para mi es que las raciones son bastante pequeñas, es lo que conlleva últimamente la fusión, relación calidad precio aceptable.

10/10/2016

nueva visita y ha bajado nivel

Volvi a navaja y la verdad que me decepcionó un poco, yo creo que se han venido arriba y se han confiado, el servicio ha bajado bastante no te explican nada de los platos y ya es un poco toma "come y calla" confiando en su producto, que todo hay que decirlo es bueno pero no me gustó tanto como la última vez que estuve.
en la primera visita le hubiera dado 4, en esta bajo a 3.

12/09/2016

Para compartir platos

con toque original, gallego/oriental. Raciones de tamaño regular, pero todo curioso y rico. Local enano. Se deja probar.

26/04/2016

Excelente presentación y calidad del género, fusión de cocina gallega y peruana, para amantes de la comida asiática (tiene ese toque de "todo crudo"). Lo peor: el servicio.

CON FOTOS DE LOS PLATOS: yonomeaburro.blogspot.com.es/2016/04/restaurante-la-navaja-gallego-p...

25/01/2016

Gallego-peruano

-Dejan pasar a perritos e incluso les ponen agua
-Local precioso y decorado con gusto
-Personal encantador
-Comida espectacular (tomamos buns de presa ibérica, navajas, tiradito de ají y las xouvas, todo increíble) y a precios razonables-Aire acondicionado

Volveremos para probar los cócteles

zama

Sonará mal, pero yo no entro en restaurantes donde son bienvenidos los perritos

5 de agosto de 2015

Calorie Solanas

Tú te lo pierdes :D

5 de agosto de 2015

Alexo

A mi me pasa como con los niños.... depende de los perritos!!

5 de agosto de 2015

acme

Guau!. A mi me pasa lo mismo que a zama

5 de agosto de 2015

Miss Migas

Muchas veces es mejor un perrito que no moleste que un niño que llore, o que no pare de dar el coñazo.

5 de agosto de 2015

acme

compro!

6 de agosto de 2015

Calorie Solanas

Genial, así no coincidimos :D

6 de agosto de 2015

Cristina

Hay muchos adultos peores que niños y perros...

13 de agosto de 2015

Gloria in the sky

No es problema ni de niños ni de perros, sino de padres de los primeros y dueños de los segundos. Dependerá de que sean cívicos o no.

13 de agosto de 2015

nindiola

Gloria in the sky, toda la razón del mundo. Aunque dan menos lata los perros que los niños (en general)

19 de enero de 2016

spider72

yo no tengo problema en que dejen pasar perros pero que les den agua me parece excesivo

19 de enero de 2016

Calorie Solanas

Me parece una opinión deleznable que denota poca humanidad.

25 de enero de 2016

nindiola

Cual de ellas?

25 de enero de 2016

Calorie Solanas

Pues la de Spider72.

25 de enero de 2016

spider72

Hombre @Calorie...un pelín totalitaria tu opinión. Yo no tengo nada en contra de los perros, pero que pongan platos de agua en un local de restauración me parece demasié. Pero vamos igual de pasote como que me exijan chaqueta en Jorcher o que no dejen pasar carritos de niños en Nakeima, por pensar en reglas lolailas.

Pero vamos que veo que la libre opinión no es lo tuyo, querida amiga.

25 de enero de 2016

Calorie Solanas

bit.ly/1K6GM62

25 de enero de 2016

spider72

Ahí me pillas. A tumblr le faltan demasiadas vocales para yo lo entienda. Aún así, y suponiendo que sea ésa la gracia, nodboy takes care to my statement, pero en cambio imagino que lo de decir que "mis opiniones denotan poca humanidad" son vitales para la evolución de una red gastronómica.

¡respeto para esta araña!. Tengo 8 patas, pero también un corazón, aunque sea de insecto. :D

Anda @calorie no te enfades, a veces es bueno el hacer un ejercicio de estar "in my shoes". Nada es blanco o negro en esta vida. Los perritos son guays, pero no a todo el mundo le gustan en los restaurantes, lo que no quiere decir que disfruten con las carreras de galgos.

25 de enero de 2016

Pamplinero

A mí también me molesta tener que soportar animales en un restaurante y mi opinión también puede parecerte deleznable (que tiene poco valor) pero no despreciable (que merece desdén) porque es una como la tuya. Simplemente no iré a sitios en los que prefieran tratar bien a la mascota de un cliente que a otro cliente en el mismo establecimiento que no desee compartir su comida con un animal por el que no siente un cariño especial.

25 de enero de 2016

spider72

y no te olvides de lo de "poca humanidad".

Que eso me ha llegado a la patata.

25 de enero de 2016

1Falces

Aún me acuerdo de un pastor alemán en el Buns&Bones corriendo hacia la cocina con vehemencia al oler la carne a la brasa. Qué guay, perros por la cocina, qué higiénico y moderno.

25 de enero de 2016

Pamplinero

Humanidad >>>>>> Higiene

¿Pero qué somos? ¿Nazis?

25 de enero de 2016

spider72

Bien traído, crack.

25 de enero de 2016

EandradA

El perro de Buns&Bones se sintió ofendido por el nombre del establecimiento, solo quería reivindicar sus derechos perrunos. Lo que no se sabe es que el perro no volvió a salir de la cocina y que esa noche vendieron un montón de bocatas deliciosos.

25 de enero de 2016

Avelio

Lo siento pero a mi tampoco me mola comer con perros a mi lado. En mi pueblo a los perros se los quiere mucho porque trabajan como campeones con el ganado, pero no entran en la casa, se quedan fuera si hace buen tiempo, y si no en el corral donde tienen su sitio y todos tan contentos.

25 de enero de 2016

spider72

un pueblo deleznable e inhumano. No digo más.

Y si supiera te mandaba otro Tumblr de esos.

25 de enero de 2016

Sarah Connor

Vete empezando por este Spider: quickmeme.com/img/c1/c1023d99eb89c5ab3b9d91a259d2d6405020901a7e9... XDDDD

25 de enero de 2016

Sergiete

¿Y no es tan sencillo como que no hay una opción buena o una mala, simplemente hay libertad de abrir un local permitiendo o prohibiendo perros, de ir o no ir a esos locales, y de que te guste o no te guste?. A mi me encantan los perros pero respeto a la gente que he conocido que les da asco, rechazo o miedo, es tan sencillo como esto. Igual que hay gente que echa pestes de sitios simplemente por el tipo de personal que lo frecuenta. ¡Viva la libertad!

25 de enero de 2016

EandradA

Sergiete... ¿tú eres libra, no?

25 de enero de 2016

spider72

joer pues eso digo yo libertad pero sin faltar!

25 de enero de 2016

Sergiete

No soy libra por algún extraño error, pero si soy de los que no tiene el más mínimo prejuicio en ir a sitios con perros, o donde los prohíben, ir a sitios cutres, finolis, plagados de pijos, de obreros, gays o perro flautas. Incluso con un pelín de esfuerzo sería capaz de comer con niños lloriqueando al lado e incluso con el borboteo de un perro bebiendo en un cazo jajaja. Soy sufridico. Incluso iba al Casa Pepe (aka el guarro) y disfrutaba tomando unas cañas encima de la cama de huesos de alitas y manteniendo la mirada sin inmutarme en el mejillón del meñique del bigotes de pelo relamido. Así soy yo... ;-P

25 de enero de 2016

Sarah Connor

Como el Chuache en Predator, un tío duro, que sabe torear en cualquier plaza, di que sí. XDDD

25 de enero de 2016

04/06/2016

Servicio amable y atento, me gusta el estilo del bar, la comida estaba rica, pero me quedé con hambre....