Ordenar por:

relevancia fecha

28/05/2018

Cocina de vanguardia

Gran experiencia en Novodabo, empezando por el pequeño palacete donde se ubica, siguiendo por su Menú Degustación y terminando por la recomendación de un vino muy curioso como fue Sed, un vino de Monegros.

Como anécdota que dio si cabe algo más de emoción a la cena, nos cambiaron un entrante y un postre. No nos importó, ya que el ravioli de cigala no sé cómo estará, pero la vieira en tempura que nos dieron en su lugar fue uno de los éxitos de la velada.

Quizás mejor para mí la lubina que el cochinillo como segundos platos, aunque ambos rayaron a buena altura.

De postre también nos cambiaron la famosa tarta de limón por un pastelito de mango que también estaba brutal. Nos quedamos con las ganas de la tarta de limón pero el mango no desmereció en absoluto.

Al final, 60€ (IVA no incluido) más el vino y una cañeja previa, se va un pelín de precio. La próxima vez yo optaría por el Menú Gastronómico para ahorrar un poco y no salir rodando como esta vez...

08/01/2016

LUIS LAFITTE lo descubrió en junio de 2008

Imprescindible en Zaragoza

Su nueva ubicación es un acierto. Su usar previo, cerca de la Romareda era verdaderamente incómodo. Un local, el nuevo, antiguo y bello, con ese cuajo novencentista que invita al placer para cualquier cosa, desde comer hasta escuchar música. Era un día previo a Nochebuena, comedor lleno y a pesar de todo, le servicio fue bastante correcto y el espacio entre mesas ahogaba el ruído de alguna mesa multitudinaria.
La comida, elegimos un menú denominado Gourmet, a la altura del ude conocí en su anterior ubicación. Dos platos con foie, realmente impecables y la carne realmente buena, una verdadera delicia. El postre puede mejorar, pero fue un buen colofón. El vino perfectamente servido, el café haciendo honores a lo esperado.
Un Sol Repsol y seguro en la lista de la Michelin. Creo que lo merecen. El precio, ajustado a lo esperado.

29/08/2015

top 10 zaragoza. A por la Estrella!

ACTUALIZACIÓN AGOSTO 2015
Tenía yo ganas de disfrutar de la nueva ubicación y terraza del Novodabo.

Tienes varios menús, pero nos decantamos por la carta. Tienes además la posibilidad de coger medias raciones.

En el aperitivo de la casa, rico el boqueron con coca, la sopa de melón quizá le falte frío y curiosa la aceituna rellena de vermut. La oblea, ni fú ni fá.

Excelente tartar de atún, (una pena que ya no quedaran antxoas), buenas las vieiras y ojito a las croquetas de jabugo.
En los segundos, la merluza de pintxo, aunque excelente materia prima, faltaba sabor, y el secreto de don Arturo, impresionante, riquísimo.
En los postres, la "otra tarta de manzana" está buena, pero quédate con el chocolate, porque lo bordan.
Carta de vinos completa, a precios razonables.
Hoy en día, en cuanto a terraza y junto con el River Hall la mejor de Zaragoza.

Buen servicio, atento, amable y sin florituras.
Hablando después con David, te das cuenta de la ilusión y el interés por mejorar día a día.
A por la estrella!

Precio: 158€
Habrá que volver. Y en breve.

*************************************************************************************************************
se come en la planta de arriba, decoración moderna acogedora y con un servicio fantástico.
Tienen una amplísima carta de vinos, con referencias curiosas en riojas y duero, a un precio moderado: 4.
menú ejecutivo: 32€.
una carta más bien amplia, un restaurante donde las raciones no son exageradas, más bien "minimalistas" pero muy bien cocinadas, una gran materia prima.
riquísimas las manitas de cerdo rellenas, buen bacalao, y un arroz con bogavante, rico.
especial mención a los postres, espectacular una especie de brownie.
precio en carta: 65€.
Lleva un año abierto, y se ha hecho ya hueco en esto de la hostelería en zaragoza, el dueño trabajó con pedro subijana en el afamado akelarre.
un lugar para conocer y celebrar algo especial.

08/01/2011

Alta cocina, increible!

Un restaurante en Zaragoza de mucha categoría, muy buen servicio, comida buenísima y lugar muy agradable.
Cenamos el menu degustación, 3 entrantes, pescado y carne, y 2 postres. Cantidades muy bien, los postres muy digestivos, y muy buenos.
Es una sitio muy recomendable para celebrar algo especial, precio: con menu degustación, 2 botellas de vino buenas para 5, salimos a 72 euros por persona. Es caro, pero se paga el servicio, la innovación y la preparación de la comida. Muy recomendable

21/03/2011

Lujo accesible

Un sitio muy bien puesto, excelente para comida de negocios o cenita romántica.

El servicio muy atento, y la carta original combinando lo tradicional con la vanguardia.

En mi opinión solo 2 pegas: cerveza heineken y el aire acondicionado un poco ruidoso, pero el sitio es un lujo. Por 190€ comimos 3 personas y su equivalente en Madrid hubiese sido d 100€ por barba. Un acierto

09/01/2010

Restaurante moderno, de lo mejorcito de autor.

Nos acercamos esta vez a uno de los pocos restaurantes que hay en Zaragoza para un público minoritario: personas a las que no saben que estamos en crisis o que no les importa gastarse mucho más dinero de lo normal para comer.

El resultado de comer en este restaurante es caro, muy caro, pero comí bien, muy bien... y me compensa para una vez y si me sobrara el dinero y el restaurante me cayera más cerca (el sector Romareda no me viene nada bien) quizás podría repetir alguna vez más para comidas o cenas especiales.

Siguiendo la estela del restaurante Bal Donsera, Novo Dabo cumple con los requisitos para que personas tiquiminosas y modernas se sientan a gusto comiendo en un entorno de nivel alto.

Más info y crítica:
ril.es/restaurantes/zaragoza/novodabo.html

05/01/2010

Pues... me ha dejado algo frío...

Según va pasando el tiempo tras la visita al restaurante, voy apreciando cosas de las que no disfruté durante la comida, ni inmediatamente después de la misma.

Creo que las altas expectativas con las que iba, tras leer las críticas favorables del restaurante de David Boldova, jugaron en mi contra, y en contra de Novodabo. También jugó en contra suya que determinados platos que habíamos visto en la web y que íbamos con intención de probar ya no estaban en la carta.

Pedimos a la carta, la ensalada de bogavante y las migas de primeros, y la hamburguesa royal y el rape con arbequina de segundos. Quizás mi error fue pedir platos fríos en un día tan frío, ahora voy explicando el porqué.

El bogavante, generoso en la ensalada, aunque las hojas de lechugas variadas no estaban en su mejor momento; vale que en una ensalada de bogavante lo que tiene que estar bueno es el bogavante, pero si lo pides en ensalada esperas vegetales que estén a la altura, y no era el caso.

Las migas, excelentes en su presentación, con tres cubos de gelatina de chorizo y la gelée de moscatel. Sin embargo, no resultaron agradables de comer, al venir las migas templadas y ser, tanto la gelatina como el gelée, fríos. El plato se quedó frío enseguida, y no entraba bien en un día de invierno. Creo que debería servirse con las migas muy, muy calientes para contrarrestar la temperatura de los otros acompañantes. El sabor del gelée, además, mataba todo lo demás, con un intenso sabor a alcohol, más que a uva.

La hamburguesa royal, excelente, tanto en presentación, como en calidad, como en sabor. Se presenta en una fuente alargada con dos bocados distintos, una preparación de steak tartar muy conseguida, y una hamburguesa con un pan de claras, rúcula y otros acompañamientos. De nuevo un plato templado (el tartar) al que se une que la hamburguesa que sólo estaba templada. Nada que achacar aquí al restaurante, sino a mi elección...

El rape con arbequinas y empeltre se presenta en ración generosa acompañado de patés de ambas aceitunas, y de nuevo algo escaso de temperatura, aunque resultó el mejor plato de todos. Muy conseguido.

Para rematar mi "frío", en el postre (sopa de chocolate con helado de plátano) esperaba yo un chocolate caliente que fundiera el helado, pero no; la sopa de chocolate era fría, muy fría, demasiado aguada y cansaba a la cuarta cucharada. El helado, fino y sabroso.

El precio tampoco acompañó; 120 y pico, dos personas, sin vino.

Creo que tuve muy mala suerte con mi elección, y aunque parte de la culpa probablemente la tenga también el restaurante por la temperatura a la que sirvió los platos, puede que haya sido algo puntual. Supongo que repetiremos, pero dejaremos pasar algún tiempo.

Comentar que nos entró por la vista, en la mesa de al lado, el arroz caldoso de bogavante, más que nada por el perolón que les sirvieron (dos personas repitieron dos veces, y creo que aún sobró). Por si a alguien le interesa.

Y un aviso: no os fiéis de su página web. A día de hoy (enero de 2010), muchos de los platos que aparecen en ella ya no están en la carta, y hay otros nuevos. Y aunque en la web aparece un menú degustación, nos confirmaron que lo cambian cada día (de hecho la camarera nos negó que en su página web hubiese un menú degustación).

En resumen, ahora recuerdo con más cariño los segundos platos, bien conseguidos, buena calidad de los ingredientes principales, raciones aceptables, en algunos casos generosas, y RCP mejorable, comparada con otros locales de la ciudad con pretensiones similares.

24/12/2009

Excelente Restarante NOVODABO

Fundamentalmente la idea de las MEDIAS RACIONES sobresale en este Restaurante tan de moda en Zaragoza. Moda merecida

06/10/2011

Dentro de la escasa oferta gastronómica zaragozana, sin duda una apuesta casi segura. Que es mucho decir. El menú express y los cursos de cocina otro punto a su favor. David, un tío encantador y buen profesional.

23/05/2010

profesión e innovación

buena trayéctoria de este restaurante el cuál te sorprende con sus platos de nueva y tradicional cocina, sé puede resumir en un restaurante con ganas de buen hacér. platos con buen sabor de sofisticación.

20/07/2009

Muy buen restaurante

Un restaurante muy recomendable para visitar en Zaragoza
Pedimos como entrante yemas de esparrago blanco con láminas de foie y un plato de jamón ibérico al corte, ni que decir tiene que estos entrantes estaban deliciosos y empezar así la comida merecía que las elecciones del resto de los planos no bajaran de este nivel.
Unas migas a la pastora y un carré de ternasco acompañado de nube de patata, jugo reducido y trufa, nos hicieron disfrutar enormente de esta comida y pedir un postre que pusiera la guinda a este magnífico menú.
Nos encanta el chocolate y pedimos sopa de chocolate ocumare con helado de platano.
Estaba excelente y decididamente anotamos en nuestra agenda este restaurante para cuando volvamos a Zaragoza volverlo a visitar.

17/02/2009

Restaurante Novodabo

Novodabo cumple un año y se consolida como uno de los restaurantes mejor valorados de Zaragoza.

David Boldova, un joven y reconocido chef aragonés, ha creado un nuevo concepto global de restauración.

Sigue leyendo en DecoEstilo:
decoestilo.com/restaurantes/restaurante-novodabo-en-zaragoza

26/02/2010

ha cumplido mis expectativas... sitio acogedor, buen servicio y comida rica rica, innovador, pero se come, cantidades moderadas y precio asequible

17/07/2008

Buenísimo, el sitio precioso, y la comida y el trato también