Restaurante Oviedo

Ordenar por:

relevancia fecha

23/11/2017

Restaurante Oviedo. El cachopower sigue de moda.

Y es que la moda de los cachopos parece que llegó para quedarse y para ocupar otro de los lugares en el podio de la cocina asturiana.

Son varios los factores que han llevado el cachopo hasta el éxito y la popularidad más elevada.

En primer lugar y lo más importante es que con buena materia prima y bien hecho es un plato rico y sabroso. A esto además hay que sumarle su no complicada elaboración y que por lo económico que resulta, y por tanto accesible, llega a todo tipo de público. Y por último, que por la cantidad en la que se sirve contenta a comedidos y glotones. Ahora sí tienes todos los ingredientes de la receta del éxito.

En esta ocasión nuestros pasos nos llevaron hasta uno de los dos locales del Restaurante Oviedo (Paseo de Yeserías, 45), un rincón asturiano de corte tradicional, tanto cocina como sala, donde poder probar esas especialidades de tan maravillosa tierra…

Sigue leyendo en...

gastrobloggia.com/2017/11/restaurante-oviedo-el-cachopower-sigue...

14/01/2015

Familiar, tradicional, asturiano

Estuvimos el 15 de noviembre de 2014.

Durante dos semanas sobre esa fecha había jornadas del cachopo en distintos restaurantes asturianos de Madrid. Como este nos quedaba cerca de casa (relativamente) nos fuimos un domingo a comer.
El camarero no tenía muy claro lo de la oferta cachopera + sidra y nos vendió la moto conque era un cachopo para dos personas pero pequeño y demás así que pedimos un menú a 25€ pax. que incluía de todo.

De aperitivo nos pusieron patatas fritas y un par de croquetas (o algo parecido), luego había un aperitivo, patatas con cabrales, ensalada de queso de cabra, foie de pato, daditos de rape rebozados y por fin el cachopo. Incluía una botella de sidra, postre y licores.
Aquello parecía el menú de una comunión de 1988, todo estaba bueno pero la presentación de los platos era en plan menú del día de polígono y la cantidad fue exagerada.

El restaurante estaba lleno de familias, tres generaciones unidas poniéndose finos en el Oviedo, grupos de amigos de menos de 30 siguiendo la tradición de sus padres, parejas de mediana edad dándose un festín de domingo... y nosotros (que cada uno nos incluya en el grupo que crea).

21/03/2011

Tardones....

Reservar a las 15:30 y que te den mesa pasadas las 16:00 es algo que ya te predispone mal. Más de media hora de espera, de pie, en un local a rebosar y sin más explicación que "es que no les vamos a echar", no ayuda.

Comida habitual en un asturiano, quizá algo más cara de lo habitual.

Para los vegetarianos que se dejen seducir por un "crujiente de verduras" buscando algo sano, avisarles que son verduras rebozadas y fritas.

No repito.

12/02/2012

Un buen restaurante asturiano de barrio.

Es un buen restaurante asturiano de barrio. Y esto supone connotaciones positivas y menos positivas. Entre éstas últimas, está una decoración discreta, bastante bullicio y una comida qué para unos es un poco lenta, pero para otros les parecerá relajada.
Pero Lo importante es la comida, y es bastante buena. Comenzamos con habitas con jamón, pequeñas y ricas, con una yema de huevo como toque novedoso. Seguimos con un pate mejorable pero con una mermelada de higos muy sugerente. Los chopitos bien fritos pero le sobraba un golpe de sal. Los boletus rebozados responden bien, sobre todo por la mezcla con el alioli. La ensalada de bacalao era refrescante. Los segundos nos convencieron. La carne a la piedra muy rica. Buen punto al lenguado qué te preparan en mesa, lo cual es de agradecer en un local "de barrio". El carpaccio de buey correcto. Al bacalao al pilpil le pongo un pero, ya qué no parecia ligada la salsa sino derramada sobre el pescado, qué si tenia un buen punto de cocción y sal. Los calamares rebozados, simplemente un 10. Las fabes qué de primero pasamos a segundo, excelentes. Los postres aceptables. El arroz con leche brillante, la leche frita mejorable Si la masa pierde densidad. Las natillas ricas pero el color anaranjado hace dudar. El crepe curioso al mezclarse con naranja. El servicio muy agradable. Es cierto qué la comida se alarga pero estaba lleno a reventar y eso se paga. En fin, Lo dicho, me encantó como un buen asturiano, con productos de calidad y buena factura. Hay qué repetir. Por cierto, vimos comer el arroz con bogavante y el aspecto del plato y de los comensales, invita a pedirlo la próxima vez.

15/03/2008

313131 lo descubrió en marzo de 2008

Bar restaurante de los de toda la vida, con menú a 10 euros entre semana. Los camareros son majos y la comida está rica. No hay semana en la que no quede una o dos veces para comer allí con un par de amiguetes.